Semanario Crítico Canario
El concejal amnésico

Este artículo lo publica

Intérprete de conferencias en las instituciones europeas. Licenciado en traducción e interpretación por la ULPGC; estudios de posgrado en filología finougria y Máster europeo en interpretación por la Universidad de Turku, Finlandia. Iván Vega Mendoza (Iván Suomi) nació en Gran Canaria y se crió entre el barrio capitalino de La Isleta y el pueblo de Las Lagunetas, en el municipio de San Mateo. Ha estudiado y residido en varios países europeos, con estancias más o menos largas en Finlandia, Alemania y Bélgica. Interesado en todo lo que conforma la visión e interpretación canaria del mundo y apasionado de las actividades en naturaleza. De esos que no destacan en la parranda, pero que siempre están.

Opinión

El concejal amnésico

Hace unos días ya que vengo mascando esta entrevista a Sergio Millares Cantero, concejal de participación ciudadana por la ciudad de Las Palmas. Y la vengo mascando porque no termino de encajarla. Sigo dándole vueltas a cómo alguien inteligente termina contradiciendo los términos de su propio razonamiento en la misma entrevista. Por más que trato no le encuentro explicación. Racional, se entiende.

Dice Millares que “sin memoria no hay criterio. Una sociedad condenada a la amnesia es una sociedad fácilmente manipulable, incluso en el lenguaje“. Añade posteriormente que “lo cierto es que una comunidad que se cierra corre el peligro de colisionar por puro agotamiento. En la medida que una sociedad sepa dialogar y abrirse, surgirán nuevas avenidas“. O sea, memoria y diálogo como elementos sobre los que construir una sociedad sana con futuro. Un ideal que comparto.

A renglón seguido espeta Millares: “La identidad canaria es la no identidad. Hemos creado mitos que intentan fijar una identidad artificialmente, cuando Canarias es una amalgama de culturas, unas tierras que está en mitad del Atlántico medio que han sido pobladas por sucesivas oleadas de culturas a lo largo de milenios“.

La no identidad. Es decir, la no memoria. Primera contradicción. La memoria (e imagino que su recuperación) es fundamental para la sociedad, pero Canarias no tiene memoria, puesto que carece de identidad. Además, la “amalgama de culturas” como excusa vieja y manida para presentar Canarias como objeto subordinado, mero receptáculo pasivo de lo que otros nos han querido traer o imponer. Como si el contacto continuado con otros pueblos durante siglos fuera castrador del propio ser, mutilador de la creatividad propia. Es justo al contrario: ese contacto no nos convierte en ninguna “amalgama“; nosotros los canarios hemos incorporado ese contacto en la cultura propia que hemos creado, y el carácter a menudo traumático de ese contacto tiene fiel reflejo en lo poliédrico de nuestra cultura, en lo complejo de nuestra identidad en permanente evolución. Identidad, por cierto, que Millares percibe fijada “artificialmente”. Como si existieran las identidades no artificiales, surgidas por generación espontánea de la naturaleza. Como si todas las identidades no crearan sus mitos.

El diálogo y la apertura abren avenidas por las que transitar, sí. Pero para dialogar lo primero es reconocer al otro, y aquí viene la segunda contradicción. Difícilmente se podrá dialogar con quien es objeto de negación (la no identidad). No se dialoga con quien vemos como objeto pasivo, sino con quien es sujeto activo, lo que me lleva a pensar que a lo mejor Canarias queda excluida del diálogo que preconiza Millares. A lo mejor él concibe un diálogo no con Canarias, sino sobre Canarias, un diálogo en el que Canarias no sea interlocutora, sino receptora. Un diálogo en el que Canarias no aporte, sino que tome nota. Canarias como no lugar, según la clasificación de Marc Augé. Sin identidad relacional. Sin historia.

Poco se puede esperar de ese diálogo estéril, obsoleto, superado. Resulta tragicómico constatar cómo sigue existiendo cierta intelectualidad que tanto habla de apertura para luego seguir revirada sobre sí misma, emperrada en hablar de Canarias como si de un conjunto vacío se tratase, desprovisto de contenido y alegremente vacante para quien lo quiera llenar.  Se me escapa cómo a las alturas de siglo que estamos, y he aquí la tercera contradicción, se puede sostener que “los acontecimientos históricos están, y si hay zonas oscuras que se mantienen en el tiempo, la sociedad enferma. Una sociedad que teme al pasado es porque algo quiere ocultar“, para después despachar deprisa y corriendo el relato de sí mismo que el pueblo canario se ha construido con mayor o menor acierto a lo largo de las numerosas etapas de su devenir histórico. ¿O es que hay algo que queremos ocultar?

Si vamos a hablar de memoria, diálogo e identidad, hagámoslo de manera verdaderamente aperturista, sin exclusiones ni ideas preconcebidas, y abarcando toda la historia que nos ha conformado como pueblo. Sólo así empezaremos a construir otra Canarias. Una Canarias en la que ninguna periodista se sorprenda porque un pensador destacado visite la ciudad de Las Palmas.

¡Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Este artículo lo publica

Intérprete de conferencias en las instituciones europeas. Licenciado en traducción e interpretación por la ULPGC; estudios de posgrado en filología finougria y Máster europeo en interpretación por la Universidad de Turku, Finlandia. Iván Vega Mendoza (Iván Suomi) nació en Gran Canaria y se crió entre el barrio capitalino de La Isleta y el pueblo de Las Lagunetas, en el municipio de San Mateo. Ha estudiado y residido en varios países europeos, con estancias más o menos largas en Finlandia, Alemania y Bélgica. Interesado en todo lo que conforma la visión e interpretación canaria del mundo y apasionado de las actividades en naturaleza. De esos que no destacan en la parranda, pero que siempre están.

Reacciones
  • Me quito el sombrero porno decir el cachorro por si acaso. Hay gente a la q aún parece acomplejarle hablar d Canarias como una realidad identitaria. Igual q hay gente a en el paroxismo intelectual sueltan eso de q todos los nacionalismos devienen en fascismo y se ganan un titular d periódico. Eso de yo soy español, español, español q oiamos el 27S en algunas sedes debe ser interplanetarismo en vena!!!

  • Es buena la dialéctica de Iván Suomi. Hay que trabajar sin complejos sobre nuestra realidad. Vale. Con todo, me suena que decir “la ciudad de Las Palmas”, siendo verdad no deja de ser algo incompleto. Si se refiriera a Santa Cruz y dijera “la ciudad de Santa Cruz”, alguien le respondería que a cuál Santa Cruz está mencionando. Lo arreglamos aclarando que de entrada se habla de la ciudad de Las Palmas de Gran canaria, sin complejos. Un cordial saludo. Ahul. Captcha usado: ocho+8=[16].

    • De acuerdo con su apreciación sobre Iván y su artículo. Lo que no estoy tan de acuerdo en su empeño en los nombres de las localidades y decirlos al completo. Ya una vez comenté en esta casa el vía crucis que tenemos en este país con los topónimos tan largos que tenemos. Creo que nos entendemos perfectamente abreviado los nombres. Me da que a nadie se le ocurriría decir de ir a San Cristóbal de La Laguna. Y con respecto a los dos Santa Cruz precisamente es en esta isla de La Palma donde las distinguimos perfectamente. Si decimos Santa Cruz es que tenemos que coger el avión para ir a la capital, a asuntos de médicos o comerciales; no hay que olvidar que vivimos en una isla periférica. Santa Cruz de La Palma es conocida así, precisamente, Santa Cruz de La Palma y antes de que llegara la moda de los jóvenes, inducidos por los medios de comunicación y por los que llegaron a vivir de fuera, nadie la llamaba Santa Cruz.

  • Secundino, comprendo su posición, pero debe entender que en cada isla se tiene una percepción diferente. Si digo: “Mañana voy a San Sebastián, pensarían que viajo a Guipúzcoa”; …”a San Bartolomé” (?). Si en La Palma digo Santa Cruz se entenderá que hablo de Tenerife, pues para referirme a la capital de la isla bonita diría “voy a La Palma”. Es curioso pero cierto. Si tuviéramos la costumbre de decir Las Palmas, Gran Canaria y Las Palmas de Gran Canaria para referirnos, respectivamente, a la provincia oriental, a la isla y a la capital grancanaria, no habría posibilidad de confusión; pero ud. sabe que existe la mala costumbre de llamar Las Palmas a la isla de Gran Canaria, por lo que la precisión se hace imprescindible. Mi amistosa nota a Iván no es porque lo haya dicho mal. Fue correcto. Pero fíjese en el final del artículo. Si hubiera escrito: “…visite Las Palmas de Gran Canaria, habría usado, casi, los mismos espacios. Solo es cuestión de hábito. Un saludo. Ahul. tres-1[2].

    • Totalmente prescindible el “apellido” de Gran Canaria. Hasta hace relativamente poco tiempo, 17 de septiembre de 1940, la ciudad se llamaba sólo Las Palmas. El pueril pero efectivo empeño de algunos por distinguirnos de la isla de La Palma y de Palma de Mallorca, consiguió que se publicara en el BOE un decreto del Ministerio de la Gobernación añadiendo el “apellido”. Mientras, el olvido al que se refiere el articulista, cuando no la mas odiosa tergiversación de la historia, se fomentaba desde esas mismas “fuerzas vivas” tan patrioteras.

    • Si fuese por mi, se llamaría Guiniguada, toda entera, o Ciudad Guiniguada. Lo digo totalmente en serio. Además se le haría honor a nuestro extinto río, pero actual barranco, y no rememorar el Real de Las Palmas y malicioso “gran” (Y lo dice un canarión).

      Pero de todos modos son cuestiones totalmente relegables a segundo plano, lo prioritario es la divulgación por la conciencia identitaria, y su influencia en todos los aspectos de la vida.

  • Carolus, prescindamos, pues, de los apellidos de Las Palmas y de las Santa Cruz. Quedarían solo los bautizos de los colonizadores. Arawaney, totalmente de acuerdo con Guiniguada. Muchas veces lo he mencionado. Un saludo. Ahul. Captcha: [6]xseis=36.

    • Ya había apuntado en un comentario de hace meses que llamaría a Las Palmas Guiniguada, coincidiendo en esto con Arawaney, a Santa Cruz Añaza, a Santa Cruz de La Palma Tedote o a La Laguna Aguere; pero creo que esto tendría el apoyo de muy poca gente. Además estoy totalmente de acuerdo con su segundo párrafo: es una cuestión totalmente relegable a segundo plano.

      Lo prioritario es profundizar nuestra conciencia identitaria que se ve cada vez más a la deriva, no hay más que ver todas las fiestas andaluzas, ferias o festivales de sevillanas que pululan por doquier, en muchos casos subvencionadas por nuestras instituciones.

      No sólo lo que apuntó Carolus, sino que es bastante larga la lista de municipios que cambiaron su nombre, y siempre en una fecha bastante reciente y no siempre para afianzar su identidad y creo que esté en la mente de todos el caso más sangrante. Pero esto daría para un artículo nuevo completo con su correspondiente debate.

  • Necesitamos saber que eres humano * Tiempo de espera agotado. Recarga el CAPTCHA con el icono de flechas.

    Subscríbete a Tamaimos

    Mantente al día de nuestras actualizaciones

    Por favor, espera un momentito...

    ¡Gracias por suscribirte!

      Colaboradores
    • Batata News
    • Fundación Tamaimos
    • Creando Canarias
    • Entre chácaras y tambores
    • Javier González Moreno
    • Edmundo Ventura
    • Jorge Stratós
    • Aníbal García Llarena
    • Rumen Sosa
    • Yaiza Afonso Higuera
    • Luis Miguel Azofra
    • José Farrujia de la Rosa
    • José Luis Angulo Santana
    • Rucaden Hernández
    • Antonio De la Cruz
    • Isabel Saavedra
    • Pleiomeris
    • Fernando Batista
    • Canarias Top Music
    • Antonio Cerpa
    • Manolo Ojeda
    • Ayoze Corujo Hernández
    • Lorenzo Méndez
    • Dani Curbelo
    • Aniaga Afonso Marichal
    • José Fidel Suárez Vega
    • Aridane Hernández
    • Pedro Delgado
    • Jose Ángel De León
    • Fernando Sabaté
    • CristianSF
    • Jorge Pulido
    • Juanjo Triana
    • Cristian SB
    • Dácil Mujica
    • Miguel Páez
    • Avatar
    • Rubén Jiménez
    • Pablo Ródenas
    • Avatar
    • Echedey Farraiz
    • Echedey Sánchez Bonilla
    • Ciara Siverio
    • Pedro Hernández Guanir
    • Javier Guillén
    • Doramas Rodríguez
    • Avatar
    • Álvaro Santana Acuña
    • CSO Taucho
    • El pollo de Andamana
    • Avatar
    • Javier Castillo
    • Gabriel Pasternak
    • Avatar
    • David Martín
    • Armando Ravelo
    • Avatar
    • Arturo Caballero
    • Avatar
    • Manuel Hernández
    • Avatar
    • Juan García
    • Agoney Baute
    • Avatar
    • Avatar
    • Avatar
    • Nicolás Reyes González
    • Estrella Monterrey
    • Emma Rodríguez Acosta

    Buscamos colaboradores.

    ¿Tienes inquietud por lo que pasa en Canarias y quieres expresarte a través de Tamaimos.com?

    Contáctanos. Más información aquí

    ¿Te gusta Tamaimos y quieres ayudarnos a mejorarlo?

    Puedes hacer una donación. Más información aquí
    ¿Qué es Tamaimos.com? ¿Qué es la Fundación Canaria Tamaimos?