Semanario Crítico Canario
Agustín de Bethencourt en San Petersburgo

Este artículo lo publica

Agustín Bethencourt (Tenesor Rodríguez Martel) nace en Gran Canaria en 1972. Estudios de lengua y cultura rusas en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria . Vive en Moscú de 2002 a 2007. Tras 8 años viviendo en Bruselas, en 2016 se muda a Viena, desde donde sigue muy de cerca la realidad de Europa Central y Oriental. Miembro fundador de la revista Tamaimos y de la Fundación Tamaimos.

Opinión

Agustín de Bethencourt en San Petersburgo

Un amigo me envía un artículo sobre la presentación de un libro sobre Agustín de Bethencourt en San Petersburgo.  Esta iniciativa, respaldada por el programa Septenio del Gobierno de Canarias, me parece bien y en esta línea creo que se debería seguir. Estuve en la presentación del libro que se hizo en Bruselas y tengo que decir, sin embargo, que salí de la misma decepcionado: se realizó en una pequeña sala y la entrada al mismo era restringida. Además, Isidoro Sánchez leyó un texto durante casi cuarenta minutos, quitándole protagonismo al autor (además de tiempo y paciencia al auditorio). Espero que este no sea el caso en San Petersburgo.

Otra cuestión que me viene a la mente es: ¿cuánta gente conoce en Canarias la figura de Bethencourt? ¿La conocen en profundidad al menos nuestros ingenieros? Porque esta sería quizá una labor prioritaria: que cada niño canario conociera quién fue Agustín de Bethencourt.

En definitiva aplaudo la labor del autor del libro (desde aquí, una vez más, mi felicitación) y la iniciativa de la Consejería, al tiempo que cuestiono el alcance real de este proyecto de minipresentaciones selectivas con cámara de televisión  de por medio trucando los “superefectos” de lo ocurrido.

No dejen de leer lo que puedan sobre Bethencourt: es un personaje digno de la mejor novela histórica o del mejor guión de Hollywood.

¡Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Este artículo lo publica

Agustín Bethencourt (Tenesor Rodríguez Martel) nace en Gran Canaria en 1972. Estudios de lengua y cultura rusas en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria . Vive en Moscú de 2002 a 2007. Tras 8 años viviendo en Bruselas, en 2016 se muda a Viena, desde donde sigue muy de cerca la realidad de Europa Central y Oriental. Miembro fundador de la revista Tamaimos y de la Fundación Tamaimos.

Reacciones
  • Totalmente de acuerdo, Tenesor.
    Más de una vez me he preguntado dónde duermen los cientos de libros que son editados con apoyo de una institución pública (ayuntamiento, Cabildo) y que son presentados en este tipo de microespacios.

    Muchos son libros modestos, sin aspiraciones, pero que ayudan a todos los canarios a recordar. En la facultad de Humanidades, recuerdo ver uno dedicado a la denominación de los colores de las cabras en Fuerteventura. Lo abrí, sorprendido por lo específico del tema, para descubrir un auténtico tesoro del vocabulario y las tradiciones majoreras.

    Sin embargo, el caso de Agustín Bethencourt, cuya vida fue realmente de película, trasciende a todo lo anterior. Como canarios, conocer y asimilar quién fue y lo que representó, contribuiría a la eliminación de algún que otro complejo.

    Un saludo afectuoso

  • Tengo entendido (y espero que sea así) que desde que existe La Librería del Cabildo, en Gran Canaria, ya no se da ese espectáculo lamentable de los libros editados por las instituciones públicos cogiendo polvo y moho en los sótanos. No puedo decir nada de las demás islas en este sentido.

    No me cabe duda, Enanito peludo, de que a través del conocimiento (de nuestra historia, nuestra geografía, nuestros hombres y mujeres) llegaremos a ser libres. No hay libertad desde la ignoracia, no puede haberla.

    Eliminar complejos debería ser para nosotros como esa publicidad que aparece siempre antes del verano en las televisores de Canarias sobre métodos de adelgazamiento: nos haría sentirnos más ligeros y seguros.

    Un saludo y gracias por pasarte.

  • He aqui un ingeniero canario que nunca ha leido nada de este senor. Despues de todo no me extrana. Ando leyendo ultimamente algunas lecturas con perspectiva historica entre las relaciones entre metropolis y colonias. Mis reflexiones me llevan a conclusiones preocupantes.

    Un saludo.

    • No soy el más indicado para hablar del asunto, pues mi conocimiento sobre Agustín de Bethencourt es superficial. Esta mañana, en la estación de Nuevos Ministerios, volví a ver el letrero que indica la salida a la calle Agustín de Bethencourt, una calle señorial y de postín,… mientras que en Canarias apencamos con fulanos sinvergüenzas como el General Franco, Juan Rejón, Pedro de Vera, etc. Ya nos contará usted qué tal esas lecturas y a qué conclusiones llega. Saludos.

  • Consideraria usted Canarias como una Colonia? Y si asi fuera, cual seria su hecho diferenciado con respecto al resto de territorios de Ultramar de lo que fue el Imperio Espanol?

    De todas formas, el senor Agustin no fue un “producto canario”, descendiente de colonizadores y formado de puertas afuera, con una educacion probablemente mas elevada que la de sus iguales canarios.

  • Hola, Bitdrain. Te deseo el máximo provecho en las lecturas en las que andas inmerso, y espero que compartas algunas de tus conclusiones con nosotros: te lo agradecería.

    Con respecto a Agustín de Bethencoourt, decir que no fue un “producto canario” me parece erróneo. Descendientes de colonizadores y de colonos son cientos de miles de canarios hoy día, y eso no los hace menos canarios. Nuestro país es un “melting pot” o crizol de razas donde la aportación normanda, en particular, y europea, en general, no puede ser menospreciada.

    Otro aspecto que citas me parece, sin embargo, más acertado. El de la enorme diferencia de clases que ha caracterizado la sociedad canaria durante siglos; algunos aspectos de esta división social pueden rastrearse todavía en la Canarias de hoy.

    Resumiendo: para mí, son tan canarios el ingeniero Agustín de Bethencourt, como el caudillo aborigen Doramas, el padre del nacionalismo canario Secundino Delgado o el tenor Alfredo Kraus. Eso es lo que caracteriza Canarias: que nuestra cultura asume y enriquece las aportaciones foráneas al mezclarlas con los elementos autóctonos.

    Un saludo y gracias por compartir tus reflexiones.

  • Lo que queria decir es que la contribucion de la sociedad canaria en su logro solo queda patente en su posible perfil social pero no en el academico, que todo cuanto logro lo tuvo que realizar fuera de Canarias.

    Nada de lo logrado parece haber sido influido por su canariedad. Quizas me equivoque.

  • Interesante lo que cuentan. Es obvio que Agustín Bethencourt no se formó en las islas, todos sabemos que en aquel entonces (y por siglos venideros) era casi imposible educarse en Canarias, al menos hasta ese nivel. El archipiélago era una colonia (en aquel entonces, sin duda lo era. Hoy… no exactamente igual, aunque es un debate que tengo por hacer), cuyo único fin era poner sus recursos al servicio del imperio. Para eso no era necesario invertir en la formación de la población.

    En cuanto a la canariedad de Bethencourt, me pregunto si su obra habría sido distinta de no haber sido canario. No sé si alguien habrá estudiado sus logros desde ese punto de vista, pero la verdad que me parece una cuestión extremadamente difícil de resolver.

    Sin embargo, cuando hoy muchos no tienen reparos en considerar canario a Javier Bardem, no creo que tengamos que andarnos con muchos escrúpulos para proclamar la canariedad de alguien con las espectaculares credenciales de Agustín de Bethencourt.

    Saludos!!

  • Creo que es conveniente conocer algunos detalles de la vida de Agustín de Bethencourt para despejar algunas dudas (en mi opinión) artificiales.

    Agustín de Bethencourt pasó toda su infancia, adolescencia y primera juventud en Canarias. En Tenerife, y más concretamente en La Laguna, tuvo la oportunidad de entrar en contacto con los integrantes de la Tertulia de Nava. Allí tendría su primer contacto con el mundo de la ciencia y la técnica y con el pensamiento ilustrado.

    Mientras estuvo en Madrid, se mantuvo en contacto con los miembros de la Tertulia (todo lo que se lo permitían la distancia y sus múltiples ocupaciones). Allí vio como Viera y Clavijo elevaba en el Parque del Retiro un globo aerostático en medio del asombro y la admiración generalizadas.

    El resto de su vida (desde España, Francia, Inglaterra y Rusia) mantuvo correspondencia con su familia (tengo entendido que especialmente con una de sus hermanas, con quien tenía una relación muy estrecha).
    A mí no me cabe duda ninguna de que este hombre era canario: simplemente ponerlo en duda me parece un malabarismo intelectual que supera la frontera del absurdo.

    Con respecto a en qué medida su canariedad le hizo ser la persona que fue: yo no puedo responder -ni creo que nadie pueda, francamente- a esa pregunta. Me limito a constatar lo que sus alumnos sabían de él y que quedó grabado en su lápida, en su tumba en la ciudad de San Petersburgo, en aquel entonces capital de Rusia: “Aquí yace Agustín de Bethencourt y Molina, nacido en las Islas Canarias”

    ¿Alguien hubiera puesto esto en su tumba si no hubiera sido ese su expreso deseo y el de su familia?

    Para saber más sobre este grandísimo canario les propongo la lectura de la biografía que Alexey Bogolyubov escribió sobre él. Libro breve, pero que deja bien claro que nuestro país ha dado al mundo al padre de la ingeniría moderna y a uno de los mayores talentos de la historia de la humanidad.

    Otra cosa es que nosotros no lo conozcamos; y es aquí donde pasamos bruscamente del género de la novela histórica, al de la tragedia: la tragedia que supone nuestra amnesia colectiva.

  • Necesitamos saber que eres humano * Tiempo de espera agotado. Recarga el CAPTCHA con el icono de flechas.

    Subscríbete a Tamaimos

    Mantente al día de nuestras actualizaciones

    Por favor, espera un momentito...

    ¡Gracias por suscribirte!

      Colaboradores
    • Batata News
    • Fundación Tamaimos
    • Creando Canarias
    • Entre chácaras y tambores
    • Javier González Moreno
    • Edmundo Ventura
    • Jorge Stratós
    • Aníbal García Llarena
    • Rumen Sosa
    • Yaiza Afonso Higuera
    • Pleiomeris
    • Luis Miguel Azofra
    • José Farrujia de la Rosa
    • Rucaden Hernández
    • Antonio De la Cruz
    • Isabel Saavedra
    • Fernando Batista
    • Canarias Top Music
    • Antonio Cerpa
    • Ayoze Corujo Hernández
    • Manolo Ojeda
    • Pedro Hernández Guanir
    • Dani Curbelo
    • Lorenzo Méndez
    • Aniaga Afonso Marichal
    • José Fidel Suárez Vega
    • Aridane Hernández
    • Pedro Delgado
    • Jose Ángel De León
    • Fernando Sabaté
    • CristianSF
    • Jorge Pulido
    • Juanjo Triana
    • Cristian SB
    • Miguel Páez
    • Dácil Mujica
    • Avatar
    • Rubén Jiménez
    • Pablo Ródenas
    • Avatar
    • Echedey Farraiz
    • Echedey Sánchez Bonilla
    • Ciara Siverio
    • Javier Guillén
    • Avatar
    • Doramas Rodríguez
    • Álvaro Santana Acuña
    • CSO Taucho
    • Javier Castillo
    • El pollo de Andamana
    • Avatar
    • Gabriel Pasternak
    • Avatar
    • David Martín
    • Armando Ravelo
    • Avatar
    • Arturo Caballero
    • Manuel Hernández
    • Avatar
    • Avatar
    • Juan García
    • Agoney Baute
    • Avatar
    • Nicolás Reyes González
    • Avatar
    • Estrella Monterrey
    • Emma Rodríguez Acosta
    • Avatar

    Buscamos colaboradores.

    ¿Tienes inquietud por lo que pasa en Canarias y quieres expresarte a través de Tamaimos.com?

    Contáctanos. Más información aquí

    ¿Te gusta Tamaimos y quieres ayudarnos a mejorarlo?

    Puedes hacer una donación. Más información aquí
    ¿Qué es Tamaimos.com? ¿Qué es la Fundación Canaria Tamaimos?