Semanario Crítico Canario
José Manuel Blecua, director de la RAE
Mentes apagadas o fuera de coberturaJosé Manuel Blecua, director de la RAE

Este artículo lo publica

Agustín Bethencourt (Tenesor Rodríguez Martel) nace en Gran Canaria en 1972. Estudios de lengua y cultura rusas en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria . Vive en Moscú de 2002 a 2007. Tras 8 años viviendo en Bruselas, en 2016 se muda a Viena, desde donde sigue muy de cerca la realidad de Europa Central y Oriental. Miembro fundador de la revista Tamaimos y de la Fundación Tamaimos.

Opinión

Mentes apagadas o fuera de cobertura

Dice José Manuel Blecua, Director de la Real Academia Española de la Lengua (RAE), que en ningún sitio se habla el mejor español del mundo. Vaya, parece que algo hemos avanzado desde esa visión centralista, discriminatoria y lingücista que dictaminaba que el español castellano debía servir de ejemplo y modelo no solo a los pueblos del Estado Español, sino del mundo hispánico en su conjunto.

Algo hemos avanzado, como digo. La RAE, que limpia, fija y da esplendor, ha renunciado en este último trabajo a su lema, y por la vía descriptiva nos muestra algunas de las variedades dialécticas del español (tomen nota del lugar de dónde provienen las muestras, que ni mucho menos, incluyen todas ni la mayoría de las variantes de nuestro común idioma). Estos pasos son positivos, desde luego, y hace ya algunos años que los carcas centralistas que poblaban esta institución (preferimos pensar que toca hablar en pasado, y el Sr. Blecua nos da razones para ello), comprendieron que la era de la imposición castellana había quedado atrás. Este trabajo, como otros anteriores, es fruto de la colaboración de las academias de la lengua, en plural. Este conjuntos de instituciones aúna especialistas de Europa, América (EEUU, incluídos) y Asia (con Filipinas).

Esta es la situación. La meca del lingüicismo español, más que evolucionar, se ha revolucionado en las últimas décadas, y ahora defiende abiertamente que todas las variedades del habla están en pie de igualdad. ¿Y en Canarias? ¿Quién defiende qué?

En Canarias tenemos una Academia Canaria de la Lengua que está realizando una interesante labor investigadora, pero que prácticamente ha dimitido de su función divulgadora: es cien veces más fácil encontrar una referencia a la Fundeu en un medio de comunicación o en la red en Canarias, que a la Academia. ¿Pasotismo de los académicos? ¿Falta de visión? ¿Desinterés por parte de los medios? El motivo, no lo conozco; pero los resultados están a la vista (o más bien, escondidos).

En Canarias tenemos una radiotelevisión que ha optado por un modelo populista en el que, aunque se ha normalizado el uso de nuestro habla si lo comparamos con el pasado, no es raro encontrar emisiones donde hacer chanza de nuestra manera de hablar continúa siendo su leitmotiv. A eso se le añade la confusión entre cultura y espectáculos que el director general del ente ha dejado bien claro es línea editorial, y un cierto sabor por los sucesos luctuosos donde las variantes más populares de nuestro habla se convierten en sinónimos de marginalidad, violencia y morbo subeteleaudiencias. No mucho donde rascar, la verdad. Si no fuera porque dentro del ente hay buenos profesionales que, a pesar de la línea editorial, y de las limitaciones que se les imponen, logran sacar adelante productos más que dignos.

Luego están las redes sociales. En ellas podemos saborear el neovosotrismo que los neoprogres supercool están empeñados en imponernos a todos. Se trata de una variedad del habla canaria salpicada de castellanismos, sobre todo gramaticales, que demuestran -supuestamente- el alto grado de cultura y de apertura universalista del ente escribidor. En esta página hemos dicho muchas veces lo que pensamos sobre este fenómento, así que no me extenderé en mi apreciación del mismo. Se trata de una tendencia sumamente artificial y esnob que, lamentablemente, está encontrando eco en cierto público que se presta a esta forma de deslealtad lingüística.

Por último, me voy a referir a la gofiosfera, la blogosfera canaria. Aquí el panorma (al igual que en las redes sociales) es más heterogéneo. Me voy a centrar aquí en dos ejemplos positivos. La revista cultural Bienmesabe y El Cloquido: fonoteca de las Islas Canarias. En la primera, el uso de nuestra variedad lingüística se da de manera fresca y vital. Sin dudas ni ambages. Se encuentran allí, además, con frecuencia, interesantes artículos sobre lingüística, enseñanza de la lengua, y otros ámbitos relacionados con nuestra lengua y nuestro habla. En la segunda, contamos con un conjunto de muestras de nuestras hablas insulares y locales cada vez más completo y detallado. Una auténtica joya para los oídos de todos y una mina para los especialistas y los aficionados a la lingüística por igual. Curioso que los mismos medios de comunciación, blogs y cátedras universitarias que saltan de alegría cuando la RAE o la Fundeu dicen esta boca es mía no hayan prestado atención a El Cloquido que, sin recibir subvención o ayuda pública alguna, proporciona un servicio y está realizando una tarea de gran importancia social y cultural.

La conclusión que extraígo yo de la evolución (positiva) de la RAE y del desconcierto (generalizado) de nuestra sociedad canaria con respecto a la lengua que nos emparenta y nos une con los demás pueblos hispanohablantes, y a la variedad de la misma que nos identifica como pueblo diferente que aporta su gota de originalidad a este gran océano lingüístico, es que queda mucho trabajo por hacer.

El mundo evoluciona y algunos canarios, en nombre de un supuesto universalismo vacío y copión, no quieren evolucionar con él. Qué etérea paradoja, amigos.

¡Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Este artículo lo publica

Agustín Bethencourt (Tenesor Rodríguez Martel) nace en Gran Canaria en 1972. Estudios de lengua y cultura rusas en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria . Vive en Moscú de 2002 a 2007. Tras 8 años viviendo en Bruselas, en 2016 se muda a Viena, desde donde sigue muy de cerca la realidad de Europa Central y Oriental. Miembro fundador de la revista Tamaimos y de la Fundación Tamaimos.

Reacciones
  • Gracias por tu amable comentario, Angelito de Charlie. Esperemos que estos paisanos nuestros encuentren la cobertura más pronto que tarde y descubran la hermosura de palabras como beletén o enyesque. Un saludo.

  • Gracias, por la parte que me toca. Y también por aunar en este texto unas cuantas ideas importantes sobre nuestra expresión -la del español, la de Canarias- y sus alrededores pifios y tristes. Los de la Academia de España -uno tiene la sensación a veces- de que hay que alabarles sus actos de “generosidad” para con el español del Mundo, su apertura de miras, etc. Y cierto es, como dices, las cosas van cambiando, pero ¿cuánto hace que se reclama, desde los pueblos que hablan español más allá de Madrid, un trato justo de esta institución de sabores agrios? Vamos, que tarde van llegando estos actos o, si quieres, poco dicen de un posible nuevo espíritu de la cansina RAE.

    Con respecto a la Academia Canaria de la Lengua, estoy totalmente de acuerdo con lo que dices. Me parece que la forma de coordinarse -no sé si es el verbo adecuado- no es la conveniente; o al menos es lo que se desprende de su línea de trabajo, que arriba explicas.

    En fin… Aprovecho también para felicitar a Tamaimos por su nuevo aspecto, que me gusta mucho.

  • Muy buenas, José Miguel. No hay de qué, amigo. La línea de trabajo -coherente y firme- de Bienmesabe le ha hecho ganarse el respeto y la consideración de miles de canarios. Los resultados están bien a la vista.
    Es verdad que cuesta imaginar otra RAE. En el artículo me limito a señalar un cambio de orientación (marcado, seguramente, por los nuevos tiempos, en los que una retórica imperialista iría en contra de la propia institución) que no encuentra eco en cierto progrerío canario. Curioso, cuando menos, que la RAE se muestre -al menos de boquilla- más abierta de mente que aquellos que dicen defender las ideas más modernas en las Islas. Eso es lo que he querido señalar. Pero coincido contigo en que ciertos cambios llegan muy tarde. En cualquier caso, la RAE no es pará mí -ni nunca ha sido- canon absoluto de nada relacionado con nuestra común lengua.
    Remito tu felicitación a Carlos Bordón, mago creador de esta nueva imagen.
    Un abrazo y gracias por pasarte.

  • Coincido bastante con el sentido de estos dos últimos comentarios. La RAE hace ya unos cuantos años que viene diciendo que ninguna variedad del español es superior a otras, que todas son igualmente válidas.

    Sin embargo, me parece poco más que un lavado de cara, una cosa es la palabra y otra cosa son los hechos: ahí tenemos su diccionario panhispánico de dudas, en el que por ejemplo se permiten decir al respecto de “mouse” que es preferible decir “ratón”, a pesar de que “mouse” sea la forma extendida y común en América. ¿No quedábamos en que todas las variedades son igualmente válidas? Creo que con esto queda claro el enfoque del concepto de panhispanismo que tiene la RAE, un concepto vertical de arriba hacia abajo, de la España central al resto del mundo hispanohablante.

    Otra cuestión interesante (y demasiado extensa como para exponerla en un comentario) es la de las maniobras que se van dando desde la RAE y el Instituto Cervantes (dos caras de una misma moneda) para convertir al español en una máquina de hacer dinero. Máquina a su servicio y bajo su control, por supuesto.

    Y una última observación: ¿no les parece extraño que en una academia que se ocupa de las cuestiones del idioma la proporción de académicos con formación lingüística sea minoritaria?

  • Hola, Iván. Me voy a centrar en los dos últimos aspectos de tu comentario.
    Efectivamente, la RAE y el Instituto Cervantes le han visto el aspecto comercial a la venta de libros académicos y a la enseñanza del español como lengua extranjera, respectivamente. Con respecto al Cervantes (que hasta hace poco iba muy a la zaga del modelo del British Council, que viene funcionando desde los años 30 del siglo pasado), se ha puesto las pilas y ahora está trabajando sobre la base de un modelo comercial competitivo. La idea que ellos tienen de la enseñanza del español es comercial y bajo control español. No conozco iniciativas en América Latina que puedan hacerle sombra. Es el IC, por ejemplo, quien aporta el sello de calidad de los exámenes DELE (Diploma de Español como Lengua Extranjera). Aunque hay intentos de hacerle la competencia (Universidad de Salamanca, por ejemplo), lo cierto es que el IC, con todo el aparato estatal apoyándolo, se lleva la palma en todos los campos. Me gustaría poder decir lo contrario, pero Canarias, también en este sentido, está a la zaga. No es solo que apenas explote el mercado del turismo de idiomas, sino que en aquellos casos en que lo hace (como alguna academia en el Puerto de la Cruz), se limita a solicitar el sello de calidad del Cervantes y a impartir clases. La originalidad y el espíritu de empresa, como de costumbre, ni está ni se le espera. Como para reflexionar y mucho.

    Luego está lo que comentas sobre los estudios de los académicos, sobre el hecho de que la mayoría no tengan formación lingüística. No había caído en ello, y es desde luego un argumento de peso a la hora de cuestionar sus opiniones. Que no de otra cosa se trata cuando abren la boca o cogen la pluma, por muy académicos de la RAE que sean. Ahora bien, sin ánimo de menoscabar su autoridad (tienen la que tienen, para mí una autoridad relativa y diferente en cada caso), lo cierto es que la RAE es una institución gerontocrática y masculina, una especie de Politburó de la lengua que a duras penas llega a tiempo para constatar los cambios que se producen. Supongo que por eso sus miembros tienen esos rostros tan melancólicos y dulces.

    Un saludo, amigo, y a ver si estas navidades nos tomamos algo juntos más pronto que tarde.

  • La globalización o la hacemos o nos la hacen. La mala globalización es esa en las que aceptamos modelos foráneos de la que solo grandes multinacionales sacan provecho, la buena globalización es aquella en la que todos tenemos algo que aportar. Y Canarias tiene mucho que aportar.

  • Necesitamos saber que eres humano * Tiempo de espera agotado. Recarga el CAPTCHA con el icono de flechas.

    Subscríbete a Tamaimos

    Mantente al día de nuestras actualizaciones

    Por favor, espera un momentito...

    ¡Gracias por suscribirte!

      Colaboradores
    • Batata News
    • Fundación Tamaimos
    • Creando Canarias
    • Javier González Moreno
    • Entre chácaras y tambores
    • Edmundo Ventura
    • Jorge Stratós
    • Aníbal García Llarena
    • Rumen Sosa
    • Yaiza Afonso Higuera
    • Pleiomeris
    • Luis Miguel Azofra
    • José Farrujia de la Rosa
    • Rucaden Hernández
    • Antonio De la Cruz
    • Isabel Saavedra
    • Fernando Batista
    • Canarias Top Music
    • Antonio Cerpa
    • Ayoze Corujo Hernández
    • Manolo Ojeda
    • Pedro Hernández Guanir
    • Dani Curbelo
    • Lorenzo Méndez
    • Aniaga Afonso Marichal
    • José Fidel Suárez Vega
    • CristianSF
    • Aridane Hernández
    • Pedro Delgado
    • Jose Ángel De León
    • Fernando Sabaté
    • Rubén Jiménez
    • Pablo Ródenas
    • Jorge Pulido
    • Juanjo Triana
    • Cristian SB
    • Dácil Mujica
    • Miguel Páez
    • Avatar
    • Doramas Rodríguez
    • Avatar
    • Echedey Farraiz
    • Echedey Sánchez Bonilla
    • Ciara Siverio
    • Javier Guillén
    • Avatar
    • Estrella Monterrey
    • Emma Rodríguez Acosta
    • Avatar
    • CSO Taucho
    • Álvaro Santana Acuña
    • Avatar
    • Javier Castillo
    • El pollo de Andamana
    • Gabriel Pasternak
    • Avatar
    • David Martín
    • Armando Ravelo
    • Avatar
    • Arturo Caballero
    • Avatar
    • Manuel Hernández
    • Avatar
    • Juan García
    • Agoney Baute
    • Avatar
    • Nicolás Reyes González
    • Avatar

    Buscamos colaboradores.

    ¿Tienes inquietud por lo que pasa en Canarias y quieres expresarte a través de Tamaimos.com?

    Contáctanos. Más información aquí

    ¿Te gusta Tamaimos y quieres ayudarnos a mejorarlo?

    Puedes hacer una donación. Más información aquí
    ¿Qué es Tamaimos.com? ¿Qué es la Fundación Canaria Tamaimos?