Semanario Crítico Canario
El agua en Canarias

Este artículo lo publica

Intérprete de conferencias en las instituciones europeas. Licenciado en traducción e interpretación por la ULPGC; estudios de posgrado en filología finougria y Máster europeo en interpretación por la Universidad de Turku, Finlandia. Iván Vega Mendoza (Iván Suomi) nació en Gran Canaria y se crió entre el barrio capitalino de La Isleta y el pueblo de Las Lagunetas, en el municipio de San Mateo. Ha estudiado y residido en varios países europeos, con estancias más o menos largas en Finlandia, Alemania y Bélgica. Interesado en todo lo que conforma la visión e interpretación canaria del mundo y apasionado de las actividades en naturaleza. De esos que no destacan en la parranda, pero que siempre están.

Opinión

El agua en Canarias

Hace ya tiempo que me intriga todo lo que rodea a la propiedad y gestión del agua en Canarias. En internet hay información, desde luego, pero como a menudo pasa en estas islas, uno se tiene que disfrazar de Indiana Jones para sacar algo en claro del caudal de documentos disponible. No terminaba yo de encontrar respuestas claras a quién es dueño del agua y por qué, hasta que me topé con un artículo de la revista alemana Geo, que dedicó a Canarias su especial de diciembre 2005 / enero 2006. Como lo considero de sumo interés, paso a traducirles varios fragmentos del artículo. Las negritas son mías:

“[…] El agua es un bien preciado en las Islas Canarias. El archipiélago, situado a la misma latitud que el Sahara, cuenta con grandes extensiones en las que casi no llueve: en las dos islas más orientales, Fuerteventura y Lanzarote, sólo caen al año entre 100 y 200 milímetros de agua, poco más que en zonas colindantes con desiertos, y las precipitaciones son cada vez más escasas. Hace ya tiempo que las reservas naturales de agua de las islas no pueden cubrir las necesidades de 2 millones de habitantes y 10 millones de turistas, que consumen cada año más de 500 millones de metros cúbicos de agua. Un turista alemán en Tenerife consume diariamente 449 litros, más del triple de lo que consume  en Alemania.

[…] En Canarias sólo queda una pequeña parte de los bosques que originariamente cubrían las montañas. La situación es especialmente dramática en Lanzarote, cuyas laderas estaban cubiertas antaño por una espesa floresta que canalizaba la humedad proveniente del cielo a los suelos. Aquellos bosques fueron destruidos por erupciones volcánicas o talados hace ya tiempo por los isleños para usar la madera como combustible.

Hasta los años 60 los canarios combatieron la escasez de lluvias con galerías; con el crecimiento que experimentó la población, hubo que traer agua potable en grandes buques cisterna, hasta que en 1964 comenzó a funcionar en Lanzarote la primera desaladora de agua de mar de Europa. Hoy hay repartidas por todas las islas más de 250 plantas de desalación, grandes y pequeñas, públicas y privadas. Las mareas potabilizadas del Atlántico  cubren ya la mitad del consumo anual de agua dulce, con 240 millones de metros cúbicos.

Sin embargo, la desalinización de agua de mar es uno de los procesos industriales que más energía consume: por cada metro cúbico desalinizado, las instalaciones necesitan casi un litro de combustible, y es que hoy día se van por las chimeneas de las potabilizadoras canarias 180.000 toneladas de carburante diesel al año. Aquí cabe señalar que el agua y la energía están altamente subvencionadas en España, a lo que hay que añadir los fondos de Bruselas,  puesto que el Archipiélago se considera región fronteriza con carencias estructurales. Todo ello explica que aquí un metro cúbico de Atlántico tan trabajosamente desalinizado cueste sólo 60 céntimos, cuando la misma cantidad de agua de abasto en Alemania cuesta el doble o el triple.

Bombear agua desalada a zonas por encima de los 300 metros de altitud tiene un coste astronómico y no resulta rentable, de modo que los agricultores se ven forzados a llevar el agua a sus resecos campos mediante conducciones arcaicas, en cantidades previamente negociadas. Cuando la lluvia escasea, los costes de irrigación se disparan como ocurrió en 2004, cuando una sequía invernal en La Palma multiplicó por 3 el precio del metro cúbico de agua. Más de un agricultor estuvo a punto de arruinarse.

Al contrario que en Alemania, los pozos y galerías de Canarias están casi exclusivamente en manos privadas. Se trata de un sistema extremadamente confuso y difícil de desentrañar, una herencia que dejaron hace 500 años los conquistadores españoles, que transfirieron a sus vasallos de mayor valía los derechos sobre la tierra y el agua en recompensa por sus servicios bélicos. Con el correr de los siglos estos derechos se heredaron, se vendieron o se traspasaron, hasta llegar a la situación actual, en la que los derechos sobre el agua pueden estar ligados a la propiedad de la tierra o ser independientes de la misma, y pueden pertenecer a una sola persona o a una comunidad hereditaria, a una cooperativa, a una sociedad anónima o a un municipio.

En muchas ocasiones unos pocos propietarios controlan gran parte de los manantiales, y controlan los precios. Es el caso de la familia de armadores Olsen, de origen noruego, que ha amasado su fortuna no sólo con las líneas de ferrys interinsulares, sino también con un casi monopolio sobre los pozos de La Gomera. El mercado del agua es lucrativo: un holding adquirió en octubre de 2005 en Tenerife la empresa de abasto Entemanser por valor de 75 millones de euros. También las corporaciones municipales se ven obligadas a comprar el agua a este tipo de empresas antes de poder abastecer al consumidor final.

Para satisfacer las necesidades de agua, las constructoras excavan la roca cada vez a mayor profundidad. Hasta 6 kilómetros llegan a medir estos túneles, que perforan el interior de Gran Canaria y Tenerife como si fueran esponjas, y llevan a la costa  el agua procedente de cientos de pozos profundos de las zonas altas. Entre 1973 y 1997 la longitud de estos conductos subterráneos creció una cuarta parte; en el mismo período la cantidad de agua extraída disminuyó un 23%.

Y es que el nivel de las aguas subterráneas desciende en todas las islas de forma dramática: en La Palma, 4 metros por año; en algunos puntos de Gran Canaria y Tenerife, 500 metros desde el siglo pasado. En muchos manantiales el agua se ha vuelto salobre, y muchos molinos de viento, que antes se empleaban para la extracción de agua, quedan inservibles en el paisaje, al no alcanzar ya tales profundidades. Por si fuera poco, gran parte del agua potable se pierde al no ser completamente estancas las canalizaciones.

Así, la vegetación de Canarias presenta dos paisajes diferentes cada vez con mayor claridad: en las zonas turísticas de la costa proliferan exuberantes plantas exóticas, resplandece el verde uniforme de algún nuevo campo de golf, irrigado con agua del Atlántico costosamente desalada y a veces mezclada con aguas residuales aclaradas, pero no completamente libres de olores. En el interior, por el contrario, avanza la desertificación.

Las alternativas a la carísima desalación del mar son poco frecuentes. Los proyectos innovadores requieren a menudo interminables procesos burocráticos de las autoridades, incluso cuando algunos tendrían hasta potencial turístico. Un ejemplo es el del cazador de bruma David Riebold, cuyos esfuerzos algunos llaman “proyecto David”. El británico ha convertido con mucha dedicación el valle escarpado que hay entre su casa y el macizo rocoso deforestado en un arca de Noé para plantas autóctonas. Cada vez son más los –ahora raros- animales de Lanzarote que se establecen allí. Hasta ranas se oyen croar entre los arbustos […]”.

Hasta aquí la traducción. Más allá de si cifras como la de los 60 céntimos por metro cúbico son más o menos precisas, es indudable que el artículo plantea sin rodeos cuestiones de muchísima gravedad. Y digo yo: ¿un recurso como el agua sigue en manos privadas? ¿Seguimos con un sistema heredado del siglo XV? ¿Cómo se conjuga esto con el bien público? ¿Es ético hacer negocio con la escasez de agua? ¿Qué poder de influencia ejercen estos aguatenientes sobre las autoridades, democráticamente elegidas? ¿Por qué no salen adelante las soluciones alternativas? ¿Por qué CC, PP, PSOE no abordan este escándalo? ¿Realmente es Canarias una democracia?

¡Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Este artículo lo publica

Intérprete de conferencias en las instituciones europeas. Licenciado en traducción e interpretación por la ULPGC; estudios de posgrado en filología finougria y Máster europeo en interpretación por la Universidad de Turku, Finlandia. Iván Vega Mendoza (Iván Suomi) nació en Gran Canaria y se crió entre el barrio capitalino de La Isleta y el pueblo de Las Lagunetas, en el municipio de San Mateo. Ha estudiado y residido en varios países europeos, con estancias más o menos largas en Finlandia, Alemania y Bélgica. Interesado en todo lo que conforma la visión e interpretación canaria del mundo y apasionado de las actividades en naturaleza. De esos que no destacan en la parranda, pero que siempre están.

Reacciones
  • Las principales alternativas son la reutilización de aguas residuales, la desalación de agua de mar (si se obtiene con parques de energía alternativa, mejor) y la mejora de las redes de distribución (que pueden producir ahorros de hasta el 50% si se parte de canales abiertos) El caso de la captación atmosférica, por ahora, sólo es viable en zonas aisladas, con clima adecuado (brumas) y para abastos puntuales. A gran escala parece una quimera.

    En cuanto a las subvenciones al agua desalada, no existe subvención alguna del Gobierno de Canarias para la producción de la misma. La construcción de las plantas, al igual que cualquier otra infraestructura de desarrollo económico, tiene ayudas del FEDER y del antiguo FEOGA-O. Además, el FEADER ya no subvenciona los casos que sí subvencionaba el FEOGA-O. A modo orientativo, una planta de 5.000 m3/día cuesta del entorno de 1,5-1,75 millones de €.

    Por último, puntualizar que afirmar que el plátano es un cultivo producto de la herencia colonial me parece muy atrevido. En realidad, éste llega a Canarias de la mano de los ingleses (no de los españoles) Y, es fruto, de la intensa relación comercial entre las islas e Inglaterra.

  • Reutilización de aguas residuales, mejoras en la red de distribución, y desalación mediante energías renovables en el mayor grado posible. Desde luego que me parece el camino a seguir. La captación de brumas también me parece necesaria, aunque coincido en que seguramente tiene sus limitaciones.

    Quien subvenciona la desalinización de agua de mar no es el gobierno canario, sino el gobierno de España, que según los casos puede subvencionar hasta el 50% de la contrucción de una desaladora, aunque el porcentaje de ayudas suele estar entre el 40 y el 45%. Esto confirma la afirmación de que en España la desalinización está fuertemente subvencionada.

    De todas formas, nos estamos alejando de lo que a mí me parece el meollo de la cuestión en Canarias. A parte de todo lo que hay que mejorar, etc (en lo que veo que coincidimos muchísimo), ¿qué hacemos con situaciones de cuasi monopolio sobre pozos y galerías? No quiero ser repetitivo, pero no me parece aceptable que unos pocos tengan mucho que decir sobre un recurso como el agua. El caso de los Olsen me parece paradigmático, y no considero que haya que seguir como hasta ahora y dejar hacer.

    En cuanto al plátano y los ingleses, me reafirmo en que es un legado colonial. Lo que fundaron los ingleses en Canarias no fue un club filantrópico precisamente, vinieron a hacer negosio, como es lógico y normal. Pero es que explotar un país extranjero obteniendo pingües beneficios, que no revierten en ese país extranjero, para mí es una buena definición de colonialismo, viejo conocido de Inglaterra. Además, el caso inglés en Canarias es interesante también porque, como dice José A. Alemán, es un ejemplo claro de cómo no es imprescindible ostentar la soberanía de un país para tener su economía bajo control.

    Saludos!

  • Hola a todos,

    Voy a estrenar mi primer comentario en Tamaimos y es que llevo algunos días, como ya en un correo les comenté a los dueños de esta casa, leyendo y escuchando gran parte del material de primera que hay por aquí.

    Ya entrando en harina voy a destacar una idea que ha salido, sin que ello impida que se continúe con el tema principal que es la propiedad del agua. Ricardo expuso la posibilidad de desalar agua usando energías renovables y ese es uno de los caminos clave, tanto para eliminar dependencia del exterior (combustible) como para producir el agua de forma más limpia.

    La unión de desaladoras y eólica debería ser parte del futuro del agua en Canarias pero primero hay que aumentar el parque eólico y es que en la actualidad no destaca precisamente por su potencia instalada (ni por la instalable) como muchas veces se piensa. Esta potencia puede verse ampliada a medio plazo, hacia el mar, con la implantación de parques offshore/nearshore en las costas ya que el mapa eólico en estas zonas es muy favorable y no fue tenido en cuenta hasta hace poco. Por ahora hay algunas ideas en este sentido pero su aplicación es lenta.

    Lo malo es que, pese a tener un recurso natural como el viento, ha habido ciertos encuentros entre organismos que espero terminen de forma favorable, y es que inevitablemente hablar de agua en Canarias es hablar de energía.

    Volviendo a la política de aguas, me quedo con lo de “Al contrario que en Alemania, los pozos y galerías de Canarias están casi exclusivamente en manos privadas.”. Voy a añadir también el caso de Madrid, donde todo el agua es gestionada públicamente, para resaltar de forma más cercana las diferencias.

    Un saludo a todos

  • Hola, qué tal,

    Sí que se hizo algo. El PSOE aplicó la Ley de Aguas española (en un copy & paste absoluto), declarando todas las aguas públicas y eso le costó el Gobierno de Canarias. De hecho, lo perdieron para que entrase CC, que promulgó una nueva Ley del Agua de un solo artículo, que suspendía la anterior Ley por completo.

    Actualmente no hay una postura oficial a nivel del Gobcan sobre esta materia (el agua) por motivos más que obvios. En estos momentos presenta muchísimas oportunidades de negocio, tanto cosas como la venta parcial de Emalsa (situación escandalosa, como si fuese la plata de la abuela para pagar la hipoteca) o las empresas de explotación de aguas.

    Aún así, hay regulación legal sobre aguas actualizada. Los dueños pasan a ser concesionarios, no propietarios, si registran las aguas. Si no las registran siguen como propietarios hasta X plazo desde que entró en vigor la Ley (no lo recuerdo ahora mismo, y de todas formas, cualquier Ley posterior puede cambiarlo). Esto es solo para grandes reservas de agua o explotaciones. Las aguas de auto-consumo (escaso caudal/importancia) siguen siendo privadas.

    Saludos.

  • Bienvenidos, Najor y Brito. Interesante lo que comentan.

    Sobre los parques eólicos en el mar, recuerdo que la primera vez que volé a Copenhague me impresionó ver filas y filas de generadores eólicos en el agua. Seguramente las condiciones del mar allí y aquí no son las mismas, pero estoy seguro de que poder, se pueden instalar (vamos, si se puede instalar una planta de gas en alta mar, un parque eólico debe de ser viable, no digo nada y lo digo todo).

    No conozco los detalles de lo que cuenta Najor, si pudieras aportar algún enlace con más información, como qué postura mantiene el PSOE, te lo agradecería. Lo que parece quedar claro es que el gobierno canario no tiene postura porque no le interesa tenerla, sino mantener las cosas tal cual están, y que el negocio del agua en Canarias es muy lucrativo. Y como es frecuente en esta tierra, los beneficios no revierten aquí.

    Les dejo un artículo también muy jugoso en el que el presidente de la asociación de ganaderos y agricultores de Canarias habla, entre otras cosas, del coste del agua en las islas.

  • Hola a todos,
    Los parques eólicos en el mar, a día de hoy, no son rentables, por no decir imposibles, en Canarias. Demasiada profundidad en la costa Canaria. Te adentras un 1Km en la costa y la profundidad se dispara hacia el abismo. Los parques eólicos necesitan estar localizados lejos de la costa para aprovechar mejor la brisa marina. Su gran tamaño es un impedimento para su implante cerca de la costa.

    Aunque todo tiene su solución. En el País Vasco hay un proyecto puntero para evitar éste contratiempo.

    Lo de la planta gasificadora off-shore no se realizó por dos motivos, la cercanía a la costa y el buen hacer del alcalde de Aguimes.

    Ahora, hablando de renovables, se imaginan el área del TIVOLI (potabilizadora) cubierta de paneles solares para alimentar la potabilizadora?

  • Hombre, pues está más enterado de los detalles técnicos el Holandés Volador que yo, que la verdad no los conozco. Simplemente me preguntaba que si técnicamente la gasificadora off-shore era viable, cómo no lo iban a ser los aerogeneradores… Pero ya veo que por lo visto aunque la planta de gas fuera en alta mar, iba a estar bien cerquita de la costa.

    Desde luego que lo de la energía solar ya daría para un debate en exclusiva, o dos o tres

  • La gasificadora se la quiso vender como de alta mar, pero estab cerquita del puerto de Arinaga. Quien dijo pelotazo? ;-)

    El tema del cultivo y produción de alimentos en Canarias daría para muchisimos debates. Empezando por preguntas como:
    – Por qué esta mal visto ser agricultor ?
    – Por qué los importadores/centros comerciales tienen tanto poder?
    etc etc etc

    Volviendo al agua…. que les parece la cultura del Césped en Las Palmas. Creo que el consejal de jardines de turno, confunde una zona verde con el color del cesped, y por eso nos tenemos que tragar tanta yerba por todos lados. Cuanta agua consume un parque como el de Las Rehoyas cada año?

    chaito

  • VliegendeHollander, es verdad que las características del fondo no son favorables pero no es imprescindible que estén en alta mar y por eso incluía también los denominados “nearshore”. De decidir su rentabilidad se encargan los planes de viabilidad y hasta ahora, incluyendo al Instituto Tecnológico de Canarias, hay zonas que lo son. Las trabas que han aparecido tienen más que ver con otros temas más políticos que ingenieriles o de rentabilidad (como ya pasó con parques ya existentes).

    Y como una imagen vale más que mil palabras, comparen las zonas en tierra y el potencial de las zonas costeras que aún no se aprovechan:

    http://atlaseolico.idae.es/inc/get_map.php?pdf=spd80_es-ic

    Bueno, y de la energía solar…otro tanto de lo mismo. ¿Este tipo de energías requieren más inversión que otras? Sí, de hecho es tan fácil como pagar gasoil bien barato y quemarlo. ¿Esto es futuro, tanto para Canarias como para el medioambiente? Ya es más discutible. Y como dije antes, seguimos hablando de agua, no en clave del presente pero sí del futuro.

    Un saludo

  • Brito,
    Nunca he dicho que no haya alternativas para los campos eólicos offshore, solo constaté el echo differencial de Canarias con respecto a este tipo de infraestructura. Además nunca estaré en contra de ninguna opción de enrgías alternativas.

    Como bien dices el gran impedimento es, como siempre… político. Para variar cualquier cosa que se quiera implantar en Canarias tiene que ser aprobada por los políticos de turno, cuya mayoría rinde pleitesia a sus lobbies.

    Gracias por el mapa!

  • Necesitamos saber que eres humano * Tiempo de espera agotado. Recarga el CAPTCHA con el icono de flechas.

    Subscríbete a Tamaimos

    Mantente al día de nuestras actualizaciones

    Por favor, espera un momentito...

    ¡Gracias por suscribirte!

      Colaboradores
    • Batata News
    • Fundación Tamaimos
    • Creando Canarias
    • Entre chácaras y tambores
    • Javier González Moreno
    • Edmundo Ventura
    • Jorge Stratós
    • Aníbal García Llarena
    • Rumen Sosa
    • Pleiomeris
    • Yaiza Afonso Higuera
    • Luis Miguel Azofra
    • Rucaden Hernández
    • José Farrujia de la Rosa
    • Antonio De la Cruz
    • Isabel Saavedra
    • Fernando Batista
    • Canarias Top Music
    • Antonio Cerpa
    • Ayoze Corujo Hernández
    • Pedro Delgado
    • Miguel Páez
    • Dani Curbelo
    • Lorenzo Méndez
    • Manolo Ojeda
    • Pedro Hernández Guanir
    • Avatar
    • Aniaga Afonso Marichal
    • José Fidel Suárez Vega
    • Fernando Sabaté
    • Aridane Hernández
    • CristianSF
    • Jose Ángel De León
    • Echedey Sánchez Bonilla
    • Avatar
    • Jorge Pulido
    • Pablo Ródenas
    • Cristian SB
    • Juanjo Triana
    • Rubén Jiménez
    • Dácil Mujica
    • Doramas Rodríguez
    • Álvaro Santana Acuña
    • Javier Guillén
    • Echedey Farraiz
    • Ciara Siverio
    • Avatar
    • Nicolás Reyes González
    • Juan García
    • Avatar
    • Estrella Monterrey
    • Emma Rodríguez Acosta
    • Arturo Caballero
    • CSO Taucho
    • Avatar
    • El pollo de Andamana
    • Avatar
    • Javier Castillo
    • Avatar
    • Avatar
    • Armando Ravelo
    • Avatar
    • Gabriel Pasternak
    • Avatar
    • Avatar
    • David Martín
    • Agoney Baute
    • Manuel Hernández

    Buscamos colaboradores.

    ¿Tienes inquietud por lo que pasa en Canarias y quieres expresarte a través de Tamaimos.com?

    Contáctanos. Más información aquí

    ¿Te gusta Tamaimos y quieres ayudarnos a mejorarlo?

    Puedes hacer una donación. Más información aquí
    ¿Qué es Tamaimos.com? ¿Qué es la Fundación Canaria Tamaimos?