Semanario Crítico Canario
Discurriendo sobre el concepto de soberanía (I)

Este artículo lo publica

Fernando Sabaté es militante de Sí se puede, organización sociopolítica canaria, de ideología ecosocialista y profesor de la Facultad de Geografía de la Universidad de La Laguna

Opinión

Discurriendo sobre el concepto de soberanía (I)

Échese una cervecita.

Cuando uno era un pibito emitían un anuncio por la televisión, entonces cadena única y en blanco y negro. En contraste con la estética pija del neoliberalismo hoy triunfante, mostraba una escena de tintes obreristas donde un currante de la construcción, con su casco bien calado, manejaba con precisión el mando por cable de una grúa. En un momento dado alguien decía: “Bien, vale por hoy”, daba por terminada la jornada, y el maestro albañil abría una botellín de cerveza Tropical tomándose de un solo trago todo su contenido (en el anuncio solo faltaba eructar). Gracias a esa publicidad nos enteramos que en Gran Canaria, la isla hermana de enfrente, existía otra marca distinta a la Dorada que teníamos aquí. Bastantes años después, cuando uno empezó a subir a La Laguna desde la capital chicharrera, estudiando Geografía en la Universidad, descubrió varias cosas relacionadas con lo anterior. Primero, que en la ciudad de Aguere existía desde hacía tiempo un establecimiento donde se podía consumir esa infrecuente cerveza Tropical (y donde se juntaban los seguidores de la Unión Deportiva Las Palmas a ver los partidos televisados, en una pantalla no muy grande pero que ya era en color). En segundo lugar, las clases de Geografía Económica nos ayudaron a comprender por qué incluso en espacios tan poco industrializados como el canario, y otros similares, no era rara la presencia de algunas empresas locales de cerveza o refrescos: al tratarse de productos cuyo contenido principal es el agua, con muy poco valor por unidad de peso, resultaba más económico importar los demás ingredientes (los polvos del refresco, o la cebada y el lúpulo –como rezaba el otro anuncio de la cerveza de aquí–), procesando, envasando y comercializando en el mercado local. Era más rentable que traerlos de fuera ya elaborados. Ya sabía entonces uno por qué se embotellaban bebidas de cola en Santa Cruz de la Palma, y cómo podía existir incluso una planta del refresco ‘Nik’ en Los Llanos de Aridane.

Claro, eso sucedía en los tiempos anteriores a la gran globalización neoliberal que empezó a expandirse desde los ochenta: el abaratamiento del transporte mundial de mercancías, la deslocalización a países con mano de obra cada vez más barata y la expansión del marketing (unidos también un poco a cierta expansión global de la estupidez) llevaron en poco tiempo a que tuviéramos en los supermercados y en todos los bares marcas de cerveza de lugares sorprendentes, a precios a menudo accesibles. Pero lo más importante de todo: Dorada (CCC) y La Tropical (SICAL) se fusionaron en una sola empresa, pero manteniendo las dos marcas tradicionales. Y esa empresa unificada, con sus dos marcas incluidas (pues, cuando le conviene, el capitalismo global ‘respeta’ las identidades locales), fue absorbida por el grupo internacional SABMiller: la segunda compañía cervecera más importante del mundo, de matriz sudafricana pero con sede en Londres (y amplio dominio en los mercados de África, Europa Oriental, América del Sur y del Norte). Hoy en día, si bebes en Canarias marcas de cerveza importada, contribuyes a exportar capital a los países productores. Y si consumes marcas ‘canarias’ (como ésas que habían surgido en los años veinte y treinta del pasado siglo), ayudas a mantener unos cuantos cientos de puestos de trabajo en el Archipiélago —menos es nada—, pero terminas exportando también las plusvalías generadas por su producción y venta, que se lleva la transnacional de turno.

SIGUIENTE

____

Nota: Este texto fue remitido recientemente por el autor para su publicación en Tamaimos. Aunque fue escrito en Noviembre de 2012, consideramos que, no sólo no ha perdido vigencia, sino acaso ganado en perspectiva.

¡Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Este artículo lo publica

Fernando Sabaté es militante de Sí se puede, organización sociopolítica canaria, de ideología ecosocialista y profesor de la Facultad de Geografía de la Universidad de La Laguna

Reacciones

Necesitamos saber que eres humano * Tiempo de espera agotado. Recarga el CAPTCHA con el icono de flechas.

[mailerlite_form form_id=1]
    Colaboradores
  • Batata News
  • Fundación Tamaimos
  • Creando Canarias
  • Entre chácaras y tambores
  • Javier González Moreno
  • Jorge Stratós
  • Aníbal García Llarena
  • Edmundo Ventura
  • Rumen Sosa
  • Yaiza Afonso Higuera
  • Luis Miguel Azofra
  • José Luis Angulo Santana
  • Rucaden Hernández
  • José Farrujia de la Rosa
  • Antonio De la Cruz
  • Isabel Saavedra
  • Fernando Batista
  • Canarias Top Music
  • Antonio Cerpa
  • Pleiomeris
  • Manolo Ojeda
  • José Fidel Suárez Vega
  • CristianSF
  • Jose Ángel De León
  • Pedro Delgado
  • Fernando Sabaté
  • Aridane Hernández
  • Lorenzo Méndez
  • Rubén Jiménez
  • Miguel Páez
  • Dácil Mujica
  • Ayoze Corujo Hernández
  • Avatar
  • Jorge Pulido
  • Cristian SB
  • Juanjo Triana
  • Aniaga Afonso Marichal
  • Avatar
  • Doramas Rodríguez
  • Ciara Siverio
  • Echedey Farraiz
  • Javier Guillén
  • Dani Curbelo
  • Estrella Monterrey
  • Emma Rodríguez Acosta
  • Pablo Ródenas
  • Avatar
  • CSO Taucho
  • Agoney Baute
  • Nicolás Reyes González
  • Javier Castillo
  • Gabriel Pasternak
  • David Martín
  • Álvaro Santana Acuña
  • Arturo Caballero
  • Avatar
  • El pollo de Andamana
  • Pedro Hernández Guanir
  • Avatar
  • Avatar
  • Avatar
  • Avatar
  • Armando Ravelo
  • Avatar

Buscamos colaboradores.

¿Tienes inquietud por lo que pasa en Canarias y quieres expresarte a través de Tamaimos.com?

Contáctanos. Más información aquí

¿Te gusta Tamaimos y quieres ayudarnos a mejorarlo?

Puedes hacer una donación. Más información aquí
¿Qué es Tamaimos.com? ¿Qué es la Fundación Canaria Tamaimos?