Semanario Crítico Canario
El agua en Canarias

Este artículo lo publica

Intérprete de conferencias en las instituciones europeas. Licenciado en traducción e interpretación por la ULPGC; estudios de posgrado en filología finougria y Máster europeo en interpretación por la Universidad de Turku, Finlandia. Iván Vega Mendoza (Iván Suomi) nació en Gran Canaria y se crió entre el barrio capitalino de La Isleta y el pueblo de Las Lagunetas, en el municipio de San Mateo. Ha estudiado y residido en varios países europeos, con estancias más o menos largas en Finlandia, Alemania y Bélgica. Interesado en todo lo que conforma la visión e interpretación canaria del mundo y apasionado de las actividades en naturaleza. De esos que no destacan en la parranda, pero que siempre están.

Opinión

El agua en Canarias

Hace ya tiempo que me intriga todo lo que rodea a la propiedad y gestión del agua en Canarias. En internet hay información, desde luego, pero como a menudo pasa en estas islas, uno se tiene que disfrazar de Indiana Jones para sacar algo en claro del caudal de documentos disponible. No terminaba yo de encontrar respuestas claras a quién es dueño del agua y por qué, hasta que me topé con un artículo de la revista alemana Geo, que dedicó a Canarias su especial de diciembre 2005 / enero 2006. Como lo considero de sumo interés, paso a traducirles varios fragmentos del artículo. Las negritas son mías:

“[…] El agua es un bien preciado en las Islas Canarias. El archipiélago, situado a la misma latitud que el Sahara, cuenta con grandes extensiones en las que casi no llueve: en las dos islas más orientales, Fuerteventura y Lanzarote, sólo caen al año entre 100 y 200 milímetros de agua, poco más que en zonas colindantes con desiertos, y las precipitaciones son cada vez más escasas. Hace ya tiempo que las reservas naturales de agua de las islas no pueden cubrir las necesidades de 2 millones de habitantes y 10 millones de turistas, que consumen cada año más de 500 millones de metros cúbicos de agua. Un turista alemán en Tenerife consume diariamente 449 litros, más del triple de lo que consume  en Alemania.

[…] En Canarias sólo queda una pequeña parte de los bosques que originariamente cubrían las montañas. La situación es especialmente dramática en Lanzarote, cuyas laderas estaban cubiertas antaño por una espesa floresta que canalizaba la humedad proveniente del cielo a los suelos. Aquellos bosques fueron destruidos por erupciones volcánicas o talados hace ya tiempo por los isleños para usar la madera como combustible.

Hasta los años 60 los canarios combatieron la escasez de lluvias con galerías; con el crecimiento que experimentó la población, hubo que traer agua potable en grandes buques cisterna, hasta que en 1964 comenzó a funcionar en Lanzarote la primera desaladora de agua de mar de Europa. Hoy hay repartidas por todas las islas más de 250 plantas de desalación, grandes y pequeñas, públicas y privadas. Las mareas potabilizadas del Atlántico  cubren ya la mitad del consumo anual de agua dulce, con 240 millones de metros cúbicos.

Sin embargo, la desalinización de agua de mar es uno de los procesos industriales que más energía consume: por cada metro cúbico desalinizado, las instalaciones necesitan casi un litro de combustible, y es que hoy día se van por las chimeneas de las potabilizadoras canarias 180.000 toneladas de carburante diesel al año. Aquí cabe señalar que el agua y la energía están altamente subvencionadas en España, a lo que hay que añadir los fondos de Bruselas,  puesto que el Archipiélago se considera región fronteriza con carencias estructurales. Todo ello explica que aquí un metro cúbico de Atlántico tan trabajosamente desalinizado cueste sólo 60 céntimos, cuando la misma cantidad de agua de abasto en Alemania cuesta el doble o el triple.

Bombear agua desalada a zonas por encima de los 300 metros de altitud tiene un coste astronómico y no resulta rentable, de modo que los agricultores se ven forzados a llevar el agua a sus resecos campos mediante conducciones arcaicas, en cantidades previamente negociadas. Cuando la lluvia escasea, los costes de irrigación se disparan como ocurrió en 2004, cuando una sequía invernal en La Palma multiplicó por 3 el precio del metro cúbico de agua. Más de un agricultor estuvo a punto de arruinarse.

Al contrario que en Alemania, los pozos y galerías de Canarias están casi exclusivamente en manos privadas. Se trata de un sistema extremadamente confuso y difícil de desentrañar, una herencia que dejaron hace 500 años los conquistadores españoles, que transfirieron a sus vasallos de mayor valía los derechos sobre la tierra y el agua en recompensa por sus servicios bélicos. Con el correr de los siglos estos derechos se heredaron, se vendieron o se traspasaron, hasta llegar a la situación actual, en la que los derechos sobre el agua pueden estar ligados a la propiedad de la tierra o ser independientes de la misma, y pueden pertenecer a una sola persona o a una comunidad hereditaria, a una cooperativa, a una sociedad anónima o a un municipio.

En muchas ocasiones unos pocos propietarios controlan gran parte de los manantiales, y controlan los precios. Es el caso de la familia de armadores Olsen, de origen noruego, que ha amasado su fortuna no sólo con las líneas de ferrys interinsulares, sino también con un casi monopolio sobre los pozos de La Gomera. El mercado del agua es lucrativo: un holding adquirió en octubre de 2005 en Tenerife la empresa de abasto Entemanser por valor de 75 millones de euros. También las corporaciones municipales se ven obligadas a comprar el agua a este tipo de empresas antes de poder abastecer al consumidor final.

Para satisfacer las necesidades de agua, las constructoras excavan la roca cada vez a mayor profundidad. Hasta 6 kilómetros llegan a medir estos túneles, que perforan el interior de Gran Canaria y Tenerife como si fueran esponjas, y llevan a la costa  el agua procedente de cientos de pozos profundos de las zonas altas. Entre 1973 y 1997 la longitud de estos conductos subterráneos creció una cuarta parte; en el mismo período la cantidad de agua extraída disminuyó un 23%.

Y es que el nivel de las aguas subterráneas desciende en todas las islas de forma dramática: en La Palma, 4 metros por año; en algunos puntos de Gran Canaria y Tenerife, 500 metros desde el siglo pasado. En muchos manantiales el agua se ha vuelto salobre, y muchos molinos de viento, que antes se empleaban para la extracción de agua, quedan inservibles en el paisaje, al no alcanzar ya tales profundidades. Por si fuera poco, gran parte del agua potable se pierde al no ser completamente estancas las canalizaciones.

Así, la vegetación de Canarias presenta dos paisajes diferentes cada vez con mayor claridad: en las zonas turísticas de la costa proliferan exuberantes plantas exóticas, resplandece el verde uniforme de algún nuevo campo de golf, irrigado con agua del Atlántico costosamente desalada y a veces mezclada con aguas residuales aclaradas, pero no completamente libres de olores. En el interior, por el contrario, avanza la desertificación.

Las alternativas a la carísima desalación del mar son poco frecuentes. Los proyectos innovadores requieren a menudo interminables procesos burocráticos de las autoridades, incluso cuando algunos tendrían hasta potencial turístico. Un ejemplo es el del cazador de bruma David Riebold, cuyos esfuerzos algunos llaman “proyecto David”. El británico ha convertido con mucha dedicación el valle escarpado que hay entre su casa y el macizo rocoso deforestado en un arca de Noé para plantas autóctonas. Cada vez son más los –ahora raros- animales de Lanzarote que se establecen allí. Hasta ranas se oyen croar entre los arbustos […]”.

Hasta aquí la traducción. Más allá de si cifras como la de los 60 céntimos por metro cúbico son más o menos precisas, es indudable que el artículo plantea sin rodeos cuestiones de muchísima gravedad. Y digo yo: ¿un recurso como el agua sigue en manos privadas? ¿Seguimos con un sistema heredado del siglo XV? ¿Cómo se conjuga esto con el bien público? ¿Es ético hacer negocio con la escasez de agua? ¿Qué poder de influencia ejercen estos aguatenientes sobre las autoridades, democráticamente elegidas? ¿Por qué no salen adelante las soluciones alternativas? ¿Por qué CC, PP, PSOE no abordan este escándalo? ¿Realmente es Canarias una democracia?

¡Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Este artículo lo publica

Intérprete de conferencias en las instituciones europeas. Licenciado en traducción e interpretación por la ULPGC; estudios de posgrado en filología finougria y Máster europeo en interpretación por la Universidad de Turku, Finlandia. Iván Vega Mendoza (Iván Suomi) nació en Gran Canaria y se crió entre el barrio capitalino de La Isleta y el pueblo de Las Lagunetas, en el municipio de San Mateo. Ha estudiado y residido en varios países europeos, con estancias más o menos largas en Finlandia, Alemania y Bélgica. Interesado en todo lo que conforma la visión e interpretación canaria del mundo y apasionado de las actividades en naturaleza. De esos que no destacan en la parranda, pero que siempre están.

Reacciones
  • Algo de lo que cuentas he leido, vivido y caminado. Mi pueblo tiene varias galerias y las montanas que lo rodean tambien. Algunas en manos de cooperativas donde el agricultor es co-propietario del agua. Otras simplemente privadas. Compradas a 3 pesetas en el pasado a gente que apenas sabian leer o escribir.

    En la actualidad, el agua que aun esta en control de agricultores es mal vendida a emporios privado (tomateros por ejemplo). Un dia de agua puede no llegar a unos cuantos euros. Aparte mucha parte de la mediania esta abandonada o saboteada. Es una realidad que he vivido como parte afectada.

    En Gran Canaria puedes haya en la zona del sureste numerosas galerias “secadas” por la mano del hombre. Empezando desde la costa hasta llegar a la cumbre. El ciclo natural del agua fue dramaticamente destruido.

    Mucho se puede hablar de las politicas agricolas pasadas o actuales, de los proyectos y subvenciones del Cabildo, etc, etc… por no hablar de campos de golf y derivados…

    De todas formas viendo los “documentales canarios” que A3 retransmite sobre Canarias… cada vez son menos las voces criticas y mas las voces que se conforman con la deriva de las cosas, incluido un servidor. Nos hace bien preocuparnos por “cosas sin remedio”?

    Un saludo Mr. Ivansoumi.

  • “¿Por qué CC, PP, PSOE no abordan este escándalo?”

    Pregunta retórica, me imagino. ¿Será que no les interesa? ¿Que les beneficia la situación actual? Saludos agosteros.

  • La situación del agua en Canarias es una herencia clara del colonialismo, aún sin resolver. No estoy de acuerdo en que sean “cosas sin remedio” porque por esa regla de tres nada tiene remedio y ese conformismo es el que está colaborando con los que destruyen nuestra tierra tras sacarle una buena tajada, claro.

    La presión social es necesaria más que nunca y para que esta se produzca la información y la educación ambiental. Lo primero es difundir la situación y trabajar para que se sepa al máximo. Me parece una lucha digna y necesaria y en lo que a mi me toca lo difundiré allá donde pueda.

    Saludos

  • Para que cierta informacion llegue al pueblo hay que hacerse un hueco en los medios de masa, controlados por los mismos intereses. Que ha pasado tradicionalmente con las manifestaciones publicas de cualquier opinion “no oficial”, quien no ha sido llamado al pudor de “no comentar o iniciarse en la politica publica canaria”, que colectivos sociales tienen un peso suficiente para tomar la iniciativa “de verdad”…

    Es muy facil ver que las cosas no funcionan, se este de acuerdo o no con lo que cada cual despues proponga, pero actuar y, sobretodo, la manera eficaz de hacerlo, no es tarea tan sencilla.

  • Coincido plenamente con Fidel: la información aquí es vital, es inaceptable que tengamos una situación tan dantesca como la del agua aquí mismo, en casa, y la gente no lo sepa.

    Está claro que mi pregunta sobre la actitud de CC, PP y PSOE era retórica. Está visto que la situación actual les interesa. Me gustaría saber hasta qué punto están entrelazados partidos políticos y aguatenientes, sospecho que tienen una relación verdaderamente simbiótica.

    A mí leer este artículo me supuso un mazazo. Cuatro gatos no sólo tienen control sobre un recurso clave como el agua, que se supone bien público, sino que lo explotan y se enriquecen a costa de la necesidad de los demás. ¡¡Hipotecan el desarrollo del país y encima se lucran!! Siento verdadero asco.

    Este es un tema del que cualquier partido canario mínimamente honesto haría bandera, y sin embargo no aparece por ningún lado en el programa de los partidos grandes. Se me revuelve el estómago.

    Si las cosas son tan claras como lo expone el artículo, estamos ante una injusticia escandalosa derivada directamente de la conquista (¿no se supone que aquello estaba ampliamente superado y pasado?). El adjetivo que me viene a la cabeza es “colonial”. Entonces, ¿estamos de verdad en una sociedad libre y democrática, basada en el bienestar público? Es obvio que no. Fomentemos este debate todo lo posible, es la única manera de empezar a cambiar.

    Saludos!

  • Creo que se equivocan!, los partidos políticos sí que han hecho algo. Han vendido el 30% de EMALSA a una empresa francesa (Saur) y a una constructora Sacyr. Es decir, el ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria se deshace de un bien estratégico por 10 millones de Euros, para según dice, sanear sus cuentas. (versión oficial)

    Yo también viví la falta/compra/especulación/sequía/potabilizadora de agua en un pueblecito “lejano a la capital”. Afortunadamente para ese pueblo, la construcción de unos cuantos embalses ayudó a que éste bien preciado no pasáse a manos privadas. Faltaría mas… quien puede adueñiarse y ser señor de la lluvia? Pero éstos embalses tambien fomentaron el despilfarro de agua en cultivos, como el tomate, plátanos etc etc, que requieren demasiada agua y que nos son parte de estas latitudes.

    No quiero ni hablar del famoso césped… por que me enveneno.

  • Desde luego, habría que hablar del coste para el territorio de cultivos como el plátano, que por lo visto es bastante destrozador. Es parte de la herencia colonial de la que habla el artículo: nunca se trajo un cultivo pensando en el desarrollo de Canarias o porque fuera una buena opción de prosperar. Se trajeron cultivos para exportar, o sea para vender y enriquecerse, sin pararse a pensar en el coste para la tierra y su gente. El turismo viene a ser otro tanto, y eso que le debemos mucho, no lo niego.

    Pero se me había pasado la referencia de bitdrain al acceso a los medios de comunicación de masas. Tiene razón, hoy por hoy esos medios, que están en manos de los mismos intereses, son los que calan en la mayor parte de la población. A los que queremos otra cosa nos queda internet, que no es poco, y si bien es cierto que las generaciones anteriores son completamente ajenas a la red (mis padres por ejemplo no la usan para nada), no deja de ser una herramienta poderosa que poco a poco se abre camino. A mí ya me ha servido para ver que somos muchos más de lo que se da a entender los que queremos una Canarias distinta, y está sirviendo para crear espacios fuera de la red donde puede estar germinando un futuro diferente para las islas. Es un progreso muy lento, sí, llevará tiempo, pero todo lo sólido se contruye lentamente. Roma no se hizo en 2 días, como reza el dicho.
    Que los medios de masas silencien estas iniciativas me parece señal de que no vamos por mal camino.

    Saludos!

  • Un par de puntualizaciones:

    El agua en Canarias no está subvencionada. De ninguna manera. Los 60 céntimos son a pie de desaladora y no incluye bombeos y mantenimiento de las redes que pueden elevar los costes a 1,10 a 1,5 € (por ejemplo, en las galletas se está pagando en el entorno de 1,5 € mientras que en Buenavista, en el entorno de 1,20 €) Estos precios son como los de Alemania, o más, con la diferencia que nuestra mano de obra es MUCHO más barata. Por tanto, nuestra agua tiene un coste muy superior a la de ellos.

    Segundo, el coste de elevar 1 m3 de agua 100 m es de, entorno, a 3 céntimos de euro.

    Tercero, por cada m3 de agua desalada de mar se consume, aproximadamente, unos 4 Kwh. La cantidad de emisiones que se producen con esa energía depende de las fuentes empleadas. Por tanto, con los nuevos parques solares y eólicos que se están haciendo (por lo menos en Tenerife: Arico, Buenavista y Granadilla) esas emisiones son más bajas.

    Cuarto, el hecho de que el agua esté en manos privadas ha sido más beneficioso que perjudicial. Esto es debido a que, como se ha considerado un bien escaso y caro, hemos accedido a la llamada Nueva Cultura del Agua mucho antes que en el resto de España. (Aquí nadie se plantea las sandeces que se plantean en el levante con el agua desalada). Cuestión aparte es la de los agua mangantes.

    Quinto, no todas las desaladoras son de agua de mar. Las hay de galería (Aripe en Chio es un ejemplo) o de pozo (en las medianías del norte de Gran Canaria a muchas) Éstas permiten mejorar la calidad de los aforos y emplearlas en agricultura mientras que la de agua de mar permiten dar descanso a los acuíferos. Además, la agricultura intensiva emplea ampliamente el agua desalada de mar en Tenerife y Gran Canaria (Le Estrella, La Monja, Roque Prieto)

    Sexto, la reutilización de aguas residuales en el riego de cultivos de medianías en Gran Canaria es ejemplar y, en la platanera del sur de Tenerife, a pesar de los problemas de salinidad, permite ahorrar mucha agua y, al mismo tiempo, limitar los vertidos al mar.

    Por tanto, el agua en Canarias está muy lejos de ser un desastre o un tema escandalaso. Por el contrario, deberíamos sentirnos orgullosos de una de las pocas cosas en las que estamos más avanzados en el mundo.

    No obstante, todo lo dicho, hay muchas cosas que mejorar.

    • Espero no molestar, me tomo la libertad por lo libre que resulta la red… tengo en proyecto una “novela” cuyo “leif motiv” será el agua en canarias, soy canario, de Icod, concretamente, pero resido fuera. Estaré en Tenerife en Febrero y Marzo, me gustaría conversar con algunas personas sobre el tema, y tomar algunas notas para formar mi opinión. Dejo mi email, si se me permite: santiagofuenteshome@gmail

  • Ah! se me olvidaba. Muchos fueron los canarios que con sus aportaciones económicas (comprando acciones) hicieron posible crear los miles de km de galerías que nos han dado de beber y comer durante mucho tiempo.Si no hubiera sido por esa capitalización privada nunca hubiera sido posible esos aforos. Son las grandes obras de canarias (junto con los abancalamientos de laderas) la plasmación en el territorio de un empuje y una fuerza de la que debemos sentirnos orgullosos. Es normal que los miles de canarios que pagaron esas obras ahora reciban sus beneficios y les aseguro que, aquí en el sur de Tenerife, es rara la familia que no invirtió ahorros en esas acciones.

    Ahora, los esfuerzos privados se están dedicando a la desalación y a la mejora de las redes de distribución. Captación de nuevos recursos y ahorro de pérdidas, El mismo esfuerzo en un tiempo nuevo y una nueva tecnología.Y, nuevamente, son miles de canarios los que aportan cientos e, incluso, miles de euros en la titánica tarea de obtener agua en frente del desierto del Sáhara.

  • Gracias por tus comentarios, Ricardo, muy jugosos.

    Los 60 céntimos ya decía yo también que como cifra no era muy precisa, pero hasta donde yo sé la potabilización sí está muy subvencionada. 60 céntimos por m3 recién salido de la potabilizadora me parece un precio escaso para un proceso tan caro. Después hay que sumarle costes que encarecen tremendamente el agua, por supuesto.

    Cierto es que las emisiones dependen de la fuente de energía empleadas, pero hasta donde yo sé en Canarias lo que se emplea es gasoil, en muy pocas ocasiones renovables. Aunque puedo estar mal informado. De todas maneras las cifras que da el artículo son muy preocupantes.

    No estoy tan seguro de que el hecho de que el agua haya estado siempre en manos privadas haya sido necesariamente beneficioso. Conozco casos en los que los agricultores se reúnen con el aguateniente de turno, que en cierto caso resultó ser una señora muy peripuesta en coche con chófer que llegó a la reunión de la capital, decidió que ese año había poca agua y el precio había que subirlo, es la ley del mercado. Los agricultores lo pasaron mal ese año. De acuerdo que también existen cooperativas, como contaba Bitdrain, cosa de la que me alegro. Pero casos como el de la familia Olsen, ¿no te parecen escandalosos? A mí sí.

    Abundando en lo de las cooperativas, es lógico que la gente saque un beneficio de una inversión realizada, pero si el nivel del agua desciende alarmantemente, ¿no será mayor el daño si seguimos igual? ¿No habría que buscar una alternativa a sacar agua indefinidamente de pozos y galerías? La desertización no espera.

    Pero claro, si esas alternativas, como la captación de humedad de brumas, se topan con trabas… Estoy de acuerdo en celebrar que se empleen aguas residuales diluidas o depuradas, y en estar hasta orgulloso de lo qeu se hace bien, y desde luego lo hay. Pero en esto del agua me parece que persisten situaciones que son verdaderamente escandalosas. Los datos del artículo son espeluznantes, y no me parece que haya sido escrito a la ligera.

    Saludos!

  • Necesitamos saber que eres humano * Tiempo de espera agotado. Recarga el CAPTCHA con el icono de flechas.

    Subscríbete a Tamaimos

    Mantente al día de nuestras actualizaciones

    Por favor, espera un momentito...

    ¡Gracias por suscribirte!

      Colaboradores
    • Batata News
    • Fundación Tamaimos
    • Creando Canarias
    • Entre chácaras y tambores
    • Javier González Moreno
    • Edmundo Ventura
    • Jorge Stratós
    • Aníbal García Llarena
    • Rumen Sosa
    • Yaiza Afonso Higuera
    • Luis Miguel Azofra
    • José Farrujia de la Rosa
    • José Luis Angulo Santana
    • Rucaden Hernández
    • Antonio De la Cruz
    • Isabel Saavedra
    • Fernando Batista
    • Pleiomeris
    • Canarias Top Music
    • Antonio Cerpa
    • Ayoze Corujo Hernández
    • Manolo Ojeda
    • Dani Curbelo
    • Lorenzo Méndez
    • José Fidel Suárez Vega
    • Aniaga Afonso Marichal
    • Jose Ángel De León
    • Fernando Sabaté
    • CristianSF
    • Aridane Hernández
    • Pedro Delgado
    • Jorge Pulido
    • Juanjo Triana
    • Cristian SB
    • Dácil Mujica
    • Miguel Páez
    • Avatar
    • Rubén Jiménez
    • Pablo Ródenas
    • Echedey Farraiz
    • Echedey Sánchez Bonilla
    • Ciara Siverio
    • Pedro Hernández Guanir
    • Javier Guillén
    • Doramas Rodríguez
    • Avatar
    • Avatar
    • Javier Castillo
    • El pollo de Andamana
    • Gabriel Pasternak
    • Avatar
    • David Martín
    • Armando Ravelo
    • Avatar
    • Arturo Caballero
    • Avatar
    • Manuel Hernández
    • Avatar
    • Juan García
    • Agoney Baute
    • Avatar
    • Avatar
    • Nicolás Reyes González
    • Avatar
    • Estrella Monterrey
    • Emma Rodríguez Acosta
    • Avatar
    • CSO Taucho
    • Álvaro Santana Acuña

    Buscamos colaboradores.

    ¿Tienes inquietud por lo que pasa en Canarias y quieres expresarte a través de Tamaimos.com?

    Contáctanos. Más información aquí

    ¿Te gusta Tamaimos y quieres ayudarnos a mejorarlo?

    Puedes hacer una donación. Más información aquí
    ¿Qué es Tamaimos.com? ¿Qué es la Fundación Canaria Tamaimos?