Semanario Crítico Canario
Logotipo LPGC 2016. Ciudad Candidata
LPGC 2016 (II): Capitalidad paleta y acomplejadaLogotipo LPGC 2016. Ciudad Candidata

Este artículo lo publica

Intérprete de conferencias en las instituciones europeas. Licenciado en traducción e interpretación por la ULPGC; estudios de posgrado en filología finougria y Máster europeo en interpretación por la Universidad de Turku, Finlandia. Iván Vega Mendoza (Iván Suomi) nació en Gran Canaria y se crió entre el barrio capitalino de La Isleta y el pueblo de Las Lagunetas, en el municipio de San Mateo. Ha estudiado y residido en varios países europeos, con estancias más o menos largas en Finlandia, Alemania y Bélgica. Interesado en todo lo que conforma la visión e interpretación canaria del mundo y apasionado de las actividades en naturaleza. De esos que no destacan en la parranda, pero que siempre están.

Opinión

LPGC 2016 (II): Capitalidad paleta y acomplejada

Se cumplieron los pronósticos que hace tiempo circulaban y la capitalidad europea de la cultura 2016 se dirimió entre las dos únicas candidatas que contaban: Córdoba y Donosti-San Sebastián, esta última a la postre ganadora.

Toda la atención se la está llevando el zaperoco político que está montado por la designación, al que han contribuido con declaraciones deplorables Jerónimo Saavedra y Juan Cambreleng, especialmente ruines y mezquinas en el caso de este último. Poco tiempo, por el contrario, se le está dedicando al carácter acomplejado y paleto que le imprimieron al proyecto Saavedra y su equipo, que prefirieron despreciar las cualidades únicas que ofrece una ciudad con la historia y la idiosincrasia de Las Palmas para dejarse llevar por sus complejos y su concepción de la cultura provinciana y pacata, apolillada y versallesca, rancia y vacía.

Ya en este blog hemos hablado de lo vacuo de martingalas como tricontinentalidad o ultraperificidad, o de las bochornosas ocurrencias de quienes, inexplicablemente, tienen fama de cultos, y que nos dejan a los canarios como verdaderos paletos, a la altura del betún. Los invito ahora a que vean, si tienen estómago, el inclasificable vídeo de promoción de Las Palmas, corolario del despropósito. Notarán que, por la forma de hablar de los actores, el vídeo podía ser perfectamente el de Burgos o Segovia, puesto que no escucha uno sino acentos castellanos perfectamente limpios, fijos y esplendorosos. El habla canaria es la excepción, y de hecho es el actor alemán el que sesea, para completar el esperpento. Nada nuevo: complejo de inferioridad y vergüenza por la propia forma de hablar.

Si consiguen prestar atención al contenido, escucharán perlas cultivadas como aquella de que, como somos ultraperiféricos, necesitamos la capitalidad más que nadie, en lo que traducido viene a ser un indigno “¡una limosnita, por caridad, que estamos lejos y necesitados!”. Ausencia total de confianza en las propias capacidades, abandono de la propia responsabilidad, complejo de inferioridad una vez más. Y vergüenza ajena.

No se pierdan tampoco la explicación de cómo la cultura en Las Palmas no es elitista, ¡qué va!, para luego exponer como puntos fuertes el auditorio, el Pérez Galdós, el Cuyás y demás templos de la cultura unidireccional al alcance de quien los pague.

No quiero cansarlos. La ganadora, San Sebastián, está en boca de todos por razones que nada tienen que ver con su proyecto. ¿Han estudiado ustedes su programa cultural? Les recomiendo que lo hagan. Un simple vistazo por encima es suficiente. Verán enseguida que, a diferencia del olor a formol que despide el proyecto canario, el programa de San Sebastián potencia su cultura propia y gira en torno a la gente. En lugar de destacar teatros, instalaciones, infraestructura, espectáculo… los donostiarras dejan muy claro que su principal elemento son las personas, tanto las conocidas como los simples ciudadanos de a pie, ellos son los protagonistas de su proyecto de capitalidad. Su enfoque no es unidireccional, pasivo, sino bidireccional, activo. Rezuma confianza en la gente. En el proyecto de Las Palmas la gente no valemos más que para decorado: en nuestro vídeo promocional salimos fugazmente un par de veces, de fondo. Sujeto pasivo, en nuestro caso, frente a sujeto activo, en el suyo. La cultura para nosotros es ir, ver, aplaudir y regodearnos con lo cultos que somos. América y África son anecdóticas, por mucha tricontinentalidad que se invoque. Para completar el cuadro, la tan cacareada implicación de la población quedó en evidencia en el Edificio Miller: 500 espectadores, incluidos los participantes en la organización, en una ciudad que se acerca a los 400.000 habitantes. Normal en un ejercicio que la mayoría ha visto como completamente ajeno.

Queda claro que una capitalidad cultural en manos de personas acomplejadas y con una visión tan estrecha y desfasada de la cultura como Saavedra y Cambreleng no habría ni por dónde cogerla. El problema no está en la falta de medios, ni en la lejanía, sin sentido en el siglo XXI. El problema está en el grave y profundo complejo de inferioridad, que no se vacuna con formación académica, que afecta igualmente a nuestros dirigentes, y que nos ciega y paraliza ante las propias posibilidades; que nos empuja a una búsqueda insensata de un prestigio cultural imaginario, reverencial, carpetovetónico y ampliamente superado. Es imperativo que abordemos una reflexión profunda y pública sobre qué y quiénes somos, qué y quiénes queremos ser, transformadora de mentalidades. Pero no será posible con dirigentes anclados en épocas pasadas.

¡Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Este artículo lo publica

Intérprete de conferencias en las instituciones europeas. Licenciado en traducción e interpretación por la ULPGC; estudios de posgrado en filología finougria y Máster europeo en interpretación por la Universidad de Turku, Finlandia. Iván Vega Mendoza (Iván Suomi) nació en Gran Canaria y se crió entre el barrio capitalino de La Isleta y el pueblo de Las Lagunetas, en el municipio de San Mateo. Ha estudiado y residido en varios países europeos, con estancias más o menos largas en Finlandia, Alemania y Bélgica. Interesado en todo lo que conforma la visión e interpretación canaria del mundo y apasionado de las actividades en naturaleza. De esos que no destacan en la parranda, pero que siempre están.

Reacciones
  • Dudo de que se pueda hacer un análisis más crítico, más devastador y a la vez más lúcido que este. Ojalá llegue lejos, cale y haga reflexionar. Enhorabuena.

  • Gracias Ivansuomi por seguir ilustrandonos con esa optica tan realista y ajustada a los hechos. Por cierto, el video de la candidatura es pesimo, horrible y no refleja para nada nuestra sociedad. Dudo que pudieran haber logrado absolutamente nada con ello.

    Un saludo.

  • Gracias a los dos, pero por supuesto que se podía ser más lúcido de lo que yo he sido en este texto. Me gustaría que sirviera como acicate para una reflexión, que estamos muy necesitados.

    Y sí, el vídeo es una verdadera vergüenza, afrentoso y burdo. Hay que tener cara para presentarlo. Cara o una percepción de la realidad totalmente distorsionada

  • Ese debate del que hablas al final de tu sólido artículo, Iván, es enormemente necesario. Dentro y -sobre todo- fuera de la red.
    ¿Qué y quiénes somos? ¿Qué y quienes queremos ser? En la respuesta a estas preguntas se encierran muchas de las claves de acción presentes y futuras. Un debate amplio sobre nuestra ciudad resulta, además de potencialmente alumbrador y creativo, tan necesario como el aire que respiramos.
    Un saludo.

  • Excelente entrada, Iván, una vez más. Citas el penoso (a la vez que pretencioso) vídeo de la candidatura de Las Palmas y yo recomendaría, a la vez que se ve ese, compararlo con el que presentaban los ganadores para así resaltar las deficiencias:

    http://www.youtube.com/watch?v=X2zTb7Eg9Lk

    Por otra parte, el debate, como planteas tú y como estimula Tenesor, es, en efecto, muy necesario, sobre todo por tratarse de esta ciudad y no de otra, ya que lleva varios años mostrándonos, precisamente, la peor cara de su cultura: actos pomposos de apertura de centros comerciales, concursos completamente vacíos de contenido y repercusión social (eso sí, patrocinados casi todos por empresas), nulo fomento de nuestra cultura, que cuando se quiere es tricontinental y bonita pero que luego, de puertas para dentro, en el día a día, está completamente marginada y olvidada… Uno podría seguir describiendo lo que es hoy la ciudad de Las Palmas, justificando, más si cabe, lo necesario de responder entre todos a preguntas como las que se hacen aquí.

    Al igual que cada noche las personas reflexionamos hacia dónde vamos o qué queremos (y qué debemos hacer para conseguirlo), una sociedad debiera tener los mecanismos (puntos de encuentro, foros, asociaciones, colectivos, etcétera) con los que hacer lo propio, para construirse y mejorar ella, por un lado, y para mejorar el mundo, por otro (y como consecuencia de lo primero).

    La conclusión que hago es que Las Palmas demuestra no tener ni estar haciendo lo anterior y sí estar yendo, culturalmente, a la deriva.

  • Pues para muestra, un botón: en el programa de la capitalidad cultural de San Sebastián aparece una iniciativa con el Sáhara, y se puede ver un mapa en el que se traza una ruta desde San Sebastián hasta el Sáhara, con parada incluida en Canarias.

    Conque ya lo ven, en el programa de Las Palmas África prácticamente no aparece, más allá de alguna referencia breve a Casa África. Pero San Sebastián tiene un proyecto africano claro y concreto.

    Pero sí, la tricontinentalidad es lo que hace especial a Las Palmas, ¿no? ¿Es o no es ridículo?

  • Me parece cobarde esperar el resultado del concurso de capitalidad cultural para sustentar el falso argumento de que nuestra ciudad se encuentra a la deriva. Hemos competido como cualquier otra ciudad europea y se ha hecho valer nuestra singularidad.
    Lamentablemente es el complejo de inferioridad con el que nacemos el que hace que muchos quieran tirar la toalla y no aprovechar la enorme energía positiva que nos ha brindado esta proyecto. Somos muchos los que estamos por apoyar el que se continúe con los proyectos ya iniciados entre ellos el de “Enganchate al risco”, un proyecto del que debemos estar orgullosos.

  • Hola Indignado. Soy yo el que habla de derivas así que respondo a tu comentario ya que estoy seguro de que de este necesario debate saldrán interesantes reflexiones.

    Dices que te parece cobarde hablar después, pero lo cierto es que ya lo hacíamos antes, tanto entre amigos como de forma pública. Por ejemplo, en el podcast 99 de esta casa, en el que yo participaba, se criticaba abiertamente la iniciativa “cultural” del beso por Las Palmas. Lo mismo hice cuando hablaba del récord de Activia en Las Canteras o sobre la toalla más grande del mundo, otra actividad “cultural” de la mano, de nuevo, de otra empresa, Tropical (eso sí, todas ellas con el flamante sello de la candidatura). En este sentido, ¿es malo opinar, dar nuestro punto de vista y, sobre todo, hacer autocrítica? ¿Por qué es esto de cobardes? Respecto a lo de competir en igualdad con otras capitales; permíteme que no lo vea así, y a los programas y a los hechos me remito.

    Dices también que tiramos la toalla, ¿cuándo? Precisamente hablando de cultura, y como miembro de la Asociación Cultural El Cloquido, hoy presentábamos el proyecto de hacer un mapa sonoro del Jardín Canario. Los fines que perseguimos con él y con el resto de nuestro trabajo los puedes consultar aquí, y son tan reales y tan de nuestro tiempo como que llevamos más de un año trabajando en Canarias, sin esperar por grandes citas ni fechas, aunque ello nos cueste ser menos “conocidos”.

    Por último, respecto al complejo de inferioridad que nombras, sí estaremos de acuerdo en que aquejados de él no estamos, y que los únicos con esa enfermedad son las personas encargadas de decidir, por ejemplo, qué locuciones se usaban en la campaña o qué cosas de la ciudad se mostraban (como los riscos, ya que los nombras, que en el vídeo del robot no salen ni en un solo fotograma). Claro, era más fácil inventarse una ciudad flotante y maravillosa, nada elitista ella, que pasear la cámara por las calles, como hacen en el vídeo de Donosti.

    Pero sin duda la guinda de la campaña fue ver a Saavedra trayendo a un invitado en el contexto de la candidatura para decirnos a domicilio que “Cultivar la identidad empobrece los horizontes”.

    Como dice Antonio Morales, yo no estoy indignado, estoy envenenado.

  • Indignado, antes que nada, bienvenido a este espacio de debate.
    Dices que es cobarde esperar al resultado para criticar la candidatura. Y hubiera sido, desde luego criticable, si eso hubiera sido así. Lo que pasa es que si repasas los archivos de tamaimos (sobre todo la sección de podcasts), encontrarás multitud de menciones a lo que entendíamos y entendemos que era una candidatura desnortada, elitista y profundamente acomplejada.
    Porque sí, Indignado, estamos de acuerdo en que aquí hay mucho de complejo de inferioridad. Pero no por nuestra parte, sino por la de quienes, desde la organización, no han creído en nuestra gente, y entendían que tenían que invitar a una estrella tras otra a nuestra ciudad, como si de dar vida a un decorado muerto se tratara.
    Si los proyectos continúan y salen adelante seremos los primeros en alegrarnos. Una cosa no quita la otra.
    Ahora, pretender que nos traguemos la bola de que esto era una candidatura echa por nuestra gente y confiando en sus posibilidades, eso es algo indefendible sin que a uno le entre la risa.
    Y créeme que lo siento por quienes de buena fe han creído en este proyecto y han trabajado por él. Una estafa duele. Pero se sigue llamando estafa.
    Y ahora toca un debate en profundidad sobre la ciudad que queremos sin pompas, ni boatos, ni aprobación exterior. Un debate sobre el presente y el futuro de Las Palmas .
    Y ahí estaremos nosotros también aportando nuestro grano de arena (aunque no tengamos apellido extranjero ni nombre famoso, que parece ser lo único que importa a Saavedra y Cía cuando organizan actos, qué curioso…)

  • Necesitamos saber que eres humano * Tiempo de espera agotado. Recarga el CAPTCHA con el icono de flechas.

    Subscríbete a Tamaimos

    Mantente al día de nuestras actualizaciones

    Por favor, espera un momentito...

    ¡Gracias por suscribirte!

      Colaboradores
    • Batata News
    • Fundación Tamaimos
    • Creando Canarias
    • Entre chácaras y tambores
    • Javier González Moreno
    • Edmundo Ventura
    • Jorge Stratós
    • Aníbal García Llarena
    • Rumen Sosa
    • Yaiza Afonso Higuera
    • Pleiomeris
    • Luis Miguel Azofra
    • José Farrujia de la Rosa
    • Rucaden Hernández
    • Antonio De la Cruz
    • Isabel Saavedra
    • Fernando Batista
    • Canarias Top Music
    • Antonio Cerpa
    • Ayoze Corujo Hernández
    • Manolo Ojeda
    • Pedro Hernández Guanir
    • Lorenzo Méndez
    • Dani Curbelo
    • José Fidel Suárez Vega
    • Aniaga Afonso Marichal
    • Pedro Delgado
    • Jose Ángel De León
    • Fernando Sabaté
    • CristianSF
    • Aridane Hernández
    • Jorge Pulido
    • Juanjo Triana
    • Cristian SB
    • Dácil Mujica
    • Miguel Páez
    • Avatar
    • Rubén Jiménez
    • Pablo Ródenas
    • Avatar
    • Echedey Farraiz
    • Echedey Sánchez Bonilla
    • Ciara Siverio
    • Javier Guillén
    • Avatar
    • Doramas Rodríguez
    • El pollo de Andamana
    • Avatar
    • Javier Castillo
    • Gabriel Pasternak
    • Avatar
    • David Martín
    • Armando Ravelo
    • Avatar
    • Arturo Caballero
    • Avatar
    • Manuel Hernández
    • Avatar
    • Juan García
    • Agoney Baute
    • Avatar
    • Avatar
    • Nicolás Reyes González
    • Estrella Monterrey
    • Emma Rodríguez Acosta
    • Avatar
    • Álvaro Santana Acuña
    • CSO Taucho

    Buscamos colaboradores.

    ¿Tienes inquietud por lo que pasa en Canarias y quieres expresarte a través de Tamaimos.com?

    Contáctanos. Más información aquí

    ¿Te gusta Tamaimos y quieres ayudarnos a mejorarlo?

    Puedes hacer una donación. Más información aquí
    ¿Qué es Tamaimos.com? ¿Qué es la Fundación Canaria Tamaimos?