Semanario Crítico Canario
Parecidos razonables

Este artículo lo publica

Intérprete de conferencias en las instituciones europeas. Licenciado en traducción e interpretación por la ULPGC; estudios de posgrado en filología finougria y Máster europeo en interpretación por la Universidad de Turku, Finlandia. Iván Vega Mendoza (Iván Suomi) nació en Gran Canaria y se crió entre el barrio capitalino de La Isleta y el pueblo de Las Lagunetas, en el municipio de San Mateo. Ha estudiado y residido en varios países europeos, con estancias más o menos largas en Finlandia, Alemania y Bélgica. Interesado en todo lo que conforma la visión e interpretación canaria del mundo y apasionado de las actividades en naturaleza. De esos que no destacan en la parranda, pero que siempre están.

Opinión

Parecidos razonables

Hace ya un tiempo me topé en El País con este interesantísimo artículo de Rafael Gumucio, titulado “Latinoamérica: la desconfianza como sistema”. El autor sostiene, entre muchas otras cosas, que aun hoy día impera en los países latinoamericanos una enraizada desconfianza hacia la democracia, no sólo entre el pueblo llano, sino sobretodo entre las élites, y que esa viene a ser la principal causa de la pobreza y la desigualdad, y no al revés.

Desde un primer momento me sentí tentado de hacer una lectura en clave canaria del artículo, salvando las patentes distancias, y a la luz de acontecimientos y reflexiones recientes y no tan recientes referidas al archipiélago. Y es que las similitudes se me antojan sorprendentes:

Dice Gumucio: “¿Puede haber democracia burguesa y Estado de derecho en países donde sólo unas cuantas familias ganan cien veces más que la gran mayoría de la población?”.

Quizá pueda parecer en principio exagerado trasladar esta pregunta a Canarias, pero lean este estupendo análisis de Ricardo en Aburrimiento 2.0: según el informe anual (2009) del Consejo económico y social de Canarias, “ha aumentado la presencia relativa tanto de los hogares con menores ingresos como la de los hogares situados en los tramos de ingresos más altos. Por el contrario, el peso de los hogares con niveles medios de ingresos ha retrocedido (gráfica de la pág. 272 del Informe). Es decir, la sociedad canaria ha experimentado un proceso de polarización que ha ido eliminando de la sociedad las rentas medias, todo ello a pesar de la bonanza económica”. “[…]no es de extrañar que la pobreza media relativa en Canarias alcance la preocupante cifra del 21% de hogares en 2006 (justo antes de la crisis) Porcentaje que aumenta al 26,8% si lo expresamos en porcentaje de población. Tampoco extraña que el 56,1% de los hogares canarios declaren que no tienen capacidad para afrontar gastos improvistos o que el 49,2% no puedan permitirse una semana de vacaciones fuera de sus casas”.

Sigue Gumucio: “¿No ha sido nuestra pobreza por demasiados siglos un enorme justificativo para mantenernos como niños que esperan un padre o un tutor que nos enseñe cómo votar?”. “Durante demasiados años nuestra explotación (real pero no por ello fatal), nuestro atraso secular, nuestra soledad, han justificado una desconfianza hacia las elecciones y las reformas”.

Aparecen las sociedades latinoamericanas como niño inmaduro al que hay que tutelar, y en este blog ya hemos hecho referencia al infantilismo de la sociedad canaria, en artículos como este o este otro. Habla el autor de explotación (en Canarias la hubo), soledad (¿no es el guineo de la ultraperificidad un eufemismo para decir que estamos aquí lejos, solitos y desvalidos?), atraso secular. Volvamos al análisis de Ricardo: según Subirats i Humet, “En el terreno formativo, Canarias ofrece un panorama poco alentador (…). El analfabetismo es un fenómeno significativamente importante (…). Además, el porcentaje de población con niveles educativos bajos es uno de los más elevados del Estado (…), siendo considerable el porcentaje de población que no se graduó en Educación Obligatoria ni cursó enseñanzas compensatorias”. El estudio data de 2005. Sigue Ricardo: “cabe recordar que Canarias destaca a nivel nacional por presentar la mayor tasa de desempleo (25,99 %), uno de los menores salarios medios, menos de 18.000 € brutos/año y una alta incidencia del subempleo, que junto con la inseguridad laboral y la alta tasa de temporalidad (37,8 en 2008 según el CES) terminan de dibujar un sombrío panorama laboral y social”.

A ello añado una cita de Ángel Sánchez sobre el campesinado canario: “[…] La tradición oral como reducto de autonomía mental, frente a la información escrita, podría basarse en gran parte en una desconfianza generalizada ante lo impreso. […] Desconfianza que […] es más bien una dependencia de comportamiento defensivo ante las trapisondas que esconden los articulados de los documentos, con los cuales más de una vez la burocracia ha engañado al labrador ignorante. […] En su conservadurismo tribal, fácil en el aislamiento de los pagos canarios, transmite la desconfianza como marca de identidad a sus sucesores”.

La cita es de principios de los 80, pero visto el estudio de 2005 citado más arriba, todavía retiene vigencia. Infantilismo, soledad y atraso, presentes en la sociedad canaria de hoy. La desconfianza como marca de identidad sigue de plena actualidad: nadie afirma confiar en la justicia, en la política, en los representantes de lo público. En las elecciones o reformas.

Continúa Gumucio: “La democracia liberal mal puede convencernos cuando los padres mismos de nuestro liberalismo eran aristócratas que miraban con resquemor que su voto valiera lo mismo que el de un asaltante o un mendigo”. “La democracia burguesa sigue siendo entre nosotros una novedad foránea contra la que las élites se rebelan aún más que sus pueblos”.

De nuevo la similitud con Canarias: la desconfianza en la democracia es aún más profunda entre las élites. Pruebas frescas de que ven la democracia como un engorro que hay que tolerar, sobran, desde la reciente salida del plato del concejal Hilario Rodríguez y las actitudes despreciativas hacia ciudadanos que se manifiestan contra el PGOU de Santa Cruz de Tenerife, pasando por las presiones a periodistas desafectos (el caso de Ramón Pérez Almodóvar es paradigmático), las famosas conversaciones telefónicas de miembros del gobierno y empresarios, el rechazo siquiera a debatir en el parlamento iniciativas legislativas populares respaldadas por 45.000 y 60.000 firmas, hasta las maniobras torticeras para ajustar las leyes a la construcción de megaproyectos rechazados una y otra vez.

También dice Gumucio que “nuestras economías siguen siendo coloniales, se revistan de neoliberalismo o socialismo del siglo XXI, porque todos los sistemas económicos fallan donde no se cree en la ley”, y vuelvo a encontrar parecidos con Canarias, donde queda claro que no se cree en la ley. Aparte de que nos hemos quedado con una economía que no sólo abandona su producción, sino que todo lo importa, basada en la mera explotación del territorio.

Me imagino que a estas alturas ya ven por dónde van los tiros. La clase media retrocede, la sociedad se empobrece, crece la brecha entre pobres y ricos, persisten el atraso, la infantilización y la escasa formación, los ciudadanos no nos fiamos de nuestro sistema democrático, nuestros dirigentes creen estar por encima del mismo y nuestra economía prefiere no desarrollarse. Se parece mucho a la Latinoamérica que describe Gumucio ¿no?

En Canarias queda mucho trabajo por hacer, y aunque parezca lo contrario, soy optimista. Pero para empezar a trabajar, primero hay que tener una visión clara de cuáles son los retos y el punto de partida. Constantemente se nos dice que somos un territorio y un pueblo netamente europeos. No seré yo quien niegue los lazos fuertes de Canarias con Europa, pero cuando Canarias se mira al espejo, lo que ve no se parece a Europa. De hecho recuerda mucho más a otras latitudes. Lo sano es empezar a reconocerlo.

¡Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Este artículo lo publica

Intérprete de conferencias en las instituciones europeas. Licenciado en traducción e interpretación por la ULPGC; estudios de posgrado en filología finougria y Máster europeo en interpretación por la Universidad de Turku, Finlandia. Iván Vega Mendoza (Iván Suomi) nació en Gran Canaria y se crió entre el barrio capitalino de La Isleta y el pueblo de Las Lagunetas, en el municipio de San Mateo. Ha estudiado y residido en varios países europeos, con estancias más o menos largas en Finlandia, Alemania y Bélgica. Interesado en todo lo que conforma la visión e interpretación canaria del mundo y apasionado de las actividades en naturaleza. De esos que no destacan en la parranda, pero que siempre están.

Reacciones
  • Felicidades por el artículo. Estoy muy de acuerdo con el mismo. El sometimiento de Canarias por una minoría se mantiene en la actualidad y todas las carencias estructurales que sufrimos tienen una razón de ser. Que mejor manera que mantener a las mayorías en la ignorancia para seguir explotando sin trabas.

    Es verdad que hay que partir de la realidad para poder cambiar, saber en que posición estamos. Durante el siglo XX las mayorías sufrimos dos derrotas, una como producto de la violencia, en 1936, y la otra con técnicas mucho más sutiles que fueron desarmando el movimiento popular entre 1978 y 1993. Ahora se ven algunos signos de recuperación, en algunas islas más que en otras, pero tenemos una nueva oportunidad de construir unas bases sólidas sobre las que lograr superar nuestros problemas estructurales. Yo también soy optimista y creo que es posible, más allá de algunos momentos de desánimo ante el panorama que tenemos.

  • Creo que hay que empezar por reconocer que el problema es interno. Somos nosotros los que hemos creado esta sociedad. Buscar enemigos fuera es perpetuar la situación de atraso.

  • Encomiable que mantengas el optimismo, Iván, con el panorama que muy bien describes¡ Laverdad es que reconozco que pecando un poco yo de optimismo antropológico ,lo cierto es que la cosa pinta fatal para Canarias.
    La crisis nos ha pillado con una economía dependiente del exterior, una clase media empobrecida y endeudada hasta las cejas con la engañifa inmobiliaria,un empresariado sin imaginación para diversificar la economía y un gobierno que de ninguna manera nos va a sacar del hoyo. Con un nivel de formación bajo, las perspectivas de salir del paro son bajas para un alto porcentaje de los parados.
    El movimiento ciudadano debe estructurarse y reclamar cambios, pero está muy jodido. Estoy de acuerdo con Ricardo, el problema es interno y nos toca ser emprendedores, creativos y hablar mucho para definir entre todos cual queremos que sea nuestro modelo y no que lo decidan por nosotros una “elite” cercana al empresariado del ladrillo.
    Por otro lado, Canarias sabemos donde está, pero creo que no salimos ganando arrimándonos a un modelo africano o latinoamericanos.Esto no quita que desarrollemos lazos culturales, sociales y comerciales con quién sea.

    • Pues yo creo que decir que el problema es interno es tan simplificador como decir que el problema es externo. Yo no me considero parte del problema, pero sí de la solución. Y lo que digo de mí, lo digo también de la inmensa mayoría de personas que conozco, que nunca tuvieron responsabilidades políticas ni de otro tipo, sino que forman parte de la masa de canarios que siempre fueron manejados por las oligarquías foráneas y propias. Si decimos que en Canarias hay un déficit democrático histórico es, sobre todo, porque la gran mayoría de los canarios no hemos participado de la construcción de esta sociedad, aunque hayamos sido usados como argamasa. Decir que mis abuelos son tan responsables de todo esto como los burgueses europeos de los que fueron criada y güeyero me parece un dislate. No hemos llegado hasta aquí por nuestra propia voluntad sino que, en buena medida, hasta aquí nos han traído el centralismo y las burguesías de Gran Canaria y Tenerife. Otra cosa es que queramos ser parte de la solución, o lo que es lo mismo, el nuevo sujeto político canario, emancipado, autocentrado y responsable, por fin, de su presente y su futuro. Ni paternalismos ni victimismos. Saludos.

  • Gracias a todos por los comentarios.

    Desde luego que la solución pasa por nosotros y parte de nosotros, los canarios. Eso está claro.

    La separación entre lo interno y externo hay que matizarla mucho y cogerla con pinzas, porque es dificil establecer tal separación con claridad. Insisto en que el cambio vendrá de nosotros, no soy en absoluto partidario de buscar “enemigos fuera” que sirvan de aglutinante o cortina de humo. Pero, aun sabiendo que ese enemigo lo tenemos en casa, Canarias no construyó su realidad a partir de 1982. La cosa viene de mucho atrás.
    Un estudio tan demoledor como el de Subirats i Humet lo deja muy claro: anlfabetismo, nivel educativo de los más bajos del estado, gran porcentaje poblacional sin estudios… Ese tremendo lastre no se le puede achacar a Canarias, no es problema exclusivamente interno. La educación canaria, con la de sombras que tiene, también partió de una situación nefasta, heredada de las políticas educativas españolas, también las anteriores al franquismo.

    De todas maneras, en el artículo no se hace ningún intento de cargarle el mochuelo a ningún ente externo, por eso me intriga que precisamente suscite ese comentario, el de afirmar que el problema es sólo interno. ¿Por qué, si ese no era el tema? ¿Por qué esa necesidad de aclararlo aunque el texto no aborde el asunto por ningún lado?

    Saludos!

  • Necesitamos saber que eres humano * Tiempo de espera agotado. Recarga el CAPTCHA con el icono de flechas.

    Subscríbete a Tamaimos

    Mantente al día de nuestras actualizaciones

    Por favor, espera un momentito...

    ¡Gracias por suscribirte!

      Colaboradores
    • Batata News
    • Fundación Tamaimos
    • Creando Canarias
    • Javier González Moreno
    • Entre chácaras y tambores
    • Edmundo Ventura
    • Jorge Stratós
    • Aníbal García Llarena
    • Rumen Sosa
    • Yaiza Afonso Higuera
    • Pleiomeris
    • Luis Miguel Azofra
    • José Farrujia de la Rosa
    • Rucaden Hernández
    • Antonio De la Cruz
    • Isabel Saavedra
    • Fernando Batista
    • Canarias Top Music
    • Antonio Cerpa
    • Ayoze Corujo Hernández
    • Manolo Ojeda
    • Pedro Hernández Guanir
    • Lorenzo Méndez
    • Dani Curbelo
    • Aniaga Afonso Marichal
    • José Fidel Suárez Vega
    • Fernando Sabaté
    • Avatar
    • CristianSF
    • Aridane Hernández
    • Pedro Delgado
    • Jose Ángel De León
    • Avatar
    • Rubén Jiménez
    • Pablo Ródenas
    • Jorge Pulido
    • Juanjo Triana
    • Cristian SB
    • Dácil Mujica
    • Miguel Páez
    • Javier Guillén
    • Doramas Rodríguez
    • Avatar
    • Echedey Farraiz
    • Echedey Sánchez Bonilla
    • Ciara Siverio
    • Avatar
    • Avatar
    • Nicolás Reyes González
    • Estrella Monterrey
    • Emma Rodríguez Acosta
    • Avatar
    • Álvaro Santana Acuña
    • CSO Taucho
    • Javier Castillo
    • El pollo de Andamana
    • Avatar
    • Gabriel Pasternak
    • Avatar
    • David Martín
    • Armando Ravelo
    • Avatar
    • Arturo Caballero
    • Avatar
    • Manuel Hernández
    • Avatar
    • Juan García
    • Agoney Baute

    Buscamos colaboradores.

    ¿Tienes inquietud por lo que pasa en Canarias y quieres expresarte a través de Tamaimos.com?

    Contáctanos. Más información aquí

    ¿Te gusta Tamaimos y quieres ayudarnos a mejorarlo?

    Puedes hacer una donación. Más información aquí
    ¿Qué es Tamaimos.com? ¿Qué es la Fundación Canaria Tamaimos?