Semanario Crítico Canario
Europa y los riscos

Este artículo lo publica

Tamaimos es un proyecto cultural independiente de opinión y debate sobre Canarias. Este proyecto cultural no tiene relación con partido político, ideología, confesión religiosa o institución alguna y se expresa principalmente a través de entradas en nuestra web.

Opinión

Europa y los riscos

Los Riscos de Las Palmas de Gran Canaria tienen asentamiento humano mucho antes de
la llegada de Juan Rejón y sus huestes. La lógica ubicación de éstos a la orilla del curso
constante del Guiniguada (cuya traducción es río) y de la fertilidad y riqueza de los
recursos naturales de la zona justificaban sobradamente esta presencia humana,
presencia que corroboran los restos arqueológicos que aparecen a poco que se escarbe.
Posteriormente, una vez finalizada la conquista, los Riscos acogieron a agricultores,
artesanos y pescadores que venían desde el centro de la isla o desde otras islas y que se
asentaron en sus laderas huyendo de las amenazas de los ataques piráticos y del
encarecimiento de los solares de la parte baja de la naciente ciudad, que se encontraba
encorsetada por los muros que la circundaban. Fueron bautizados entonces con los
nombres de los santos que protegían de la peste a la ciudad: S. Juan, S. Roque y S.
Nicolás.
Poco a poco se fueron reutilizando las cuevas existentes en sus laderas, adaptando al
terreno casas de clara arquitectura tradicional, configurando sus empenicadas calles, sus
pasos, sus escaleras y sus angostos callejones.
Recibieron la paleta de colores que les dio singular carácter y que tenía su origen en la
pintura con que se pintaban los barcos y barquillas. Este color fascinó a artistas
visionarios como Jorge Oramas o Felo Monzón que los inmortalizaron en sus lienzos y
el claro sabor popular de sus calles, casas y pequeñas plazas inspiró “Los cuentos
famosos de Pepe Monagas”, del insigne Pancho Guerra.
Sin embargo, a pesar del sobrado merecimiento de atención y mimos, la miseria y
aislamiento se cebaron con los Riscos que habían inspirado a nuestros artistas, sobre
todo con S. Nicolás, que vio como en los años 60 lo encerraban tras el muro de la
vergüenza que se construyó en la actual calle 1º de Mayo. Décadas de ostracismo y
olvido por parte de las autoridades siguieron minando la salud del Risco, que terminó
convirtiéndose en sinónimo de marginalidad, pobreza y miseria moral.
Como si de una insalvable maldición se tratara, hace pocos meses, un nuevo muro de la
vergüenza, en otro de los costados de S. Nicolás, el que da a la prolongación de 1º de
Mayo, terminó de opacar las posibilidades, las esperanzas y la belleza del Risco, aunque
esta vez, de una manera, si cabe, más despiadada por hipócrita, ya que el edificio tras el
que están las casas y las vidas de mucha gente, está decorado con colores que tratan de
figurar el arcoiris de las casas tapadas. Triste mascarada de unas autoridades
avergonzadas de la historia y particularidades de unas calles y unas vidas que ni
conocen, ni quieren ni, por supuesto, respetan.
Y como casi siempre pasa en una tierra donde el descreimiento de nuestras
posibilidades y la vergüenza de lo propio están inoculados hasta límites inimaginables,
tuvieron que llegar los europeos para descubrirnos nuestros Riscos, sus valores, su
belleza y sus posibilidades. Hasta tal punto valoramos lo que dictan desde Europa, que
los Riscos, casi por arte de magia, terminaron convirtiéndose en una de las principales
banderas de la candidatura de Las Palmas de Gran Canaria a ser la Capital Europea de la
Cultura para 2016.
Ahora que Donosti ganó, justamente, ese premio, y nuestros Riscos ya no tendrán la
atención de los europeos, todo volverá al patético estado de estatismo, incapacidad,
ceguera e ignorancia que sólo puede entenderse desde la mirada enferma de los que no
conocen, aman y protegen lo que tienen más inmediato y que, aunque no quieran
reconocerlo, forma parte indisoluble de su ser.

Colaboración de Antonio J. Rodríguez Gutiérrez

¡Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Este artículo lo publica

Tamaimos es un proyecto cultural independiente de opinión y debate sobre Canarias. Este proyecto cultural no tiene relación con partido político, ideología, confesión religiosa o institución alguna y se expresa principalmente a través de entradas en nuestra web.

Reacciones
  • Solo tengo una pequeña duda respecto a al etimologia de la palabra Guiniguada. En el librito Nuevo analisis de algunas palabras Guanches de Antonio L.Cubillo Ferrerira creo recordar aunque debo confirmarlo que el significado de Ni wi ni wada (Guiniguada) correspondia a algo asi como los de abajo en referencia al tratamiento que hacian los Tamaranitas de lo alto del barranco a los de abajo del mismo. No se que valor puede tener esta referencia al respecto peo si que me sorprendio leer que significaba rio porque tenia yo esta idea hasta ahora. Salud

  • Muy buenas, Andrew. Bienvenido a nuestro blog. No tengo a mano documentación que apoye una u otra hipótesis, por lo que pongo en contacto con el autor del artículo, a ver si nos puede ayudar a arrojar un poco de luz sobre el asunto. Un abrazo y por aquí nos vemos.

  • Para la traducción del topónimo Guiniguada consulté el Diccionario Ínsuloamazigh del doctor Ignacio Reyes:

    http://www.ygnazr.com/awal.htm#N

    Niguiniguada. GC. ant. desus. Top. Curso de agua permanente en torno al cual se erigió la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria. Ú. m. Guiniguada. Expr. t. Geniguada, Gueniguada, Tinaguada [Jinaguada].

    ― niginygwadda əngi, n. vb. m. sing. de [N·G·Y] ‘agua que corre, torrente’.

    *(ă)-gədda (ə), s. m. sing. aum. de [G·D] ‘cavidad natural en la roca, en forma de estanque, donde el agua de lluvia se acumula y se conserva’, ‘cavidad, hueco, interior (de un tubo)’. Cf. Firgas.

    Saludos afectuosos.

  • Necesitamos saber que eres humano * Tiempo de espera agotado. Recarga el CAPTCHA con el icono de flechas.

    [mailerlite_form form_id=1]
      Colaboradores
    • Batata News
    • Fundación Tamaimos
    • Creando Canarias
    • Entre chácaras y tambores
    • Javier González Moreno
    • Edmundo Ventura
    • Jorge Stratós
    • Aníbal García Llarena
    • Yaiza Afonso Higuera
    • Rumen Sosa
    • Luis Miguel Azofra
    • José Farrujia de la Rosa
    • José Luis Angulo Santana
    • Rucaden Hernández
    • Antonio De la Cruz
    • Isabel Saavedra
    • Pleiomeris
    • Fernando Batista
    • Canarias Top Music
    • Antonio Cerpa
    • Manolo Ojeda
    • Ayoze Corujo Hernández
    • Lorenzo Méndez
    • José Fidel Suárez Vega
    • Aniaga Afonso Marichal
    • Fernando Sabaté
    • Aridane Hernández
    • Dani Curbelo
    • CristianSF
    • Jose Ángel De León
    • Pedro Delgado
    • Miguel Páez
    • Jorge Pulido
    • Dácil Mujica
    • Avatar
    • Cristian SB
    • Rubén Jiménez
    • Juanjo Triana
    • Pablo Ródenas
    • Doramas Rodríguez
    • Pedro Hernández Guanir
    • Ciara Siverio
    • Javier Guillén
    • Echedey Farraiz
    • Avatar
    • CSO Taucho
    • Agoney Baute
    • Javier Castillo
    • Nicolás Reyes González
    • Gabriel Pasternak
    • Arturo Caballero
    • David Martín
    • Avatar
    • Álvaro Santana Acuña
    • Manuel Hernández
    • Avatar
    • Avatar
    • El pollo de Andamana
    • Juan García
    • Avatar
    • Avatar
    • Avatar
    • Avatar
    • Armando Ravelo
    • Estrella Monterrey
    • Emma Rodríguez Acosta
    • Avatar

    Buscamos colaboradores.

    ¿Tienes inquietud por lo que pasa en Canarias y quieres expresarte a través de Tamaimos.com?

    Contáctanos. Más información aquí

    ¿Te gusta Tamaimos y quieres ayudarnos a mejorarlo?

    Puedes hacer una donación. Más información aquí
    ¿Qué es Tamaimos.com? ¿Qué es la Fundación Canaria Tamaimos?