Semanario Crítico Canario
Contra la caza de brujas

Este artículo lo publica

Josemi Martín nació en Gran Canaria, Islas Canarias. Afincado en España, también ha vivido en diversos lugares del Reino Unido, además de estancias en Portugal, Estados Unidos e Irlanda. Licenciado en Filología Inglesa por la ULL y Graduado en Antropología Social y Cultural por la UNED, es un apasionado de los Estudios Canarios. Busca contribuir a la creación del pensamiento crítico canario, autocentrado e independiente. Preside la Fundación Canaria Tamaimos. Su alter ego, Edmundo Ventura, escribe en Tamaimos.

La Gaveta

Contra la caza de brujas

Conocen ustedes tan bien como yo lo que supuso el episodio de la “caza de brujas” estadounidense llevada a cabo por el Senador McCarthy y el Comité de Actividades Antiamericanas a mediados de los años cincuenta en los Estados Unidos. Hubo entonces periodistas, políticos, artistas, etc. que alzaron su voz contra los desmanes de la paranoia instigada por aquel senador, sin embargo también hubo, periodistas entre otros, que se sumaron a la locura y se convirtieron hasta en ariete de la histeria colectiva.

La caza de brujas llegó a Canarias. Ahora no son los comunistas o los homosexuales los perseguidos. Les toca a los nacionalistas, soberanistas, independentistas,… gente que va en contra del pensamiento políticamente correcto, único por lo visto, según el cual todo lo que no sea pensar que Canarias es España y punto, debe ser exterminado de la faz de la Tierra. Actúa ahora de “tonto útil” –no estoy seguro de que ésta sea la expresión adecuada, pues Lenin la acuñó para los intelectuales- el graduado en la universidad de la vida Pedro Guerra y los periódicos de Editorial Prensa Ibérica. Espero que no le importe que lo mente con nombre y apellido puesto que él se ha permitido citar de igual manera a sindicalistas y activistas sociales que asistieron a una charla de independentistas vascos hace un año. El objetivo: exponerlos públicamente, hacerlos pasar casi por amigos de terroristas, desprestigiarlos, echarles lodo encima,… Sin embargo, el tiro les está saliendo por la culata y luego explicaré por qué.

Es la caza de brujas, desde siempre, un mecanismo muy útil para desviar la atención de asuntos más importantes. No hablemos pues del treinta por ciento de paro que asuela a las islas, por ejemplo, ni de los numerosos escándalos de la política en Canarias, no sea que el señor Soria nos quite la publicidad: señalemos a cuatro personas, a las que “tenemos controladas”, tratemos de meterles el miedo en el cuerpo y presentémoslas como simpatizantes de etarras. A este juego se ha prestado Editorial Prensa Ibérica de la mano de un aficionado del periodismo, que ayer nos deleitaba con una primicia de rabiosa actualidad: Intersindical Canaria se declara soberanista desde el año 94. Y además, dice, “ya no se esconden”. No se entera, el informador desinformado. ¿Dónde estuvo Pedro Guerra todos estos años? ¿Debajo del agua? Que Intersindical Canaria es un sindicato soberanista lo sabe hasta mi sobrina de cinco años y, desde luego, se podrá acusar de muchas cosas a Intersindical pero no de esconderlo precisamente. ¿Por qué habría de hacerlo? ¿Es acaso un delito? Según parece, en la preclara mente de Pedro Guerra y quienes le permiten publicar sus patojadas con pretensiones de periodismo de investigación, debe serlo.

Sin embargo, no todo está perdido. No puede estarlo. Junto al amateurismo irresponsable, hemos conocido ejemplares muestras de lo que debe ser el periodismo, la ética periodística y la opinión de un periodista, siempre a la vanguardia en la defensa de las libertades. Porque de eso es de lo que se trata, básicamente: de si estamos a favor de que los ciudadanos canarios puedan apoyar el proyecto político que más les plazca o de si queremos caminar hacia una sociedad totalitarista, donde todo lo que se salga del pensamiento políticamente correcto sea señalado y perseguido. Ésos que se llenan la boca con la defensa de la Constitución española, ¿por qué no repasan ahora los artículos 16, 18, 19 y 20, donde se reconocen nuestros derechos y libertades a, por ejemplo, no ser perseguidos por razones ideológicas? Pero, insisto, yo soy optimista. Yo creo que alguien objetivo, con ética profesional, visión periodística, amor a su oficio,… pondrá fin a todo esto dentro de Editorial Prensa Ibérica. Alguien le dirá a este señor: “Es usted todo lo contrario de lo que debe ser nuestra bella profesión y no le vamos a permitir que use nuestros periódicos para la persecución política”. Esto pasará, más temprano que tarde, estoy seguro. Y cuando eso pase, Canarias será un lugar mejor, porque la gente podrá ser políticamente lo que le venga en gana, sin temor de ser señalados ni hostigados por ningún advenedizo del periodismo.

Les decía más arriba que les está saliendo el tiro por la culata. Las muestras de apoyo y solidaridad públicas y privadas con los señalados por el artículo de Pedro Guerra son abrumadoras. La sociedad canaria ha sabido reaccionar y se ha puesto en pie ante un hecho tan grave. Militantes de base de partidos como Nueva Canarias y Coalición Canaria, también dirigentes, organizaciones sociales, activistas en la red,… se han pronunciado públicamente mostrando su indignación por esta campaña mediática que ahora encarna Pedro Guerra como pudo haberlo hecho cualquier otro que se hubiera prestado a estos manejos. En próximas horas seguramente veremos más reacciones a diferentes niveles. Creo que debemos felicitarnos por haber sabido plantarnos ante una caza de brujas que hacía preguntarse a más de uno quién sería el próximo: ¿Nueva Canarias? ¿Alternativa Sí Se Puede? ¿el S.O.C.? ¿Tamaimos quizá? La anécdota puede ser apócrifa pero viene al caso. El filósofo trascendentalista norteamericano Ralph Waldo Emerson corrió a visitar a su amigo Henry David Thoreau cuando se enteró de que lo habían encarcelado por su negativa a contribuir con la guerra contra México. Emerson, viéndolo tras las rejas, le preguntó: “¿Por qué estás aquí?”. Thoreau no pudo evitar responder a su buen amigo. “¿Y tú? ¿Por qué no estás aquí?”. La sociedad civil canaria esta vez sí ha sabido estar donde tenía que estar.

¡Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Este artículo lo publica

Josemi Martín nació en Gran Canaria, Islas Canarias. Afincado en España, también ha vivido en diversos lugares del Reino Unido, además de estancias en Portugal, Estados Unidos e Irlanda. Licenciado en Filología Inglesa por la ULL y Graduado en Antropología Social y Cultural por la UNED, es un apasionado de los Estudios Canarios. Busca contribuir a la creación del pensamiento crítico canario, autocentrado e independiente. Preside la Fundación Canaria Tamaimos. Su alter ego, Edmundo Ventura, escribe en Tamaimos.

Reacciones
  • Iván, siento haber hecho ciencia-ficción de la pésima. Me limitaba a reflexionar en alta voz a la luz de experiencias pasadas, pero veo que por aquí las sensibilidades no están para eso y que es mejor despachar el asunto sin miramientos. Mensaje recibido.

    Para fomentar el respeto, habría que empezar por evitar los calificativos y las categorizaciones de quienes son, después de todo, vecinos, primos, amigos, conocidos o conciudadanos. Términos como “españolista” o “separatista” usados en ciertos contextos no son sino atajos que muestran la incapacidad de razonar y de dialogar por parte de quienes los emite. En una democracia caben todos aquellos que respeten las reglas de juego comunes, piensen lo que piensen y aspiren a lo que aspiren.

    Disculpa Hideyoshi, no tengo por costumbre usar los comentarios ajenos de forma sesgada, pero al tú decir “pero es que el nacionalismo canario no es de ese tipo”, entendí que querías decir que no era de derechas. Aclarado. Te agradezco la molestia que te tomas en explicarte detalladamente. Me quedo con lo que dices en tu último párrafo: “pero los españolistas (y ese termino sólo pretende englobar a los nacionalistas españoles intransigentes OJO) no ven que quieren imponernos el sentirnos españoles. Pero me parece el mismo perro con distinto collar que el nacionalista canario que desprecia a un peninsular por el simple hecho de tener un acento distinto o haber nacido en otro lado”. Bien, eso es justamente el uso del término “españolismo” que reprocho a Ekadé, por emplearlo tan prontamente con quien no comulga con sus postulados. Eso y acusarme de “justificar” el ataque a IC. Ni conozco bien IC ni conozco al detalle su trayectoria o sus reuniones, por lo que no puedo pronunciarme sobre el asunto.

    No me salgo por la tangente, Ekadé, simplemente no respondo a lo que considero comentarios insultantes. Te sugiero que hagas una búsqueda en mis entradas y verás que la palabra “nacionalistas” (sin el “no” delante) la he utilizado una sola vez, en mi primera entrada, para citar una frase anterior y nunca para denominarte nada, ni a ti ni nadie. Respecto a ese término “nacionalista”, creo que es el término con el que se denominan y definen, ehhhh, los propios nacionalistas y es el que se usa en la entrada de arriba. Si a los nacionalistas no les gusta que se use, pues que se diga y punto. Para responder a tu primera entrada, sí, sería una canallada relacionar independentismo canario y ETA si se sabe que no hay relación, pero para eso está el Estado de Derecho, para usarlo en tu defensa. Es lo dije desde el principio y me llovieron las críticas. No vuelvo más sobre eso, allá cada uno con sus conclusiones. Sí que me sorprende el uso de la expresión “lucha armada” o “conflicto armado sin resolver” para referirse al asesinato y la extorsión del oponente político. De hecho me resulta escandaloso.

    Una pequeña aclaración para los que adoran llegar a conclusiones rápidas, soy canario y soy español porque así lo dice un papel. Ambas cosas son un puro accidente y me niego a ensalzar (o a denigrar) la una o la otra, porque se trata de hechos que nunca elegí. Los debates de salón sobre la identidad me preocupan poco. Cada uno la percibe según sus propios filtros y cada uno se pone sus propios “corsets” mentales a la hora de situarse en el mundo. Me preocupa más el debate sobre el desarrollo y la educación, por ejemplo.

    Termino denunciando la última frase que me dedica Ekadé, porque se trata de una infamia miserable y de una manipulación en toda regla de mis palabras. Creo que hoy he aprendido que mi poca inclinación al independentismo, además de por lo que ya he dicho, se debe a los discursos e insinuaciones de gente como Ekadé, un canario tolerante donde los haya. Si eso es una muestra del talante independentista, virgencita, virgencita, que me quede como estoy!!!

    • Llego tardísimo a este debate. Ando tan liado que no puedo ni comentar mis propias entradas. Agradezco a todos su participación. Sólo un par de puntualizaciones. Si estuviéramos hablando de un hecho puntual, aislado, yo también coincidiría con Luixelles en que sería algo exagerado hablar de “caza de brujas”. Sin embargo -y es algo que quizá no recalqué suficientemente- considero este hecho uno más en una cadena de hechos que se pueden rastrear desde hace, más o menos, un par de años y que dan que pensar bastante. Segundo: pienso que vincular independentismo y violencia política o terrorismo está -en el caso que nos ocupa- totalmente fuera de lugar. Es algo que ni siquiera hacen los independentistas pues están centrados en una estrategia diplomática internacional que no pretendo juzgar aquí ahora. Sólo el subperiodismo que practican pseudoperiodistas podría intentar “demostrar” tal vinculación. Y el hecho de, un año después -nótese el detalle-, se publiquen los nombres de los asistentes a una charla de un colectivo independentista vasco, me parece gravísimo, como creo que dejo claro. Dicho esto, pienso que el independentismo en Canarias ha pasado de estar únicamente en los panfletos a estar en los periódicos. Ahora debe aspirar a estar de una manera más seria y respetable: ni en los delirantes editoriales de El Día ni en los también delirantes “ejercicios” de graduados en la universidad de la vida metidos a una profesión tan seria. Saludos.

  • Luixelles si te importa más bien poco los debates identitarios ¿que te trae por acá?. La verdad es que tus descalificaciones me importan más bien poco. El caso es que después de todos persistes en tu idea de justificar la canallada de La Provincia calificandola de “libertad de expresión”. Cuando la agresión es de los “no nacionalistas” nos remites al “estado de derecho” e incluso lo justificas -cuando el daño ya está hecho-. Imaginate que te pegan y lo denuncias y yo te digo, “¿de que te quejas? denuncia que para eso está el estado de derecho”. Sin embargo bien que intentas vincular el independentismo con violencia y agresiones sin que lo ejerza desde que se estableció la Constitución española. Lo de los “peninsulares” sobran comentarios. Sabes perfectamente, que el “rechazo al godo” de carácter xenófobo está muy extendido por mucha gente que no es precisamente independentista, así que no entiendo a cuento de que viene asociar el considerar el rechazo al español con un copyright independentista. Precisamente el nacionalismo español es el que no puede presumir de ninguna tolerancia con los otros ( a los hechos históricos y no tan históricos me remito )…pero ah! que tu no eres nacionalista español, pero bien que defiendes su causa.

    Ahul y que te valla bonito.

  • Yo tengo verdadero miedo con que España se convierta, en cualquier momento, en un Estado fascista. Y no me dirán que no tiene antecedentes como para que uno no lo tema.

    Tampoco me quiero imaginar que pasaría en Canarias si el independentismo tuviese una representatividad al estilo del País Vasco. Me parece que las ilegalizaciones que suceden allá se quedarían cortas…

    Por cierto, Josemi. No todo el independentismo está metido en una estrategia diplomática internacional. No sé si querías decir eso, pero es lo que interpreto de tu comentario.

    Luixelles dijo: “Una pequeña aclaración para los que adoran llegar a conclusiones rápidas, soy canario y soy español porque así lo dice un papel. Ambas cosas son un puro accidente y me niego a ensalzar (o a denigrar) la una o la otra, porque se trata de hechos que nunca elegí.”

    No creo en las posiciones neutras, la verdad. Y menos en este caso. Me parecen de una hipocresía tremenda.

    La legitimación es una postura postura política que acepta las estructuras existentes, y eso no es una postura neutra (si es que existe eso).

    La opción que dices defender del individualismo, de los ciudadanos del mundo, etc.. en la realidad, para mi, tampoco existe. Y si existe algo así, tiene tan poco éxito y es tan marginal que ni siquiera soy capaz de verlo ni aquí ni por el mundo (algo representativo, claro).

  • He leído la entrada de Josemi, el artículo de Pedro Guerra y el debate que se ha montado. Me ha dejado un regusto desagradable.
    Debo reconocer que despues de leer a Josemi, esperaba algo más fuerte en el artículo de Guerra. Poca noticia me parece a estas alturas descubrir que el independentismo canario tiene simpatías por el independentismo vasco y que se reunan con gente de ese entorno.Así ha sido de siempre. Ya en su época me extrañaba que nacionalistas pacíficos organizaran mítines de Batasuna en La Laguna, cuando estos justificaban la violencia y formaban parte de una ideología que jugaba a las dos barajas. No se llama tampoco terroristas a nadie. Supongo que tampoco consideraran injurioso que se desvele que son soberanistas e independentistas. Ahora está puesto el foco sobre los grupos abertzales de los que se nutre ETA y que están bajo su tutela. Desconozco si Askapena está siendo investigado como una reorganización de los grupos ilegalizados y si de refilón afectó a gente de Inter sindical. En cualquier caso, resulta absolutamente desproporcionado hablar de caza de brujas. No creo que nadie piense que Askapena mantenía contactos para montar una franquicia terrorista en Canarias por la lectura de este torpe artículo.
    En Canarias se es independentista desde hace décadas, sin más problema que el de la dificultad para conseguir muchos adeptos para la causa. Además el nacionalismo nos lleva gobernando muchísimo tiempo. Y no solo el de derechas, el nacionalismo de izquierda ha tenido un presidente autonómico como Román Rodriguez, y un baluarte de la talla de Mauricio.
    Las etiquetas de todas formas no me dicen nada, y me gustaría que se concretara minimamente el proyecto para saber de que se está hablando. Si no, el debate que, con esfuerzo, he leído demuestra que los calificativos políticos se utilizan de forma despectiva, con un resultado poco edificante. Si los blogs son para que debatan gente que quiere refocilarse en los mismos planteamientos, sinceramente, lo veo como una pena.
    E Canarias que la gente se sienta como le de la gana y eso pasa por dejar de usar calficativos despreciativos para los que no son de la cuerda. Muy diferente de respetar la legitimidad de pensar y expresar las ideas, y de que la gente sienta su propia identidad, es el valor que uno le quiera dar a las mismas. Al independentismo que pasa por la certificación de la ONU, por ejemplo, poquísimo. Del resto se podrá debatir una vez se defina en qué consisten, qué proyecto hay más allá de las etiquetas.
    Yo pienso que hay bastantes problemas acuciantes en Canarias y unas responsabilidades por asumir en nuestro autogobierno, que no estamos para perder el tiempo.Basta de echar culpas fuera. El debate identitario me parece una cortina de humo de la que se beneficia, como siempre, Coalición Canaria. Mientras, ellos siguen traquilos y los lectores de los distintos medios, entretenidos.
    En este blog se habla mucho de respeto y legitimidad, pero sobra el tono faltón, que sorpresa,sopresa, se percibe como tal. El que se siente nacionalista de un sitio, utiliza luego ese calificativo con ánimo de ofender a otro que no comulga con su visión política.Es paradójico cuando se reclama respeto.
    Un saludo

  • Luis, lamento que te haya herido que yo hablara de ciencia-ficción, no pensé que ese fuera el resultado, pero veo que me equivoqué. Por eso te pido disculpas sinceramente, y retiro lo dicho. No había mala intención.

    Paso a reformularlo: me refería a que la tesis que aparece en el artículo no tiene base ni se sostiene, por tanto no creo que haya de preocuparnos. No se puede insinuar en absoluto que el sindicato IC ni las otras organizaciones canarias mencionadas tengan tratos con organizaciones violentas o terroristas. Por lo menos no sin información fehaciente.

    “Para fomentar el respeto, habría que empezar por evitar los calificativos y las categorizaciones de quienes son, después de todo, vecinos, primos, amigos, conocidos o conciudadanos. Términos como “españolista” o “separatista” usados en ciertos contextos no son sino atajos que muestran la incapacidad de razonar y de dialogar por parte de quienes los emite. En una democracia caben todos aquellos que respeten las reglas de juego comunes, piensen lo que piensen y aspiren a lo que aspiren”.

    Esto que dices lo suscribo plenamente. No debemos confundir un debate apasionado con descalificaciones ni durezas fuera de lugar, por supuesto me aplicaré el cuento a mí antes que a ningún otro.

  • Que facil es filosofar y decir que no hay caza de brujas, cuando no han puesto tu nombre, apellidos, lugar de trabajo y colectivo al que perteneces en un medio escrito de gran tirada, que facil agitar un pañuelo a la tropa solar cuando tus vecinos no te saludan porque han leido que te reunes con gente de ETA, que hipocrita mantenerse al margen cuando no se sufre una persecución y tienes problemas en tu trabajo por que una esperpentico aprendiz de periodista, se le ocurre mencionarte en un diario vendido a la oligarquía. QUE FACIL.

  • Coincido plenamente con Mahalto en que el artículo de Guerra es mucho ruido y pocas nueces. Valor informativo nulo. Por eso no tiene nombre que lo titule “El entorno de ETA busca canarios”: busca hacer daño, manipular descaradamente, aniquilar al adversario político con malísimas artes, nada menos que relacionándolo con los mafiosos salvapatrias de ETA. Estoy seguro de que todos creemos que un atropello de este calibre es inadmisible, y así hay que decirlo.

    A mí me parece que el debate está ahí. Podemos hablar de los mangantes nacionalistas que nos llevan gobernando mucho tiempo, del independentismo (que no es homogéneo, como casi nada), de si Canarias tiene resuelta su identidad o no, o de si eso tiene que ver con la situación sociopolítica del archipîélago o no tiene nada que ver… Todos temas importantes e interesantes, pero que no nos alejen del asunto central que nos ocupa en este caso concreto. ¿Vale todo para defenestrar a quien piensa diferente? ¿Es legítimo este nauseabundo “periodismo” mercenario, capaz de semejante titular?
    Seguro que todos creemos que no, diferencias políticas aparte.

  • Se ha hablado largo y tendido en este hilo. He leido todos los comentarios pero no entraré a comentar algunas cosas que se han señalado y que, por supuesto, me encantaría tratar. No obstante, estoy estudiando un Máster y estoy bastante ocupado en general y, ahora, en particular.

    Quería decir que me parece reprochable el artículo de Pedro Guerra. Principalmente, por el hecho de relacionar a cuatro personas con nombres y apellidos con “el entorno de ETA”. También he leído que Intersindical Canaria (y no sé si algunos de los implicados) estudian iniciar las legítimas acciones que el Estado de Derecho les concede. Como jurista, creo que sería muy difícil conseguir algo con acciones de este tipo pero los implicados deben considerar llevarlas a cabo si se sienten calumniados

    Un saludo

  • Lo que pasa aquí Ivan es que las agresiones de los “no nacionalistas” siempre son válidas y legítimas. Y sino hay excusa como en este caso, siempre les queda recurrir al fantasma de ETA para justificar cualquier barbaridad.

  • Necesitamos saber que eres humano * Tiempo de espera agotado. Recarga el CAPTCHA con el icono de flechas.

    Subscríbete a Tamaimos

    Mantente al día de nuestras actualizaciones

    Por favor, espera un momentito...

    ¡Gracias por suscribirte!

      Colaboradores
    • Batata News
    • Fundación Tamaimos
    • Creando Canarias
    • Entre chácaras y tambores
    • Javier González Moreno
    • Edmundo Ventura
    • Jorge Stratós
    • Aníbal García Llarena
    • Rumen Sosa
    • Pleiomeris
    • Yaiza Afonso Higuera
    • Luis Miguel Azofra
    • Rucaden Hernández
    • José Farrujia de la Rosa
    • Antonio De la Cruz
    • Isabel Saavedra
    • Fernando Batista
    • Canarias Top Music
    • Antonio Cerpa
    • Ayoze Corujo Hernández
    • Miguel Páez
    • Pedro Delgado
    • Dani Curbelo
    • Lorenzo Méndez
    • Pedro Hernández Guanir
    • Manolo Ojeda
    • Avatar
    • Aniaga Afonso Marichal
    • José Fidel Suárez Vega
    • Fernando Sabaté
    • Aridane Hernández
    • CristianSF
    • Echedey Sánchez Bonilla
    • Jose Ángel De León
    • Jorge Pulido
    • Avatar
    • Pablo Ródenas
    • Cristian SB
    • Rubén Jiménez
    • Juanjo Triana
    • Dácil Mujica
    • Doramas Rodríguez
    • Álvaro Santana Acuña
    • Javier Guillén
    • Echedey Farraiz
    • Ciara Siverio
    • Avatar
    • Juan García
    • Nicolás Reyes González
    • Avatar
    • Arturo Caballero
    • Estrella Monterrey
    • Emma Rodríguez Acosta
    • Avatar
    • El pollo de Andamana
    • Avatar
    • CSO Taucho
    • Avatar
    • Javier Castillo
    • Avatar
    • Gabriel Pasternak
    • Armando Ravelo
    • Avatar
    • Avatar
    • David Martín
    • Avatar
    • Manuel Hernández
    • Agoney Baute

    Buscamos colaboradores.

    ¿Tienes inquietud por lo que pasa en Canarias y quieres expresarte a través de Tamaimos.com?

    Contáctanos. Más información aquí

    ¿Te gusta Tamaimos y quieres ayudarnos a mejorarlo?

    Puedes hacer una donación. Más información aquí
    ¿Qué es Tamaimos.com? ¿Qué es la Fundación Canaria Tamaimos?