Semanario Crítico Canario
Canarias es “España”

Este artículo lo publica

Intérprete de conferencias en las instituciones europeas. Licenciado en traducción e interpretación por la ULPGC; estudios de posgrado en filología finougria y Máster europeo en interpretación por la Universidad de Turku, Finlandia. Iván Vega Mendoza (Iván Suomi) nació en Gran Canaria y se crió entre el barrio capitalino de La Isleta y el pueblo de Las Lagunetas, en el municipio de San Mateo. Ha estudiado y residido en varios países europeos, con estancias más o menos largas en Finlandia, Alemania y Bélgica. Interesado en todo lo que conforma la visión e interpretación canaria del mundo y apasionado de las actividades en naturaleza. De esos que no destacan en la parranda, pero que siempre están.

Opinión

Canarias es “España”

¿Qué es España? es una de las preguntas más capciosas y atravesadas que conozco. No sólo no hay una respuesta que concite el acuerdo de una mayoría, sino que las respuestas variadas que suelen darse chocan entre sí y son a menudo mutuamente excluyentes, por razones conocidas que aquí no vienen al caso.

De igual manera, la españolidad de Canarias es un terreno tremendamente pantanoso. Puede decirse que buena parte de los canarios está convencida de la españolidad del archipiélago, pero cuando se les pregunta en qué consiste o se fundamenta esa españolidad, las cosas no están nada claras, abundan las vaguedades y faltan argumentos razonados. Cosa extraña, cuando esa españolidad en el día a día, en nuestros medios etc. se da por sentada. Sentada sobre no sabemos qué.

Desde luego, habría que reflexionar sobre la fragilidad de esa posición mayoritaria, pero aun siendo muy interesante la perspectiva canaria sobre la españolidad de las islas, no voy a ocuparme aquí de ella, sino que voy a centrarme en otra que me parece igualmente atrayente o más, pero que pasa siempre desapercibida: la perspectiva española sobre la españolidad de Canarias.

En principio, bajo este otro prisma tampoco parece haber dudas de que Canarias es España. Sin embargo, he encontrado cosas que llaman mucho la atención:

1.- Leo en la página de la UDLP: Manolo Montes, brillante portero en el primer ascenso amarillo, recordó las primeras visitas a la península de Las Palmas. “Cuando fuimos a jugar contra el Imperial de Murcia no nos dejaban bajar del avión porque esperaban que presentáramos nuestros pasaportes como si fuéramos extranjeros. Una vez en la ciudad la gente se sorprendía de que fuéramos de raza blanca”. Corría la temporada 1950-51.

2.- 25 marzo 2008, primer debate electoral televisado. Se habla sobre incendios forestales, pero no se menciona ni una vez Canarias, a pesar de los recientes incendios pavorosos en las islas, que nos conmocionaron. 3 de marzo 2008, segundo debate electoral televisado. José Luis Rodríguez Zapatero (en dos ocasiones durante el debate) afirma que el tren de alta velocidad “llegará a todas las Comunidades autónomas“.

3.- Algunos diarios como El País, cuando publican mapas en los que aparece Canarias, suelen añadir la aclaración “España” entre paréntesis. Da igual que en el mapa aparezca ya la península ibérica con la leyenda “España”. Me imagino que si consideran necesario incorporar esa obvia aclaración, será porque tiene valor informativo, luego intuyo que los lectores de El País necesitan que les aclaren que Canarias forma parte de España, al menos en opinión de la redacción del diario. Hasta el momento no he encontrado ninguna leyenda “Murcia (España)”, “Cataluña (España)” o “Extremadura (España)”.

4.- Revista Qué leer, número 142, abril 2009. Contiene un artículo de varias páginas que dedica a la publicación reciente de seis libros sobre historia de España. El artículo va precedido de un gran mapa de España a todo color. Adivinen qué archipiélago no aparece en dicho mapa.

5.- 5 mayo 2009, programa Los desayunos de TVE. Invitado: Juan Fernando López Aguilar. La presentadora, Pepa Bueno, señala en el curso del debate con otros periodistas que, con la salida del PNV del gobierno vasco, no queda ya en España ninguna comunidad gobernada por un partido nacionalista. Al punto, se ve obligada a recular por, según sus palabras, los gestos que le hace López Aguilar (fuera de pantalla en ese momento), para decir que bueno, que es verdad que  todavía está CC en el archipiélago. Me pregunto si alguno de los presentes hubiera notado la metedura de pata de no estar presente López Aguilar en el plató.

6.- Instructivo vídeo de simpatizantes de la obra de José Antonio Primo de Rivera, conocidos ellos por su defensa a ultranza de la unidad de España. España para ellos es una unidad de destino y está por encima de los individuos y grupos que la integran. Además, se ve amenazada por los separatismos locales. Atentos al minuto 1:00.

7.- Experiencias innumerables de canarios residentes en comunidades autónomas españolas, que se han enfrentado a problemas para integrarse e incluso discriminación por tener un habla distinta y ser tomados por latinoamericanos. Casos en los que al “llamar por teléfono para preguntar por el alquiler de un piso, te dicen “ya está alquilado” y si llama alguien con acento peninsular cinco minutos después, sorprendentemente está libre”. Situaciones en las que te preguntan “¿De dónde eres?”, “A ver si lo adivinas”, “De Andalucía”, “Más al sur”, “De Ceuta”, “Más al sur”, “¿De Melilla?”, “Más al sur”, “¿Más al sur?… ¡más al sur no hay nada!”. Nada español, será.

No quiero extenderme demasiado con más ejemplos (como el hecho de que hace no tanto Canarias fuera un lugar de destierro, dato suficientemente elocuente). Creo que la contradicción ha quedado claramente expuesta: si desde una perspectiva española consciente Canarias forma parte de España (bueno, probablemente se diría que pertenece a España), en el inconsciente colectivo español Canarias brilla por su ausencia. La idea de España, inconscientemente, se circunscribe a la península ibérica y como mucho Baleares. Canarias no es que se olvide, no es que no se asuma. Es que simplemente no existe. Así, al no estar las islas incorporadas a la idea de España ni al inconsciente colectivo español, tenemos que inconscientemente Canarias no es España, Canarias queda en el limbo de la indefinición, como un apéndice lejano sin presencia ninguna en el día a día del estado.

¿Es esto una injusticia? ¿Es esto una afrenta? No. Simplemente es lo lógico y lo normal. Y es que no me parece realista pretender que los españoles tengan presente a un archipiélago que está tan lejos de allí, para empezar. Unas islas con las que no han tenido contacto prácticamente hasta hace pocas décadas, que no han tenido peso ni incidencia histórica ninguna para la conformación de España y sus pueblos, unas islas cuyas vicisitudes no tienen ni han tenido ningún impacto en la vida cotidiana del español medio. Pretender que España se desvele por los intereses de Canarias es simplemente ilusorio, y no hay que hacerse mala sangre por ello, puesto que es lo normal.

Lo que no es normal es que los canarios hagamos dejación de nuestros intereses. Que seamos más papistas que el Papa y nos inventemos una especie de españolidad propia que nos sirva de asidero, que como digo no tiene referente en el inconsciente colectivo español. Ese asidero imaginado es lo que nos permite elevar la vista a España para pedir que nos resuelva la papeleta cuando las cosas en Canarias van mal, para pedir que se devuelvan competencias, que nos rescate el estado salvador de nosotros mismos, como si fuéramos un pueblo infantil incapaz de sonarse los mocos o amarrarse los zapatos. Incapaz de afrontar sus problemas. Se trata de eludir toda responsabilidad. Canarias infantil.

¡Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Este artículo lo publica

Intérprete de conferencias en las instituciones europeas. Licenciado en traducción e interpretación por la ULPGC; estudios de posgrado en filología finougria y Máster europeo en interpretación por la Universidad de Turku, Finlandia. Iván Vega Mendoza (Iván Suomi) nació en Gran Canaria y se crió entre el barrio capitalino de La Isleta y el pueblo de Las Lagunetas, en el municipio de San Mateo. Ha estudiado y residido en varios países europeos, con estancias más o menos largas en Finlandia, Alemania y Bélgica. Interesado en todo lo que conforma la visión e interpretación canaria del mundo y apasionado de las actividades en naturaleza. De esos que no destacan en la parranda, pero que siempre están.

Reacciones
  • Amigo El Canario: Cuando menciono la historiografía franquista es porque se asienta en buena parte de los mitos que comentas. En primer lugar, el amistoso encuentro entre indígenas canarios y conquistadores castellanos, por el cual aquéllos entregan tierras y bienes -soberanía- mientras que los conquistadores nos dan bienes incalculables como la lengua y la religión. Algo así como el cuadro que preside el Parlamento de Canarias, claro que ni ese mismo cuadro puede ocultar a los viejos guanches entregando a las niñas vírgenes a los españoles para ya sabemos qué. A partir de ahí, lo que tú y tus historiadores objetivos definirían como “absorción”, otros -historiadores y no- definimos como “imposición”, por ejemplo. En segundo lugar, la práctica desaparición del legado aborigen: genético, lingüístico, cultural,… Los estudios genéticos hasta ahora llevados a cabo son tozudos al respecto: la carga genética se conserva de forma importante en las islas. No es un dato que me parezca que tenga que tener relevancia política. Sólo lo saco a relucir cuando el españolismo sale a señorearse. Tampoco nace Canarias como unidad en el momento que llegan los españoles sino mucho más adelante, quizás con la pérdida de las colonias de Cuba, Puerto Rico y Filipinas, cuando los españoles, ansiosos por parar la sangría, concedieron a Canarias el estatus de provincia. Hasta entonces no había sido sino las piezas de intercambio en el tablero de la expansión atlántica. No pretendo juzgar éticamente el pasado (aunque alguna opinión sí tenga al respecto) pero sí que no me lo interpreten a la luz de los intereses del presente. Sé perfectamente que lo que ocurrió en las islas era prácticamente inevitable y que Canarias entra a formar parte desde entonces, como archipiélago y no tanto como unidad política, del mundo hispánico, como concepto cultural que nace en la Península Ibérica pero que supera ampliamente dicho marco: como hoy mismo hablamos de la lusofonía y ni los timorenses ni los angolanos ni los caboverdianos ni los brasileños ni los habitantes de Macao tengan tanta neblina delante de sus ojos. Yo mismo me reconozco dentro de ese mundo hispánico, participo de él en la medida en que soy canario, seguramente mucho más por mi vinculación americana que con la Península Ibérica. Estoy muy contento de ejercer cada día como hablante del habla canaria, cuya base es el español pero que contiene importantes aportaciones del amazigh y del portugués, principalmente. Otra cosa es sentirse español. Eso es un concepto político, una nacionalidad. A partir de ahí nos separamos. Yo respeto que tú te sientas español y te pido que respetes que yo piense lo contrario. Y que no coincida con tu visión armoniosa de la historia de Canarias, que algunos nos tuvimos que tragar de pequeñitos cuando no podíamos responder. Pero eso ya se acabó. No me trago ni un cuento más. En cualquier caso, quedo a la espera de que compartas con nosotros los nombres de esos historiadores “objetivos” donde leíste que “fuimos un pueblo que se mezcló perfectamente con los españoles”. De verdad que ardo en deseos de conocer sus nombres, aunque algo me dice que ya los conozco. Un saludo.

  • Bueno Josemi, me quedo perplejo cuando dices que nuestro habla contiene importantes aportaciones del amazigh. ¿En qué te basas? ¿Qué tiene que ver nuestro idioma actual con el bereber? Te comento que sólo conservamos algunas palabras de origen amazigh, sobre todo relacionadas con algunos nombres propios y relativos a la flora. Cualquier idioma como puedes observar tiene vocablos de otras lenguas (por ejemplo en el nuestro los anglicismos: futin, bacon, aparcar,…) Eso no significa que mi cultura o habla proceda del inglés. Por eso me molesta como canario que me quieran identificar con la cultura bereber puesto que no comparto prácticamente nada con esa identidad.

    Ni qué decir tiene que no me considero “españolista” y mucho menos bereber. Soy canario, español y europeo simplemente. Orgulloso eso sí de mis raíces, de mi idioma, de mi cultura, de formar parte de esos más de 500 millones de personas que hablamos castellano y que somos hispanos.

    Respecto a la carga genética (bereber) de la que hablas sólo te diré que sólo tenemos que mirarnos frente a un espejo. La realidad es la que es, tenemos muchísimos más genotipos europeos que bereberes eso está claro. A las pruebas me remito, no digo más. De todas formas no soy partidario de usar el término “genético” o de “razas” puesto que no hay distintas especies biológicas de seres humanos en mi opinión.

    El problema que percibo yo en todo esto, es que se intenta por todos los medios de ocultar nuestras raíces españolas. Buscando otra identidad (bereber) para construir nuestra propia nacionalidad canaria. Se empeñan en hacernos tragar que somos africanos. El mismo término bereber no identifica a ninguna etnia en concreto, sino que es un nombre genérico dado a numerosos grupos racialmente dispares que comparten entre sí prácticas culturales, económicas, y políticas similares. Nada que ver con nuestra propia identidad canaria.

    • El Canario:

      Sobre la pervivencia en los canarios actuales de la carga genética de los canarios actuales, te dejo aquí este link:

      http://www.laprovincia.es/secciones/noticia.jsp?pRef=2008090700_5_174757__Sociedad-y-Futuro-estudio-constata-genes-aborigenes-perviven-canarios

      No me interesa lo más mínimo la genética en el terreno de la política pero me permito recomendarte este artículo y este estudio

      http://www.cabildodelanzarote.com/patrimonio/VIcongreso/ponencias/miercoles/Origen%20y%20pervivencia%20genetica%20de%20los%20aborigenes%20canarias%20en%20la%20actualidad.pdf

      por si algún día no te conformas con mirarte al espejo. Por cierto, que si compruebas la autoría del estudio, tendrás que reconocer que no viene precisamente de uno de esos entes empeñados en “hacernos tragar que somos africanos”. Si me lo permites, percibo en la sociedad canaria agentes más activos y poderosos empeñados en “hacernos tragar” otras cosas. Por cierto que, hablando de “tragar”, sigo a la espera de leer los nombres de esos historiadores objetivos que avalarían la supuesta tesis del armonioso encuentro canario-español del siglo quince y posteriores.

      En cuanto al asunto lingüístico, soy bastante seguidor de Marcial Morera en estos asuntos. En “Lengua y colonia en Canarias” o “En defensa del habla canaria” podrás leer, no con ánimo exhaustivo, la pervivencia de vocablos de raíz indígena canaria, insuloamazigh, en el habla canaria actual. Si bien su ámbito es limitado -no sólo flora y fauna, también gastronomía, actividades del pastoreo, además del amplísimo mundo de los topónimos y antropónimos- no deja de ser una influencia importante en el actual habla canaria. En pocos lugares del mundo, quizás en ninguno, encontrarás una influencia tan importante de la(s) lengua(s) amazigh fuera de su ámbito actual. Ignacio Reyes, Doctor en Filología, es ahora mismo el principal experto en el análisis del legado lingüístico insuloamazigh en la Canarias actual. Sólo los portuguesismos podrían igualar en influencia directa en el habla canaria. Nadie dice que de ello se tenga que derivar una determinada concepción acerca de la identidad canaria, pero da que pensar cuando tanta gente pone tanto empeño en negar algo tan evidente. ¿Será que no quieren que sepamos?

      Tengo la impresión, El Canario, de que pretendes asimilarme con quienes niegan cualquier influencia española o europea en Canarias. Yerras el tiro. Si lees este blog, mis entradas, mi blog anterior,… creo que encontrarás un discurso canarista -en mi caso particular, nacionalista y de izquierdas- abierto al mundo, pluralista, antiautoritario,… y que por tanto no puede encerrarse en las estrechas fronteras del Estado español. Es por eso que respeto profundamente el que te sientas canario, español y europeo. Nada tengo en contra de ello. Yo mismo he vivido en España y en Europa buena parte de mi vida. Ahora bien, ¿respetas tú igualmente el que yo, desde mi canariedad consciente, me sienta canario, atlántico y universal? ¿Y a quienes se sientan canarios y africanos? Un saludo, Josemi

  • Un par de ideas para este debate tan interesante:

    Es de tolete poner en duda la herencia hispánica que tiene la cultura canaria. Lo dice Josemi, lo dice El Canario y lo decimos todos.

    En el momento de la conquista Canarias no existía como nación. Cierto. De igual modo, Espanya (disculpas, mi teclado es alemán) no sólo no existía, ni como nación ni como nada, sino que en la conquista de Canarias participaron castellanos junto a normandos y otros europeos. Incluso se llegaron a dar casos de alianzas entre guanches y portugueses para luchar con tra el enemigo común, Castilla. por no decir que el concepto de nación no se pondría “de moda” hasta el XIX. Luego si Canarias no era nación, tampoco lo eran quienes llevaron a cabo la conquista.

    Imagino que estaremos todos al tanto de que el euskera, que se extendía por todo el norte peninsular ibérico, tuvo una enorme influencia en el espanyol que se habla hoy. Igualmente, los romanos ya describían a los habitantes de Hispania como esos pueblos incapaces de pronunciar la S líquida (como por ejemplo al decir Scipio. invariablemente decían E-scipio), conque esa característica actual de nuestro idioma es anterior a la romanización. Total, que las lenguas no desaparecen sin dejar rastro, sino que a menudo aportan y “contaminan” la lengua que se termina imponiendo después. Que el amazigh no haya tenido ninguna influencia sobre el habla canaria convertiría a las islas en un caso único en el mundo. Muy poco probable, me temo.

    No tenemos nada que ver con África, ni física ni culturalmente. Me remito al estudio que referencia Josemi, y a la tipología física presente en el archipiélago y en el norte del continente: quien no vea la similitud o está ciego o no quiere ver.
    En cuanto a la cultura: el trato con un canario recuerda muchas veces más el trato con un norteafricano que con un europeo, cosa que he vivido y otros con más experiencia que yo me han corroborado. Pero es que además, un lugar con los niveles de corrupción, amiguismo, derrotismo, subdesarrollo e ignorancia que vemos en Canarias se parece más a ciertos países africanos que a ciertos países europeos.

    Acabo con una anécdota: el lunes me presentaron a un pibe llamado Matheus, rubio, ojos azules y pinta de alemán. Cuando le pregunto “de dónde eres” me responde: “soy africano”. Concretamente de Sudáfrica, y su situación geográfica la tiene asumidísima. Como todos sus compatriotas, blancos o negros. Le respondí: “conyo, yo también”. Resultado: ya teníamos un vínculo con el que la relación se encarriló enseguida y a través del cual enseguida se formó una complicidad.
    Yo me niego a renunciar a ese valor anyadido del ser canario.

    Saludos!

  • Amigo Josemi,
    En primer lugar quiero comentarte (en mi opinión) que no eres objetivo en tus reflexiones. Intentas a través de tus argumentos y pensamientos explicar la historia. Yerras nuevamente. Es la historia quien a través del estudio y de las pruebas sólidas objetivas como método de investigación, explican los argumentos. No sé si me entiendes.

    En el link que has dejado por aquí, he de comentarte que está incompleto. El informe consta de 179 páginas que explica muy detalladamente la composición genética de los canarios actuales. Dicho informe está avalado como sabrás por Vicente Martínez Cabrera (Doctor en Ciencias y profesor de Genética en la Facultad de Biología de la Universidad de La Laguna). Me parece un estudio muy riguroso del tema como no podría ser de otra manera. En dicho informe se concluye lo siguiente, sito textualmente:
    Las islas de Fuerteventura, Lanzarote y El Hierro están compuestos principalmente por normandos, moriscos y andaluces, siendo éstos últimos el grupo más numeroso (Siglo XVI).
    En La Gomera principalmente y en gran abundancia andaluces (Siglo XVI).
    Gran Canaria, La Palma y Tenerife principalmente portugueses, gallegos, andaluces, y en menor medida italianos, flamencos, judíos, moriscos y subsaharianos (estos últimos importados como esclavos de Cabo Verde y directamente del África negra) (Siglo XVI).
    A finales del siglo XVI la población canaria era de aproximadamente 35.000 habitantes de los cuales el 66,66 % era de procedencia europea y el 33,34 % de origen aborigen, morisca o bereber.
    En éstos análisis de varianza y distancias genéticas de las poblaciones europeas y canarias respecto a las zonas africanas han dejado a Canarias perfectamente incluída entre las poblaciones europeas, muy diferenciadas de las áreas africanas.

    CONCLUSIÓN DEL INFORME: La gran mayoría de los hapotiplos (constitución genética de un cromosoma individual) en las poblaciones actuales canarias tienen su origen en Europa (86,7%) y tan sólo un 13,3% en África. Además se observa que la contribución africana es menor en las islas occidentales que en las orientales.
    Dicho esto y a modo personal ya, yo me identifico con el canario actual, con mi genética, con mi cultura, con mi idioma. Soy el fruto de una sociedad genéticamente y culturalmente española. Como canarista que soy (aunque no nacionalista pero de izquierda igual que tú), me molesta y mucho que se disvirtúe la realidad canaria.

    Ya que tanta importancia le das a los nombres de historiadores de Canarias (ya veo lo abierto de tus ideas) te comento algunos que he tenido oportunidad de leer. Aunque admito que a diferencia tuya no estoy “obsesionado” con la historia canaria y suelo desarrollarme más en la historia universal. Te recomiendo los siguientes autores y libros: Historia de Canarias de Viera y Clavijo (son varios tomos). Conquista y Colonización [Jose Juan Suárez, Félix Rguez. y Carmelo L. Quintero (Historiadores)]. La integración de las Islas en la Corona de Castilla [Eduardo Aznar Vallejo (Catedrático de Historia Medieval de la Universidad de La Laguna)]. Obras de Agustín Millares Torres y Antonio Rumeu de Armas [Historiador e investigador chicharrero que fue Presidente de La Real Academia de La Historia]. En fín seguro que alguno más se me queda en el tintero.
    Saludos,

  • hola ivansuomi,
    Me parece estupendo tu aporte, pero quisiera puntualizar que cuando hablo de nación no me refiero al orden estricto del término. El concepto de nación surgió a finales del siglo XVIII con la influencia de las ideas ilustradas de la Revolución Francesa. Creo que éste termino nos ha traído más problemas a nivel mundial que beneficios. Supongo que con el tiempo iremos ampliando el conocimiento y no nos limitaremos geográficamente o culturalmente al término de “nación”. Como ya he dicho no creo ni en nación ni en nacionalidades como concepto propiamente dicho.

    En el momento de la conquista los conquistadores europeos (portugueses, castellanos, normandos) estaban perfectamente organizados (políticamente, culturalmente, lingüisticamente, moneda, bancos, etc.) en una “nación unida” por decirlo de alguna manera. A esto me refiero. Los aborígenes canarios no compartían una unidad como tal. Cada isla hablaba su propia lengua intelegible, no existía comercio entre ambas, distinta religión, por existir no existía ni unidad política en la propia isla. Vivían en la edad de piedra, en cuevas o refugios de piedra. La conquista se realizó por vía militar pero también pacífica. No debemos olvidar los bandos de paz. Por ejemplo, en Tenerife la mitad de los menceyatos (Anaga, Güímar, Abona y Adeje) se mostraban proclives a los castellanos. Y ni qué decir tiene La Gomera que nunca fue conquistada y que junto con los conquistadores y canariones ayudaron en la conquista de otras islas. En fin, habría muchas cosas de las que hablar y debatir..

    Ivansuomi, en cuanto a las similitudes culturales de las que hablas entre el canario y el norteafricano yo no he visto sinceramente ninguna. He estado en Marruecos y te puedo decir con total franqueza que somos totalmente diferentes. Es un país curioso de visitar.

    Buscar nuestra nacionalidad canaria buscando similitudes con norteáfrica es un poco errado. Pienso más bien que somos españoles geográficamente africanos. Algo así como lo que les pasa a los judíos que han nacido por ejemplo en Polonia durante generaciones enteras, y siguen considerándose judíos no polacos. No sé si me explico bien..

    Saludos y bienvenido a este interesantísimo debate.

  • Hola El Canario. Tu post está bien argumentado, aunque sobre algunos puntos pueda haber opiniones divergentes, como el de “conquista por vía militar pero también pacífica”. La muerte de un sólo aborigen a manos del conquistador echa por tierra el pacifismo de la conquista. Por otra parte, me choca el término “canariones” en tu post, término de muy reciente creación y poco fundamento Habría que decir simplemente canarios, que era como se conocían a los aborígenes de la hoy isla de Gran Canaria. Ya sé que algunos somos pesaditos con estos detalles, pero si somos serios, lo somos del todo. Un saludo !

  • Hola Luixelles. Tienes toda la razón en que el término “canariones” está fuera de lugar. Lo correcto sería decir canarios o canarii. Mi intención era que no hubiera equívocos con otras islas. Disculpa.
    Desde luego que cualquier conquista propiamente dicha es signo de violencia, ya sea ésta física o cultural. Lo que me refería es que tendemos a homogenizar un tema tan delicado y complicado como fue la conquista. Si queremos ser objetivos tenemos que ponernos en la mentalidad que había hace mas de 500 años. Y que conste, con esto no quiero justificar las conquistas ni las invaciones.
    Pensar que la conquista fue exclusivamente militar es totalmente errado. Hubieron “reinos” nativos que les interesó (comercialmente, culturalmente) y otros no.
    Los aborígenes canarios tenían una organización social esencialmente tribal. Los distintos “reinos” que formaban las islas (exceptuando Lanzarote y El Hierro donde sólo existía una tribu) tenían alianzas y guerras entre ellos por los mejores pastos y tierras. Sería utópico pensar que se repartían o delimitaban las tierras al azar.
    Los pueblos íberos también fueron a su vez conquistados por romanos y árabes. Buena parte de nuestra cultura se la debemos a ellos. Nosotros los canarios llevamos en la sangre todo ese legado cultural. El concepto de conquista es tan antiguo como la humanidad.
    Saludos,

  • La inmensa mayoria de los hispanos consideran a los Araben invasores. De hecho la llamada Reconquista, fue una Conquista. El legado Arabe es muy importante no solo por la carga social o genetica que dejo en la peninsula sino por el legado cultural y cientifico, aun por descubrir.

    A pesar del empenio europeo por negar la evidencia. Lo mismo sucede en Canarias en ciertos sectores.

    Para mi, lo que define a Canarias como nacion no es la exclusion del caracter hispano, sino la identidad como pueblo actual. El sentimiento de hermanamiento, nuestras raices atlanticas, nuestra cultura abierta a 3 continentes, la tolerancia y amabilidad del canario, siempre abierto a nuevas ideas, nuevas corrientes, etc…

    Somos un pueblo con unas raices comunes y diferenciadas en el plano social de la peninsula. Compartimos infinitos nexos de union, mas para bien que para mal, aunque eso ya nunca lo sabremos. Eso independientemente de si somos o no parte de Espana. Eso debe decidirlo el pueblo, cuando se encuentre maduro y conciente.

    La cuestion para mi, de verdad, es no si independentismo o nacionalismo, si Canarias es no Espania, de si nos invaden, etc… para mi la cuestion que subyace es..

    Como construir Canarias, como ampliar las mentes de nuestras juventudes para tener una sociedad rica y conciente de su propia identidad cultural, como parar los pies a los corruptores de la nacion canaria. Nuestra tierra esta llena de especuladores que destruyen y eso esta en casa, no fuera. Iniciativas como las del ElDia solo consiguen que la gente tome de lunatico ciertos planteamientos soberanistas…

    Todo proceso de creacion de Nacion lleva asociado un plano cultural y psicologico, no es poner enfasis en las tradiciones como referente, sino construir dia a dia nuestra identidad canaria. Despertar de esa vigilia que nos atonta como pueblo y defender nuestros intereses, a veces comunes a Iberia y a veces no.

    Cual es la mejor manera de hacerlo? Como saberlo si el pueblo no habla o debate de ello? Es un mayor autogobierno o es la constitucion de un propio Estado, un mix donde tengamos una Subsecretaria Espanola de Asuntos Canarios…

    Es mas, como desarrollar nuestra economia si estamos aislados. No por el agua, sino por nuestras estrechas mentes. Podrian haberse desarrollado los Estados de Europa sin haber comerciado con sus vecinos?

    Que infraestructuras o comunicaciones nos unen a Madeira, Azores, Cabo Verde, Senegal, Marruecos,… por que no liderar un proceso de integracion macaronesia-subsahariana con proyectos educativos y sociales, tener una representacion global y de desarrollo comun…

    Por que Canarias es solo una comunidad folclorica de sol y playa…

  • Hola Bitdrain, comparto muchas cosas de las que dices. Sólo una puntualización: nosotros los canarios como nuestros hermanos de américa somos hispanos (eso es un hecho). La invación y conquista árabe es indiscutible. Como también el legado cultural y científico.
    Por cierto, hoy por la mañana he estado ojeando El Día y he leído en la contraportada un artículo de la Comunidad Canaria de Londres. En primer lugar no sé muy bien de dónde salen estos tipos, ni a quién representa (desde luego que a la comunidad canaria no). En segundo término, el artículo acaba con esta frase “..los que son “europeos, españoles y canarios” (“Una, Grande y Libre”) que se dejen de lloriquear..”. Yo como canario me siento indignado con estas declaraciones. Me pregunto por qué el independentismo canario está tan empeñado en borrar nuestra identidad y transformarnos en norteafricanos.
    Si alguien me explica, please..

  • Gracias a todos por este debate tan interesante. Como sabemos no es corriente poder hablar de estas cuestiones desde el respeto mutuo, por desgracia, aunque parece que en Tamaimos lo hemos conseguido ya en varias ocasiones. Me alegro.

    Me parecen muy sugerentes las aportaciones de El Canario. A la última quería yo aportar lo siguiente, para que el debate no decaiga:

    Hay toda una idea que, la verdad, no acierto a entender: “En el momento de la conquista los conquistadores europeos (portugueses, castellanos, normandos) estaban perfectamente organizados (políticamente, culturalmente, lingüisticamente, moneda, bancos, etc.) en una “nación unida” por decirlo de alguna manera”. Podrías elaborar esta idea algo más? Lo de perfectamente organizados en lo lingüístico no lo capto, tratándose de pueblos con lenguas diferentes. Tampoco lo de la organización cultural o política; estamos hablando de pueblos que en el s XV seguían inmersos en un sistema feudal, que yo no envidiaría. El grueso de la población también era analfabeta.

    Es del todo incorrecto decir que los pueblos indígenas canarios estuvieran en la edad de piedra. Para empezar, la edad de piedra se había acabado hacía mucho. Imagino que te referirás al nivel de tecnificación de las sociedades canarias, pero volvemos a disentir. Ni vivían exclusivamente en cuevas ni estaban recién acostumbrándose a caminar erguidos. Vamos, yo creo que esto es obvio y lo obvio no hace falta explicarlo, pero una simple visita a la cueva pintada de Gáldar despeja las dudas que pueda haber.

    Es rigurosamente cierto que hubo reinos indígenas que se sumaron a la conquista. Y qué? En qué resta eso importancia o complejidad a las sociedades indígenas? En nada. Aquellas sociedades muy probablemente eran jerárquicas, dominadas por una nobleza que en muchos casos prefirió aliarse con los poderosos extranjeros para salvar sus intereses. El pueblo llano muy probablemente pintaba poco. Pero no veo que eso le reste peso a aquella parte integrante de nuestra historia.

    Tan inaceptable es la simplificación e idealización intransigente de los guanches (que es el nombre genérico que en el uso de la lengua se les ha dado) como pueblo unificado y levantado todos a una contra el invasor, como la negación burda, contraria a los estudios rigurosos, que despacha aquella parte de nuestra historia con un lacónico “estaban en la edad de piedra” y no vale la pena ocuparse más de ello.

    En cuanto a los rasgos comunes que podamos tener con nuestros vecinos africanos (y digo rasgos, no que seamos iguales que los norteafricanos, es obvio que la historia nos llevó por otro camino), recomiendo escuchar nuestro Podcast 9. Ahí el escritor Antonio Lozano habla con conocimiento de causa de las similitudes que hay entre canarios y norteafricanos.
    Lo cual tampoco es de extranyar: los norteafricanos estuvieron 700 anyos en lo que hoy es Espanya, digo yo que alguna huella dejarían en la cosmovisión de lo que hoy es el sur peninsular ibérico. Y no sólo en la cosmovisión.

    Total, que se trata simplemente de acercarnos a lo que somos y de dónde venimos con una mirada crítica lo más libre de prejuicios posible. Es un trabajo bastante jodido, con perdón, porque si de algo andamos sobrados los canarios es de prejuicios sobre nosotros mismos.

    En cuanto al mensaje de Bitdrain, yo veo las cosas de forma bastante parecida, con matices por supuesto, pero comparto el fondo.

    Saludos!

    • Hace ya unos cuantos comentarios escribía acerca de que “la carga genética aborigen se conservaba de manera importante” en la población actual. Creo que los enlaces aportados hablan suficientemente de tal hecho. Decía además que este asunto me importaba bien poco en cuanto se hablaba de política. No suele suceder así en caso contrario: quienes más insisten en su propia españolidad, la cual quieren extender a todos los demás, suelen apoyar bastante vehementemente la tesis del ínfimo valor o presencia, cuando no directa desaparición, de cualquier vestigio de las sociedades indígenas isleñas. Queda claro a estas alturas del debate que no comparto semejante tesis. No me considero guanchista ni indigenista pero me rebelo ante quienes de manera más o menos expeditiva están por clausurar el debate haciendo profesión de fe española y se acabó el asunto. Y no por defender la africanidad de las islas sino por poner mi granito de arena a la hora de desenmascarar lo que yo considero un discurso ideológico que se pretende superior en base a una supuesta objetividad y cientifismo. Los historiadores que mencionas, El Canario, pueden ser considerados como expertos en sus respectivos campos (otros podrían opinar diferente) pero tengo mis reservas acerca de su objetividad, sin que esto suponga faltar el respeto a nadie. Tampoco es prueba esto de ninguna apertura ni cerrazón mental ni de ningún ánimo inquisitorial, un invento español, por cierto. Tengo mis dudas en general acerca de la objetividad de los historiadores y Eric Hobsbawn, a quien admiro, es, en este sentido, un ejemplo de esto que digo -para que veas que también leo historiadores no canarios y éste especialmente antinacionalista. La historiografía oficial -la franquista incluida- ha dedicado todos sus esfuerzos en las islas a sustentar la “españolidad” de las islas. Una herramienta poderosa para estos intentos es la de minusvalorar los rasgos de las sociedades indígenas -nadie discute que estuvieran más atrasadas que la castellana, por ejemplo- presentándolas como caóticas frente a la superioridad intelectual, tecnológica, política y hasta moral de la castellana,… Los castellanos, portugueses, normandos, etc. vendrían a poner orden en aquel caos de barbarie africana. Los siglos de escasa relación política, oficial, etc. entre Canarias y su continente encuentran explicación en los intentos de todo tipo por parte de España de cercenar cauces de relación directos, sin intermediarios,… en los que poder sustentar otro estado de cosas. Es casi como si se necesitara, aun hoy, aportar argumentos para justificar la conquista. Da que pensar. A mi juicio, además, en los últimos años se aprecia un “deslizamiento” desde la tesis franquistas del encuentro canario-español, pacífico, etc. hacia la “libre adhesión” en torno a los sucesos de la Guerra de la Independencia española. En mi opinión, los futuros avances situarán aquellos episodios también en el ámbito de las élites ilustradas exclusivamente y no como prueba de una mayoritaria y explícita adhesión de la sociedad de la época a la españolidad de Canarias. Finalmente, he tratado en todo momento, El Canario, de respetar tu opción como “canario, español y europeo” puesto que entiendo que ésta es una opción legítima y probablemente mayoritaria en el seno de la sociedad canaria. No puedo decir que haya encontrado de tu parte un respeto parejo. A mí, que soy nacionalista y no intento transformar a los canarios en norteafricanos ni en nada diferente a lo que son, a pesar de tus prejuicios, ¿también me respetarías como partidario de una opción legítima, tan legítima como la tuya? ¿No habrá hueco según tú en la sociedad canaria para los que no nos consideramos españoles, pero sí europeos y también africanos, y americanos, atlánticos en suma? Ésa es a mi juicio la clave del debate: ¿aquellos que se sienten canario-españoles serán lo suficientemente demócratas como para aceptar las diferentes visiones que pueda haber sobre Canarias en el mundo o nos espera el “tratamiento clásico” que España ha dado a estas cuestiones? Un saludo y gracias por participar en nuestro debate.

  • Necesitamos saber que eres humano * Tiempo de espera agotado. Recarga el CAPTCHA con el icono de flechas.

    Subscríbete a Tamaimos

    Mantente al día de nuestras actualizaciones

    Por favor, espera un momentito...

    ¡Gracias por suscribirte!

      Colaboradores
    • Batata News
    • Fundación Tamaimos
    • Creando Canarias
    • Javier González Moreno
    • Entre chácaras y tambores
    • Edmundo Ventura
    • Jorge Stratós
    • Aníbal García Llarena
    • Yaiza Afonso Higuera
    • Rumen Sosa
    • Luis Miguel Azofra
    • José Farrujia de la Rosa
    • José Luis Angulo Santana
    • Rucaden Hernández
    • Antonio De la Cruz
    • Isabel Saavedra
    • Pleiomeris
    • Fernando Batista
    • Canarias Top Music
    • Antonio Cerpa
    • Manolo Ojeda
    • Ayoze Corujo Hernández
    • Lorenzo Méndez
    • Aniaga Afonso Marichal
    • José Fidel Suárez Vega
    • Dani Curbelo
    • Fernando Sabaté
    • CristianSF
    • Aridane Hernández
    • Pedro Delgado
    • Jose Ángel De León
    • Cristian SB
    • Miguel Páez
    • Dácil Mujica
    • Avatar
    • Rubén Jiménez
    • Pablo Ródenas
    • Jorge Pulido
    • Juanjo Triana
    • Pedro Hernández Guanir
    • Javier Guillén
    • Doramas Rodríguez
    • Avatar
    • Echedey Farraiz
    • Ciara Siverio
    • Avatar
    • Juan García
    • Agoney Baute
    • Avatar
    • Avatar
    • Nicolás Reyes González
    • Avatar
    • Estrella Monterrey
    • Emma Rodríguez Acosta
    • Avatar
    • Álvaro Santana Acuña
    • CSO Taucho
    • Javier Castillo
    • El pollo de Andamana
    • Avatar
    • Gabriel Pasternak
    • Avatar
    • David Martín
    • Armando Ravelo
    • Avatar
    • Arturo Caballero
    • Manuel Hernández
    • Avatar

    Buscamos colaboradores.

    ¿Tienes inquietud por lo que pasa en Canarias y quieres expresarte a través de Tamaimos.com?

    Contáctanos. Más información aquí

    ¿Te gusta Tamaimos y quieres ayudarnos a mejorarlo?

    Puedes hacer una donación. Más información aquí
    ¿Qué es Tamaimos.com? ¿Qué es la Fundación Canaria Tamaimos?