• Canarias libre de vallas publicitarias

  • Publicado el 31 de Marzo de 2017
  • VallasNo

    Consume, consume, consume. Sal de la autopista en el enlace 26 y vete al centro comercial. Compra, compra, compra. Un coche, un viaje, un mueble para tu jardín, aunque no tengas jardín, que siempre habrá un sitio donde ponerlo. Gasta, gasta, gasta. Sé feliz, deja que te adivine el futuro, cómprate una casa. En elecciones, vota, vota, vota. Enormes letreros te guían por el camino de tu bienestar. Miles de mensajes estimulantes, miles de sueños consumistas colonizan nuestro territorio. Las vallas publicitarias, escaparate de la material felicidad, tienen patente de corso en las Islas y se fijan donde mejor convenga al anunciante, al gran empresario o al partido con dinero. En terrenos de dominio público, en zonas rústicas, en fachadas de viviendas… en cualquier lugar que sea bien visible desde las arterias viales que recorren nuestras Islas. Larga ha sido la lucha de los colectivos ecologistas y legislación no falta, pero de voluntad política andamos más bien muy escasos. Las vallas publicitarias, en su inmensa mayoría, son ilegales. No cuentan con permisos ni licencias, se sitúan en los márgenes de las carreteras y autopistas (en terrenos de propiedad pública o de protección de infraestructuras), violan la normativa de carreteras y, a pesar de todo esto, ahí siguen, sin que las instituciones sean capaces de hacer cumplir las normas que ellas mismas dictan. ¿Por qué?

    A pesar de los aparentes esfuerzos de algunos cabildos y ayuntamientos, la retirada de vallas publicitarias ilegales en Canarias parece convertirse en algo realmente imposible. En primer lugar porque se hace la vista gorda con la instalación de las mismas, permitiendo que se ubiquen en cualquier lugar; en segundo lugar porque, a pesar de ser ilegales y estar instaladas, muchas de ellas, en zonas de dominio público, se les permite la posibilidad de recurso ante una orden de desmantelamiento y pueden, además, acudir a la vía contencioso administrativa, con lo que el proceso para retirarla puede llevar años, beneficiándose de los ingresos que le reportan, por una actividad ilegal, durante esos años y exponiéndose a sanciones irrisorias para esas empresas; en tercer lugar, porque a la mayoría de ellas no se las investiga ni se les ordena su desmantelamiento y, en cuarto lugar, porque las empresas publicitarias tienen conexión directa con los grandes partidos políticos, que utilizan sus servicios en campañas electorales, anunciando sus “productos” en esas vallas ilegales. Los mismos políticos que después acceden a las instituciones y que, teóricamente, tienen la responsabilidad de retirarlas.

    Las vallas publicitarias son el escaparate del modelo económico que se ha implantado en esta tierra. Inducen al consumo perverso y desmedido, pueden infringir las leyes –sin mayores consecuencias para las empresas propietarias o anunciadoras-, producen una evidente contaminación visual –yo diría que psicológica, también-, son un atentado contra nuestro paisaje y nuestro medio natural y suponen un peligro para las personas, por distracción en la conducción o caídas en caso de vientos o tormentas. No las necesitamos para vivir y, mucho menos, para consumir con responsabilidad. Afean nuestro paisaje y agreden, visualmente, a nuestros visitantes y a las que aquí vivimos. Hay razones para reclamar una Canarias libre de vallas publicitarias.

    José Manuel Hernández (Creando Canarias).

  • Creando Canarias
    Creando Canarias se configura como una corriente de opinión, como un espacio de acción y reflexión social, política, económica y cultural. Desde este espacio queremos impulsar y abrir debates junto a la gente. Favorecer un marco de reflexión y pensamiento libre que promueva una participación crítica y transformadora desde nuestra realidad canaria. Nos proponemos avanzar en la idea de que el conocimiento y la participación son las mejores herramientas para la liberación de los pueblos y la transformación social. ‘Creando’ porque es un gerundio y, como tal, refleja la acción no en su inicio ni en su término sino en su desarrollo, y ‘Canarias’ porque es nuestro contexto, nuestro lugar.
    comentarios

    Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

    En el Museo Canario descubrí lo que el hombre es y sobre todo algo muy importante: la finitud del hombre. Manolo Millares, artista
    Josemi - Lima de Oliveira

    ¿Te gusta lo que hacemos en Tamaimos y quieres ayudarnos a continuar y mejorar nuestro proyecto?

    Puedes hacer una donación a nuestro proyecto. Más información aquí

    ¿Qué es Tamaimos.com? ¿Qué es la Fundación Canaria Tamaimos?

    Buscamos puntales. ¿Tienes inquietud por lo que pasa en Canarias y quieres expresarte a través de Tamaimos.com?

  • Batata News
  • Fundación Tamaimos
  • Javier González Moreno
  • Entre chácaras y tambores
  • Creando Canarias
  • Aníbal García Llarena
  • Yaiza Afonso Higuera
  • Luis Miguel Azofra
  • Rumen Sosa
  • José Luis Angulo Santana
  • Rucaden Hernández
  • Antonio De la Cruz
  • Antonio Cerpa
  • Isabel Saavedra
  • Manolo Ojeda
  • Fernando Sabaté
  • Pedro Delgado
  • Aridane Hernández
  • José Fidel Suárez Vega
  • Jose Ángel De León
  • CristianSF
  • José Farrujia de la Rosa
  • Jorge Pulido
  • Fernando Batista
  • Juanjo Triana
  • Cristian SB
  • Miguel Páez
  • Rubén Jiménez
  • Doramas Rodríguez
  • Jorge Stratós
  • Lorenzo Méndez
  • Echedey Farraiz
  • Edmundo Ventura
  • Ciara Siverio
  • Javier Guillén
  • Dácil Mujica
  • CSO Taucho
  • Nicolás Reyes González
  • Álvaro Santana Acuña
  • El pollo de Andamana
  • Pilar C. Casi
  • Arturo Caballero
  • Jesús Giráldez
  • Pedro Rodríguez
  • Pedro Hernández Guanir
  • Sólo tienes que compartir nuestra filosofía y contactar con nosotros.