Tamaimos.com | Islas Canarias (IC) | 100% libre de sucursalismos y subvenciones | Canarios en la diáspora | 5 años en red |
Cuanto más hondas tiene las raíces un árbol, más lejos llegan sus ramas. Yeray Rodríguez, docente, verseador y músico
  • Publicado el 16 septiembre, 2010 | Opinión | por:

    Canarias cosmopolita

    Cuando se habla de los rasgos definitorios del canario, siempre aparece inevitablemente el del cosmopolitismo. En la conversación el término suele ir acompañado de una oda a nuestra diversidad cultural, al sinfín de culturas que han dejado su impronta en las islas y al enriquecimiento que esas culturas han supuesto para el crisol que es nuestro pueblo. Todos elementos muy positivos y dignos de orgullo, si no fuera porque en Canarias la fortuna de ser cosmopolitas se ha terminado convirtiendo en una cantinela que, primero, se da de toletazos con otro rasgo también pretendidamente definitorio de quienes somos; y, segundo, ha servido no para enriquecernos culturalmente, sino para imponer la especie de que la cultura y el pueblo canario no son más que un pastiche, un monstruo de Frankenstein hecho de miembros que otras culturas nos dejaron, de retales que otros pueblos generosamente nos cedieron o que nosotros simplemente copiamos y pegamos, con más o menos fortuna. El cosmopolitismo como negación y ocultamiento de la cultura propia y original que Canarias ha creado.

    Un ejemplo claro y reciente lo tenemos en la absurda e incomprensible proliferación de actos festivos pseudoandaluces en Canarias, en lo que parece ser una plasmación de ese pensamiento trasnochado según el cual los canarios parecemos ser una suerte de andaluces, pero más al sur. Al respecto tuve un intercambio de mensajes con quienes llevan la iniciativa Proa2020, que amablemente me invitaron a trasladarles mis propuestas en esta página. Lo haré con gusto, y me aseguran que el proyecto “siempre puede enriquecerse con las aportaciones de todos los ciudadanos de la capital”.

    Lo que se puede leer en su web, sin embargo, no da motivos para la esperanza, precisamente: “ciudad de encuentros, ciudad integradora, destacando su cosmopolitismo, por la que han pasado a lo largo de su historia, y siguen pasando en la actualidad, ciudadanos de prácticamente todo el mundo, dejando cada uno de ellos su propio legado y las influencias de sus costumbres”. Ni una palabra sobre la cultura que los canarios hemos tejido, ni lo que hemos aportado. Canarias como mero recipiente de lo que crean otros, receptor pasivo, nunca emisor ni creador.

    En 1922 el economista argentino Alejandro Bunge hablaba así sobre la “mentalidad cosmopolita” en su país:

    Los cosmopolitas son aquellos que piensan, comen y visten como en Francia, como en Inglaterra, como en España. […]

    Pero los cosmopolitas tienen prácticamente el más profundo desprecio por el nacionalismo y también por los alimentos del territorio que habitan […]. Su alimento espiritual son los libros europeos. Para ellos, ciencia y lectura son sinónimos; su cosmopolitismo espiritual los lleva al más profundo desprecio de los matices nacionales y locales […].

    Pero no se crea que predomina el cosmopolita extranjero. El prototipo de cosmopolita es el hombre culto argentino, el que se considera superior, “el chic”, el que ha viajado por toda Europa y ha aprendido hasta el modo de caminar a la europea. Son pecados graves de la alta cultura argentina y pruebas de ausencia de refinamiento, tener su casa puesta, vestirse y alimentarse con productos argentinos. Estoy seguro que (sic) a muchos les pasará lo que a mí mismo; el medio nos ha hecho cosmopolitas en estas cosas materiales y no pocos esfuerzos nos cuesta reaccionar (…) La mayor capacidad no debe utilizarse en adelante en aumentar un sibaritismo cosmopolita, sostener un refinamiento europeo y nutrirse de ideas extranjeras. Deberá utilizarse la mayor capacidad en responder a las exigencias imperativas de la hora presente, en su patria y por su patria (…) Esta nueva política no será ni esclava ni copia de las demás, ni será excluyente, sino concurrente”. (Extracto de De la banca Baring al FMI: historia de la deuda externa argentina, de Norberto Galasso).

    Hagan la prueba de sustituir “argentino” por “canario”.

      Iván Suomi
      Iván Suomi nació en Gran Canaria y se crió entre el barrio capitalino de La Isleta y el pueblo de Las Lagunetas, en el municipio de San Mateo. Ha estudiado y residido en varios países europeos, con estancias más o menos largas en Finlandia, Alemania y Bélgica. Interesado en todo lo que conforma la visión e interpretación canaria del mundo y apasionado de las actividades en naturaleza. De esos que no destacan en la parranda, pero que siempre están.
      ¿Tienes inquietud por lo que pasa en Canarias y quieres expresarte a través de Tamaimos.com? Sólo tienes que compartir nuestra filosofía y contactar con nosotros.

      Comentarios

    • bitdrain

      Genial entrada. Enhorabuena por seguir al pie del canyon ;)

      Publicado el 17 septiembre 2010 a las 9:24 PM, hace 4 años
    • Howling Wolf

      Hacía años que no leía algo con lo que estaba completamente, 100%, de acuerdo. No se me ocurre nada que añadir. Sólo un saludo.

      Publicado el 17 septiembre 2010 a las 10:11 PM, hace 4 años
    • Icorbo

      Todo parte del maldito complejo de inferioridad. Parece haber una creencia bastante extendida entre nosotros de que el canario, y por ende, su cultura, sus rasgos definitorios no son nada por sí solos. Hay que pasar primero por un tamiz: el de España, que es el que nos puede llevar al cosmopolitismo y la ciudadanía mundial.

      Fíjense en lo que suele suceder cuando uno se declara canario, a secas, sin el “y español”. Automáticamente te tachan de nacionalista, ombligista no como ellos que no se encierran en fronteras ni banderas, su patria es el mundo y el universo entero, pero sí que se sienten españoles.

      Observen la paradoja: canario=pueblerino, canario y español=universal. ¿Es qué uno no puede ser canario y universal? ¿Por qué? ¿Por qué el que considera Canarias su país es nacionalista y el que lo considera España no? ¿No se puede ser nacionalista español? ¿No se puede ser sólo canario y no ser nacionalista?

      En resumen, para mí se confunde cosmopolitismo con endofobia y mestizaje con asimilación.

      Un saludo y magnífica entrada, en la línea que nos tienen acostumbrados.

      Publicado el 19 septiembre 2010 a las 12:54 PM, hace 4 años
    • Josemi
      Josemi

      También se confunden nacionalismo con ombliguismo, independentismo con conservadurismo,…

      Publicado el 19 septiembre 2010 a las 1:59 PM, hace 4 años
    • Mulao

      O independencia con autarquía (a estas alturas de la vida).

      Publicado el 19 septiembre 2010 a las 4:58 PM, hace 4 años
    • Me parece muy interesante la introducción que hace Benito Cabrera durante el TEDx Canarias. En palabras de Rafael Arozarena expone los términos “islado” e “insulado” en contraposición a lo aislado y al aislamiento que a lo largo de la historia hemos parecido padecer los canarios, siempre influídos y definidos desde el exterior. Es ‘sólo’ un giro al curso de las cosas que trata de poner en alza la visión de mundo construída desde la insularidad, por cierto, ni mucho menos incompatible con la proyección universal del canario.
      Como se habla de cosmopolita y, por tanto, de cosmovisiones, me parecía apropiado reivindicar algo tan básico como incompresiblemente despreciado en Canarias: la particular forma sobre cómo un territorio y su sociedad modula las mentes individuales.

      Publicado el 25 septiembre 2010 a las 8:17 PM, hace 4 años
    • Por cierto, el enlace del vídeo, aquí: http://bit.ly/cqQyyn

      Publicado el 25 septiembre 2010 a las 8:18 PM, hace 4 años
    • Josemi
      Josemi

      Muchas gracias, t0k4y0, por tu participación. Y por el enlace de la intervención de Benito Cabrera, que de alguna manera viene a ratificar algunas de las ideas que Iván pergeñaba en su entrada. Contaré una anécdota: En una ocasión social me enredé en una conversación con un escritor español. Yo argumentaba que no entendía mucho el que se calificara una recopilación de autores canarios en Madrid, de reciente aparición entonces, como “el primer paso hacia la universalidad”. Es decir, que era el viaje o el paso de aquellos autores por Madrid lo que convertía a aquellos desdichados isleños en “universales”, o por lo menos los ponía en órbita. Mi interlocutor estaba de acuerdo con la frase y además apuntaba que así sucedió con García Márquez, hasta que viajó a Barcelona y conoció a Carmen Balcells. Me resultaba increíble la fragilidad del tópico. Confundía el buen hombre cercanía a los centros de poder de la industria cultural, posibilidades de difusión literaria o artística,… con la universalidad, que tiene que ver en sentido estricto con el tratamiento de temas y asuntos que conciernen al ser humano sin distinción de espacio, cultura, época,… ¿Hay algún lugar más local y a la vez universal que Macondo? ¿No está teñida toda la obra de García Márquez de color local, de costumbrismo incluso? ¿La convierte eso en menos universal? ¿Hay que irse a Barcelona o a Madrid o a Nueva York o a París para hacerse cultural? Diríase que hay gente que tiene la suerte de nacer en lugares que de por sí ya son universales, mientras que el resto, significadamente los canarios, tenemos que emprender un viaje -físico o mental- que forzosamente debe saldarse con el abandono de cualquier pretensión de originalidad o particularidad. En fin. En cuanto a la última parte de tu comentario, t0k4y0, Manuel Alemán, en su “Psicología del hombre canario”, dejó constancia de la “internalización del paisaje” en el psiquismo de los canarios, siguiendo a Rof Carballo, el médico y psicólogo español. Saludos.

      Publicado el 26 septiembre 2010 a las 12:48 PM, hace 4 años
    • ivansuomi
      ivansuomi

      Gracias a todos por los comentarios, me gustó muchísimo el vídeo de Benito Cabrera. Por suerte, seguimos teniendo creadores magníficos que no están amarrados por los prejuicios al uso. Sin embargo, también me entristece que esos creadores todavía tengan que explicar por qué la creación de raíz canaria es tan válida, legítima, universal como cualquier otra. Es como si los canarios participáramos en una carrera de atletismo y tuviéramos que correr arrastrando un yunque.

      Dejemos de sentirnos en inferioridad de condiciones de una vez y vamos a correr libremente, sin tener que arrastrar un peso muerto que no nos corresponde.

      Otro de los mitos que nunca faltan en la ensalada de tópicos es el sanaca “yo soy ciudadano del mundo”. A lo cual me pregunto qué seré yo, si ciudadano de Júpiter, quizá…

      Saludos

      Publicado el 27 septiembre 2010 a las 10:12 AM, hace 4 años
    • efemérides

      Efemérides Canarias: 21 de julio

      1553: Baltasar Martín, natural de Garafía, se convierte en héroe al liderar un grupo de milicianos que logra expulsar de Santa Cruz de La Palma a setecientos piratas franceses armados, que habían invadido e incendiado la capital palmera. Los piratas, sorprendidos, sufren numerosas bajas y se ven obligados a reembarcar. Un fraile confunde a Martín con un pirata y de una pedrada lo mata en el acto.

        twiiter

        Cultura, debate y opinión sobre Canarias No nos hacemos responsables de las opiniones vertidas por los lectores en los comentarios. Si alguno es de caracter ofensivo y nos pasa desapercibido envíanos un correo. Más info sobre nosotros.
        Basado en el libro "Tristeza sobre un caballo blanco" de Alfonso García-Ramos y las ilustraciones de Nicolás Calvo para el mismo.
        Tamaimos.com es web responsive, nos adaptamos a tu pc, tablet o smartphone. Tamaimos.com © 2008 - 2014 | versión 5.0