Semanario Crítico Canario
La libertad de prensa hoy en Canarias

Este artículo lo publica

Tamaimos es un proyecto cultural independiente de opinión y debate sobre Canarias. Este proyecto cultural no tiene relación con partido político, ideología, confesión religiosa o institución alguna y se expresa principalmente a través de entradas en nuestra web.

Podcast

La libertad de prensa hoy en Canarias

137

¡Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Esta semana tomamos mayo, mes en que celebra el Día Mundial de la Libertad de Prensa, como punto de partida para reflexionar sobre la situación del periodismo, de los medios de comunicacion, de la gofiosfera y del ágora ciudadana, en general.

[audio:http://ia600308.us.archive.org/25/items/Tamaimos137/Tamaimos137.mp3%5D

DESCARGAR

Duración aproximada: 55 minutos

Participan:  Josemi Martín, Agustín Bethencourt

Música: SuperstereO, Alabama Dixieland Jazz Band, José Antonio Ramos, Ojalá Muchá

Si lo prefieres, nos puedes escuchar aquí o descargarte el archivo MP3 en formato zip.

También nos encontrarás en Bienmesabe y en Quilombo, así como en la sintonía de Radio Popular Canaria, Radio Guiniguada, Canarias Habla Radio, Radio Joven Garachico y Radio Aguere. Asimismo tienes nuestro canal Tamaimos y nuestro perfil en Facebook

¡Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Este artículo lo publica

Tamaimos es un proyecto cultural independiente de opinión y debate sobre Canarias. Este proyecto cultural no tiene relación con partido político, ideología, confesión religiosa o institución alguna y se expresa principalmente a través de entradas en nuestra web.

Reacciones
  • Me parece lamentable, pero realmente lamentable, que no se les ocurra a ustedes otro argumento de descalificación para la convocatoria del pasado día 3 que el hecho de que hayamos leído un manifiesto suscrito por todas las asociaciones de prensa de España. Para no eludir sus habituales anteojeras lo califican ustedes, usando uno de los términos que pretenden hacer pasar por conceptos políticos, como “insuloespañolismo”. Ese manifiesto fue elaborado y consensuado en la última asamblea de la FAPE, en la que participaron activamente periodistas canarios. Y elegir la fórmula de un único manifiesto en un mismo día para todas las asociaciones de prensa de España no repondía a otra razón que no fuera la obvia: expresar la unidad de toda la profesión, porque la unidad es imprescindible en cualquier reivindicación, en cualquier movilización, en cualquier lucha. Añadir que, en posteriores entrevistas con medios de comunicación tinerfeños y canarios, el presidente de la APT se refirió extensamente a la situación del periodismo y los periodistas en Canarias y los más de 500 despedidos a lo largo del último año.

  • Por otra parte me gustaría señalarles que, desde hace más de un año, desde la APT se está colaborando con los compañeros de Gran Canaria para revitalizar su propia asociación de prensa que, por diversas razones, apenas cuenta con actividad. Tenemos prevista una reunión con los colgas grancanarios antes del verano con la intención de celebrar una asamblea extraordinaria en el próximo otoño que sirva para revitarlizar la asociación. Ponemos y pondremos toda la experiencia y los medios (muy pocos) a disposición de la Asociación de la Prensa de Las Palmas. Son los compañeros de Las Palmas los que, probablemente por la debilidad extrema por la que atraviesa su organización, no se sumaron a la convocatoria, lo que comprendimos perfectamente. Por tanto, todas sus espesas elucrubraciones sobre el “esquema d epensamiento” que conduce a una fantasiosa “subordinación a Madrid” no es más que una parida. Una parida que podrían ustedes haberse ahorrado con una llamada telefónica a la APT o a los compañeros de Gran Canaria. Es decir, con haberse informado previamente antes de ponerse a hablar sobre un asunto que — a su podcast me remito– conocen ustedes muy superficialmente. Para ser sinceros me deja bastante atónito que ustedes (y en partcular el señor Josemi) se pongan a opinar aspectos de la realidad canaria con tan notable desinformación y a miles de kilómetros del país. Yo no creo que se construya así una opinión pública canaria: todo lo más aumentan ustedes el número de las opiniones publicadas.

  • Estimado Alfonso.

    Dice usted que descalificamos la convocatoria del pasado día 3. Le ruego que me diga en qué punto del programa hacemos esto. Para ponerle las cosas más fáciles, puede usted ir directamente al minuto 35:34 de la emisión, donde abordamos este tema. Allí hablamos de la esperanza (sic) que nos genera esta concentración (curiosa manera de descalicar). Lo que sí hacemos es analizar esta concentración desde un punto de vista crítico. Esto parece molestarle a usted. Entiendo que como ciudadanos canarios tenemos el mismo derecho que usted o que cualquier otra persona a argumentar a favor o en contra de una postura. En este caso, lamentamos que en la noticia de la agencia EFE de la que se hace eco Diario de Avisos se hable de la lectura de un un manifieso de ámbito estatal sin que el mismo texto se haga referencia a la más mínima coordinación con periodistas del resto de Canarias (no sólo de Gran Canaria, por cierto). Efectivamente, esto nos parece una muestra de ínsuloespañolismo. Desde la isla de Tenerife (en este caso) se organiza una concentración en concertación con periodistas de… otros lugares del Estado Español. Desde la isla damos el salto a Madrid, obviando la coordinación con colegas del resto de Canarias. Un ejemplo más de este comportamiento que lamentamos y que entendemos resta fuerza y solidez a las justas reivindicaciones del colectivo de periodistas de Tenerife y de Canarias.
    Dice usted que nos falta información e insinúa que opinamos a la ligera. Luego en su segunda opinión nos informa de que ha habido contactos (infructuosos) con colegas de Gran Canaria. Mucho que nos alegramos de este tímido y limitado intento, pero esta informacion no aparecía recogida en la noticia que sirvió de base a nuestros comentarios. Y todo parece indicar que en la concentración no se hizo mención a estos contactos, y sí que se leyó un documento redactado en Madrid. ¿Faltamos a la verdad si tomamos esto como punto de partida? Es evidente que no.
    En su opinión es obvio que la unión hace la fuerza. Totalmente de acuerdo. ¿Por qué no unir entonces fuerzas con periodistas del resto de las islas para denunciar las presiones que sufren los y las periodistas canarios por parte de grupos de comunicación y empresiariales, por parte de caciques que se creen con derecho a casi todo, por parte de políticos que no se cortan a la hora de levantar el teléfono para amenazar con retirar publicidad si no se cede a sus chantajes? Me parece esta una pregunta legítima por parte de canarios que viven en el exterior y que -honestamente- están intentando poner su grano de arena para sentar las bases de una Canarias mejor en los difíciles momentos que está viviendo nuestro país.
    500 periodistas despedidos. Alrededor de 20 medios de comunicación que han tenido que cerrar. Cifras escalofriantes que calificamos de preocupantes (sic) en nuestro programa. Usted califica nuestras reflexiones de “lamentables”, “espesas elucubraciones” o incluso “paridas”. Usted no descalifica, supongo. Permítame que no entre al trapo con estas afirmaciones. Respeto demasiado su profesión y a sus colegas como para hacerlo. A mí, lo que me parece lamentable, es que en medio de tanta presión contra la libertad de expresión, usted nos tome a nosotros como diana, en lugar de dirigir sus críticas contra quienes cada día asfixian un poco más este derecho tan necesario para la supervivencia y el desarrollo de una sociedad democrática.
    En tamaimos.com seguiremos incitando al debate desde los argumentos, el respeto a la diferencia y -puede usted estar seguro- el rechazo a la descalificación gratuita. Un cordial saludo.

  • Usted sigue equivocándose y lo sigue haciendo por falta de información, algo que, sorprendentemente, parece traerle sin cuidado. Y la crítica que no esté basada en la información no es crítica, sino chismorreo. En la redacción del manifiesto y en la aprobación del mismo participaron periodistas canarios. No se obvió ningún contacto con periodistas de otras islas, como supone usted gratuitamente, desde la APT se contactó con compañeros de todas las islas occidentales y con Gran Canaria. A la manifestación se unió la Asociación de Profesionales de la Comunicación de Canarias, un sindicato muy activo y con presencia en numerosos comités de empresa. El asociacionismo entre los periodistas arrastra graves problemas e inercias que intentamos superar, y la propuesta de un colegio de periodistas de Canarias, siguiendo el ejemplo y en parte el modelo del articulado en Cataluña, ha comenzado su tramitación administrativa a impulso de la APT. Cuando uno charlotea en la barra de un bar puede ignorar todo esto tranquilamente; cuando se propone nada menos que construir una “opinión pública canaria”, es exigible un mínimo nivel de información a la hora de verter juicios. Me temo, sin embargo, que sobre la desinformación de la que hacen gala crece, además, un sesgo ideológico muy concreto: ustedes se ronchqn virtuosamente cuando oyen o escuchan “Madrid”. Porque cabe deducir, sin demasiada exageración, que desde su óptica el buen periodista canario (como el buen actor, el buen docente o el buen taxista) deber ser independentista si pretende ser bueno. Pues mire, lo siento mucho, pero eso en un simple prejuicio ideológico con una nula relación con la realidad. Respecto a la crítica y la autocrítica de la profesión no creo ser, precisamente, de los periodista más gandules: he escrito bastante (y mal) sobre sus miserias y las presiones que padece y he aprovechado cualquier foro para dejarlo patente. Conocen ustedes muy poco de esta profesión y de su situación en Canarias, y lo más alarmante es que ni se dan cuenta.

    • Con respecto a los últimos comentarios del Sr. Alfonso, quisiera hacer las siguientes puntualizaciones:

      Creo que, aunque no es exigible el mismo rigor a medios de información que a blogs de opinión, sí es deseable que estos últimos hagan un esfuerzo -a pesar de sus limitaciones de todo tipo: escasez de medios, tiempo, amateurismo, en nuestro caso, distancia,…- por contrastar la información sobre la que emiten sus juicios. En ese sentido, en Tamaimos -o más concretamente Agustín Bethencourt y servidor- pecamos de ingenuos e imprudentes al pensar que la noticia de Diario de Avisos sobre la concentración de los periodistas reflejaba “toda la verdad” acerca del proceso que desembocó en la misma. Sobre esa información parcial emitimos nuestra opinión, severa, tal vez desenfocada, pero sin voluntad alguna de zaherir. Sin entrar en mayores valoraciones sobre dicho proceso, damos por cierta la versión de los hechos que el Sr. Alfonso relata y de la que nos enteramos gracias a su participación en su blog puesto que no ha sido recogida tal cual en ningún medio de comunicación.

      Además, puesto que percibimos que se ha sentido particularmente ofendido por nuestras opiniones y sin menoscabo de nuestra convicción de que el insuloespañolismo es un fenómeno real y dañino para Canarias, le pedimos sinceras disculpas así como a todas aquellas personas que pudieran compartir su parecer.

      En lo sucesivo, Tamaimos redoblará sus esfuerzos por que sus análisis se asienten sobre informaciones más y mejor contrastadas. Quizás sea buen comienzo no dar carta de naturaleza a todo lo que publican los medios de comunicación canarios: relativizar lo que allí se publica, contrastarlo con otros canales, asumir que, además de las presiones políticas y económicas a las que se ven sometidos, son básicamente creaciones humanas -como este blog- y por tanto imperfectas. Cultivar cierta desconfianza hacia lo que otros publican y toda la prudencia a la hora de emitir nuestros propios juicios es más que conveniente. No me parece exagerado decir que, demasiadas veces, los medios de comunicación canarios no han sido una muestra del rigor que ahora se nos exige. Quiero recordar aquí, a modo de ejemplo, la sarta de insensateces y bulos que se vertieron en los mismos a cuenta de la Iniciativa Punto IC. Fueron contadísimos los profesionales de la comunicación que, a pesar de disponer de tiempo y recursos, se pusieron en contacto con el impulsor de dicha iniciativa para tratar de conocerla mejor y poder informar verazmente a la sociedad canaria. ¿Acaso tan sólo uno? Fueron mayoría quienes solventaron el asunto insinuando que se trataba de una campaña de sectores de Coalición Canaria, ridiculizándola y minusvalorándola. Otros podrían citar casos similares. De cualquier forma, como hay que tomar de modelo a quienes hacen las cosas bien y no mal, tampoco quiero convertir esto en excusa. No buscamos convertirnos en periodistas ni en un medio de comunicación pero sí queremos parecernos a lo mejor de éstos, allá donde se encuentren.

      Finalmente, como el Sr. Alfonso ha enarbolado aquí la bandera del rigor, le pedimos que no desfallezca en tal empeño y nos señale con detalle aquellas entradas o podcast de Tamaimos, de las que quepa
      deducir que “el buen periodista canario (como el buen actor, el buen docente o el buen taxista) deber (sic) ser independentista si pretende ser bueno.” En los casi cuatro años de este blog, en el cual participo desde sus orígenes, jamás he oído ni leído nada ni remotamente parecido a ninguno de mis compañeros. Tampoco yo lo he dicho ni escrito. Y todo esto por una sencilla razón: en Tamaimos nos encontramos muy, muy lejos de esa afirmación, como bien saben quienes nos siguen, aún esporádicamente. No niego que ese esquema de “pensamiento”, por llamarlo de alguna forma, puede usted haberlo
      encontrado en otros foros, incluso en medios de comunicación,pero jamás en Tamaimos. Por todo ello, le pido, le pedimos, que nos señale con exactitud en qué basa este juicio. Si encuentra algo en lo que lógicamente se pueda asentar el mismo y nos lo señala convenientemente, yo mismo me comprometo a rectificar, matizar,… algo que me parece un solemne disparate y que está reñido con las
      ideas y visión de Canarias que defendemos en este blog. Se lo pedimos en nombre del rigor que usted ardorosamente y con justo orgullo de profesional ha reivindicado porque, de no poder demostrar con
      precisión dónde, en qué lugar, defendemos nosotros supuestamente esa visión tan obtusa, no diríamos que estamos “atónitos” ante el hecho de que se ponga a opinar sobre nuestra humilde labor “con tan notable desinformación y a miles de kilómetros” de donde nosotros nos encontramos, sino que es usted el que usa “anteojeras” y tiene “un simple prejuicio ideológico con una nula relación con la realidad”, al menos en lo que hace a la realidad de este blog.

      Saludos,

      Josemi Martín

      P.S: A modo más personal, le reitero mis disculpas si en algún momento lo he agraviado con mis opiniones. Jamás pude suponer que algo así pudiera ocurrir, sinceramente. Más allá de las diferencias que sostenemos sobre Canarias, opino que usted y otros como usted deben ser, ya lo son, claves a la hora de construir esa opinión pública canaria que en Tamaimos aspiramos a ver y que no será tarea exclusiva de los profesionales del periodismo, como anuncian los nuevos tiempos en que vivimos.

  • También hay muchos medios en Canarias (de los de papel) a los que la información les trae sin cuidado y, sin embargo, continúan en el kiosco de la esquina. Muchos de esos medios no son más que voceros de los poderes políticos y económicos locales, además de haber abandonado la función de cuarto poder que se le supone; informar, ejercer de contrapeso a los poderes establecidos y reforzar la democracia. No hay más que ver las alabanzas que determinados medios canarios realizan al poder establecido a diario. Y es esta la gran crisis del periodismo; la continua y profunda pérdida de credibilidad de la prensa escrita.

    Un descrédito ganado a pulso en la medida en que han sido los mismos medios quienes han mentido, tergiversado o desinformado, en asuntos vitales para la ciudadanía. Y en Canarias, esto no es una excepción. Los editoriales de algunos medios respecto al tema de las prospecciones petrolíferas de Repsol en Canarias, son un ejemplo paradigmático ¿Informa o desinforma la prensa escrita en Canarias? reflexionaba El Oikos hace unos meses http://bit.ly/KkZmTN . ¿La prensa escrita canaria es plural? Me parece que no.

    En su discusión mencionan un interesante concepto, el de “opinión pública canaria”. ¿Es posible una opinión pública canaria en un contexto local donde la universidad es muy poco influyente, existen unos medios de comunicación escasamente plurales y una administración pública que lejos de potenciar la participación ciudadana y el debate público, los coartan para que quienes están en esas instituciones continúen conservando sus parcelas de poder? Difícil. Por eso, ante un panorama informativo como el actual, la irrupción de otras formas de periodismo, otras opiniones ligadas a lo que pasa en Canarias (del que Tamaimos es un gran ejemplo a nuestro juicio) son más necesarias que nunca para progresar como sociedad y mejorar la maltrecha democracia que se practica en Canarias.

    Superar la crisis del periodismo exige también idear un nuevo modelo de financiación. Un modelo de financiación capaz de salvar la dependencia insana de las subvenciones públicas. También de los recursos de origen privado como la publicidad. Tiene que existir una tercera vía que además garantice un periodismo sostenible, independiente, crítico y veraz. Una empresa de envergadura pero ese y no otro es el reto.

  • Coincido con El Oikos, en cuanto al análisis que hace. No hay medios independientes en Canarias, pues todos dependen de determinados intereses oligárquicos, empresariales y políticos. En este estado de cosas, se hace necesaria la ruptura con los medios del poder, estableciendo medios propios, entre ellos los digitales, que son una bocanada de aire fresco en un mundo tan podrido y servil como este.

    Existe un divorcio abismal, entre la gente común de las islas y sus medios de comunicación masivos, que están en contacto a todos los niveles, incluso morales, con la nefasta minoría empresarial y caciquil, que domina en las islas. El boikot a los medios del poder, así como la creación de nuevos espacios, como Tamaimos, o el propio blog El Oikos, que me es grato conocer ahora. De no existir medios como estos, sería insoportable aguantar un panorama que no tiene nada que ver con la información, sino con la conservación a como de lugar del statu quo vigente en Canarias. Contra eso luchamos muchas personas en este país y no podemos más que sentirnos agradecidas ante cualquier medio independiente.

    Un saludo y adelante Tamaimos, siempre nos sorprenden y nos agradan.

  • Que sea un columnista quien acuse a una web de opinión de falta de rigor, no deja de tener su gracia. Si ese periodista fuera independiente y en otras ocasiones hubiera tratado con la misma vehemencia la falta de rigor de sus compañeros de oficio -y la suya propia- empezaría a cobrar sentido la cosa. Lo que no es lógico es que se le achaque a Tamaimos, que no es medio de comunicación sino web de opinión, esa supuesta falta de contraste de la información, cuando es la propia prensa canaria, al servicio de intereses muy concretos, la que no cumple siquiera con esa máxima del periodismo.
    Aquí lo que pasa es que hay periodistas que no están sabiendo asumir el papel que están jugando las nuevas tecnologías a la hora de abrir el espectro comunicativo de, en esta caso, Canarias. Es difícil haber estado toda una vida siendo “la voz del pueblo”, y en 5 años ver cómo esa voz se diluye entre otras muchas de, y esto es mi opinión, de más calidad que la suya, caso de Tamaimos. Yo, antes que a Tamaimos, criticaría a Andrés Chaves, a Jorge Vargas, a Carmelo Rivero… Anda que no hay tela que cortar si de veracidad de la información se trata en Canarias.

  • Por cierto, le echa en cara a Tamaimos el uso del término “insuloespañolismo”. Caramba, quién lo diría, usted que en varias ocasiones ha escrito eso de “nacionalinsularismo”.

  • Estimado Alfonso, así funcionan los blogs (y su versión audio, los podcast). Uno escribe sobre algo, y los lectores comentan o señalan informaciones erróneas si las hay, opinan sobre la pertinencia de la perspectiva elegida, etc. Luego el bloguero elimina, corrige o matiza, o no, en función de su libre criterio (solo faltaría). El podcast al ser grabado y no en directo es menos interactivo, pero luego en la siguiente edición se puede corregir, matizar, intercambiar. Pero para que pueda establecerse un diálogo constructivo, entre iguales, importa mucho el tono y la actitud, sobre todo porque por escrito las cosas “suenan” diferentes, más serias (por eso se usan emoticones). Algo que aquí, desgraciadamente, ha fallado. Una pena. Saludos.

  • Coincido con Samuel. Si algo tienen de bueno los blogs, webs de opinión, redes sociales, etc., es que todo lo que se dice puede ser corregido y rectificado. Esto no quiere decir que la gente diga lo que quiera y luego se pida perdón. Lo que está claro es que a un periodista que comenzó su carrera hace más de 20 años esto de interactuar con los lectores, oyentes, etc. le debe sonar a chino. De ahí que tal vez, el tono empleado sea el de una persona que se cree por encima de su destinatario por el simple hecho de ser periodista de carrera. Señor González, en el siglo XXI el periodismo ciudadano es tan importante para tener una opinión pública sana como que existan periódicos y radios de diferente tendencia ideológica. Por cierto, esta frase suya: “la unidad de toda la profesión, porque la unidad es imprescindible en cualquier reivindicación, en cualquier movilización, en cualquier lucha. “, ¿por qué no la aplica usted también para unir fuerzas con periodistas latinoamericanos y denunciar los asesinatos que en países como México o Guatemala se cometen contra este sector? O simplemente para denunciar los despidos que también se sufren en el continente hermano. El mundo es más que Canarias y España, señor González, mucho más.

  • Necesitamos saber que eres humano * Tiempo de espera agotado. Recarga el CAPTCHA con el icono de flechas.

    [mailerlite_form form_id=1]
      Colaboradores
    • Batata News
    • Fundación Tamaimos
    • Creando Canarias
    • Javier González Moreno
    • Entre chácaras y tambores
    • Edmundo Ventura
    • Jorge Stratós
    • Aníbal García Llarena
    • Yaiza Afonso Higuera
    • Rumen Sosa
    • Luis Miguel Azofra
    • José Farrujia de la Rosa
    • José Luis Angulo Santana
    • Rucaden Hernández
    • Antonio De la Cruz
    • Isabel Saavedra
    • Pleiomeris
    • Fernando Batista
    • Canarias Top Music
    • Antonio Cerpa
    • Manolo Ojeda
    • José Fidel Suárez Vega
    • Ayoze Corujo Hernández
    • Lorenzo Méndez
    • Aniaga Afonso Marichal
    • Jose Ángel De León
    • CristianSF
    • Fernando Sabaté
    • Pedro Delgado
    • Aridane Hernández
    • Dani Curbelo
    • Juanjo Triana
    • Rubén Jiménez
    • Dácil Mujica
    • Miguel Páez
    • Avatar
    • Jorge Pulido
    • Cristian SB
    • Pablo Ródenas
    • Javier Guillén
    • Avatar
    • Doramas Rodríguez
    • Ciara Siverio
    • Echedey Farraiz
    • Pedro Hernández Guanir
    • Armando Ravelo
    • Avatar
    • Avatar
    • CSO Taucho
    • Javier Castillo
    • Avatar
    • Gabriel Pasternak
    • Agoney Baute
    • David Martín
    • Nicolás Reyes González
    • Manuel Hernández
    • Juan García
    • Álvaro Santana Acuña
    • Arturo Caballero
    • Avatar
    • Avatar
    • Avatar
    • El pollo de Andamana
    • Avatar
    • Avatar
    • Estrella Monterrey
    • Emma Rodríguez Acosta

    Buscamos colaboradores.

    ¿Tienes inquietud por lo que pasa en Canarias y quieres expresarte a través de Tamaimos.com?

    Contáctanos. Más información aquí

    ¿Te gusta Tamaimos y quieres ayudarnos a mejorarlo?

    Puedes hacer una donación. Más información aquí
    ¿Qué es Tamaimos.com? ¿Qué es la Fundación Canaria Tamaimos?