• Lobos

  • Publicado el 1 de Abril de 2017
  • El mal llamado caso “18 Lovas” es una muestra clara del modelo que existe en la sociedad canaria desde tiempos inmemoriales: una sociedad estructurada alrededor de una élite de poder conformada por hombres acaudalados, en su mayoría empresarios, que dominan no solo el mercado desde el punto de vista económico, sino también las vidas y haciendas de la gente más pobre y necesitada. En el caso en cuestión, las vidas de mujeres muy vulnerables tanto por su juventud (estamos hablando de niñas entre 15 y 17 años) como por su escaso nivel económico-social (algunas vivían en centros de acogida tutelados ¡qué ironía!).

    La creencia por parte de algunos de que el derecho de pernada sigue vigente, transformado ahora en redes de prostitución infantil y juvenil, abunda entre una capa social compuesta, en su mayoría, por hombres que pasean en lujosos automóviles, celebran fiestas privadas en yates o mansiones, y comparten postre en forma de carne adolescente, con la execrable excusa de cerrar negocios.

    En el caso recientemente destapado en el sur de Gran Canaria por algunos medios de prensa -por desgracia, no por todos debido a la vinculación económica y evidente dependencia del cuarto poder a estos “popes”- se revela un comportamiento misógino impropio de una sociedad que viene reclamando, al menos formalmente, el derecho a ser mujeres en igualdad de condiciones que los hombres. Y digo formalmente porque en el fondo, lo que esto demuestra es que vivimos en una sociedad en la que el patriarcado sigue imponiendo su ideología de privilegios a favor de los hombres.

    Estamos, desgraciadamente, ante una sociedad enferma que se escandaliza, día sí y día también, con los asesinatos de mujeres, de sus hijos e hijas menores a manos de hombres, mientras se coloca de perfil ante la flagrante violencia sexual que supone la explotación sexual de las mujeres.
    El hecho de que en esta trama aparezca el nombre de un empresario “distinguido” desde las instituciones públicas como ejemplo de honorabilidad, provoca no solo la incredulidad de buena parte de la sociedad, sino lo que es más grave: la justificación como mode de vie.

    En la “Operación Vara”, que es en realidad como se llama este caso, no resulta baladí que a la cabeza de la investigación (Fiscalía y Policía Nacional) se hallen valientes mujeres que sí creen en una sociedad igualitaria y que andan empeñadas en lograr que prevalezca la verdad. Mujeres que practican la sororidad y defienden la justicia, a las que me uno desde aquí para seguir luchando por una sociedad igualitaria en la que no resulte socialmente aceptable que haya hombres que impunemente abusen de nuestras hermanas, hijas o nietas comprando sus cuerpos, su juventud y su futuro.

  • Isabel Saavedra
    Hace más de veinte años que soy abogada de profesión. Fui una de las fundadoras de la plataforma Stop Desahucios Gran Canaria, y he participado en varios proyectos políticos por afición. Actualmente escribo para protestar sobre lo que me parece injusto.
    comentarios
    1. artemir dice:

      Excelente y bien hilvanado comentario de Isabel Saavedra. Hace alusión a las fiestas en yates o mansiones. Esto me recuerda a un comentario que oí una vez, en Gran Canaria, a un propietario de yate que se oponía al reconocimiento de La Graciosa como isla octava y habitada porque a él le interesaba la isla (en realidad dijo islote) para pasear en su yate y poder hacer sus fiestas y pesca sin ser molestado. Y eso no es justo. Un saludo.

      • Gracias por tu comentario.
        Caciques hay unos cuantos por estas islas nuestras (Que debieran ser de todos…). Ojalá algun día podamos ser libres por fin.

    2. Pilar dice:

      Felicidades por este artículo claro y justo ,expresado maravillosamente bien,sin el miedo que atenaza al pais ante los caciques a los que impunemente se les deja actuar por que no se ponen denuncias para no enfrascarse en luchas judiciales en los que no hay igualdad y mucho menos económica.
      Que podamos estar en igualdad de condiciones.

    3. Robin dice:

      Me dan ganas de vomitar…

    Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

    Hay canarios que se asustan cuando se miran al espejo; que tiene el perfecto deseo de desconocerse. Yeray Rodríguez, docente, verseador y músico
    Le Canarien

    ¿Te gusta lo que hacemos en Tamaimos y quieres ayudarnos a continuar y mejorar nuestro proyecto?

    Puedes hacer una donación a nuestro proyecto. Más información aquí

    ¿Qué es Tamaimos.com? ¿Qué es la Fundación Canaria Tamaimos?

    Buscamos puntales. ¿Tienes inquietud por lo que pasa en Canarias y quieres expresarte a través de Tamaimos.com?

  • Batata News
  • Fundación Tamaimos
  • Javier González Moreno
  • Entre chácaras y tambores
  • Creando Canarias
  • Aníbal García Llarena
  • Yaiza Afonso Higuera
  • Luis Miguel Azofra
  • Rumen Sosa
  • José Luis Angulo Santana
  • Antonio De la Cruz
  • Antonio Cerpa
  • Manolo Ojeda
  • Isabel Saavedra
  • Fernando Sabaté
  • Aridane Hernández
  • Jose Ángel De León
  • José Fidel Suárez Vega
  • CristianSF
  • Pedro Delgado
  • Jorge Pulido
  • José Farrujia de la Rosa
  • Cristian SB
  • Juanjo Triana
  • Fernando Batista
  • Rubén Jiménez
  • Miguel Páez
  • Ciara Siverio
  • Doramas Rodríguez
  • Lorenzo Méndez
  • Echedey Farraiz
  • Javier Guillén
  • Dácil Mujica
  • Nicolás Reyes González
  • Álvaro Santana Acuña
  • CSO Taucho
  • El pollo de Andamana
  • Pilar C. Casi
  • Arturo Caballero
  • Pedro Hernández Guanir
  • Jesús Giráldez
  • Pedro Rodríguez
  • Sólo tienes que compartir nuestra filosofía y contactar con nosotros.