Semanario Crítico Canario
¡Hágase humorista canario!

Este artículo lo publica

Josemi Martín nació en Gran Canaria, Islas Canarias. Afincado en España, también ha vivido en diversos lugares del Reino Unido, además de estancias en Portugal, Estados Unidos e Irlanda. Licenciado en Filología Inglesa por la ULL y Graduado en Antropología Social y Cultural por la UNED, es un apasionado de los Estudios Canarios. Busca contribuir a la creación del pensamiento crítico canario, autocentrado e independiente. Preside la Fundación Canaria Tamaimos. Su alter ego, Edmundo Ventura, escribe en Tamaimos.

Opinión

¡Hágase humorista canario!

¿Usted no tiene trabajo? ¡Porque no quiere! Hágase humorista canario con nuestras sencillísimas instrucciones y en seguida los Ayuntamientos correrán detrás de usted para ofrecerles galas en todas las fiestas. Y, ¡quién sabe!, a lo mejor hasta un programa en la Televisión Canaria. Siga usted los siguientes tres pasos sin saltarse ninguno. Ya verá cómo en pocas semanas es usted todo un ídolo del humor canario.

Primer paso: Coja unos cuantos personajes de barrio, sin apenas estudios, tirando a pobres,… Por ejemplo, un par de pibas que recuerden a un dúo de cantantes de reggaeton. Imprescindible que tengan nombre guanche. Con eso ya tiene uno medio chiste. Hace mucha gracia oír nombres como Chaxiraxi, Guacimara,… Si uno es humorista gráfico, por ejemplo, podemos dibujar un pibe fracasado de la ESO que se llame Ayose. Ahí lo clavamos.¿Quién sería tan atrevido de hacer humor sobre una chica de la Rambla Pulido, de nombre Covadonga, padres funcionarios “peninsulares” y que estudie en las Dominicas? Esa chica está llamada a grandes cosas en Canarias. Eso no tiene gracia. O, imagínense, un galletón que se llame Borja, que viva en Mesa y López, estudie en el Claret y pare por el Club Náutico. No, mejor centrémonos en chicas semianalfabetas. Si de paso puede meter algún rasgo tipo “embarazo adolescente”, “promiscuidad sexual”, “flirteo con el delito”, entonces ya tiene mucho camino andado. Y un gay, siempre hay que meter un gay para hacer chistes sobre el sexo anal o la pluma. La gente se explota con esas cosas.

Segundo paso: Ridiculice, exagere, distorsione su manera de hablar hasta el punto de que eso mismo se convierta en un chiste. Poco importa que nadie diga “palantre”. No dejes que la realidad te estropee un buen chiste. Usted haga que sus personajes lo digan y ya verá la catarata de carcajadas. Puede, por ejemplo, comparar canarismos (o cualquier burrada, da igual) con el habla peninsular. El público se estallará de la risa al darse cuenta de lo bruto que somos los canarios. Asocie “habla canaria” a torpeza, brutalidad, gandulería,… No se olvide de gesticular y chillar mucho. Todos sabemos que los pobres hablan así, mientras que la gente educada siempre usa el tono y el volumen correcto. Son ingredientes que no deben faltar si usted quiere realmente vivir de esto.

Tercer paso: Elija aleatoriamente elementos de la cultura canaria y simplifíquelos o retuérzalos de tal manera que acaben por parecer ridiculeces sin sentido alguno. Pruebe con la gastronomía o los deportes autóctonos. Por ahí hay mucho campo. Por ejemplo, si aparece un luchador, que sea muy pero que muy bruto. Casi un animal. Es importante que el mensaje quede claramente asociado en la mente del público, si no, no te van a contratar más. ¿Y cuál es el mensaje? Se resume en la siguiente sentencia: “Todo elemento popular canario es susceptible de ser ridiculizado de tal manera que al final la asociación ‘habitante de barrio marginal es igual a expresión de una cultura grotesca y atrasada’ quede bien instalada en la mente de la audiencia”. Si usted consigue eso, amigo mío, entonces no tendrá problemas de trabajo más nunca. Los políticos de todo signo andarán locos para contratarlo.

P.S: Estos pasos no van dirigidos a gente que se toma en serio el humor como Manolo Vieira o Juan Luis Calero.

¡Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Este artículo lo publica

Josemi Martín nació en Gran Canaria, Islas Canarias. Afincado en España, también ha vivido en diversos lugares del Reino Unido, además de estancias en Portugal, Estados Unidos e Irlanda. Licenciado en Filología Inglesa por la ULL y Graduado en Antropología Social y Cultural por la UNED, es un apasionado de los Estudios Canarios. Busca contribuir a la creación del pensamiento crítico canario, autocentrado e independiente. Preside la Fundación Canaria Tamaimos. Su alter ego, Edmundo Ventura, escribe en Tamaimos.

Reacciones
  • La reacción defensiva, de echar balones fuera, es la de atacar al mensajero. Yo he ningún momento leí este artículo como un intento de hacer humor -ni el autor es humorista ni pretende serlo-, sino de denunciar lo que hay detrás de todo ese humor canario cutre y sin gracia que se ceba con los más desfavorecidos. Toda esa actitud ante la crítica de construir un muro y lanzar al viento: ‘los malos son los otros’. ¿Quién tiene el monopolio de decir qué es una buena o mala crítica, qué artículo es apto o no apto para publicar? Por favor, maduremos y apliquémonos el cuento un poquito.

  • Lo que es acojonante es que quien se sube a un escenario se moleste porque se le haga una crítica negativa. ¡Acabáramos! Y todavía hay quien se atreve a contestar “¡pues hazlo tú a ver si te sale mejor!”. No miren, que aquí los humoristas son ustedes. Y con todo el derecho decimos que muchos lo hacen de pena y se dedican a lo cutre y lo facilón.

    ¿Cómo era aquello de leer más y viajar para ver mundo? Pues eso.

  • Les recomiendo que vean algún videíto de “La paisana Jacinta”, que sigue arrasando cuando emiten sus episodios en los canales en abierto de la televisión peruana (los que ven mayoritariamente las clases populates, frente al cable, más selecto). Viendo un caso y otro, me da por pensar que ese “humor” degradante forma parte de la colonialidad, es un fenómeno más de ella. Buen artículo, Josemi.

    • Claro, Tomás, me lo puedo imaginar. Degradar al otro es una forma utilísima de sustentar el actual status quo. ¡Qué bien le viene al poder tener sus bufones bien domesticados para narcotizar al personal! Si a ti te están machacando todo el rato con que no sabes hablar y no tienes expectativas de futuro y mira qué ridículo tu nombre guanche, etc., ¿cómo demonios vas a empoderarte para poder cambiar aunque sea mínimamente tu realidad? Lo único que te queda es empurrarte en el sillón a seguir aguantando golpes mientras te ríes aunque no sabes de qué. Pues aquí va una primicia: se están riendo de ti.

    • Gracias por el enlace, que ya conocía. Pues mira, aunque hay cosas que pudieran ser discutibles, yo en general, como espectador, lo que veo es un ejemplo de stand-up comedy (quizás habría que decir sitting-down) donde el personaje central y los secundarios son populares y no por ello son denigrados. Algunos de sus hábitos son criticados y bien que me parece. Nadie dice que no puedan serlo pero de ahí a denigrar a la gente, me parece que va un largo trecho. El uso del habla es coloquial, popular, pintoresca,… pero no es un recurso facilón. No se la ridiculiza. La mayoría de las mujeres de mi familia, al menos de las generaciones anteriores a la mía, hablan así. Y está muy bien que así sea. Además, los gags dejan entrever cierta crítica social: al machismo, a la indolencia, a la clase política,… En fin. A mí me parece que aunque pudiera haber algún aspecto discutible, el monólogo de Antonia San Juan está a años luz en calidad de lo que estamos criticando por aquí. Gracias y saludos.

  • Opino igual, llevo mucho tiempo sintiendo vergüenza ajena cuando veo a esos ‘humoristas’ hacer el ridículo y ridiculizandonos todo el tiempo, al menos para mi y mi manera de entender el humor, mis amigos me hacen reír mas q muchos con sus ‘chistes’ y frases ‘geniales’ en fb, de igual forma q algunos grupos de musica con cantantes que no saben cantar y solo machacan las versiones de toda la vida porque sus canciones no las oye ni el tato y sin embargo t cuelan el vídeo musical en la tele o aparecen en el periodico junto al alcalde inaugurando esto o aquello, cuando en la sombra están los verdaderos musicos, gente profesional y con talento q se merece una oportunidad y no llamar otra vez a Ni 1 Pelo de Tonto para oirles hacer el ‘Como una ola’ oootra vez. Saludos

  • Desde luego, lo mejor de todo es que te crees que llevas la razón y que eso te da el derecho de decir que esta bien y que esta mal.

    Te podrá gustar o no, como a mi tus blogs de teenager pija, pero lamentablemente para ti no está de tu mano decidir que debe o no escuchar al pueblo.

    Sacas del pack a Vieira y a Calero, los dos que más han usado ese tipo de personaje (el matado y la anciana analfabeta) para hacer humor.

    Eres muy poco objetivo. Pero cualquiera que te haya leído un poquito sabe de que pie cojeas.

    Saludos

    • En fin. Te confieso que nunca esperamos mucho de tu participación en estos comentarios pero ahora sí que lo bordaste, Juanpe. Lo de “blogs de teenager pija” se lo dejamos a Iker Jiménez para que lo analice él, a ver si lo entiende. ¡Qué mal llevan la crítica algunos! Preferirían un pueblo aborregado que siempre les dé la razón, pague la entrada y calladito se vaya para la casa. Pues fíjate que esa época ya pasó. Ahora sabemos leer, escribir, dar nuestra opinión,… aunque a ti no te guste. Te vas a tener que acostumbrar. Lo siento.

      ¿Sabes cuál es la diferencia de Calero y Vieira, en mi opinión? Que con La Señora (¿quién dijo que fuera analfabeta? ¿Otro prejuicio, Juanpe?), El Caballero, El Dioni, Carmelito, Alersi, El Matao,… uno se ríe con ellos y no de ellos. Tan sencillo como eso. Llega uno hasta a empatizar con esos personajes en quienes reconocemos a nuestros abuelos, nuestros colegas del barrio y hasta nosotros mismos. Nos reímos con sus cosas no de sus desgracias. Para mí, estos dos humoristas ejercen su profesión con responsabilidad. No entro en cuestiones de gustos, que eso es muy personal. Jamás he oído a Manolo Vieira hacer un chiste donde el gag sea que una piba embarazada va a La Tejita “a lo que surja”. O a Calero hacer del mago un auténtico inútil, torpe y bruto. La diferencia es abismal. Nos hace falta más humor consciente y menos humor de niños pijos metiéndose con los pobres. Se nota mucho el tufo a clasismo y elitismo cuando se saca un personaje culto, con idiomas, carrera, buen trabajo y se llama Alejandro.¡Claro, ni en broma se iba a llamar Yeray, Acaymo o Aday! Ésos son nombres que los pobres usan en los barrios. Después se saca a tres perdedoras de este sistema y lo primero que se hace es ponerle el nombre guanche, decir que vienen de Chimisay, sin estudios, embarazo adolescente, etc. Hasta se las presenta como intelectualmente limitadas. ¡Eso sí que es un pack! Es ese clasismo y ese elitismo rancio el que se critica en esta entrada, así que, Juanpe, no te vayas por las ramas, deja de atacarme a mí y dinos por qué lo defiendes. Saludos.

  • Gracias, Josemi. Estoy bastante de acuerdo con tu respuesta. Estoy pensando que la primera diferencia entre unos y otros es hacer comedia de buena calidad o no, hacer un buen trabajo o no: estudiar al personaje, estudiar su habla y sus gestos, conocer su mundo y su filosofía. En definitiva: entender al personaje y sacar, como hace Antonia San Juan, todo lo que esconde. Yo creo que Antonia San Juan no solo hace que nos riamos con el personaje sino incluso que nos pongamos en su lugar.

    Creo de todas formas (pero ya a lo mejor es manía de perfeccionismo) que la sociología de la comedia canaria quizá debería tener presente la sociología de la comedia en general que, si no recuerdo mal, tradicionalmente era también por la sociología de los personajes que se diferenciaba de otros géneros como la tragedia (lo que no quita que, incluso así, esto se pueda hacer bien o mal, identificándose con el personaje, como Chaplin, o ridiculizándolo sin objeto). Por otro lado, también la comedia canaria en televisión podría contextualizarse dentro de la mala calidad de la televisión canaria y de la televisión en general. Qué triste.

    • Gracias a ti, Elizona, porque defines mucho mejor que yo algunos rasgos que yo no acerté a definir bien en mi entrada. Efectivamente, con Antonia San Juan y Manolo Vieira uno llega a empatizar porque ha habido un trabajo previo de reflexión y maduración de elementos como la psicología del personaje, el habla, etc. A partir de ahí, el humorista, conforme a unos valores que no son el clasismo ni el elitismo, nos lo devuelven envueltos en ternura y hasta crítica social. ¡Qué diferente de otros! Nombras a Chaplin. ¡Qué gran ejemplo! ¿Y a quién La Señora de Calero no le recuerda a su abuela? ¿Cómo podría uno atacar a su abuela y denigrarla? También aciertas cuando insertas este “humor” canario en el contexto de endofobia, baja autoestima colectiva, autolesiones, etc. Está claro que es producto de la alienación y, entre otras cosas, de un sistema educativo que no nos enseña nuestra realidad sin prejuicios sino que más bien nos aparta aún más de ella. Si después te dedicas a locutor, te pones a hablar godo y si te dedicas al “humorismo”, entonces cargas contra la gente que menos recursos tiene para defenderse. La voz de su amo.

  • Personalmente quiero darle las gracias a Juanpe por su último comentario. Viene a confirmar que el artículo es certero y le quita la careta a cuatro aprovechados que después parece que se creen vacas sagradas. Suelen ser de esos que se ponen fotos de perfil de los Monty Python por ejemplo, o que perjuran por Les Luthiers, o Enrique Pinti (si lo conocen…) pero que después no son capaces ni de aceptar la crítica. Me pregunto qué habrán entendido de los Python.

    Todavía estamos esperando una crítica tuya al artículo, Juanpe, en vez de al articulista. De eso se trata, de confrontar ideas, no personas, pero de eso está claro que los aprovechados no se llegaron a enterar nunca, y así de triste les va. Lo de teenager pija no computa como argumento, aunque a ti seguro que te parecerá lo más de la ocurrencia. Humor fino fino.

  • Buenas. Lo que a mí no me parece justo es englobar a todos en una misma etiqueta. Hay muchos estilos de humor y en muchos casos, no solo los de Darío, Manolo o Juan Luis, la referencia canaria se hace desde el cariño. En mi caso concreto hago, en muy pocos momentos, valoración de la idiosincrasia canaria. Saludos.

    • Lo siento, no conozco su trabajo, Carmen Cabeza, por tanto no opino sobre el mismo. No dudo de que haya diferentes expresiones de humor canario. De hecho, señalo al menos cinco ejemplos dentro de lo que conozco: Manolo Vieira, Calero, Darío, Sue Ortega y, por supuesto, el grandísimo Pancho Guerra, aunque ya no esté entre nosotros. Y aunque la mayor parte de su tarea profesional la desarrolla fuera de Canarias, creo que el trabajo de Antonia Sanjuán bien podría incluirse como un buen ejemplo de lo mejor de nuestro humor. En cualquier caso, aquí lo que se critica es ese otro “humor” que yo insisto en calificar de denigrante. Saludos.

  • En cuanto al monólogo de Antonia Sanjuán que enlaza Elizona, creo que está en las antípodas de lo que aquí se denuncia. Claramente Sanjuán provoca la risa por el qué, no por el cómo. Ni se ríe de la manera de hablar de nadie, ni hace una caricatura facilona y burda para reírse de los de siempre. Lo que sí hace es una caricatura (o sea, una crítica) demoledora, comprometida, de la situación de ignorancia, desesperanza y alienación profunda de una parte muy importante, me atrevo a decir mayoritaria, de la sociedad canaria. De hecho, pasados los segundos iniciales a mí el monólogo dejó de hacerme reír, y me dejó un sabor muy amargo en la boca. Las carcajadas del público sí que me pusieron los pelos de punta, aunque es verdad que se ve gente que no se ríe. No porque Sanjuán lo haga mal, sino por todo lo contrario.

  • Necesitamos saber que eres humano * Tiempo de espera agotado. Recarga el CAPTCHA con el icono de flechas.

    [mailerlite_form form_id=1]
      Colaboradores
    • Batata News
    • Fundación Tamaimos
    • Creando Canarias
    • Javier González Moreno
    • Entre chácaras y tambores
    • Edmundo Ventura
    • Jorge Stratós
    • Aníbal García Llarena
    • Rumen Sosa
    • Yaiza Afonso Higuera
    • Luis Miguel Azofra
    • José Farrujia de la Rosa
    • José Luis Angulo Santana
    • Rucaden Hernández
    • Antonio De la Cruz
    • Isabel Saavedra
    • Pleiomeris
    • Fernando Batista
    • Canarias Top Music
    • Antonio Cerpa
    • Manolo Ojeda
    • Ayoze Corujo Hernández
    • Lorenzo Méndez
    • José Fidel Suárez Vega
    • Aniaga Afonso Marichal
    • Pedro Delgado
    • Fernando Sabaté
    • Aridane Hernández
    • Dani Curbelo
    • Jose Ángel De León
    • CristianSF
    • Avatar
    • Jorge Pulido
    • Cristian SB
    • Juanjo Triana
    • Rubén Jiménez
    • Pablo Ródenas
    • Miguel Páez
    • Dácil Mujica
    • Avatar
    • Doramas Rodríguez
    • Ciara Siverio
    • Echedey Farraiz
    • Pedro Hernández Guanir
    • Javier Guillén
    • CSO Taucho
    • Nicolás Reyes González
    • Javier Castillo
    • Gabriel Pasternak
    • Álvaro Santana Acuña
    • David Martín
    • Avatar
    • El pollo de Andamana
    • Arturo Caballero
    • Manuel Hernández
    • Avatar
    • Avatar
    • Juan García
    • Avatar
    • Avatar
    • Armando Ravelo
    • Avatar
    • Avatar
    • Avatar
    • Estrella Monterrey
    • Emma Rodríguez Acosta
    • Agoney Baute

    Buscamos colaboradores.

    ¿Tienes inquietud por lo que pasa en Canarias y quieres expresarte a través de Tamaimos.com?

    Contáctanos. Más información aquí

    ¿Te gusta Tamaimos y quieres ayudarnos a mejorarlo?

    Puedes hacer una donación. Más información aquí
    ¿Qué es Tamaimos.com? ¿Qué es la Fundación Canaria Tamaimos?