Semanario Crítico Canario
La vida por delante

Este artículo lo publica

Tamaimos es un proyecto cultural independiente de opinión y debate sobre Canarias. Este proyecto cultural no tiene relación con partido político, ideología, confesión religiosa o institución alguna y se expresa principalmente a través de entradas en nuestra web.

Podcast

La vida por delante

125

¡Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Esta semana reflexionamos sobre cómo transmitir a nuestros hijos la cultura e identidad canarias, hablamos de  la relación entre los niños y la television y nos ocupamos también del comportamiento del Ministerio de Defensa  en la isla de Fuerteventura y de energías renovables.

[audio:http://ia700808.us.archive.org/29/items/Tamaimos125/Tamaimos125.mp3%5D

DESCARGAR

Duración aproximada: 55 minutos.

Participan: Iván Suomi, Agustín Bethencourt

Música: SuperstereO, Taburiente, René González, Ojalá Muchá.

Si lo prefieres, nos puedes escuchar aquídescargarte el archivo MP3 en formato zip.

También nos encontrarás en Bienmesabe y en Quilombo, así como en la sintonía de Radio Popular Canaria, Radio Guiniguada, Canarias Habla Radio, Radio Joven Garachico y Radio Aguere. Asimismo tienes nuestro canal Tamaimos y nuestro perfil en Facebook

 

 

¡Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Este artículo lo publica

Tamaimos es un proyecto cultural independiente de opinión y debate sobre Canarias. Este proyecto cultural no tiene relación con partido político, ideología, confesión religiosa o institución alguna y se expresa principalmente a través de entradas en nuestra web.

Reacciones
  • “La vida por delante”, vaya título más bonito para unas reflexiones tan lúcidas y oportunas como las que se hacen en este podcast. Me quedo con la primera parte, sobre todo cuando la sazonan con el inconfundible y habitual ingrediente tamaimo -la filosofía tamaima, que vengo a decir últimamente- que critica, evalúa y compara la situación de las Islas con respecto a la de aquellas sociedades que en cada momento puedan aportar algún elemento de mejora a Canarias (y que hoy es la catalana). Tras escucharlo, ¿qué opinan aquellos que niegan a la vez que reproducen las continuas actitudes miméticas reinantes en Canarias, esas que bien podrían convertir al 2012 en el “Año del esponjismo”, si los tamaimos me permiten la propuesta, cuando se topan, en el caso de que viajen, con culturas como esta que con total naturalidad y autenticidad forman parte del proceso de socialización de sus más pequeños?

    Teniendo en cuenta que el más básico e importante de los cinco motivos sociales universales es el de pertenencia, no es difícil intuir que crecer en un entorno sin sentido del sitio y carente de referentes culturales propios tiene consecuencias que van más allá de lo estrictamente formativo y que tarde o temprano aflorarán de diversas formas, siendo el mimetismo o la endofobia, expresiones ambas de una baja autoestima social, algunas de ellas.

  • No he escuchado aún el post. Lo haré, pero al leer que hablarían de educación a los hijos me surge una cuestión que no sé si han planteado en el debate.
    Cómo educar a tus hijos:
    1- ¿En los valores de la cooperación, la justicia, la bondad o la solidaridad cuando el mundo actual no está basado ni de lejos en esos valores
    2- o bien en los valores de la competencia, el egoísmo, la apariencia y el tener más que los demás que se lleva hoy en día?
    Lo digo porque si optamos por el primer caso se corre el riesgo de generar una frustración enorme en ese niño cuando se haga mayor y vea que el mundo no es ni de lejos como se lo han contado sus padres. No quiero pensar en ese niño que, educado en los valores de la cooperación, comparta espacio con otros niños que aprenden a comportarse con una rapidez inmediata en base a actitudes competitivas.
    No vale la respuesta de que es mejor elegir la primera opción para cambiar el mundo puesto que hay muchos ejemplos de ello en individuos que lo han intentado y el mundo, a pesar de los avances, continúa siendo un espacio que está lejos de los valores comentados al principio. Lo sé, es una visión un tanto pesimista.
    La reflexión es extensiva al aspecto “canario”. Obviamente debemos impregnarnos de la cultura del lugar donde nacemos y llevarla donde vayamos es una empresa hercúlea (a mi juicio) pero, ¿tiene hoy sentido?, cuando el mundo tiende a una globalización brutal donde se difuminan, a conciencia, aspectos locales y de la identidad, cuando debemos salir (huir?) de ese lugar que te ha visto nacer porque hay pocas alternativas o porque las salidas están ocupadas por aquellos que han sabido moverse en ese entorno competitivo de ganadores y perdedores.
    Saludos.
    http://eloikos.blogspot.com/

  • Interesantes preguntas, El Oikos. Respecto a lo primero, yo sí creo que se puede enseñar en base a valores positivos como los que citas, entre otros igual de buenos como el ecologismo o la responsabilidad, sin que con ello estemos haciendo más probable la frustración del niño o niña en el futuro cuando vea que su entorno no es tan idílico y justo como pudiera esperar, entre otras cosas porque los otros valores pueden conducir a la misma frustración con semejante, si no mayor, probabilidad.

    En cuanto a lo segundo, también es posible nacer y crecer bebiendo de una cultura que de forma natural conforme tu identidad social sin que la globalización o la emigración auguren tampoco ningún tipo de fracaso o sean ápice para el desarrollo individual, profesional, social, etcétera. Al contrario, y en este sentido es muy ilustrativo comparar la forma en que viven, sienten y difunden su cultura (o emigran) los miembros de sociedades en las que la autoestima social y cultural es alta frente a otras donde es baja.

    En ambos casos se me ocurre pensar en los padres de un chiquillo catalán, por seguir con el ejemplo del podcast, y en cómo les sería fácil y posible darle una educación apoyada en valores como los del primer párrafo que además progrese de forma natural desde su entorno cercano, donde se encuentre y reconozca a su familia, su pasado e historia, elementos con los que dará sentido y respuesta a muchas preguntas, hasta ir llegando a otros entornos cada vez más alejados en los que ampliar su visión del mundo y que así siga comprendiendo tanto las preguntas anteriores como otras nuevas.

    Poder garantizar no ya una educación sino una socialización así de completa no es tan fácil ni está tan al alcance de la mano de las familias de sociedades como la canaria, y ahí creo que está la reflexión que nos comparten en este podcast.

  • Gracias a los dos por estos comentarios tan jugosos. La verdad, lo que plantean es complejísimo, y personalmente no tengo respuesta clara.

    En cuanto a si educar en valores de cooperación y tolerancia, por un lado, o competitividad y egoísmo por el otro, quiero pensar que existen vías intermedias. Aparte del hecho de que veo del todo punto imposible educar en valores en los que no se cree. No creo en el egoísmo ni en la competitividad como fin en sí misma, conque difícilmente podré transmitir esos principios. Además, aun siendo consciente de qué es lo que impera en el mundo actual, tengo la inmensa suerte de estar rodeado de personas que anteponen solidaridad, colaboración y justicia a competitividad y egoísmo, de modo que algún punto medio tiene que existir, seguro.

    Después está la cuestión de si vale la pena transmitir la cultura propia, aquella de la que uno procede. No es que valga la pena, es que resulta imprescindible para no ir cojo por el mundo, para no autolimitarse y ponerse en inferioridad de condiciones. La matraquilla de la globalización es una gran mentira, porque no hay un intercambio generalizado entre culturas, multidireccional. Lo que hay es la imposición unidireccional de una serie de valores. La diferencia entre quien conoce su cultura y se identifica con ella, y quien no lleva consigo sino una plantilla superficial de banalidades impuestas está en la capacidad para interpretar la realidad con todos sus matices y consecuencias, en la salud psicológica del primero frente a la inestabilidad del segundo, y en definitiva en la supervivencia de la propia especie humana. Porque igual que la pérdida de biodiversidad amenaza la vida en el planeta, la pérdida de diversidad cultural es el principio del fin de aquello que nos hace humanos.

    Saludos!

    • Yo lo veo parecido a Iván. Educar a nuestros chinijos en una identidad sólida y a la vez abierta los va a dotar de herramientas muy poderosas para sobrevivir en medio de esta globalización uniformizadora: un criterio propio, una perspectiva particular, seguridad, confianza, autoestima, orgullo propio,… Pensar que como el mundo va camino de la uniformización por culpa del predominio cultural estadounidense o mesetario castellano en lo que a nosotros nos toca, nuestros hijos deben hacer lo posible por camuflarse es condenarlos a la uniformidad y a la mediocridad, a no saberse ni conocerse, a ser unos desarraigados sin más voluntad que la de adherirse a la última moda siempre y cuando venga de donde vienen las cosas “que después me compro yo”. Quiero traer aquí mi cita favorita de Martí: “Sólo podemos dejar a nuestros hijos raíces y alas”. Pues eso. Salud.

  • efectivamente, algun@s docentes canarios y la mayoría de los no canarios tienen como más importante la norma castellana frente a la canaria. Esto viene de lejos. Desde hace muchos años, ya algunos profesores foráneos intentaron moldear el uso del vosotrismo en algunas escuelas canarias. concretamente tuvimos que parar ese intento sobre nuestros hijos, pues en algún caso se castigaba el uso de la 2ª persona del plural canaria (ustedes hacen). No estoy enterado de que la Academia canaria de la lengua haga nada en este sentido. Debemos apoyar a la Sra. Luengo con energía humana o el Sr. Soria nos hundirá con la enegía polucionante. Este político grancanario en el gobierno de España es un peligro. Su preocupación por el Hierro me hace temblar. Ahul.

  • Necesitamos saber que eres humano * Tiempo de espera agotado. Recarga el CAPTCHA con el icono de flechas.

    Subscríbete a Tamaimos

    Mantente al día de nuestras actualizaciones

    Por favor, espera un momentito...

    ¡Gracias por suscribirte!

      Colaboradores
    • Batata News
    • Fundación Tamaimos
    • Creando Canarias
    • Javier González Moreno
    • Entre chácaras y tambores
    • Edmundo Ventura
    • Jorge Stratós
    • Aníbal García Llarena
    • Yaiza Afonso Higuera
    • Rumen Sosa
    • Luis Miguel Azofra
    • José Farrujia de la Rosa
    • José Luis Angulo Santana
    • Rucaden Hernández
    • Antonio De la Cruz
    • Isabel Saavedra
    • Fernando Batista
    • Pleiomeris
    • Canarias Top Music
    • Antonio Cerpa
    • Manolo Ojeda
    • José Fidel Suárez Vega
    • Lorenzo Méndez
    • Ayoze Corujo Hernández
    • Jose Ángel De León
    • Dani Curbelo
    • Fernando Sabaté
    • CristianSF
    • Aniaga Afonso Marichal
    • Aridane Hernández
    • Pedro Delgado
    • Cristian SB
    • Dácil Mujica
    • Miguel Páez
    • Avatar
    • Rubén Jiménez
    • Pablo Ródenas
    • Jorge Pulido
    • Juanjo Triana
    • Ciara Siverio
    • Pedro Hernández Guanir
    • Javier Guillén
    • Doramas Rodríguez
    • Avatar
    • Echedey Farraiz
    • Arturo Caballero
    • Avatar
    • Manuel Hernández
    • Avatar
    • Juan García
    • Agoney Baute
    • Avatar
    • Avatar
    • Nicolás Reyes González
    • Avatar
    • Estrella Monterrey
    • Emma Rodríguez Acosta
    • Avatar
    • CSO Taucho
    • Álvaro Santana Acuña
    • Avatar
    • Javier Castillo
    • El pollo de Andamana
    • Gabriel Pasternak
    • Avatar
    • David Martín
    • Armando Ravelo
    • Avatar

    Buscamos colaboradores.

    ¿Tienes inquietud por lo que pasa en Canarias y quieres expresarte a través de Tamaimos.com?

    Contáctanos. Más información aquí

    ¿Te gusta Tamaimos y quieres ayudarnos a mejorarlo?

    Puedes hacer una donación. Más información aquí
    ¿Qué es Tamaimos.com? ¿Qué es la Fundación Canaria Tamaimos?