Publicado por
  • La Playa

  • Publicado el 8 de Julio de 2017
  • Imagen: JR Guedes
    Imagen: JR Guedes

    La Playa -así, en mayúsculas, solemos escribirlo los palmenses- amanece gris y somnolienta. La panza de burro amenaza con caer sobre ella y todos nosotros hasta que lentamente, allá por el mediodía, ésta, en eterno ritual, acaba por alejarse dando paso a celajes limpios, casi cristalinos. Hasta ese momento, la arena sólo conoce la presencia de paseantes matutinos, algún extranjero y operarios de limpieza. Es a partir de la aparición de un tímido sol cuando comienza el verdadero espectáculo democrático que es Las Canteras. Todos encuentran allí su hueco, sin distinción de ningún tipo: los niños chillones y famélicos, también los que están al borde de la obesidad; los guayabos y sus correspondientes guayetes de gimnasio; familias enteras, que desafían los límites del espacio y orden; individuos solos, reconcentrados en su diálogo con el sol; lectoras ávidas, que no sueltan el libro más que para remojarse brevemente… Así extiende su manto arenoso Las Canteras, como frontera porosa, canto capitalino al ancho mar.

    No muy lejos, La Barra ejerce de aduanera muralla, que deja entrar y salir, salir y entrar. Junto a las pequeñas chalanas y falúas, aparecen criaturas nuevas, que obligan a sus tripulantes a remar de pie, sentados, pedalear, dominar una vela diminuta… Conviven con los parroquianos habituales, que desde La Puntilla, todo lo observan y analizan mientras apuran alguna cerveza de más. Queda la apoteósis, esperar el atardecer como se espera el tour de force de algún idolatrado tenor. No en vano, desde la otra punta, Alfredo Kraus, vigila que todo sigue en su sitio. La tarde cae sigilosamente, igual que llegó la mañana. Pareciera que un filtro enorme nos envuelve y entonces, no siempre, a lo lejos, el Teide dice que está bien, que puede anochecer, que podemos estar tranquilos. Mañana llegará y Las Canteras seguirá allí, como fiesta de sal y arena a la que todos hemos sido invitados. Telón.

    comentarios

    Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

    Un pueblo sin tradición está condenado a morir. César Manrique, artista
    Le Canarien

    ¿Te gusta lo que hacemos en Tamaimos y quieres ayudarnos a continuar y mejorar nuestro proyecto?

    Puedes hacer una donación a nuestro proyecto. Más información aquí

    ¿Qué es Tamaimos.com? ¿Qué es la Fundación Canaria Tamaimos?

    Buscamos puntales. ¿Tienes inquietud por lo que pasa en Canarias y quieres expresarte a través de Tamaimos.com?

  • Batata News
  • Fundación Tamaimos
  • Javier González Moreno
  • Entre chácaras y tambores
  • Creando Canarias
  • Aníbal García Llarena
  • Yaiza Afonso Higuera
  • Luis Miguel Azofra
  • Rumen Sosa
  • José Luis Angulo Santana
  • Rucaden Hernández
  • Antonio De la Cruz
  • Antonio Cerpa
  • Isabel Saavedra
  • Manolo Ojeda
  • Aridane Hernández
  • CristianSF
  • Jose Ángel De León
  • José Fidel Suárez Vega
  • Fernando Sabaté
  • Cristian SB
  • Fernando Batista
  • Rubén Jiménez
  • Juanjo Triana
  • Pedro Delgado
  • Miguel Páez
  • Jorge Pulido
  • José Farrujia de la Rosa
  • Doramas Rodríguez
  • Lorenzo Méndez
  • Javier Guillén
  • Echedey Farraiz
  • Ciara Siverio
  • Dácil Mujica
  • Arturo Caballero
  • Álvaro Santana Acuña
  • Pedro Hernández Guanir
  • El pollo de Andamana
  • Pilar C. Casi
  • Jesús Giráldez
  • Pedro Rodríguez
  • CSO Taucho
  • Nicolás Reyes González
  • Sólo tienes que compartir nuestra filosofía y contactar con nosotros.