Semanario Crítico Canario
Lidl en Gáldar y cactus en Güímar

Este artículo lo publica

Intérprete de conferencias en las instituciones europeas. Licenciado en traducción e interpretación por la ULPGC; estudios de posgrado en filología finougria y Máster europeo en interpretación por la Universidad de Turku, Finlandia. Iván Vega Mendoza (Iván Suomi) nació en Gran Canaria y se crió entre el barrio capitalino de La Isleta y el pueblo de Las Lagunetas, en el municipio de San Mateo. Ha estudiado y residido en varios países europeos, con estancias más o menos largas en Finlandia, Alemania y Bélgica. Interesado en todo lo que conforma la visión e interpretación canaria del mundo y apasionado de las actividades en naturaleza. De esos que no destacan en la parranda, pero que siempre están.

Opinión

Lidl en Gáldar y cactus en Güímar

Paso unos días en Canarias y, como siempre, aunque esta vez la estancia haya sido corta, me llevo de vuelta mil impresiones y sensaciones sobre las que reflexionar. Muchas de ellas terminan de tomar forma días después de haber abandonado las islas, necesitan su tiempo. Otras se me aparecen clarísimas desde el primer momento. Es lo que me ocurrió con las dos noticias que les quiero comentar, y que son el reflejo práctico, tangible, y contrastable de muchas de las ideas que contínuamente planteamos en Tamaimos.

Primera noticia: Lidl se instala en Gáldar. El alcalde Teodoro Sosa y toda la corporación municipal muestran su satisfacción y hablan del “efecto dinamizador del comercio y el empleo en el municipio” que tendrá el supermercado alemán. Calculan los regidores que el súper dará empleo a 60 personas, más los que participen en las labores de construcción. Lo que no explican es cómo va a dinamizar nada un comercio grande que poca mercancía comprará a distribuidores galdenses ni canarios, sino que se la traerá casi toda de fuera; tampoco hablan de las consecuencias (yo no las llamaría “dinamización” precisamente) que tendrá la instalación de esta gran superficie en el pequeño comercio y las pymes de Gáldar, que son las verdaderas creadoras de empleo y tejido empresarial; no dicen tampoco cuántos empleos se podrían perder en Gáldar en el pequeño comercio y las pymes; ni se menciona el pequeño detalle de que Lidl es una empresa extranjera, con sede en el extranjero, cuyos beneficios generados en Gáldar o Canarias, por tanto, revertirán en lugares alejados de estas islas. La riqueza generada aquí se disfrutará en otro sitio. Me suena. Ni pío tampoco de los problemas que acumula Lidl.

Segunda noticia: la empresa Canary Cactus es el mayor productor y comercializador de plantas cactáceas del mundo. La empresa, hoy radicada en Güímar, exporta el 90% de lo que produce a Europa y Asia, y es una empresa moderna que no sólo supera a sus competidores, sino que da empleo a 90 personas. Comenzó en los años 80 siendo una pequeña finca en Candelaria. Es un ejemplo de lo que puede lograr una empresa del sector local, integrada en el tejido empresarial, que apueste por la innovación y el buen hacer. Los beneficios, además, no se van a otro sitio, sino que revierten en Canarias. Curiosamente su fundador, Norbert Kropf, es alemán; en las noticias de la TV autonómica canaria le oí decir que Canarias tenía una muy buena infraestructura para la exportación (nada de lejanía, nada de aislamiento, nada de desventaja…). La referencia a la nacionalidad de Kropf no es fortuita, y es que no estoy seguro de que un canario hubiera confiado como él en las posibilidades de Canarias para ir a lo grande, sin dejarse llevar por lor típicos prejuicios que tanto abundan entre nosotros, los isleños. Confianza y asertividad no parecen faltarle a Kropf: la página web de la empresa, en construcción, nos saluda sólo en idioma alemán.

Creo que no hace falta mayor explicación. En la primera noticia el alcalde y demás políticos no se enteran (o no se quieren enterar) de lo que es apostar por el futuro de la gente, del país, prefieren confiar en que nos lo resuelvan todo los de fuera, que se mojen ellos que a nosotros nos basta con los ciscos. Es más fácil y lleva menos tiempo que valernos por nosotros mismos. En la segunda tenemos lo que podemos lograr trabajando desde abajo, con el regusto a duda de si un canario hubiera tenido la misma confianza.

CODA: Dice Marcial Morera en su obra En defensa del habla canaria, p. 79: “Este sometimiento a los valores centralistas ha determinado que el isleño sienta una profunda desconfianza hacia las capacidades de sus paisanos, una profunda sensación de orfandad. Por ello, prefiere ser representado por un forastero antes que por una persona de su tierra. Esto explica que, cuando en el Archipiélago se intenta poner en marcha un proyecto de envergadura, el primer impulso del hombre de las Islas sea, por lo general, traer un “jefe” o un “capataz” de fuera”.

¡Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Este artículo lo publica

Intérprete de conferencias en las instituciones europeas. Licenciado en traducción e interpretación por la ULPGC; estudios de posgrado en filología finougria y Máster europeo en interpretación por la Universidad de Turku, Finlandia. Iván Vega Mendoza (Iván Suomi) nació en Gran Canaria y se crió entre el barrio capitalino de La Isleta y el pueblo de Las Lagunetas, en el municipio de San Mateo. Ha estudiado y residido en varios países europeos, con estancias más o menos largas en Finlandia, Alemania y Bélgica. Interesado en todo lo que conforma la visión e interpretación canaria del mundo y apasionado de las actividades en naturaleza. De esos que no destacan en la parranda, pero que siempre están.

Reacciones
  • Acertados ejemplos y feliz contrapunto que ilustra meridianamente dos tipos de actuaciones económicas de agentes exteriores con impactos diametralmente distintos en la realidad económica y social del Archipiélago. Además, tiene la virtud de conjurar y cerrar todo resquicio a un enfoque simplista y localista. Incontestable, pues.
    Ahora bien, en la coda se recoge una cita de don Marcial Morera, concretamente de su obra En defensa del habla canaria, que si bien globalmente es acertada, llama la atención por la utilización del concepto “valores centralistas”. Término, que duda cabe, más adecuado para el ámbito político-administrativo; pero ambiguo, confuso e insuficiente para caracterizar la alienación cultural que padece la colectividad canaria. Recato y pusilanimidad, creo, para evitar llamar las cosas por su nombre. ¿Acaso no fuera más preciso y riguroso interpretarlo desde la perspectiva del colonialismo cultural? ¿No es muestra, el uso del término, de practicar lo mismo que execra? ¿Quizás un eufemismo en sustitución de una caracterización nada complaciente y, además, comprometedora? Todo lo dicho no se contrapone al reconocimiento del trabajo de profesor Morera; pero llevar “el mismo paso que el mundo”, exige precisar lenguajes y caracterizar correctamente los fenómenos como condición previa a las elaboraciones de narrativas emancipadoras y sus consiguientes derivaciones políticas.

  • Gracias a los dos por los comentarios. Sobre la coda y lo que expone Asterión, la verdad es que la ambigüedad de la cita es más culpa mía que de Morera. Veo ahora que el extracto queda bastante descontextualizado, en el original Morera hace referencia únicamente a la cuestión del habla, con valores centralistas se refiere aquí al prestigio y la supremacía reduccionista e impuesta de la variedad lingüística castellana sobre las demás variedades, la canaria concretamente en el caso que nos ocupa. El párrafo e el texto original no hace referencia a otras consideraciones.
    Pretendía yo apuntalar con la cita la tesis de que en muchos casos seguimos desconfiando de nuestras capacidades y sobrevalorando las de otros pueblos, pero queda claro que la cita escogida se presta a confusión, disculpen ustedes, espero que ahora quede más claro.

    Saludos!

  • Son dos magníficos ejemplos de la falta de iniciativa y del pensamiento exógeno que imperan en Canarias. En el caso de Gáldar se opta por un camino simplón que hace que el BNR-NC no se diferencie lo más mínimo de otras opciones políticas con respecto a las cuales quiere colocarse como alternativa. No es nada alternativa esa política, es más de lo mismo. El casco antiguo de Gáldar y sus zonas comerciales abiertas tradicionales tienen muchas posibilidades de contribuir a la dinamización socioeconómica con un pensamiento autocentrado. Mientras se instala el Lidl, la mayor parte de los yacimientos arqueológicos del municipio, con la salvedad de la Cueva Pintada, que no depende de la administración municipal, se encuentran en un penoso estado y, por supuesto, no cumplen la función educativa y sociocultural que podrían tener, con la creación de puestos de trabajo para los jóvenes del municipio. La costa está hecha un desastre (visitar El Agujero), etc.
    Veo una falta de visión estratégica, una falta de reflexión colectiva de futuro que se asiente sobre bases no especulativas, en fin, a lo mejor me salgo un poco de lo que es el artículo.
    El caso de Güimar lo conozco poco, pero me sumo a la duda tuya, Iván, sobre que hubiera pasado si fuera canario el que saluda en su web en alemán.

  • Cuánto tiempo. Les sigo leyendo aunque no con la frecuencia que querría.

    Aquí hay mucha gente a la que le sale la risa tonta al oír nombrar lo de la “endofobia”, pero lo mismo pasa en otras viejas colonias como Canadá, Australia o Nueva Zelanda. En esos países lo llaman “cultural cringe”, algo así como “retraimiento cultural”, esa fuerza que les hace ver la cultura y, por extensión, las iniciativas, ideas y el liderazgo foráneos como más válidos, más serios.

    Obviamente es una consecuencia del colonialismo, algo natural pero imposible de vencer si no se asume primero.

    Hace como un mes tuve una conversación un poco tonta pero que viene un poco al caso. Discutiendo sobre si la economía canaria era “colonial” o no, el pibe me decía que eramos una potencia turística porque teníamos la mayor/mejor planta hotelera de Europa (desconozco si es verdad aunque no era la primera vez que lo oía). Y yo le decía que no lo éramos, que no le ganábamos a los catalanes ni a los mayorquines aún asumiendo que su planta fuera la mitad que la nuestra. Me preguntó que cómo era eso y le dije que contara cuantas hoteleras que operan en Canarias son catalanas o mayorquinas y cuantas de las que operan en Cataluña/Baleares eran canarias.

    Se quedó un segundo callado, luego deduje que ni se había planteado que los hoteles pudieran ser canarios, “las grandes empresas son siempre de fuera”. No es la primera vez que oigo poner la globalización como excusa para que un pueblo no tenga un mínimo de control sobre sus actividades económicas. Pero el hecho de que los catalanes y mayorquines nos pisaran con tanta fuerza en el mercado turístico le tocó el orgullo. Nos queda un poco después de todo, a ver si nos sirve de algo.

    Un saludo

  • Saluditos a todos,

    Como no a todo el mundo le gusta escribir en foros públicos, me tomé la libertad de mandarle el link a una serie de amigos y esta fue la respuesta, y la verdad, aunque críticas, yo también veo parte de razón en ellas. Evidentemente, he quitado el nombre de mis amigos ya que ellos no quieren figurar….

    1-
    “A ver Fofo.
    Sé que Lidl le compra los plátanos a Coplaca (empresa canaria) y ésta le compra los cartones a la empresa de X (con consejeros canarios pero perteneciente a una multinacional, si no corrígeme, X).
    Lo que te quiero decir que en Lidl trabaja gente de aquí que sale luego a gastarse las perras en un guachinche de aquí y se compra una lavadora aquí (a lo mejor en Saturn, otra multinacional).
    El Grupo Mahou-San Miguel también es una multinacional que da empleo a gente de aquí que se dejan las perras aquí.
    Que su beneficio empresarial se va fuera, pues claro, es una multinacional pero neno con los Ucelay ya no existiría La Reina.
    Esto no quiere decir que no haya empresas canarias ejemplares y que cuantas más haya pues mejor, pero lo que hay que luchar es porque el empresario canario adquiera cultura empresarial y cree responsabilidad social corporativa y no sólo especule.
    Por cierto, de todos los mandos intermedios de mi fábrica, sólo uno no es canario, así que en todos lados hay de todo como en botica.”

    2-
    “De acuerdo con X.
    Me alegra que una empresa canaria triunfe a nivel internacional, genere empleo y riqueza (ojalá fueran muchas más) pero la comparación que hace entre Lidl y Canary Cactus es totalmente forzada.
    Las empresas multinacionales no son una ONG pero de ahí a “demonizarlas” hay un trecho.

    “…ni se menciona el pequeño detalle de que Lidl es una empresa extranjera, con sede en el extranjero, cuyos beneficios generados en Gáldar o Canarias, por tanto, revertirán en lugares alejados de estas islas. La riqueza generada aquí se disfrutará en otro sitio…”

    Esa “empresa extranjera”, ¿dónde paga los salarios?, ¿dónde ingresa las
    cotizaciones de sus trabajadores?, ¿dónde paga los impuestos municipales
    (licencia de obras, IBI, residuos sólidos, vados,…)?, ¿y los
    estatales?…….¿EN ALEMANIA?.

    “…Lo que no explican es cómo va a dinamizar nada un comercio grande que poca mercancía comprará a distribuidores galdenses ni canarios, sino que se la traerá casi toda de fuera; tampoco hablan de las consecuencias (yo no las llamaría “dinamización” precisamente) que tendrá la instalación de esta gran superficie en el pequeño comercio y las pymes de Gáldar, que son las verdaderas creadoras de empleo y tejido empresarial…”

    Está claro que la dinamización del pequeño comercio no pasa por llenar el archipiélago de grandes superficies y supermercados pero hay que adaptarse a los tiempos que corren. Prueba a montar un supermercado con productos exclusivamente de la zona o de Canarias, con horario 09:00-13:00 y 17:00-20:00, cerrado los sábados por la tarde, sin publicidad…….eso no es posible hoy en día. Es fundamental innovar, adaptarse a las necesidades de los clientes, dar un valor
    añadido (caso de la empresa de cactus).

    Y una última pregunta, ¿dónde se disfrutan las riquezas de muchas familias de aquí de las “de toda la vida”, generadas en Canarias y no precisamente mediante I+D+I?, ¿en Canarias?, no lo creo.

    Como dice X, “en todos lados hay de todo”.

    X (empleado de una multinacional).”

    3-
    “Aparte de lo que dice X, creo que cuanta más oferta mejor, precios más
    bajos y más capacidad de ahorro. El cambio de los canales de distribución es un hecho, el empresario canario tiene que adaptarse…entiendo que al final, el que es bueno de verdad y sabe diferenciarse, sobrevive…”

    4-
    “Totalmente de acuerdo con todo, desde la aparición de LIDL en Canarias, el ahorro en mi cesta de la compra es de casi 100€ al mes. Que cómo lo sé, porque soy un friki que tiene una hoja excel con todos los gastos fijos al mes, y he ido comprobando como el gasto de la fila comida, cada vez es menor. No solo porque evidentemente LIDL es más barato que el resto, sino pq desde su incursión las otras cadenas que nos castigaban con sus altísimos precios (Canarias tiene la cesta de la compra más cara de España), los han bajado descaradamente, incluso Carrefour ha creado una nueva linea de marca blanca para poder bajarlos por debajo de los precios del LIDL. Lo gracioso es que podras pensar que LIDL es una mierda en calidad por su menor precio, pues no, en la mayoría de los productos la calidad es muy superior, y sobretodo en los productos de origen alemán (cerveza, salchichas, yogures, etc..). En fin, como dice X, mayor oferta es igual a precios más bajos y más competitividad entre cadenas, bienvenido sea.”

    Como pueden ver, mis amigos precisamente no son demasiado críticos con la entrada de compañías foráneas y sí con la actitud del empresariado canario….A mí me da qué pensar….

    Ahul!

  • Gracias por los comentarios, y disculpen por la tardanza en responder, las cosas de las vacaciones de verano, que me tienen sin conexión. Y gracias especialmente por las críticas, aunque no entiendo bienel por qué tus amigos, Fófo, prefieren no comentar ellos mismos, me parecería muy interesante que lo hicieran.

    En cualquier caso, me parece claro que mi artículo ni aboga por cerrarle las puertas a empresas de ningún tipo, ni es una crítica dirigida especialmente a Lidl. Lo que critico es precisamente la falta de visión, la incultura y el derrotismo del político y empresario canario (en general y con las excepciones oportunas), que en lugar de diversificar, innovar, profundizar, competir… prefiere instalarse en el inmovilismo y abrirle los brazos a todo el que venga de fuera a hacerle el trabajo. Trabajo que, por supuesto, no sale gratis, sino todo lo contrario. En esto estoy bastante de acuerdo con varias de las críticas, espero que ahora haya quedado más claro.

    No recuerdo haber dicho que Lidl incumpla la ley al no pagar impuestos municipales o salarios allí donde se instale, bueno fuera. Sencillamente mi idea de generar riqueza no es precisamente pagarle un sueldito a un empleado del lugar para que luego este se lo gaste en un bochinche, con todos los respetos al autor de la crítica. Me recuerda esto al sector turístico, que nos da de comer y no sé qué tópicos más, y que resulta está en gran medida en manos alemanas y mallorquinas. Hombre, hay que ser muy ingenuo para pretender que da lo mismo la procedencia o sede de una empresa, mientras pague sus impuestos y salarios aquí y tenga algún consejero canario. Si la mayor parte del queque la pongo yo, como ponemos la explotación del territorio, es justo que el cacho grande me toque a mí, no que me contente con los ciscos. Y si no, que se lo pregunten a los finlandeses y los tira y afloja que han tenido (y tienen) para que Nokia siga teniendo su sede en Finlandia, con una presión fiscal muy alta.

    Ya sobre la calidad de los productos de Lidl, pues cada cual sabe lo suyo. Pero no hay más que ir a hacer la compra en Alemania en diferentes establecimientos y comparar calidades para darse cuenta de que duros a cuatro pesetas no los da nadie. Tampoco tienen los alemanes la idea de que Lidl sea una ganga y que ofrece una calidad similar a la de Karstadt, por ejemplo. Simplemente es una cadena más, que en algunos productos vale la pena, y en otros, no. Lo de que la calidad es muy superior es algo que, por experiencia propia, no comparto en absoluto. Eso sí, es una cadena que acumula un historial de infracciones que no dice nada bueno de su planteamiento empresarial.

    Y en cuanto a esos hipotéticos supermercados o tiendas con productos de Canarias que no saldrían adelante, casualmente llevo casi un mes viajando por Cataluña y en las zonas turísticas no veo más que tiendas de esas, y funcionando a todo tren, con clientes locales contentos de apoyar su industria y clientes foráneos con ganas y curiosidad por probar los productos de la tierra. ¿Por qué ese modelo funciona en Cataluña y en Canarias tiene que estar forzosamente condenado a fracasar? Claro que hay que avanzar, claro que hay que innovar y ponerse al día, pero afirmaciones como esta me demuestran que la labor no sólo esta por hacer en políticos y empresarios, sino entre la gente de a pie, el canario de la calle como yo y como cualquiera de ustedes, que ya de entrada ve con desconfianza un proyecto que pretenda ser netamente canario, cuando eso es lo que más se apoya en otros países.

    Saludos!

  • Ya existen supermercados con productos sólo de Canarias. Es el caso de la Cooperativa del Campo en San Benito que tiene un supermercado en la Calle Marqués de Celada (La Laguna) que, además, tiene bastante èxito entre la gente de la zona aunque, en los productos que ellos tienen no ponen los de la competencia (p.e en los quesos) lo que reduce la variedad notablemente (deberían replantearse eso)

  • Gracias por el apunte, Ricardo. Efectivamente, existen, aunque no gocen del favor que merecen, y que se llevan centros comerciales y grandes superficies. Recomendable es también la tienda La Quesera, en el casco de Guía de Gran Canaria, que aunque no es un supermercado, sí se dedica en exclusiva a productos de la tierra, artesanía incluida. Y también merece una mención la tienda de productos canarios del aeropuerto de Gran Canaria, que tiene buen surtido y que siempre veo llena de gente comprando (aunque los precios sean los propios de un aeropuerto). Son de los pocos sitios que yo personalmente conozco.

  • Interesante el debate. Llego hasta él en parte arrastrado por el seguimiento del mismo que se ha hecho en algunos bares madrileños a altas horas de la madrugada. Creo que estamos ante un problema complejo, con elementos compartidos con otras zonas del mundo y elementos propios de Canarias. Diré que mi punto de llegada tiene que ver con eso que se llama la soberanía alimentaria. ¿Cómo llegar hasta ella? No estoy del todo seguro que permitir la libre entrada de multinacionales sea el camino. Tampoco creo que crear una suerte de economía ficticia, donde el empresariado canario se beneficie de subvenciones a la importación sin que ello repercuta en el precio al consumidor sea la solución. Además, está el espinoso asunto de las cadenas de intermediarios, algo sangrante en las islas. Yo soy partidario de apoyar el comercio local, que crea empleo estable, seguro, de calidad y que dé salida a la producción del país. Creo que desde las instituciones se podría hacer mucho más de lo que se está haciendo para propiciar esa nueva cultura empresarial basada en la asociación y en la unión del pequeño empresariado vinculado al territorio, un municipio, una comarca. La salida fácil es la de conceder licencias para la instalación de hipermercados o centros comerciales sin entrar a valorar las consecuencias económicas y laborales en el medio y largo plazo. Encuentro que esto, combinado con las ayudas a la producción, el incentivo a iniciativas como los mercadillos de agricultores, etc. nos puede acercar más al punto de llegada que comentaba más arriba, la soberanía alimentaria, que desmantelar el tejido empresarial propio para beneficio principalmente de las grandes cadenas comerciales. Y si no, pregúntense o pregúntenle a los amigos que se suman lateralmente al debate, por qué, años después de la llegada de los hipermercados, etc., sigue Canarias con la cesta de compra más alta del Estado.

  • Necesitamos saber que eres humano * Tiempo de espera agotado. Recarga el CAPTCHA con el icono de flechas.

    Subscríbete a Tamaimos

    Mantente al día de nuestras actualizaciones

    Por favor, espera un momentito...

    ¡Gracias por suscribirte!

      Colaboradores
    • Batata News
    • Fundación Tamaimos
    • Creando Canarias
    • Javier González Moreno
    • Entre chácaras y tambores
    • Edmundo Ventura
    • Jorge Stratós
    • Aníbal García Llarena
    • Rumen Sosa
    • Yaiza Afonso Higuera
    • Pleiomeris
    • Luis Miguel Azofra
    • José Farrujia de la Rosa
    • Rucaden Hernández
    • Antonio De la Cruz
    • Isabel Saavedra
    • Fernando Batista
    • Canarias Top Music
    • Antonio Cerpa
    • Ayoze Corujo Hernández
    • Pedro Hernández Guanir
    • Dani Curbelo
    • Lorenzo Méndez
    • Manolo Ojeda
    • José Fidel Suárez Vega
    • Aniaga Afonso Marichal
    • Jose Ángel De León
    • Fernando Sabaté
    • CristianSF
    • Aridane Hernández
    • Pedro Delgado
    • Cristian SB
    • Dácil Mujica
    • Miguel Páez
    • Avatar
    • Rubén Jiménez
    • Pablo Ródenas
    • Jorge Pulido
    • Juanjo Triana
    • Javier Guillén
    • Avatar
    • Doramas Rodríguez
    • Avatar
    • Echedey Farraiz
    • Echedey Sánchez Bonilla
    • Ciara Siverio
    • Avatar
    • Avatar
    • Juan García
    • Avatar
    • Agoney Baute
    • Avatar
    • Nicolás Reyes González
    • Estrella Monterrey
    • Emma Rodríguez Acosta
    • Avatar
    • CSO Taucho
    • Álvaro Santana Acuña
    • Javier Castillo
    • El pollo de Andamana
    • Avatar
    • Gabriel Pasternak
    • Avatar
    • David Martín
    • Arturo Caballero
    • Armando Ravelo
    • Avatar
    • Manuel Hernández

    Buscamos colaboradores.

    ¿Tienes inquietud por lo que pasa en Canarias y quieres expresarte a través de Tamaimos.com?

    Contáctanos. Más información aquí

    ¿Te gusta Tamaimos y quieres ayudarnos a mejorarlo?

    Puedes hacer una donación. Más información aquí
    ¿Qué es Tamaimos.com? ¿Qué es la Fundación Canaria Tamaimos?