Semanario Crítico Canario
Las drags y las lágrimas de monseñor

Este artículo lo publica

Tomás nació en Las Palmas de Gran Canaria pero se crió y creció en la isla de Lanzarote. Estudió Historia en La Laguna y Periodismo en Madrid. Ha desarrollado su labor como comunicador en los últimos años tanto en Canarias como en Lima, Perú. En la actualidad es consejero y portavoz de SOMOS LANZAROTE en el Cabildo de dicha isla.

Opinión

Las drags y las lágrimas de monseñor

Coincidimos, monseñor. Para convivir, el respeto es fundamental. Ahora bien, señor obispo, ¿dónde cree que debemos depositarlo? Más que los entes, ¿no serán las personas quienes merezcan respeto? La Trinidad, las figurillas, los crucifijos, las biblias… también los coranes o el Ramadán… ¿no tendrán el valor que sus creyentes le dan? Claro que las religiones son importantes, porque forman parte de la identidad de centenares de millones de personas. Y es a la gente, monseñor, a quién conviene respetar.

Pero, ¿qué tal si nos animamos a hacerlo con todas las identidades? También la espiritual, pero ni más ni menos que con las demás facetas de la personalidad humana. Aunque usted viva de ella, la religiosa no tiene por qué ser más valiosa que las identidades de género, clase, sexual, o nacional, por nombrar algunas.

¿Qué tal si empezamos por practicar el respeto que exigimos? Y no me dirá que es buena manera de respetar el empecinamiento porque quienes son distintos tengan menos derechos. Que es en lo que la jerarquía eclesiástica viene volcándose, con todos los resortes de su poder, en centenares de países del mundo en detrimento muchos y muchas.

¿Es respetuoso fletar guaguas para que una mujer que ama a otra mujer no pueda hacerlo con los mismos derechos con que lo hace la que ama a un hombre? ¿Lo son quienes impiden que cientos de miles de personas puedan formar familias con aquellos a quienes quieren y en quienes se apoyan? ¿Forma parte del respeto tratar de pecaminosas sus preferencias al irse a la cama? Déjeme que lo dude.

Y hablando de guaguas: ¿cree que están siendo respetados los niños y niñas cuya identidad de género no se corresponde con su sexo biológico, que ven pasar la publicidad sobre vulvas y penes de los ultracatólicos de HazteOír? ¿Hay una forma más dolorosa de faltarles al respeto que escribiendo bien en grande que lo que ellos son no cabe, no puede ser? Que ellos y ellas, en definitiva, no son y nunca podrán ser. No hace falta, monseñor, que sea misericordioso. Basta con la humana empatía para que también les dedique alguna lágrima, como dice que le brotaron cuando la gala drag.

Creo que convendría solventar primero el dilema del respeto, que ahora reclaman, para bajar luego a lo trivial.

Ahora sí: confiesa usted, monseñor Cases, que la jornada en que se celebró la gala más popular del carnaval de Las Palmas de Gran Canaria, la de los drag queen, vivió “el día más triste de su estancia en Canarias”. Lo de la “estancia” tiene un regusto como a vacacional… aunque también a carcelario. Espero que sea lo primero y que le siente bien el clima.

A partir de entonces se ha formado gran pelotera por la representación sobre el escenario de un espectáculo que incluía imágenes que emulan a una Dolorosa, un Cristo en la cruz y algunos nazarenos. Bienvenida la crítica y el derecho a expresarla, me gusta oírles.

Sin embargo, se equivoca monseñor al considerar que la jerarquía eclesiástica tiene la exclusiva sobre símbolos y sujetos del calado histórico y cultural de Jesús de Nazaret, María o la Cruz. Hablamos de algunas de las figuras que más han penetrado en las sociedades de medio planeta en los últimos 2 mil años. En los ritos y las creencias, sí, pero también en las costumbres y las festividades, las artes, la lengua y las relaciones entre personas. En la vida de los creyentes y en las de quienes no creen. Por tanto, señor Cases, la visión e interpretación sobre María, Jesus o la Cruz pueden y deben ser tan diversas como múltiples son las sensibilidades respecto a estos símbolos, que por elección o a la fuerza, han terminado siendo de todos.

¿Venida la Inquisición a menos, quién pone los límites de la blasfemia? Sin ir más lejos, en apenas 40 días tendrán la oportunidad, ustedes, la jerarquía eclesiástica, de utilizar esos mismos símbolos en una festividad como la Semana Santa. Que, cierto es, no tiene por aquí el arraigo de los carnavales; pero sí quizás en alguna de las diócesis por las que ha pasado.

Y entonces, pondrán a balancear imágenes de vírgenes dolorosas; harán desfilar procesiones de señores que se flagelan la espalda ante la imagen de Cristo hasta que les brota sangre. O que empalan sus brazos y tórax a un enorme leño hasta caer exhaustos. Habrá pies descalzos, encadenados y encarnados de penitentes. Teatralizaciones de crucifixión, espinas clavadas a la sien y latigazos. A usted todo esto le puede parecer muy bonito, a otros nos horroriza, pero prima el respeto.

Personalmente, creo que el mensaje que dejó Jesucristo tiene más de amor que de dolor, y que seguramente combine mejor con el color de una gala drag que con el ambiente tétrico que en pocos días algunos tendrán la oportunidad de bendecir. Pero esa es mi visión, afectada por mis circunstancias, mi modo de ver el mundo y el “carnaval te quiero”. Porque como decíamos, hablamos de figuras y símbolos universales, tan abstractos y flexibles que lo mismo han servido para inspirar a misioneros y santos, que para acompañar espadas de genocidas y a dictadores bajo palio. Coincidirá conmigo, señor Cases, que en 2 mil años de historia, y con tantas miserias por resolver, lo de Drag Sethlas no deja de ser una minúscula anécdota. No llore usted por nada.

¡Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Este artículo lo publica

Tomás nació en Las Palmas de Gran Canaria pero se crió y creció en la isla de Lanzarote. Estudió Historia en La Laguna y Periodismo en Madrid. Ha desarrollado su labor como comunicador en los últimos años tanto en Canarias como en Lima, Perú. En la actualidad es consejero y portavoz de SOMOS LANZAROTE en el Cabildo de dicha isla.

Reacciones
  • Más allá de llantos de obispos con exageradas comparaciones, olvida usted lo básico: No es cualquier forma de hacer una representación de Cristo. Es bajarse de una cruz con una voz de fondo que dice “te la meteré en la boca”. Así que no le extrañe que los ofendidos no sean solo obispos y cardenales.
    Sólo una cosa. El que le escribe no es cristiano.

    • Muy buenas. Tuve que revisionar la actuación a raíz de su comentario, porque lo había visto de pasada sin caer en detalles. Por lo que escucho, suena primero Madonna, luego una canción que creo que es de Lady Gaga y finalmente algo tipo electro-latino que dice, me parece entender, “si quieres mi perdón, agáchate y disfruta”. No entro a valora ninguna de las elecciones, pero como espectador medio solo puedo decir que me parecen en la línea de lo que se escucha en este tipo de espectáculos. Y que, personalmente, ni “perdonar”, ni “agacharse” ni “disfrutar” son verbos que me ofendan. Más no le podría decir. Gracias y un saludo.

  • Solo por curiosidad,si la representaciøn hubiese sido sobre alguna deficiencia,minusvalīa ,maltrato o un atentado, lo habrīas defendido con tanta vehemencia ?

    • Hola María. Si le ha parecido que defendí vehementemente la representación, no lo pretendía. En el espectáculo ni entro ni salgo. Lo que sí defiendo es que iconos históricos y culturales tan universales como Jesús de Nazaret no son patrimonio exclusivo de nadie. A mí no me gusta cómo lo representan en muchas manifestaciones promovidas por la Iglesia católica pero creo que tienen derecho a hacerlo. Es ese derecho el que defiendo. Por otra parte, creo que no son comparables figuras históricas y culturales como Jesús o María con una deficiencia o un atentado. Son comparables con otros iconos, como puedan ser Cleopatra, Buda, Ramses II, Zeus, los últimos zares o Bentejuí. Y creo que todos ellos pueden ser representados en un espectáculo musical-teatral, incluso de carácter transgresor, como esta gala. Lo otro, compararlo con una minusvalía, es como comparar la Revolución francesa con un accidente de tráfico, por decir algún disparate similar. Saludos.

  • María, respeto su punto de vista -al igual que respeto todas las creencias-, pero las creencias no son minusvalías. No se deben comparar. Un cordial saludo.

  • A que no nos atrevemos a hacerlo con Mahoma. Menuda falta de respeto. la libertad de una persona termina donde empieza la de otra. No entiendo por qué hay que hacer siempre lo mismo para llenarse la boca con “libertad de expresión”. Simplemente son ganas de molestar.

    • Desde que nací, hace cerca de un siglo, vengo oyendo -sin que nadie se sienta ofendido- que cuando Mahoma era trasladado en un féretro al morir, éste se elevó a lo más alto sin que nadie se explicara el motivo. Y si esto le parece blasfemia a un mahometano, o es un fanático o es corto de mente. ¿Qué explicación daría un creyente del Islam? También Jesús caminó sobre las aguas y sabemos cómo lo hizo. Y no he visto que los creyentes cristianos se hayan enfadado al enterarse de la respuesta. Un saludo.

  • Necesitamos saber que eres humano * Tiempo de espera agotado. Recarga el CAPTCHA con el icono de flechas.

    Subscríbete a Tamaimos

    Mantente al día de nuestras actualizaciones

    Por favor, espera un momentito...

    ¡Gracias por suscribirte!

      Colaboradores
    • Batata News
    • Fundación Tamaimos
    • Creando Canarias
    • Javier González Moreno
    • Entre chácaras y tambores
    • Edmundo Ventura
    • Jorge Stratós
    • Aníbal García Llarena
    • Rumen Sosa
    • Yaiza Afonso Higuera
    • Luis Miguel Azofra
    • José Farrujia de la Rosa
    • José Luis Angulo Santana
    • Rucaden Hernández
    • Antonio De la Cruz
    • Isabel Saavedra
    • Fernando Batista
    • Pleiomeris
    • Canarias Top Music
    • Antonio Cerpa
    • Dani Curbelo
    • Lorenzo Méndez
    • Manolo Ojeda
    • Ayoze Corujo Hernández
    • José Fidel Suárez Vega
    • Aniaga Afonso Marichal
    • Jose Ángel De León
    • Fernando Sabaté
    • CristianSF
    • Aridane Hernández
    • Pedro Delgado
    • Juanjo Triana
    • Cristian SB
    • Miguel Páez
    • Dácil Mujica
    • Avatar
    • Rubén Jiménez
    • Pablo Ródenas
    • Jorge Pulido
    • Echedey Farraiz
    • Echedey Sánchez Bonilla
    • Ciara Siverio
    • Pedro Hernández Guanir
    • Javier Guillén
    • Doramas Rodríguez
    • Avatar
    • Gabriel Pasternak
    • Avatar
    • David Martín
    • Armando Ravelo
    • Avatar
    • Arturo Caballero
    • Manuel Hernández
    • Avatar
    • Avatar
    • Juan García
    • Agoney Baute
    • Avatar
    • Avatar
    • Nicolás Reyes González
    • Avatar
    • Estrella Monterrey
    • Emma Rodríguez Acosta
    • Avatar
    • CSO Taucho
    • Álvaro Santana Acuña
    • Avatar
    • Javier Castillo
    • El pollo de Andamana

    Buscamos colaboradores.

    ¿Tienes inquietud por lo que pasa en Canarias y quieres expresarte a través de Tamaimos.com?

    Contáctanos. Más información aquí

    ¿Te gusta Tamaimos y quieres ayudarnos a mejorarlo?

    Puedes hacer una donación. Más información aquí
    ¿Qué es Tamaimos.com? ¿Qué es la Fundación Canaria Tamaimos?