Semanario Crítico Canario
Miliciano de Gran Canaria
Memoria Histórica Canaria (XV): MilicianosMiliciano de Gran Canaria

Este artículo lo publica

Tamaimos es un proyecto cultural independiente de opinión y debate sobre Canarias. Este proyecto cultural no tiene relación con partido político, ideología, confesión religiosa o institución alguna y se expresa principalmente a través de entradas en nuestra web.

El enyesque

Memoria Histórica Canaria (XV): Milicianos

En el inmenso abismo que supone el desconocimiento generalizado de nuestra Historia también parecen haber caído las Milicias Canarias. Estas unidades militares formadas por isleños defendieron a las islas de piratas, corsarios y tropas de potencias europeas, mayormente inglesas, desde 1551, reinando Carlos V, hasta 1886, durante la Regencia de María Cristina. El alto costo (económico, humano,…) que hubiera supuesto para la Corona española mantener unas tropas regulares que habrían de ser desplazadas desde España, hizo que el modelo militar miliciano se prolongara cuando en la metrópoli ya habían desaparecido éstas. Así, y a pesar de los intentos centralizadores de Felipe II, las Milicias Canarias funcionaban como “el ejército” de cada isla, al mando normalmente de un Capitán General, designado por el Cabildo, que era algo bien distinto a lo que hoy conocemos por el mismo nombre.

Frente a los intentos historiográficos de hacer pasar los diferentes episodios bélicos en los que participaron las Milicias como gestas heroicas de sus respectivos mandos –frecuentemente individuos pertenecientes a las oligarquías- queremos resaltar aquí el carácter ciudadano y popular de dichas Milicias. Formadas por hombres de entre 16 y 60 años, normalmente mal pertrechados, con deficitaria instrucción, defendieron las islas con desigual fortuna ante individuos tan poco recomendables como el pirata Leclerc en La Palma (1553), los corsarios Drake (1585) y Van Der Does (1599) en Gran Canaria, el también corsario Windham (1743) en La Gomera y Fuerteventura, el pirata Blake (1656) en Tenerife y, cómo no, ante el Almirante Horacio Nelson en la defensa de Santa Cruz de Tenerife (1797). Además, las Milicias Canarias fueron movilizadas para participar en Flandes, el Rosellón, Italia, Portugal, América y la misma España, en su Guerra de la Independencia contra Francia.

Aunque existen calles en las islas que rememoran al General Gutiérrez –cuyo papel en la defensa de Santa Cruz es cuestionable- , la Granadera Canaria –formada para combatir al francés en la Guerra de Independencia española-, las Milicias de Garachico, la gesta del 25 de julio,… todos estos reconocimientos pecan en mi opinión de minimizar el elemento ciudadano y popular al que antes me refería tras nombres colectivos que poco se conocen o supuestos “héroes” que se quedaron bien cómodos en Paso Alto mientras chicharreros y laguneros se batían contra los ingleses. Es por esto que para terminar este humildísimo reconocimiento a los milicianos canarios, y esperando que algún día la sociedad canaria les rinda homenaje, con nombres y apellidos cuando sea posible, aquí les dejo el siguiente vídeo acerca de la reconstrucción anual de la Batalla de Tamasite, en Fuerteventura (1740). Emociona ver a los majoreros reviviendo esa parte de su Historia y encarnando a sus bravos antepasados milicianos.

¡Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Este artículo lo publica

Tamaimos es un proyecto cultural independiente de opinión y debate sobre Canarias. Este proyecto cultural no tiene relación con partido político, ideología, confesión religiosa o institución alguna y se expresa principalmente a través de entradas en nuestra web.

Reacciones
  • Sr. Josemi Martín, permítame felicitarlo por el merecido elogio que hace usted de las Milicias Canarias, quienes nunca necesitaron de tropas foráneas para defender sus propias islas. Permítame también hacer dos precisiones a su comentario. 1. La ciudad de Las Palmas [de Gran Canaria] fue atacada por Drake en 1595. 2. Sir Horacio Nelson no era almirante cuando atacó, bajo el mando del almirante Hood, la ciudad de Santa Cruz. Entiendo que la pseudohistoriografía tinerfeña (y la llamo así porque siempre dice Las Palmas para referirse a Gran Canaria, y siempre cita a Nelson como almirante, cuando no lo era) cree arrogarse más títulos bien demeritando o bien meritando según sus conveniencias. La intrahistoria tinerfeña está plagada de esta clase de errores: no olvide la “piedra zanata”, las “pirámides de Güímar”, etcétera, por no citar algún otro error de mayor bulto cometido por algún prestigioso profesor lagunero, que podría inducirnos a sospecha de falsificación. La Historia lo decidirá. Un cordial saludo. Ahul.

    • Muchas gracias, Profesor Ruano, por enriquecer mis modestísimas notas con sus agudos comentarios y precisiones. En cuanto a éstas, debo decir lo siguiente: Reviso las fuentes consultadas acerca del ataque de Van der Doez y sigo encontrando que el año fue el de 1599 y no el de 1595, año además del fallecimiento del corsario. Para no aburrirlo, aquí le dejo una obra, que confieso que no he leído, pero cuyo título no parece dejar lugar a dudas: Relacion sumaria de lo sucedido en la Isla de Canaria, con el armada de Olanda, y Zelanda, de setenta y seys naos, y estuuo en ella desde sabado veinte y seys de iunio, hasta ocho de iulio siguiente de este año de nouenta y nueue … En cualquier caso, le agradecería que me indicara cualquier otra fuente que indicara que el año correcto del ataque holandés fue el de 1595 por si yo hubiera manejado fuentes erróneas.

      En cuanto a su segunda precisión, nuevamente le agradezco la molestia. Reconozco que solté lo de “Almirante” quizás influido por haberlo oído de toda la vida, sin mayores prevenciones. Muchísimas gracias por llamarme la atención sobre este “súbito ascenso”, del cual no tenía ni idea. Hay que estar prevenidos ante la pseudohistoriografía, sobre todo siendo como es uno un torpe aficionado. En cualquier caso, la idea era resaltar el valor -en el más amplio sentido de la palabra- de nuestras Milicias Canarias. Por justicia y por si se pudiera sacar alguna lección para el presente y el futuro de nuestro país. Espero haberme acercado algo a tan pretencioso objetivo.

      Saludos y gracias nuevamente.

  • Sr. Profesor C. Rodríguez Ruano para hacer precisiones y correcciones oportunas respecto al texto escrito no es necesario destilar tanta inquina insularista, dándole razón a quienes desde este lado (Tenerife) lo hacen con la misma mezquindad. Y fíjese en el texto que le aporta el autor donde se menciona la isla de Canaria. Nunca hemos llamado a esa isla Gran Canaria, sino Las Palmas y no veo ningún problema en que si ustedes lo desean se llame GC a partir de ahora pero no se pongan pesados ni fanáticos.

    • No figura entre nuestros propósitos en esta serie el discutir el ya discutido asunto del nombre de la isla de Gran Canaria. Solamente traeremos aquí un texto escrito por servidor acerca de tan controvertida cuestión:

      http://tamaimos.com/2009/05/18/que-se-llama-gran-canaria/#more-677

      así como un artículo que en su momento cité como valiosísimo y que hoy, tal y como nos comentaba algún lector, tal vez mereciera alguna precisión en cuanto a su análisis sobre el topónimo Tamarán:

      http://www.laprovincia.es/cultura/2009/05/14/cultura-canaria-gran-canaria-notas-acerca-debate/230157.html

      Lamentablemente, la realidad, hoy en día, es que, a pesar de tanta prueba documental y de la oficialidad del mismo, el nombre de Gran Canaria muchas veces queda relegado por el de “Las Palmas” y no sólo entre los habitantes de Tenerife. A ello ha contribuido enormemente el director de El Día, tratando de extender entre el común la visión de que el “Gran” de Gran Canaria no es sino un intento de lograr la supremacía entre las islas que, en su opinión, corresponde a Tenerife, faltaría más. Sin embargo, también ayuda a semejante dislate la ignorancia y la dejadez de tantos canarios con nuestras cosas. El texto del Profesor Fajardo, que arriba cito, despeja de manera suficiente y probada la insensatez del “argumento” del editorialista de El Día. Espero que en Tamaimos -autores y comentaristas- estemos poniendo los cimientos de otro estado de cosas, también en cuanto al nombre de la isla de Gran Canaria. Saludos.

  • Muy buen artículo el del profesor Spínola sobre el nombre de la isla de Gran Canaria. Que
    ría hacer un comentario un poco más largo sobre el tema pero el espacio que me deja la
    página no me lo permite. Conocí a TAMAIMOS en la presentación que hicieron en El Pa
    so y considero que están haciendo una gran labor. A ver si para la próxima vez logro do
    minar el ordenador y agrando el espacio para extenderme un poco más.

  • También en La Palma hasta hace poco tiempo a la isla la llamábamos Las Palmas en vez de Gran Canaria. Sin embargo a los que venían a residir con nosotros se los conocía por “los canarios”. Como muy bien dice el profesor Fajardo Spínola el gentilicio “grancanario”. es un invento muy reciente. Opino que habría que normalizar más este gentilicio, al igual que Gran Canaria ya lo ha hecho en contraposición a Canaria, porque fui testigo de una conversación
    en la que, sobre todo en las capas más populares de la población, esto no está muy claro res
    Lo cuento:

  • (contiuación) No sé como lo harán tanto Josemi como Rodríguez Ruano que les
    cabe todo en la cuadrícula pero a mí no. Y además en el comentario anterior se me
    coló una “res” (no sé si vaca o toro) que casi nada. Mas, a lo que iba y enlazando
    con el comentario anterior, les cuento: Un amigo mío tenia hospedado en su casa a
    un amigo suyo grancanario y éste le decía a mi amigo: -Tú eres palmero y yo soy
    canario. Le replicaba: -No, yo también soy canario igual que tú, porque La Palma es
    igualmente una isla canaria. Pero el grancanario volvía a incidir en lo mismo y así
    estuvieron discutiendo un largo rato sin que pudieran llegar a un acuerdo.

  • Lamento no poder ayudarle, Sr. Romanciaderos, en la cosa técnica, pues no es mi especialidad. Confío en que pronto halle solución. Mientras tanto, le agradezco su participación y le comento que yo también he vivido situaciones parecidas con respecto a los gentilicios “canario” y “grancanario”. Un pueblo que no sabe nombrarse a sí mismo tiene un serio problema, opino. En cualquier caso, pienso que el asunto está normalizándose y, aunque lentamente, ya se empieza a oír el nombre real de nuestra isla también en Tenerife, mal que le pese a uno que yo me sé. Y esto, también opino, debido a que los grancanarios llevan ya unos añitos nombrándose como tales, de lo cual se derivan innumerables ventajas sin que ninguna de ellas ponga en riesgo lo evidente: todos los habitantes de las ocho islas, así como los nacidos en la diáspora, somos canarios.

  • Gracias, Josemi, por el interés mostrado en mi comentario y, además, creo que ya he solucionado
    mi problema técnico: ahora me puedo extender todo lo que quiera. En esto de la informática
    nunca acaba uno de aprender. Estoy de acuerdo en que un pueblo que no sabe nombrarse
    a sí mismo tiene un gran problema. Pero, ¡es que tenemos tantos! Con respecto a los gentilicios
    querría añadir algo más, muestra de la poca autoestima que nos tenemos y el poco respeto
    hacia nuestros vecinos: nos ponemos nombres de animales: chicharreros, conejeros…
    No quiero ofender a los que tienen a honra este adjetivo, sin embargo, chicharrero fue puesto
    de forma despectiva por los laguneros a Santa Cruz, antes de que La Laguna perdiera la capitalidad,
    debido a que comían muchos chicharros porque el buen pescado iba para la capital. Ignoro
    cual es el origen de la palabra conejero, pero, es que ¿no es biensonante lanzaroteño o
    santacrucero? A muchas personas de cualquier pueblo o ciudad de Tenerife, cuando van a
    otra isla se les responde invariablemente: -Ah, ¿eres de Tenerife? Entonces eses chicharrero/a.
    Y no se sienten identificados, no les gusta que los llamen así. Creo que es necesario que
    tomemos conciencia y sepamos mucho más de nosotros mismos para poder respetarnos
    e ir evitando esta y otras situaciones porque, la verdad, tenemos varios serios problemas.

  • Muy buenas a todos. Durante las vacaciones no tengo conexión a internet como durante el resto del año, por lo que a veces no me resulta fácil contestar a tiempo a los comentarios. Pido disculpas en este sentido.
    Como el Sr. Romanciaderos nombra el encuentro con nuestros lectores en El Paso, en La Palma, quiero aprovechar para darle la bienvenida a nuestra página y para agradecerle (al igual que al resto de los participantes) la excelente acogida que nos brindaron. Igualmente me alegro de que se hayan solucionado los problemas técnicos que le impedían extenderse en sus comentarios.
    Al resto de los comentaristas de este entrada sobre memoria histórica, muchas gracias igualmente por su participación y comentarios. Son ustedes los que hacen de esta página algo vivo en y en crecimiento.

  • Gracias, Agustín, por el interés mostrado hacia mis comentarios. Leyendo el
    tuyo sobre la lucha senegalesa, querría manifestar algo, pero veo que en esa
    página me da la impresión de que hay que estar en Facebook para poder
    participar y yo no lo tengo. De todas formas, lo hago a través de esta página.
    No soy aficionado a la lucha canaria, pero me gusta por lo tiene de deporte
    nacional y veo con asombro como la lucha senegalesa arrastra multitudes y también como se preocupa el gobierno por las prácticas sin escrúpulos.
    Igualito que en Canarias, donde las autoridades nunca se han preocupado
    por algo que siempre opiné que es primordial aunque, repito, no entianda yo
    nada de este tema. Me refiero al peso de los luchadores.
    Cuando veo fotos antiguas observo lo delgado que son los luchadores e
    imagino las virguerías estilistas que harían y la agilidad en sus movimientos
    hasta derribar al contrario. Hoy predomina la pesadez y lentitud de movimientos.
    Sé que es un tema polémico, hasta me ha parecido saber que se ha hablado
    de poner categorías por pesos, pero no conozco casi nada de esto y no debo opinar. Pero es que, observando la foto que pusiste de los luchadores senegaleses que no tienen, ni por asomo, la apariencia de los actuales luchadores canarios pensé que aquí hay algo sobre lo que reflexionar.

  • Estimado Romanciaderos. De nuevo disculpas por mi escasa conexión estival y mi tardanza en responder.
    El tema que comenta me parece de particular importancia, aunque no esté relacionada con esta entrada. Con permiso del autor, comento yo también por aquí, para no perder el hilo.
    Aunque me encanta la lucha canaria, yo tampoco soy lo que se podría llamar un experto en el tema. Le doy, sin embargo, mi opinión y alguna información que he recabado sobre el tema.
    Empezando por el final, es verdad que se comenta esporádicamente la posibilidad de establecer agarradas por pesos. Hace unas semanas tuve la oportunidad de charlar con el presidente de un histórico club del Sur de Tenerife, y este confirmó sus impresiones. Ahora predomina la potencia y la fuerza sobre la técnica; y para llegar a ser puntal, muchas veces hay que ganar peso en detrimento de la velocidad y la elasticidad. Yo lamento esto personalmente, y espero que cambie con el tiempo. Me encanta ver luchar a los estilistas.
    Un cordial saludo y gracias por compartir estos ratitos con nosotros.

  • Necesitamos saber que eres humano * Tiempo de espera agotado. Recarga el CAPTCHA con el icono de flechas.

    Subscríbete a Tamaimos

    Mantente al día de nuestras actualizaciones

    Por favor, espera un momentito...

    ¡Gracias por suscribirte!

      Colaboradores
    • Batata News
    • Fundación Tamaimos
    • Creando Canarias
    • Javier González Moreno
    • Entre chácaras y tambores
    • Edmundo Ventura
    • Jorge Stratós
    • Aníbal García Llarena
    • Rumen Sosa
    • Yaiza Afonso Higuera
    • Luis Miguel Azofra
    • José Farrujia de la Rosa
    • José Luis Angulo Santana
    • Rucaden Hernández
    • Antonio De la Cruz
    • Isabel Saavedra
    • Fernando Batista
    • Pleiomeris
    • Canarias Top Music
    • Antonio Cerpa
    • Dani Curbelo
    • Lorenzo Méndez
    • Manolo Ojeda
    • Ayoze Corujo Hernández
    • José Fidel Suárez Vega
    • Aniaga Afonso Marichal
    • Jose Ángel De León
    • Fernando Sabaté
    • CristianSF
    • Aridane Hernández
    • Pedro Delgado
    • Juanjo Triana
    • Cristian SB
    • Miguel Páez
    • Dácil Mujica
    • Avatar
    • Rubén Jiménez
    • Pablo Ródenas
    • Jorge Pulido
    • Echedey Farraiz
    • Echedey Sánchez Bonilla
    • Ciara Siverio
    • Pedro Hernández Guanir
    • Javier Guillén
    • Doramas Rodríguez
    • Avatar
    • Gabriel Pasternak
    • Avatar
    • David Martín
    • Armando Ravelo
    • Avatar
    • Arturo Caballero
    • Manuel Hernández
    • Avatar
    • Avatar
    • Agoney Baute
    • Juan García
    • Avatar
    • Avatar
    • Avatar
    • Nicolás Reyes González
    • Estrella Monterrey
    • Emma Rodríguez Acosta
    • Avatar
    • Álvaro Santana Acuña
    • CSO Taucho
    • Javier Castillo
    • El pollo de Andamana
    • Avatar

    Buscamos colaboradores.

    ¿Tienes inquietud por lo que pasa en Canarias y quieres expresarte a través de Tamaimos.com?

    Contáctanos. Más información aquí

    ¿Te gusta Tamaimos y quieres ayudarnos a mejorarlo?

    Puedes hacer una donación. Más información aquí
    ¿Qué es Tamaimos.com? ¿Qué es la Fundación Canaria Tamaimos?