• Independentismo excluyente y españolismo cerril

  • Publicado el 31 de octubre de 2008
  • Sinceramente no sé qué es peor, si Juana o la hermana. Lo que sí sé es que a fin de cuentas vienen a ser el mismo perro con distinto collar: estar en posesión de la única verdad, está conmigo o es mi enemigo, los hechos ni se debaten ni se cuestionan, quien no piensa como yo está fuera de la realidad… En definitiva, cerrazón y pobreza intelectual, no respeto hacia el disidente.

    El caso del españolismo cerril y uniformador es lógico y hasta normal porque esa concepción de las cosas es hija de un profundo complejo de inferioridad y del miedo que lleva aparejado. Para esos españolistas Canarias simplemente no existe como entidad ni como pueblo, Canarias no es. Sin embargo, al que de verdad me cuesta entender es al independentismo excluyente, porque este plantea la necesaria superación de los modelos y la situación actuales, para acto seguido caer en el reduccionismo y la exclusión: lo verdaderamente canario es únicamente lo anterior a la conquista, todo futuro político que no pase por la independencia es indigno, se es canario atendiendo a razones de tipo étnico, rencor hacia lo español o lo europeo… Puro escapismo en ambos casos.

    Como explica José Miguel Perera en este artículo, ambas posturas son un lastre pesadísimo y nocivo para el desarrollo de Canarias y para el florecimiento de un pensamiento crítico canario que ya existe pero que se encuentra disperso, marginado, falto de difusión y sobretodo falto de articulación. Un pensamiento autocentrado, es decir, con los pies en la tierra, pegado a la realidad que se da en Canarias y no a miles de kilómetros de distancia. Un pensamiento incluyente, según el cual canario es quien trabaja por construir un bienestar para el archipiélago, independientemente de su ideología política, de su lugar de origen o de cómo pronuncia la Z. Un pensamiento responsable que exija que las decisiones que afectan al rumbo que siga Canarias se tomen en Canarias, al tiempo que se asumen los propios aciertos y errores, sin culpar sistemáticamente a “los de fuera” cuando vienen mal dadas, con responsabilidad para decidir pero también para asumir fracasos. Un pensamiento consciente del inmenso potencial que atesora Canarias en su gente, en su desarrollo tecnológico, en su situación geoestratégica, y que huya de tópicos nefastos y falsos como la lejanía. Un pensamiento que, en resumidas cuentas, nos ancle de una vez en el siglo XXI y no en fórmulas de desarrollo obsoletas, y nos convenza de que tenemos la obligación de tomar las riendas de nuestro futuro, sin tutelas y en defensa de nuestros legítimos intereses, y no los de otros.

  • Se habla de ...

  • Iván Suomi
    Iván Suomi nació en Gran Canaria y se crió entre el barrio capitalino de La Isleta y el pueblo de Las Lagunetas, en el municipio de San Mateo. Ha estudiado y residido en varios países europeos, con estancias más o menos largas en Finlandia, Alemania y Bélgica. Interesado en todo lo que conforma la visión e interpretación canaria del mundo y apasionado de las actividades en naturaleza. De esos que no destacan en la parranda, pero que siempre están.
    comentarios
    1. antiespañolista dice:

      El problema de la cuestión nacional en Canarias no se basa en una reivindicación étnica, es una cuestión económica y de clases sociales.
      Canarias es una nación oprimida y hay una base objetiva que así lo determina, pero es una razón puramente económica, un estado que oprime a una nación por dinero, simplemente.
      La contradicción principal es que el trabajo que realizamos los trabajadores Canarios en un marco social, los beneficios los obtienen otra clase social, la burguesía canaria y el imperialismo europeo.
      Para mantener esa mentira es necesaria una base ideológica que legitime la opresión de un estado a una nación: esto es españolismo, que es lo que usted predica.
      La reivindicación nacional es causa efecto de la opresión nacional, no al revés. Las naciones y los estados no son una categoría histórica eterna. Tuvieron su principio, y tendrán su final, pero no en el marco del actual sistema fascista español.
      Lo que la clase trabajadora española y usted debe entender, es que lo único que nos une con ustedes o vosotros es nuestra condición de trabajadores, pero no de nación. Saludos, sean internacionalistas y no prediquen el españolismo, que a fin de cuentas solo benefician a la clase dominante.

    2. Josemi Josemi dice:

      En mi opinión, la excelente entrada de Iván Suomi apunta a causas más profundas que la estrictamente económica, sin quitar importancia a esta última. En este sentido, despliega una panoplia de elementos objetivos y subjetivos en los que se dirime la contradicción de un ser canario que no puede alcanzar su plena realización en el actual marco social. A partir de ahí, sinceramente, no soy capaz de encontrar en qué momento el autor de la entrada “predica el españolismo” y, por ende, beneficia “a la clase dominante”. Un saludo y gracias por pasarte, Antiespañolista.

    3. Iván dice:

      Gracias por el comentario y por las ganas de debatir, Antiespañolista. En el tono de mucho de lo que dice podemos coincidir, quizá no tanto en los términos. En cualquier caso, sí estamos de acuerdo en que la cuestión nacional no es una reivindicación étnica, ni lo debe ser.

      También creo que la explotación económica exterior, tradicional en Canarias, es gran culpable de mucho de lo que pasa, pero no es la única fuente de problemas, al menos no en los tiempos que corren.

      Lo que sí que no entiendo es cómo he ejercido yo de españolista con lo escrito, ahí me sorprende usted. Precisamente creo que no sale bien parado el españolismo del artículo. Si me lo pudiera señalar más concretamente, se lo agradecería, y así seguiríamos hablando.

      Saludos y nos vemos por aquí

    4. Howling Wolf dice:

      Antes que nada dejar claro

    5. Josemi Josemi dice:

      Bueno, pues nada, quedó claro,… 8-) Repítelo Howling, mi niño, un saludo.

    6. Howling Wolf dice:

      Uff me salió el primer comment, ahí a la mitad xD.

      Lo que quería decir es que dejo claro, antes de comentar, que ni tengo especial tirria por los comunistas ni dejo de ser independentista, pero reconozco que me quema mucha gente que es incapaz de ver que Canarias la construyen todos los canarios y que tiene que haber un mínimo consenso, antes de que chillen Canarias libre y socialista! y una retaíla de vocabulario decimonónico o tópicos de la guerra fría. El señor Antiespañolista, por ejemplo, y su izquierda fantástica parece que saben todos nuestros males, que bobos que somos todos los que estábamos antes… no? Parece que son sólo ellos los que llegan a tan magnificas conclusiones.

      Como me gusta decir, la economía y la política vienen y van, nunca serán más importantes que el pueblo (por mucho que prediquen que el pueblo esto o lo otro) ni más duraderas, así que a los que nos quieren imponer un modelo, un sistema o una identidad teóricas que se ajusten a su simples gustos o preferencias, habrá que decirles que miren como está de verdad la cosa, fuera de los libros, los manifiestos y las portadas de kaosenlared. Este país tenemos que hacerlo unidos, aunque no nos gusten nuestros colores o tendencias, ni el más capitalista ni el más comunista dejan de ser igual de canarios y tienen EL MISMO derecho a reivindicar la Canarias que quieren. Cualquier otra idea es parcial, inmadura, irrealista.

      Un saludo, y al debate.

    7. Josemi Josemi dice:

      Genial, Howling, menos mal que volviste por aquí. Creo que la entrada se puede malinterpretar, y de hecho está ocurriendo, si uno no lee con atención. Se critica un fenómeno como el “independentismo excluyente”. Bravo por ello. Ahora bien, ¿son todos los independentismos por fuerza excluyentes? ¿No hay cabida para un independentismo no excluyente, de alta calidad democrática? Nada dice el autor en contra de ello, que no critica el independentismo a secas, como opción política tan legítima como cualquier otra. Yo soy de la opinión de que es perfectamente posible y seguramente necesario otro independentismo. A partir de ahí, quien se sienta atacado por los ataques al independentismo excluyente debe preguntarse la razón de tal asunto. ¿Será porque engrosa las líneas del mencionado independentismo excluyente? Un saludo, Howling y ánimos con el blog.

    8. Iván dice:

      Ese Howling!!! Me alegro de verte por aquí compañero, gracias por el comentario. Coincido plenamente con lo que dices.
      En la entrada no se hace crítica ninguna al independentismo, muchos de cuyos postulados comparto y que considero opción válida e incluso muy interesante para Canarias, pero que como todas tiene ventajas e inconvenientes.
      Lo que no comparto es que se considere el independentismo como única opción válida, que invalida todas las demás. Eso es excluir al que no piensa como nosotros, aunque estemos muy próximos; eso es negarse a debatir, y por tanto negarse a construir. Eso es independentismo excluyente, con el que no tengo nada en común. Con el independentismo a secas sí lo tengo, aunque personalmente no sea necesariamente independentista. Hay que dar muchos pasos en el marco actual antes de plantearse trascenderlo. Una vez dados esos pasos, llegará el momento de decidir. Y canarios con derecho a decidir lo somos todos, independentistas o no.
      Decir que la entrada es españolista, donde digo que el españolismo cerril equivale a complejo de inferioridad y miedo… es cuando menos una interpretación imaginativa.

      Ánimos para Soberanía y un saludo

    9. Howling Wolf dice:

      Bueno, ciñéndonos al tema del post, porque antes me tiré más al rollo de las tendencias políticas, diré que el nacionalismo puede ser tan incluyente como otra tendencia, de hecho ¿que sentido tiene ser internacionalista si no va entre naciones la cosa? No se puede ser inter-nada si no se cree en la unidad mínima de la que se está hablando. Sé que eso no implica ser independentista, pero podría ser el caso.

      Para encontrar nacionalismo “incluyente” sólo hay que buscar entre los que están tan seguros de su identidad como para vivirla sin complejos y sin necesidad de negar la de otros, menospreciarles o inventarse complejas conspiraciones históricas que justifiquen un enfrentamiento. Por desgracia, la opiniones son a veces tan inmaduras e irracionales…

      En cuanto a negar la parte de la historia que no nos interesa, por suerte es algo que los más cerrados están empezando a comprender, no somos los de hace 500 años y eso hasta el más guanchista lo acaba notando.

      Por último te comprendo perfectamente y me solidarizo contigo Iván, cuando te ves en la tesitura de ser llamado españolista aunque bien te esforzaste en ser lo más equidistante posible en la entrada. Y es que uno puede soltar 80 Canarias libres en un texto, que si no te cebas con el rey, el papa, ZP y los pones de fascistas para arriba (otra cagada de la izquierda ahora, parece que está de moda decir que el que les lleva la contraria es un fascista) es que estás ahí simpatizando con el enemigo

      En fin, un saludo a los tres, este blog va, si señor. Al mío ya le daré caña, quizá mañana.

    10. Josemi Josemi dice:

      Enhorabuena, Howling, una vez más por tu comentario. Creo que das en muchos clavos y que está bien que así sea, para ver si entre todos vamos dando con un estilo de pensamiento acorde a las necesidades de la Canarias del siglo XXI. Ese estilo debe ser incluyente, pluralista,… o sea, en el polo opuesto de los autoritarismos antipluralistas tan al uso que descalifican al contrario sistemáticamente por “fascista, españolista, colonialista,…” y tantas lindezas más. Y en cuanto al papel que debe jugar nuestro pasado aborigen en la conformación del ser canario actual soy partidario de seguir a Manuel Alemán cuando propone su integración crítica en el presente. Un abrazo y nos seguimos viendo.

    11. Iván dice:

      En todo esto hay algo que me parece muy contradictorio, y es que el independentismo excluyente dice bregar por Canarias, pero luego parece estar centrado en lo exterior: España, la dicotomía dependencia-independencia (o sea, el referente es algo externo), el capitalismo impuesto (desde fuera)…

      Yo pienso que el punto de partida ha de ser Canarias, y no “lo exterior”. El trabajo hay que hacerlo aquí, entre nosotros. ¿Cómo hablar de independencia sin conciencia autocentrada y sin identidad? La tarea está ahí y no en otro sitio, en tomar conciencia de quiénes somos y dónde estamos. Cuando los canarios empecemos a tener claro que no somos ni La Rioja ni Murcia, sino que somos otra cosa; cuando empecemos a valorar nuestro tremendo potencial, en lugar de considerar siempre mejor lo de los otros; cuando empecemos a ver que nos irá mejor sin que nadie nos tutele, lanzando iniciativas nosotros que salvaguarden nuestros intereses, los de Canarias… Entonces podríamos empezar a considerar, desde CUALQUIER concepción política, si la actual relación con el estado es la que más nos conviene A NOSOTROS o no. Ese es el trabajo de concienciación que hay que hacer PRIMERO.

      Clamar por la independencia sin contar con esa base me parece estrambótico. Entre otras cosas porque la inmensa mayoría de canarios ya ve la independencia como una locura. No hace falta buscarse ningún enemigo fuera.

    12. Howling Wolf dice:

      Casi odio estar tan de acuerdo con alguien xD.

      El centro está aquí. Conozco “dependentistas” que tienen eso más claro de lo que lo tenemos muchos independentistas. Ya es hora que quitarle los pañales al nacionalismo nuestro, de quitarle el lastre del victimismo y de los eslóganes importados de tal o cual revolución. Hay que hacer Canarias aquí y ahora, con nuestro mapa y nuestras condiciones, ¿Qué puñetas hacemos mirando para fuera, y la casa por barrer?.

      Y ahora a escuchar el podcast, un saludo.

    13. Josemi Josemi dice:

      Ja, ja, a mí también me asusta coincidir tanto con alguien: por una reflexión crítica canaria autocentrada, sí señor. ¡Cuántas veces el nacionalismo canario ha perdido el tiempo imitando modelos importados “que no son la solución”! Que usted disfrute el podcast. Salud, Josemi

    14. ALTAHAY dice:

      En la colonia canaria, no hay nada excluyente, sino que aquellos que se autodenominan “independentistas”, no tienen las pelotas bien puestas como los patriotas vascos, para luchar por la descolonizacion e independencia de Canarias. Todo lo demas son eufemismo demagogico que sobran en cualquier nacion colonizada, violada y expoliada.

    15. ivansuomi ivansuomi dice:

      Altahay, si con “luchar como los patriotas vascos” te refieres a lo que hacen cuatro mafiosos, que es asesinar a sangre fría gente que no comparte su ideario, aquí no tenemos nada más que hablar. Eso sí que es fascismo puro y duro.

      Ahora bien, si con esa lucha te refieres al nacionalismo democrático, a cosas como por ejemplo la iniciativa Ibarretxe, entonces sí que tendríamos mucho que hablar, ahí hay muchísima tela que cortar e infinitas implicaciones, buenas y menos buenas.


    uno × = 5

    Ser canario es simplemente/ ser del mundo desde aquí/ y asumir que se es así/ igual por ser diferente./ Ser canario es ser consciente/ de que hay más dolor que euforia/ en nuestro años de historia/ y es encarar el destino /sin arrancar al camino/ las huellas de la memoria. Yeray Rodríguez, docente, verseador y músico
    Call to action 300x250

    ¿Te gusta lo que hacemos en Tamaimos y quieres ayudarnos a continuar y mejorar nuestro proyecto?

    Puedes hacer una donación a nuestro proyecto. Más información aquí

    ¿Qué es Tamaimos.com? ¿Qué es la Fundación Canaria Tamaimos?

    Buscamos puntales. ¿Tienes inquietud por lo que pasa en Canarias y quieres expresarte a través de Tamaimos.com?

  • Batata News
  • Luis Miguel Azofra
  • Javier González Moreno
  • Aridane Hernández
  • Jose Ángel De León
  • Fernando Sabaté
  • Borja Rubio
  • Dácil Mujica
  • Echedey Farraiz
  • El pollo de Andamana
  • Pedro Rodríguez
  • Nicolás Reyes González
  • Álvaro Santana Acuña
  • Jesús Giráldez
  • Miguel Páez
  • Pilar C. Casi
  • Sólo tienes que compartir nuestra filosofía y contactar con nosotros.