Si me lo dice Batata News, me lo creo
Guillermo Reses, pintor de la Corte de Gran CanariaGuillermo Reses, con su nuevo look bohemio
Batata News
  • Publicado el 17 de septiembre de 2014
  • por

Guillermo Reses, pintor de la Corte de Gran Canaria

Batata News. El pintor teldense Guillermo Reses es el nuevo pintor de la Corte de Gran Canaria. Así lo ha anunciado en rueda de prensa el responsable del cabildo grancanario, Bravo de Pantano. La decisión de elegir a Reses se sustenta, según el presidente, en su dilatada experiencia como pintor, además de por su “íntegra trayectoria política y empresarial”. “Queremos que Reses sea nuestro Tiziano cuando pintó a Carlos V a caballo, nuestro Goya que plasma a la familia de Carlos IV y nuestro Velázquez cuando crea Las Meninas” expresó Bravo. Reiteró el titular de la máxima institución grancanaria que además la llegada de Reses cumple con una “honda tradición española y europea, cuya presencia de un pintor cortesano era habitual. Como debe ser”, apostilló Bravo, entre lágrimas de emoción al acordarse de sus humildes ancestros.

Cumple Reses así con su objetivo de dar un salto institucional, tras su abrupta salida del gobierno del tripartito en Telde. Reses reconoció que se quedaba dormido en los plenos y que a veces no iba al Ayuntamiento por las tardes, ya que aprovechaba para cultivar su arte. Según afirmó el antiguo socio de gobierno, no toleraba compartir gobierno con corruptos. Al ser cuestionado por los casos de corrupción que también han salpicado a su partido y al recordarle un periodista que CIUBA ha coalicionado no una vez, sino dos veces con el partido en el gobierno, Reses se defendió: “a Radio Desventura que vas, mis colegas son los amos”, amenazó Guillermo Reses, que seguidamente cogió la paleta, sus pinturas y su sombrero y se fue a pintar a una sala anexa. Al terminar el acto mostró su obra llamada “Periodistas no quieren a Gran Canaria, qué malos son”, aplaudida por Bravo de Pantano y todos los consejeros del Cabildo. En el cuadro se ve cómo un pobre empresario intenta construir un hotel de cuatro estrellas, mientras el humilde presidente le alcanza los bloques y en medio un malísimo chicharrero, a tenor de sus inconfundibles rasgos, impide dicha construcción. En otro plano unos periodistas listos e independientes denuncian la maniobra chicharrera mientras que otros, los malos, se tapan los ojos con vendas que descubren el logo del Gobierno de Canarias.

En la segunda parte de la rueda de prensa, una vez pasado el cabreo de Guillermo Reses, el pintor expuso algunos de sus cuadros de encargo para el Cabildo de Gran Canaria. La primera obra se llama “El llanero grancanario”, en la que Bravo de Pantano está en medio de un desierto luchando para hacer prosperar a Gran Canaria, mientras unos malvados chicharreros lo acosan por todas partes. El segundo cuadro es una obra en dos secuencias entrelazadas. Su título es “Malditos anarquistas que nos jodieron”. Se observa en dos planos a anarquistas descontrolados, en el primero increpan al ministro Petrosoria, mientras éste, aclamado por multitudes, intenta dar el pregón de las fiestas y en el segundo los mismos anarquistas saltan al terreno de juego del Estadio de Gran Canaria y descaradamente joden el ascenso a nuestro equipo. Un detalle interesante del díptico es el símbolo anarquista en las camisetas de los subversivos y sus caras desencajadas. Detalles del impresionante arte de Reses. El tercer cuadro es histórico. Se llama “Colón llega al oásis de Maspalomas” y recoge este hecho histórico ignorado por el Gobierno de Canarias. Llama la atención cómo se observa que Cristóbal Colón llega al oásis y se sube a un coche de autoescuela, que tenía la orden de llevarlo a Las Palmas de Gran Canaria, a su rebautizada casa. Algunos dicen que el genovés llegó sin carnet. Y el último cuadro mostrado por el teldense lleva como título “Americanos, te saludamos con alegría”, en el que se ve a la selección de baloncesto de Estados Unidos llegando a Gran Canaria y siendo aclamada por una multitud con pancartas. En la cabeza de todo el dispositivo, el hijo hecho y derecho de Bravo de Pantano, haciendo las veces de maestro de ceremonia.

Esta ingente muestra de arte no ha pasado desapercibida para los más importantes críticos. Charles Merton, estudioso del arte cortesano europeo, dice no encontrar Canarias para ver los cuadros de Reses. Un conocido meteorólogo lo desvío al sur de Baleares, donde lleva diez días a la deriva. Rogamos a quien lo encuentre que le de un mapa de verdad y le explique que en Canarias hablar de Europa tiene un sentido figurado. El mexicano Chabelo González se encuentra en la capital grancanaria, Santa Cruz de Tenerife, donde espera visitar la corte de Bravo. Sigue esperando a que lo reciban. Si al final consigue dar con la corte grancanaria, posiblemente será denunciado por tan alta injuria. El único crítico que ha conseguido ver la magnífica obra de Reses es el comisario artístico del Ministerio de Educación, Cultura y Deportes, Susano Bermúdez, que ha trabajado en los museos más importantes de Madrid antes de ocupar su cargo dentro de la más alta institución del Estado. Bermúdez afirmó a la prensa que ese es el camino que debe seguir el arte canario: neutralidad, inexistencia de mensaje político y pintura basada en “la más honda tradición castellana, esa que nos une allende los mares”. “Reses es un alumno aventajado de Goya y por eso el presidente del Gobierno ha preguntado por su disponibilidad. El presidente desea encargar un cuadro llamado “Coletas fuera, Arriba España contra el populismo”, cuya inversión correría a cargo del Ministerio de Educación, Cultura y Deportes” declaró el comisario ministerial. Al ser preguntado sobre el origen y la cuantía de la inversión para sufragar los gastos, Bermúdez señaló que estaban pensando retirar los fondos para el cine, “un conocido nido de rojos”, puntualizó el prestigioso estudioso del arte.

La obra de Reses se ha colocado en una sala anexa al recinto del Cabildo de Gran Canaria y podrá ser visitada en horario de 9 a 21 por todos los grancanarios. La obra está patrocinada por una autoescuela, nadie ha sabido enlazar la relación entre este patrocinio y la presencia del coche que llevó a Colón a Las Palmas, con el que el genovés aprendería a conducir, según algunos historiadores, tras 122 prácticas a 2.000 reales y tras renovar papeles dos veces. Otro historiador presente llegó a afirmar que Colón no descubrió América, sino que emigró tras arruinarse en Gran Canaria en su intento de sacar el carnet. Reses lo negó todo y volvió a llamar a la Desventura. La Radio, claro.

¡Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email