Semanario Crítico Canario
¡Hágase humorista canario!

Este artículo lo publica

Josemi Martín nació en Gran Canaria, Islas Canarias. Afincado en España, también ha vivido en diversos lugares del Reino Unido, además de estancias en Portugal, Estados Unidos e Irlanda. Licenciado en Filología Inglesa por la ULL y Graduado en Antropología Social y Cultural por la UNED, es un apasionado de los Estudios Canarios. Busca contribuir a la creación del pensamiento crítico canario, autocentrado e independiente. Preside la Fundación Canaria Tamaimos. Su alter ego, Edmundo Ventura, escribe en Tamaimos.

Opinión

¡Hágase humorista canario!

¿Usted no tiene trabajo? ¡Porque no quiere! Hágase humorista canario con nuestras sencillísimas instrucciones y en seguida los Ayuntamientos correrán detrás de usted para ofrecerles galas en todas las fiestas. Y, ¡quién sabe!, a lo mejor hasta un programa en la Televisión Canaria. Siga usted los siguientes tres pasos sin saltarse ninguno. Ya verá cómo en pocas semanas es usted todo un ídolo del humor canario.

Primer paso: Coja unos cuantos personajes de barrio, sin apenas estudios, tirando a pobres,… Por ejemplo, un par de pibas que recuerden a un dúo de cantantes de reggaeton. Imprescindible que tengan nombre guanche. Con eso ya tiene uno medio chiste. Hace mucha gracia oír nombres como Chaxiraxi, Guacimara,… Si uno es humorista gráfico, por ejemplo, podemos dibujar un pibe fracasado de la ESO que se llame Ayose. Ahí lo clavamos.¿Quién sería tan atrevido de hacer humor sobre una chica de la Rambla Pulido, de nombre Covadonga, padres funcionarios “peninsulares” y que estudie en las Dominicas? Esa chica está llamada a grandes cosas en Canarias. Eso no tiene gracia. O, imagínense, un galletón que se llame Borja, que viva en Mesa y López, estudie en el Claret y pare por el Club Náutico. No, mejor centrémonos en chicas semianalfabetas. Si de paso puede meter algún rasgo tipo “embarazo adolescente”, “promiscuidad sexual”, “flirteo con el delito”, entonces ya tiene mucho camino andado. Y un gay, siempre hay que meter un gay para hacer chistes sobre el sexo anal o la pluma. La gente se explota con esas cosas.

Segundo paso: Ridiculice, exagere, distorsione su manera de hablar hasta el punto de que eso mismo se convierta en un chiste. Poco importa que nadie diga “palantre”. No dejes que la realidad te estropee un buen chiste. Usted haga que sus personajes lo digan y ya verá la catarata de carcajadas. Puede, por ejemplo, comparar canarismos (o cualquier burrada, da igual) con el habla peninsular. El público se estallará de la risa al darse cuenta de lo bruto que somos los canarios. Asocie “habla canaria” a torpeza, brutalidad, gandulería,… No se olvide de gesticular y chillar mucho. Todos sabemos que los pobres hablan así, mientras que la gente educada siempre usa el tono y el volumen correcto. Son ingredientes que no deben faltar si usted quiere realmente vivir de esto.

Tercer paso: Elija aleatoriamente elementos de la cultura canaria y simplifíquelos o retuérzalos de tal manera que acaben por parecer ridiculeces sin sentido alguno. Pruebe con la gastronomía o los deportes autóctonos. Por ahí hay mucho campo. Por ejemplo, si aparece un luchador, que sea muy pero que muy bruto. Casi un animal. Es importante que el mensaje quede claramente asociado en la mente del público, si no, no te van a contratar más. ¿Y cuál es el mensaje? Se resume en la siguiente sentencia: “Todo elemento popular canario es susceptible de ser ridiculizado de tal manera que al final la asociación ‘habitante de barrio marginal es igual a expresión de una cultura grotesca y atrasada’ quede bien instalada en la mente de la audiencia”. Si usted consigue eso, amigo mío, entonces no tendrá problemas de trabajo más nunca. Los políticos de todo signo andarán locos para contratarlo.

P.S: Estos pasos no van dirigidos a gente que se toma en serio el humor como Manolo Vieira o Juan Luis Calero.

¡Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Este artículo lo publica

Josemi Martín nació en Gran Canaria, Islas Canarias. Afincado en España, también ha vivido en diversos lugares del Reino Unido, además de estancias en Portugal, Estados Unidos e Irlanda. Licenciado en Filología Inglesa por la ULL y Graduado en Antropología Social y Cultural por la UNED, es un apasionado de los Estudios Canarios. Busca contribuir a la creación del pensamiento crítico canario, autocentrado e independiente. Preside la Fundación Canaria Tamaimos. Su alter ego, Edmundo Ventura, escribe en Tamaimos.

Reacciones
  • Muy buen artículo. La autocrítica y parodia como sociedad o pueblo no significa caer en el humor facilón y chabacano. Algunos sólo saben hacer “humor” acomplejizante, que no canario.

  • No me parece justo y equitativo que te pongas a ver tele en la “nuestra”, la “nacional” canaria y dedicarte luego a hacer reseñas. Eso es jugar conociendo las cartas y así no vale

    • Muchas gracias a todos por los comentarios. También, Cayetano, por el texto, que ya conocía. Ya sé que hasta en la Academia Canaria de la Lengua andan preocupados por esta concepción del humor que consiste en hacer daño. De todas formas, nada nuevo. Todos recordamos de chicos al típico abusón de patio de colegio que disfrutaba amargándole la vida al débil. Hasta que los demás le perdieron el miedo y se unieron… Saludos.

  • Desde siempre tuve aversión por el humor canario más o menos oficial. El “oficial” del todo me provocaba náuseas. Por “oficial” me refiero al que tiene el vistobueno del régimen y se inyecta en las conciencias a través de esa cosa que se llama TVC y que pagamos entre todos. Dejé de tener televisor hace 8 años y no me arrepiento. Y Vieira y Calero se lo tomaran “en serio”, sobre todo los pingües beneficios, pero no dejan de hacer lo mismo. En fin. Una enfermedad que se erradica simplemente con un poco de cultura, nos terminará matando. Hasta para que no nos curemos han creado una Consejería con funciones específicas.

  • Se me olvidaba: cada vez que veía un intento de plagio a Les Luthiers en ese indecente programa de la TVC, sentía la necesidad de ayudar a un político a cortarlse las venas.

    • Como más de una vez se suele identificar el humor de “En Clave de Ja” con Coalición Canaria y la Televisión Canaria, creo oportuno recordar que esta gente comenzó en la 1 cuando el PSOE estaba en el poder. Ojalá fuera tan fácil como echarle la culpa a un determinado partido político. El problema es que el canario, incluso el que se cree alternativo o al margen del poder, ha acabado por interiorizar -con las debidas excepciones- que hacer humor es autolesionarse o ensañarse con aquellos sectores de nuestra sociedad que lo tienen mucho peor y lo están pasando realmente mal en este momento. Ése es el problema. Yo espero que este artículo, que me consta que ha circulado mucho y ha llegado donde tenía que llegar, genere un debate en el mundillo, promueva la autocrítica, la reflexión y, sobre todo, un cambio de estilos. Porque es necesario y porque no hacen gracia.

  • Ciertos aspirantes a “humoristas” canarios deberían leer a Alonso Quesada para conocer lo que es el humor fino y devastador para con quien se da aires. Esa sí que sería una base sólida para su programa de “humor”, y no las ridículas referencias al teatro griego clásico. Aunque pensándolo bien, ahí sí que les salió un chiste bueno. Sin pretenderlo, claro.

    • Los humoristas canarios a quienes va dirigido este artículo no tiene por objetivo a “quien se da aires”. Eso sería ponerse ellos mismos en el punto de mira. De la misma manera, nunca aparecerán en sus guiones -por llamarlos de alguna manera- caciques, aguamangantes, terratenientes, funcionarios godos, canarios vosotristas, concejales de cultura o urbanismo, ministros petroleros,… Eso sería demasiado valor. Es mucho mejor meterse con la piba sin estudios, madre adolescente y soltera, de barrio marginal o el pibe sin expectativas “con la ESO sin acabar”. Con un nombre guanche y dos chorradas más ya tienen el espectáculo montado. ¿Ética profesional? ¿Eso qué es, un garito nuevo en la Avenida de Anaga? ¿Alonso Quesada? ¿Quién? Saludos.

    • Por cierto, me gustaría incluir en la nómina de gente canaria que se dedica al humor sin caer en determinadas cosas a humoristas como Piedra Pómez -humor popular con más fondo del que pareciera-, Palante Producciones -imaginación a raudales y bastante cariño a nuestras cosas- y Sue Ortega, que construye potentes chistes visuales o verbales en Twitter donde lo canario es protagonista y no una víctima. Estoy seguro de que se me queda gente atrás. En cualquier caso, tampoco era la idea ser exhaustivo sino señalar características que todos podemos reconocer fácilmente.

  • Hola Josemi: Gracias, por las gracias…Comparto también tus comentarios posteriores, así como el de Iván Suomi. De paso, también, reivindico a Pancho Guerra, popularizado a través de Pepe Monagas: humor costumbrista popular pero hecho con dignidad. Por cierto. ¿qué me dices de la publicidad, principalmente, en cuñas de radio en el mismo tono mofa vergonzante?. Saludos

    • Para mucha gente Pancho Guerra es la referencia inevitable del humor canario. Su encuadre dentro del costumbrismo lo ha perjudicado más que beneficiado. Es un subgénero poco valorado y que contiene peligros a los que Guerra no escapa. Una lectura actualizada de su obra cumbre, los “Cuentos de Pepe Monagas”, dejaría al descubierto elementos de muchísimo interés y que podrían servir de base para una renovación del humor canario actualmente, principalmente lo picaresco canario, que es distinto a lo castellano. En cuanto a la publicidad, me resulta como dices vergonzante, grotesco, ridículo. En Canarias parece no haber mesura ni equilibrio ni puntos intermedios, al menos en algunas áreas. Si uno quiere anunciar la bomba de gasolina del Carrizal en plan serio y formal, entonces contrata a un locutor godo o a un canario hablando godo. Si uno quiere anunciar la misma bomba de gasolina en plan divertido y cercano, entonces contrata a un locutor y lo pone a gritar como el Maestro Florido, exagerando, deformando canarismos sin ton ni son y soltando brutalidades porque, por lo visto, eso es ser canario. Me niego a todo esto. Lo rechazo con todas mis fuerzas y ya me pueden poner a parir en todos lados todos estos aspirantes a humoristas que me da absolutamente igual. No soy uno de esos personajes que deforman en sus espectáculos porque saben que no se van a defender. Por cierto, ¡qué raro que no se pasen por aquí a decir lo que dicen en el Facebook! Saludos.

  • No puedo más que estar de acuerdo. Ya por morbo, me gustaría saber dónde encontrar esos comentarios en Fb de esos “humoristas”. ¿Alguna pista?

  • Que injusto me parece tu “artículo”.

    Siempre es fácil criticar lo que hacen los demás. Seguramente tu lo harías mejor.

    Quizás a mi no me guste todo lo que hacen algunas personas sin talento pero aún así creo que todo el mundo tiene derecho a ganarse la vida de manera honrada.

    ¿Acaso crees que tus artículos son mejores? ¿Realmente te ves en condición de juzgar una profesión ajena aún sin dominar la tuya?
    Curioso cuanto menos.

    Sí bien creo que tanto que condenas ciertas actitudes, no veo la diferencia con las dos excepciones que mencionas. Y te lo digo siendo gran fan de ambos.

    Soy defensor de lo canario. De lo nuestro. Pero no creo que tus palabras sean justas. Creo que cuando es mejor callar, hay que callar y no exponer nuestras carencias.

    Seguramente tu sí sabes hacer humor de la misma calidad de tus “artículos.”.

    • Cuando uno se sube a un escenario o escribe un artículo está en la arena pública y se expone a ser criticado. ¿O sólo se está para recoger aplausos? A partir de ahí, lo que a ti te parece injusto a mí me parece acertado y preciso. Nadie cuestiona que la gente tenga derecho como dices a ganarse la vida honradamente pero sí que lo hagan enfilando a la gente que peor lo pasa en nuestra sociedad. A eso sí que no tienen derecho y como tal es criticable, por eso lo critico, ejerciendo mi derecho a la libertad de expresión. Por otro lado, veo que no tienes ni idea de cuál es mi profesión, desde luego no es la de bloguero. A mí no me pagan por esto, por eso puedo expresarme con total libertad. No sé si es el caso de todos los humoristas canarios que cargan contra el débil pero jamás los he visto decir ni “mu” contra el concejal de turno, por poner un ejemplo muy fácil. Por último, jamás fue mi intención dedicarme a hacer humor. Al revés que otros, conozco mis limitaciones. Saludos.

  • Necesitamos saber que eres humano * Tiempo de espera agotado. Recarga el CAPTCHA con el icono de flechas.

    [mailerlite_form form_id=1]
      Colaboradores
    • Batata News
    • Fundación Tamaimos
    • Creando Canarias
    • Javier González Moreno
    • Entre chácaras y tambores
    • Edmundo Ventura
    • Jorge Stratós
    • Aníbal García Llarena
    • Rumen Sosa
    • Yaiza Afonso Higuera
    • Luis Miguel Azofra
    • José Farrujia de la Rosa
    • José Luis Angulo Santana
    • Rucaden Hernández
    • Antonio De la Cruz
    • Isabel Saavedra
    • Pleiomeris
    • Fernando Batista
    • Canarias Top Music
    • Antonio Cerpa
    • Manolo Ojeda
    • Ayoze Corujo Hernández
    • Lorenzo Méndez
    • José Fidel Suárez Vega
    • Aniaga Afonso Marichal
    • Pedro Delgado
    • Fernando Sabaté
    • Aridane Hernández
    • Dani Curbelo
    • Jose Ángel De León
    • CristianSF
    • Avatar
    • Jorge Pulido
    • Cristian SB
    • Juanjo Triana
    • Rubén Jiménez
    • Pablo Ródenas
    • Miguel Páez
    • Dácil Mujica
    • Avatar
    • Doramas Rodríguez
    • Ciara Siverio
    • Echedey Farraiz
    • Pedro Hernández Guanir
    • Javier Guillén
    • CSO Taucho
    • Nicolás Reyes González
    • Javier Castillo
    • Gabriel Pasternak
    • Álvaro Santana Acuña
    • David Martín
    • Avatar
    • El pollo de Andamana
    • Arturo Caballero
    • Manuel Hernández
    • Avatar
    • Avatar
    • Juan García
    • Avatar
    • Avatar
    • Armando Ravelo
    • Avatar
    • Avatar
    • Avatar
    • Estrella Monterrey
    • Emma Rodríguez Acosta
    • Agoney Baute

    Buscamos colaboradores.

    ¿Tienes inquietud por lo que pasa en Canarias y quieres expresarte a través de Tamaimos.com?

    Contáctanos. Más información aquí

    ¿Te gusta Tamaimos y quieres ayudarnos a mejorarlo?

    Puedes hacer una donación. Más información aquí
    ¿Qué es Tamaimos.com? ¿Qué es la Fundación Canaria Tamaimos?