Semanario Crítico Canario
A alguien le sobra un ron…

Este artículo lo publica

Josemi Martín nació en Gran Canaria, Islas Canarias. Afincado en España, también ha vivido en diversos lugares del Reino Unido, además de estancias en Portugal, Estados Unidos e Irlanda. Licenciado en Filología Inglesa por la ULL y Graduado en Antropología Social y Cultural por la UNED, es un apasionado de los Estudios Canarios. Busca contribuir a la creación del pensamiento crítico canario, autocentrado e independiente. Preside la Fundación Canaria Tamaimos. Su alter ego, Edmundo Ventura, escribe en Tamaimos.

Opinión

A alguien le sobra un ron…

Quizás sea a nosotros, los canarios, porque no se explica que uno le ría la gracia a quien se avergüenza de ti, ¿no? Eso es lo que Arehucas acaba de hacer con el diseño de su nueva botella: reírse en nuestra cara. Porque, ¿cómo entender entonces tal movimiento? Me explico: Arehucas, como bien saben, es la marca líder de la ya larga, aunque maltratada, tradición ronera canaria. Su producto estrella, el Carta Oro, es el ron más popular de las islas y parece imbatible. A pesar de que se hace con caña extranjera, de siempre, ha habido una gran identificación entre el producto y la marca “Canarias”, hasta el punto de que el Carta Oro fue durante mucho tiempo santo y seña de nuestra identidad para los canarios que vivían fuera de su tierra. De alguna manera, Arehucas había sabido hacerse con un patrimonio sentimental en el que fundamentar su poderío comercial. Bien, héte aquí que Arehucas, decide saltar el charco y tratar de penetrar en el Estado español. Tras una etapa en la que son prácticamente los canarios, con el boca a boca y el pizco a pizco, quienes le hacen la publicidad, comienza a aparecer el Carta Oro en la publicidad de determinados espacios tremendamente populares por estas latitudes. Vean cómo Pepe Domingo Castaño, en El Carrusell, se deshace en elogios hacia el Arehucas, recalcando especialmente la frase “Canarias, la cuna del ron”, (1:04), que rezaba en la antigua etiqueta. ¡Qué alegría para los canarios expatriados! Una marca canaria entraba con fuerza en el mercado y lo hacía precisamente presumiendo de canariedad. Los cubanos tienen sus rones. Los venezolanos, los suyos. Y ahora los canarios íbamos a tener el nuestro en igualdad de condiciones, con el mapa de Torriani, el famoso y popular “cangrejo colorao” y el nombre de nuestra tierra bien escrito, en grande. Nada de nombres de prestado o con apellidos impostados, inventados para la ocasión, sino “Ron Arehucas Carta Oro”, “Canarias, la cuna del ron”. ¡Qué orgullo a falta de otras gestas!

Sin embargo, algo tan bello no podía durar. Opera en las mentes de los colonizados un pérfido mecanismo por el cual si uno quiere triunfar, destacar, atreverse a otras cotas,… debe desnaturalizarse, cambiarse el nombre, dejar de ser lo que es para transformarse en lo que no es. ¿Cómo puede una marca hacer eso y tirar por la borda el patrimonio del que habíamos hablado? Fácilmente. Basta renunciar a sus señas de identidad, a su etiqueta, a su lema,… y adoptar otro que se piense que pueda ser mejor aceptado por aquellos a quienes se quiere agradar. ¡Habráse visto semejante complejo de inferioridad! ¿Cuántos rones cubanos conocen ustedes que anulen su cubanidad para conquistar no sé cuál mercado? Arehucas tuvo en su mano vincular un producto con excelente aceptación a la marca Canarias. Pudo haber remozado su imagen conservando sus señas de identidad, canarias. Pero, no. Prefirieron eliminar el mapa de Canarias. Prefirieron sustituirlo por una referencia a su estatus de “proveedores de la Casa Real”, que a nadie llama la atención por estos lares. Prefirieron invisibilizarse entre las innumerables marcas de ron mediocre que pululan por ahí antes que hacer valer su principal patrimonio: es el producto que llevamos cuatro siglos haciendo, poca gente lo hace como nosotros. Algún inteligente publicista pensó que era mejor camuflarse antes que hacerse destacar. No hay peor problema en esta vida que un escaso autoconocimiento acompañado de una baja autoestima.

La reacción en las redes sociales no se ha hecho esperar. El grupo de Facebook “Queremos la botella clásica de Arehucas” triplica en miembros cuando escribo estas líneas al grupo oficial “Arehucas nueva botella”. La gente ha reaccionado ante un hecho aparentemente intrascendental pero que remite a cuestiones más profundas. ¿Alguien se imagina a la Cerveza Guinness eliminando el arpa irlandesa de su logo para conquistar nuevos mercados? ¡Al contrario! Han conquistado el mundo haciendo gala de su fuerte identidad irlandesa, hasta el punto de que en muchos contextos decir Guinness es decir Irlanda. Es la diferencia entre tener una identidad sólida, sana, aceptada, la cual compartir con todo el mundo,… y una identidad machacada, golpeada, inferiorizada, acomplejada,… como la que los canarios, aparentemente, nos hemos dejado construir estos cinco siglos. A estas alturas, uno no puede evitar pensar que quizás sea a los propios canarios a quienes nos sobre un ron, este ron.

¡Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Este artículo lo publica

Josemi Martín nació en Gran Canaria, Islas Canarias. Afincado en España, también ha vivido en diversos lugares del Reino Unido, además de estancias en Portugal, Estados Unidos e Irlanda. Licenciado en Filología Inglesa por la ULL y Graduado en Antropología Social y Cultural por la UNED, es un apasionado de los Estudios Canarios. Busca contribuir a la creación del pensamiento crítico canario, autocentrado e independiente. Preside la Fundación Canaria Tamaimos. Su alter ego, Edmundo Ventura, escribe en Tamaimos.

Reacciones
  • Por más que comparo con otras marcas, esas a las que daría la espalda Arehucas de seguir las recomendaciones de más de mil quinientas personas, no logro encontrar un ejemplo parecido.

    Es en aviación, pero no solo, donde los esquemas de pintura, logos y nombres cobran especial sentido ya que los aviones llevan su origen a lugares muy remotos. Se me ocurre el caso de Ryanair, con su inconfundible arpa, pero también Air France, Binter, British Airways, Iberia, Islas Airways, Lufthansa o Qantas, por nombrar algunas. Todas ellas tienen varias cosas en común: primero, hacen gala de su origen allá donde estén; segundo, después de sucesivos cambios de imagen -normales y naturales, nadie se quiere quedar atrás- siempre conservan aquellos elementos que las identifican y por los que la gente las reconoce, sepan o no de aviones. Estemos en Buenos Aires y veamos un South African, estemos en Johannesburgo y veamos un Aerolíneas, todos sabríamos de donde procede tal o cual avión, ya sea por su nombre o colores, y esto es algo a lo que nunca rechazará una aerolínea. Un ejemplo es la interesante evolución de la imagen corporativa de Qantas, empresa que jamás contrataría los servicios recibidos por Arehucas, a juzgar por sus propias palabras de orgullo:

    http://www.qantas.com.au/travel/airlines/history-kangaroo-symbol/global/en

    Les dejo con una foto, tomada en Toulouse, donde precisamente lo anterior da valor a la foto dentro del mundo de los spotters:

    http://www.airliners.net/photo/Binter-Canarias/ATR-ATR-72-201/1112623/L/&sid=396357d4286737256ea61251265f018f

    Arehucas lo que ha hecho ha sido quitar su canguro particular, que era un lema y un mapa, y volar a la repisa del supermercado a confundirse con las demás botellas.

    • Sergio, los ejemplos que pones son muy ilustrativos. Demuestran, con poco, cómo precisamente la mejor forma de salir al exterior es tener una conciencia sólida de lo propio desde la que situarse en igualdad de condiciones. Ningunearse, difuminarse, desdibujarse,… eso no es sino el primer paso para la desaparición. No me imagino a nadie en ningún supermercado, ni dentro ni fuera de Canarias, comprando un ron porque supuestamente provea a la Casa Real española…

  • Totalmente de acuerdo, Josemi. Respecto al lema “Canarias, la cuna del ron”, cuya desaparición parece que algunos olvidan al comentar este asunto, conviene también echar una mirada al mundo. Seguro que a todos les suena, y sabrán a qué marcas me refiero, si digo “Probablemente, la mejor cerveza del mundo”, “I’m lovin’ it”, “Porque yo lo valgo” o “Just do it” (son tan pegadizos que muchos se han extendido en su lengua original). Como Arehucas quiere parecerse a las marcas anteriores, en lo que a presencia global se refiere, qué mejor que eliminar su eslogan; total no era más que una carga, unas palabras que tenían que estar leyendo en la radio o en los supermercados…

    Sinceramente, algo me huele a profesionales mediocres detrás de esta campaña.

    • Pues sí, la verdad es que la campaña, por llamarla de alguna manera, huele a mediocridad por todas partes,… Y eso que aún no hemos hablado del vídeo donde presentan la “nueva” botella pero no enseñan la etiqueta por la parte de atrás, todo con musiquita de fondo latina para que al europeo medio le suene exótico pero no mucho,… En fin.

    • Por cierto, se me ocurren más slogans: “A taste of its own”, “Le Beaujolais nouveau est arrivé,…”, o por ejemplo, cómo en inglés el whiskey de calidad no se llama whiskey sino “Scotch”,… ¿o alguien se imagina que los escoceses iban a agachar la cabeza, como algunos canarios parecen proponer, y renunciar a la paternidad del whiskey?

    • Pues sí. Éstos son los súbitos cambios que alguna gente asocia con el progreso y que no son sino reflejo de una mentalidad de campanario, de los que se deslumbran por lo que llegó de fuera, ellos tan pobres en su mísera cueva,…

  • Coño, Ricardo, no te faltó sino llamarnos “ñaka ñaka”.

    No nos pongamos dramáticos, hombre. Como lector habitual de Tamaimos sabes perfectamente que aquí tiene cabida toda opinión divergente que se exponga con respeto, cosa que no pueden decir otros. La retahíla esa de la canariedad, el acento, el “vosotros”… sobra, y lo sabes mejor que ninguno.

    Lo que no entiendo yo es por qué te irrita tanto a ti (y a otros) el que critiquemos algo que nos parece malo. ¿Supone eso algún problema?
    Veo ahí cierta intolerancia con quien piensa diferente, cierta dificultad para aceptar la divergencia. Mucha prisa en endosarle al otro una etiqueta que permita descalificarlo, sin entrar a considerar lo que dice. En fin, también reconozco que una mala tarde la puede tener cualquiera.

    Mientras tanto, la pregunta sigue sin respuesta: ¿qué gana Arehucas retirando el mapa y el lema “Canarias, cuna del ron”? ¿Qué gana la empresa retirando el mapa y el lema?

    Muy elocuentes los ejemplos de Brito

  • Perdón por el tono de mi anterior comentario. Una vez leído no me gusta. Y menos en la casa ajena. Disculpas.

    Por otro lado, la irritación viene porque no creo justo que se diga que Arehucas reniegue de Canarias porque quita el mapa de Torriani cuando:

    1. El nombre del ron pertenece a la toponimia prehispánica de la isla de Gran Canaria.
    2. En la etiqueta, viene bien claro y, en lugar destacado, “Ron elaborado en las Islas Canarias”

    Y en la contraetiqueta concreta que se elabora y embotella en Arucas, Gran Canaria.

    Lo que esconde esta “ofensiva”, si se me permite la palabra, es que han puesto en la contraetiqueta algo así como proveedor oficial de la Casa Real (no tengo la botella a mano así que no es literal)

    Que se sientan orgullosos de eso es lo que subyace en sus críticas. Y, aunque no soy monárquico (Josemi ahí pinchas en hueso, pásate un poco más por “mi casa” y lo comprobarás fácilmente) entiendo que alguien sienta orgullo de ello.

    Además, las señas de identidad canarias son totalmente compatibles con las españolas (como sucede en esa etiqueta) y eso es lo que parece molestar a algunos.

    Decir que Arehucas oculta su origen canario es falso tanto por su etiquetado como por las cuñas radiofónicas.

  • Disculpas aceptadas, Ricardo, un mal día lo tiene cualquiera. La diferencia está en quien prefiere arreglarlo y no le cuesta recular si hace falta. Aprecio el gesto.

    Mira, te cuento mi visión personal:
    A mí que alguien sea proveedor de cualquier casa real me da exactamente igual, a mis ojos un producto no gana puntos por eso, ni es más probable que yo lo adquiera. Seguramente ahí incluso coincidimos.

    Puedo entender que un empresario pretenda promocionar su producto de la mejor manera. Si en Arehucas creen que presentarse como proveedores de la casa real les va a dar más posibilidades de colocación en el mercado, pues comprendo que añadan la mención a su producto. Creo que se equivocan, pero no soy yo quien decide su campaña publicitaria, ellos sabrán. Por mi parte ningún problema, aunque no me guste.

    Las pegas vienen cuando la mención no se añade al producto, sino que sustituye a un elemento que era identificador por excelencia de ese producto, y que además lo vincula inequívocamente a Canarias y su historia. Peor aún cuando la jugada se explica con que Arehucas pretende dar el salto a otros mercados y expandirse por España y otros países. La conclusión que yo extraigo es que Arehucas piensa (como muchos otros, por desgracia) que para tener éxito en el mundo, en otras latitudes, hay que despojarse de lo que te vincule a tu origen, de lo canario en este caso, que te puede hacer parecer local, costumbrista, pueblerino, etc. La eterna y bastarda, por falsa, contraposición local-universal.

    Dices bien que en la etiqueta frontal pone “elaborado en las Islas Canarias”, aunque yo no diría que la frase esté en lugar destacado. Pero lo pone.
    La botella antigua, además, mostraba en el reverso el mapa de Torriani, el emblema del escorpión y el lema trilingüe “Canarias, cuna del ron”. Entre una mención delante, más un simple “embotellado en Arucas, Las Palmas (España)” detrás, frente a la misma mención delante, más mapa de Canarias que además es una bella reliquia histórica, más emblema, más mención de Canarias como cuna del ron, creo que está claro que la presencia e identificación con Canarias es infinitamente menor ahora, por no decir ínfima.
    Precisamente lo que hacía tan especial al ron Arehucas es lo que casi desaparece.

    Pensemos por qué es el ron Arehucas, y no otro, el que siempre ha sido considerado el ron canario por excelencia. ¿Por ser el mejor? Todos sabemos que es de calidad tirando a mediocre. Sin salir de Canarias tenemos ya varios rones muy superiores, sin ser mucho más caros.
    Sin embargo, sí es el que, desde siempre, ha hecho gala de su origen canario. No aruquense, ni aldeano, ni teldense, sino canario. Y lo ha conseguido con el diseño de sus etiquetas, sobretodo la posterior, que ya hoy es una imagen que ha pasado al inconsciente colectivo de mucha gente. Creo que ese es en buena parte el origen de su éxito. Que no le ha impedido lo más mínimo salir del archipiélago y tener éxito en España. Todo lo contrario.

    No hay más que ver la cuña radiofónica de Pepe Domingo Castaño, que está en Youtube. Claro que el hombre se llena la boca hablando de Arehucas como ron canario. Porque literalmente lee la etiqueta antigua. ¿Ahora qué va a leer?

    Resumiendo, así lo veo yo. No puedo aceptar eso de que para salir al mundo, para ser cosmopolita, haya que disfrazarse de lo que uno no es. Hay que ser uno mismo, con naturalidad, abrirse a todo lo nuevo, pero sin traicionarse ni abandonar lo propio. Como hace la gente normal. Porque igual que uno aprende de los otros, los otros también quieren aprender de uno y conocer lo que uno tiene que ofrecer. Arehucas parece pensar que Canarias no tiene nada que ofrecer al mundo. Y ahí no puedo estar más en desacuerdo.

    Saludos!

  • Necesitamos saber que eres humano * Tiempo de espera agotado. Recarga el CAPTCHA con el icono de flechas.

    Subscríbete a Tamaimos

    Mantente al día de nuestras actualizaciones

    Por favor, espera un momentito...

    ¡Gracias por suscribirte!

      Colaboradores
    • Batata News
    • Fundación Tamaimos
    • Creando Canarias
    • Entre chácaras y tambores
    • Javier González Moreno
    • Edmundo Ventura
    • Jorge Stratós
    • Aníbal García Llarena
    • Rumen Sosa
    • Yaiza Afonso Higuera
    • Pleiomeris
    • Luis Miguel Azofra
    • José Farrujia de la Rosa
    • Rucaden Hernández
    • Antonio De la Cruz
    • Isabel Saavedra
    • Fernando Batista
    • Canarias Top Music
    • Antonio Cerpa
    • Ayoze Corujo Hernández
    • Dani Curbelo
    • Lorenzo Méndez
    • Pedro Hernández Guanir
    • Manolo Ojeda
    • Pedro Delgado
    • Aniaga Afonso Marichal
    • José Fidel Suárez Vega
    • Fernando Sabaté
    • Avatar
    • Aridane Hernández
    • CristianSF
    • Jose Ángel De León
    • Jorge Pulido
    • Avatar
    • Pablo Ródenas
    • Cristian SB
    • Rubén Jiménez
    • Juanjo Triana
    • Echedey Sánchez Bonilla
    • Miguel Páez
    • Dácil Mujica
    • Doramas Rodríguez
    • Álvaro Santana Acuña
    • Javier Guillén
    • Echedey Farraiz
    • Ciara Siverio
    • Avatar
    • Nicolás Reyes González
    • Juan García
    • Avatar
    • Estrella Monterrey
    • Emma Rodríguez Acosta
    • Arturo Caballero
    • El pollo de Andamana
    • Avatar
    • Avatar
    • CSO Taucho
    • Avatar
    • Javier Castillo
    • Avatar
    • Armando Ravelo
    • Avatar
    • Gabriel Pasternak
    • Avatar
    • David Martín
    • Avatar
    • Agoney Baute
    • Manuel Hernández

    Buscamos colaboradores.

    ¿Tienes inquietud por lo que pasa en Canarias y quieres expresarte a través de Tamaimos.com?

    Contáctanos. Más información aquí

    ¿Te gusta Tamaimos y quieres ayudarnos a mejorarlo?

    Puedes hacer una donación. Más información aquí
    ¿Qué es Tamaimos.com? ¿Qué es la Fundación Canaria Tamaimos?