Semanario Crítico Canario
Extraterrestres en clase

Este artículo lo publica

Intérprete de conferencias en las instituciones europeas. Licenciado en traducción e interpretación por la ULPGC; estudios de posgrado en filología finougria y Máster europeo en interpretación por la Universidad de Turku, Finlandia. Iván Vega Mendoza (Iván Suomi) nació en Gran Canaria y se crió entre el barrio capitalino de La Isleta y el pueblo de Las Lagunetas, en el municipio de San Mateo. Ha estudiado y residido en varios países europeos, con estancias más o menos largas en Finlandia, Alemania y Bélgica. Interesado en todo lo que conforma la visión e interpretación canaria del mundo y apasionado de las actividades en naturaleza. De esos que no destacan en la parranda, pero que siempre están.

Opinión

Extraterrestres en clase

Confieso que siento cierta simpatía por el actual ministro de educación, José Ignacio Wert. Abomino de sus planteamientos, pero le reconozco y admiro su franqueza, virtud tan poco corriente en política. A esa honestidad debemos sus declaraciones sobre la necesidad de españolizar a los niños, que tantas críticas furibundas le granjearon y que yo le aplaudí: por fin un responsable de educación exponía a las claras el fin que persigue la enseñanza en España.

Ese fin españolizador no es de ahora, viene de muy atrás, ha estado presente en gobiernos conservadores y progresistas por igual, y no es otro que el de promover una identificación acrítica con la nación española; el de “difundir un imaginario colectivo que realce las virtudes supuestamente comunes de una población culturalmente poco homogénea”, tal y como expone López Facal en esta ponencia sobre la enseñanza de la historia. De entre los datos que aporta sorprende por ejemplo que, mientras la educación secundaria en España incluye una asignatura obligatoria de historia nacional, en su entorno europeo esa materia se dedica a la historia universal contemporánea. Peor cariz toma el asunto cuando vemos qué contenidos se transmiten, vean si no los siguientes mapas, extraídos de un libro de texto editado en 2000:

¿Cómo se justifica históricamente la inclusión de Canarias en un mapa de la Península Ibérica antes de la romanización (Hispania prerromana, la llaman)? ¿Qué fundamento científico tiene la inclusión de Canarias en un mapa de la Hispania romana? ¿O de la Europa indoeuropea? ¿Cómo se explica la frontera pirenaica, que no existiría hasta más de 10 siglos después? Propagar una falsedad histórica de esta magnitud entre escolares no tiene justificación posible, ni siquiera tiene explicación racional, más allá del afán de adoctrinar a los alumnos en el engaño de la existencia intemporal de una nación española uniforme, a la que Canarias ha pertenecido incluso cuando los pueblos ibéricos ni la conocían. En una palabra: españolizar. Que esa mentira la den por cierta en una situación comunicativa de superioridad (profesor-alumno) hace todavía más repulsiva la tergiversación.

Habrá quien piense que esa función adoctrinadora es característica de la derecha española; lo cierto, sin embargo, es que ha sido una constante también en los gobiernos llamados progresistas. López Facal desvela cómo a pesar de sucesivas reformas educativas de distinto signo, los hitos de la historiografía romántica (resistencia “nacional” a la romanización; “unidad nacional” visigoda; “reconquista” y monarquía de los Reyes Católicos) se han mantenido de manera sutil en clase y tienen ahora su extensión en los pilares del eurocentrismo (ausencia de referencias a culturas exteriores, simplificación de lo grecolatino, homogeneización de la Edad Media), que proyectan una imagen ideal de un pasado europeo común y uniforme. Si este lavado de cerebro es ya de por sí una vergüenza, en el caso de Canarias es además verdaderamente estrambótico, una fantasía travestida de historia: Canarias ni formó parte de Roma, ni de los reinos visigodos, ni participó en la “reconquista”, ni fue parte más que indirectamente de la unión dinástica de Isabel y Fernando, ni experimentó el feudalismo a la europea. Canarias forzosamente ha sido y es otra cosa; a partir del siglo XV en el archipiélago se conformó una sociedad completamente novedosa, diferente de lo conocido hasta entonces: la primera sociedad de tipo colonial de la historia, que junto a otros elementos nos trazó un camino distinto, propio, que nos caracteriza hasta hoy. Esa otredad sigue presente en el subconsciente español, a pesar de todo, y de hecho ya estaba naturalmente recogida en la historiografía española anterior al viraje españolizador, como atestigua el siguiente mapa, que data de 1854:

Así pues, la paradoja está servida. Mientras el inconsciente colectivo español no incluye Canarias, el discurso se explicita en torno al concepto de posesión, pero convenientemente endulzado con la martingala de la relación histórica milenaria y la identificación del archipiélago con lo ibérico. Una falsedad sancionada por el sistema educativo español. Que ese sistema le pase por arriba al hecho canario como un rodillo, propague la mentira y persiga objetivos políticos en lugar de educativos, supone la mayor amenaza a nuestra supervivencia como pueblo. En esta España sólo cabe una única visión nacional, que es pura ciencia-ficción. En ella los canarios somos como los extraterrestres venidos de otro mundo, a los que hay que programar y camuflar como terrícolas para que nuestra mera presencia no delate la tramoya que sostiene el dogma de la unidad.

¡Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Este artículo lo publica

Intérprete de conferencias en las instituciones europeas. Licenciado en traducción e interpretación por la ULPGC; estudios de posgrado en filología finougria y Máster europeo en interpretación por la Universidad de Turku, Finlandia. Iván Vega Mendoza (Iván Suomi) nació en Gran Canaria y se crió entre el barrio capitalino de La Isleta y el pueblo de Las Lagunetas, en el municipio de San Mateo. Ha estudiado y residido en varios países europeos, con estancias más o menos largas en Finlandia, Alemania y Bélgica. Interesado en todo lo que conforma la visión e interpretación canaria del mundo y apasionado de las actividades en naturaleza. De esos que no destacan en la parranda, pero que siempre están.

Reacciones
  • El mapa está doblemente falseado, no solo se incluye Canarias, además parecen deshabitadas. No estoy yo muy puesto en historia precolonial, pero supongo que estas islas ya tenían población en esa época.

    • Tiene usted razón, Texcanarias. La ocultación y la invisibilización no son sino nombres distintos para un mismo afán “educativo”: hacer creer a los educandos que las Islas Canarias son “parte de” España desde tiempos inmemoriales. Será necesario repetirlo una y otra vez: Es mentira.

  • Aguda observación la de Texcanarias. Pero claro, no iban a poner donde aparece Canarias “guanches” o “imazighen” o “canarios” o el término que prefieran. Entonces se les jode el invento.
    En todo esto a mí se sigue asombrando y preocupando lo sutil de la manipulación: los mapas son herramientas poderosísimas para tergiversar los hechos.

    Por cierto, que el príncipe se remontaba el otro día al siglo XV para ensalzar la unidad española y tal y cual. Nuevamente, nosotros estamos fuera, como es natural
    http://www.publico.es/espana/445058/el-principe-apela-al-siglo-xv-para-reivindicar-el-consenso-territorial

  • Me ha sorprendido mucho el mapa de 1854 que aparece en el artículo.Nunca había visto un mapa así. No tiene desperdicio lo de la “España puramente constitucional” para distinguirla de las otras Españas. La pena es no poder leer lo que dice debajo de la “España asimilada” o la “España foral” para ver que otras barrabasadas se les ocurrieron.

    Pero vamos al caso de Canarias que es lo que interesa. No veo muy claro en que “España” nos veían en esa época porque la rayita que delimita la “España colonial” justamente termina en el estrecho de Gibraltar, supongo que para incluir Ceuta y Melilla, y luego engloba las Antillas y Filipinas, pero deja a Canarias fuera.¿Es que ya nos ninguneaban desde esa época? El hecho de que las islas estén pintadas de color amarillo deja bien clara la situación pero el no haber prolongado la rayita hasta englobar el archipiélago lo interpreto igual al tratamiento que siempre nos han dispensado.

  • Necesitamos saber que eres humano * Tiempo de espera agotado. Recarga el CAPTCHA con el icono de flechas.

    Subscríbete a Tamaimos

    Mantente al día de nuestras actualizaciones

    Por favor, espera un momentito...

    ¡Gracias por suscribirte!

      Colaboradores
    • Batata News
    • Fundación Tamaimos
    • Creando Canarias
    • Entre chácaras y tambores
    • Javier González Moreno
    • Edmundo Ventura
    • Jorge Stratós
    • Aníbal García Llarena
    • Rumen Sosa
    • Yaiza Afonso Higuera
    • Luis Miguel Azofra
    • José Farrujia de la Rosa
    • José Luis Angulo Santana
    • Rucaden Hernández
    • Antonio De la Cruz
    • Isabel Saavedra
    • Pleiomeris
    • Fernando Batista
    • Canarias Top Music
    • Antonio Cerpa
    • Ayoze Corujo Hernández
    • Manolo Ojeda
    • Dani Curbelo
    • Lorenzo Méndez
    • Aniaga Afonso Marichal
    • José Fidel Suárez Vega
    • Aridane Hernández
    • Pedro Delgado
    • Jose Ángel De León
    • Fernando Sabaté
    • CristianSF
    • Jorge Pulido
    • Juanjo Triana
    • Cristian SB
    • Miguel Páez
    • Dácil Mujica
    • Avatar
    • Rubén Jiménez
    • Pablo Ródenas
    • Avatar
    • Echedey Farraiz
    • Echedey Sánchez Bonilla
    • Ciara Siverio
    • Pedro Hernández Guanir
    • Javier Guillén
    • Doramas Rodríguez
    • Avatar
    • CSO Taucho
    • Álvaro Santana Acuña
    • Avatar
    • Javier Castillo
    • El pollo de Andamana
    • Gabriel Pasternak
    • Avatar
    • David Martín
    • Armando Ravelo
    • Avatar
    • Arturo Caballero
    • Avatar
    • Manuel Hernández
    • Avatar
    • Juan García
    • Agoney Baute
    • Avatar
    • Avatar
    • Nicolás Reyes González
    • Avatar
    • Estrella Monterrey
    • Emma Rodríguez Acosta

    Buscamos colaboradores.

    ¿Tienes inquietud por lo que pasa en Canarias y quieres expresarte a través de Tamaimos.com?

    Contáctanos. Más información aquí

    ¿Te gusta Tamaimos y quieres ayudarnos a mejorarlo?

    Puedes hacer una donación. Más información aquí
    ¿Qué es Tamaimos.com? ¿Qué es la Fundación Canaria Tamaimos?