Semanario Crítico Canario
14853134_10154666182379771_7416975429217409570_o (1)
Rotación de cargos: una medida feminista contra las viejas formas de hacer política

Este artículo lo publica

Creando Canarias se configura como una corriente de opinión, como un espacio de acción y reflexión social, política, económica y cultural. Desde este espacio queremos impulsar y abrir debates junto a la gente. Favorecer un marco de reflexión y pensamiento libre que promueva una participación crítica y transformadora desde nuestra realidad canaria. Nos proponemos avanzar en la idea de que el conocimiento y la participación son las mejores herramientas para la liberación de los pueblos y la transformación social. ‘Creando’ porque es un gerundio y, como tal, refleja la acción no en su inicio ni en su término sino en su desarrollo, y ‘Canarias’ porque es nuestro contexto, nuestro lugar.

Opinión

Rotación de cargos: una medida feminista contra las viejas formas de hacer política

“Un ejemplo de mecanismo transformador consiste en la rotación de cargos públicos. Esta medida promueve que los cargos públicos electos dimitan hacia el ecuador de la legislatura para favorecer la participación de las siguientes personas candidatas que conforman la lista electoral”

¡Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Decía la, recientemente fallecida, escritora feminista Kate Millet que “las mujeres somos un pueblo sometido que ha heredado una cultura ajena”. En un mundo hecho por y para los hombres son muchas las facetas de la vida pública, donde se nos ha invisibilizado o prohibido participar, y la política no deja de ser una de ellas. El poder, incluso a día de hoy donde las mujeres hemos conseguido la igualdad legal en muchas partes del mundo, sigue siendo un atributo preponderantemente falocéntrico que se imbrica en el seno de estructuras institucionales que aún siguen sosteniéndose sobre los pilares del patriarcado. Por tanto, resulta clave que las mujeres, no sólo tomemos voz activa en la participación política, sino que, además, seamos una fuerza que transforme los modelos tradicionales de hacer política. Es necesario plantear, desde una visión feminista, otros modos de entender el poder y el liderazgo. Dicho así, puede parecernos un planteamiento abstracto y difícil de llevar a la práctica, sin embargo, y aunque es cierto que erradicar las raíces profundas del patriarcado requeriría de un replanteamiento también del modelo económico e, incluso, territorial, existen mecanismos más asequibles que desde las organizaciones de izquierdas se deben poner en marcha para fomentar el cambio de algunas de las reglas del juego político.

Un ejemplo de mecanismo transformador consiste en la rotación de cargos públicos. Esta medida promueve que los cargos públicos electos dimitan hacia el ecuador de la legislatura para favorecer la participación de las siguientes personas candidatas que conforman la lista electoral. Esta rotación debe ser siempre consensuada por la asamblea de militantes que avala la candidatura, de manera que se favorece una participación asamblearia y horizontal, donde el compromiso político pertenece a la ciudadanía involucrada en el proyecto, el acta no es propiedad del cargo sino de la militancia y la liberación laboral y remuneración económica como cargo público va rotando entre los miembros de la candidatura, evitando así la profesionalización de la política. En Canarias, solamente me consta que esta medida se lleve a la práctica en la confluencia orotavense Unidas Sí Podemos y anteriormente en Iniciativa por la Orotava (IpO), sin embargo, debería formar parte de la idiosincracia de cualquier organización de izquierdas verdaderamente transformadora.

Desde luego, se trata de una manera de entender la política alejada de los personalismos y los liderazgos únicos, tan asociados a la cultura política masculina que, generalmente, impone portavocías únicas ligadas a potenciar la imagen de un determinado candidato, generando un discurso político más asociado a la persona que al proyecto. Sin embargo, con la rotación de cargos debe primar la colectividad del trabajo de las personas militantes y la participación activa de todas y todos. Además, se evita, por otro lado, que se generen estatus de poder entre los cargos públicos y la militancia debido a su carácter transitorio, promoviendo así una manera de entender el liderazgo completamente diferente ya que es compartido y paritario.

En definitiva, resulta una medida profundamente transformadora que además genera en la ciudadanía la confianza necesaria para entender que la política no debe ser un espacio para ocupar sillones eternamente, enriquecerse o acaparar poder sino para trabajar en favor de la propia comunidad y eso es algo que, desde las organizaciones de izquierdas y feministas, es fundamental volcarse en demostrar no sólo con palabras sino también con acciones y medidas concretas como esta.

Sonia Luis Hernández (para Creando Canarias)

¡Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Este artículo lo publica

Creando Canarias se configura como una corriente de opinión, como un espacio de acción y reflexión social, política, económica y cultural. Desde este espacio queremos impulsar y abrir debates junto a la gente. Favorecer un marco de reflexión y pensamiento libre que promueva una participación crítica y transformadora desde nuestra realidad canaria. Nos proponemos avanzar en la idea de que el conocimiento y la participación son las mejores herramientas para la liberación de los pueblos y la transformación social. ‘Creando’ porque es un gerundio y, como tal, refleja la acción no en su inicio ni en su término sino en su desarrollo, y ‘Canarias’ porque es nuestro contexto, nuestro lugar.

Reacciones
  • Muy interesante el artículo. Confieso que nunca había abordado el asunto de la rotación de cargos desde la perspectiva de género. Aun después de la lectura del texto me asaltan algunas dudas. En prime, admito que es un debate que no acabo de tener resuelto conmigo mismo. Si no recuerdo mal, la rotación de cargos es una propuesta que llevan a cabo la primera generación de Verdes alemanes, los de Petra Kelly. La idea era, como se comenta en el artículo, el evitar la profesionalización de los cargos públicos, la concentración del poder y los liderazgos en determinadas personas, etc. Tirando de memoria, creo recordar que hablaban de un límite máximo de dos legislaturas, que, obviamente es bastante superior a media legislatura, como parece defender la autora del artículo. Como casi cualquier medida, es posible atisbar, más allá de las nobles intenciones, algunas cuestiones problemáticas a considerar. En primer lugar, la necesaria formación de cuadros para llevar a cabo las tareas…

  • … institucionales, de control, fiscalización, representación, etc. que la política profesional exige. Son muchas tareas a la vez que, las más de las veces, requieren tiempo suficiente para que la persona al frente, sea hombre o mujer, aprenda y adquiera la experiencia necesaria para poder llevarlas a cabo con solvencia. No parece que media legislatura sea suficiente. Se puede argumentar que muchas de esas tareas se pueden hacer o ayudar a hacer en equipo. Es cierto pero también es bastante probable que ese equipo no tenga precisamente mucho más tiempo que la persona dedicada a tiempo completo a la política. El estudio y la capacitación requieren mucho tiempo y esfuerzo en solitario para poder llevarlo a cabo. Es un hecho. Puede suceder que cuando la persona ya haya adquirido el rodaje necesario y además haya considerado un liderazgo -algo que no siempre es negativo- social, popular, etc. toque rotar. ¡Y vuelta a empezar! Si la lista se formó por el sistema de cremallera…

  • … es cierto que habrá pasado, en una situación normal, un 50% de mujeres por las tareas de representación pero no estoy seguro de que una experiencia tan exigua consolide por sí sola prácticas feministas en ninguna organización o institución. Tal vez se debiera ser más ambicioso e ir a tiempos de rotación más largos (mínimo una legislatura) o cremalleras más amplias con puestos de salida para mujeres (cinco mujeres, cinco hombres, cinco mujeres, etc.). Por último el siempre controvertido asunto de los liderazgos. No soy partidario de demonizarlos sino más bien de comprenderlos y tratar, en todo caso, de combatir los aspectos más negativos de los mismos, que suelen estar concentrados en determinados tipos de liderazgos y no en todos. Se ha solido sugerir que las asambleas son un buen antídoto para los liderazgos. Creo que es una afirmación algo ingenua. En las asambleas, en el local, en el bar, la calle, etc. los liderazgos se despliegan por la diversidad de capacidades inherente al ser humano.

  • No hay modelo organizativo que pueda acabar con algo tan intrínseco a la condición humana. Insisto en la necesidad de comprenderlos y aceptarlos e incluso fomentar el que puedan surgir liderazgos femeninos en sentido fuerte, de los que estamos muy necesitados: modelos de mujeres capaces de liderar organizaciones mixtas y procesos mixtos para lo cual creo que medidas como las que apuntaba arriba pueden ayudar, sin ser la panacea. Queda el asunto de la profesionalización de la política. Es muy complejo. ¿Por qué siempre tendemos a sospechar de la persona que abiertamente desea dedicarse a tiempo completo a la política? Si esa persona resulta elegida en nuestra organización o en un proceso más amplio, ¿por qué es eso peor que forzar la salida de gente preparada cuando mejor lo está haciendo? Es cierto que es un problema el que haya gente sin proyecto laboral que no sea la política pero creo que nos estamos encerrando aquí en blancos y negros, sin matices. Saludos.

  • Necesitamos saber que eres humano * Tiempo de espera agotado. Recarga el CAPTCHA con el icono de flechas.

    [mailerlite_form form_id=1]
      Colaboradores
    • Batata News
    • Fundación Tamaimos
    • Creando Canarias
    • Javier González Moreno
    • Entre chácaras y tambores
    • Jorge Stratós
    • Aníbal García Llarena
    • Edmundo Ventura
    • Rumen Sosa
    • Yaiza Afonso Higuera
    • Luis Miguel Azofra
    • José Luis Angulo Santana
    • Rucaden Hernández
    • José Farrujia de la Rosa
    • Antonio De la Cruz
    • Isabel Saavedra
    • Fernando Batista
    • Pleiomeris
    • Canarias Top Music
    • Antonio Cerpa
    • Manolo Ojeda
    • José Fidel Suárez Vega
    • Ayoze Corujo Hernández
    • Pedro Delgado
    • Fernando Sabaté
    • Aridane Hernández
    • Lorenzo Méndez
    • CristianSF
    • Jose Ángel De León
    • Avatar
    • Jorge Pulido
    • Cristian SB
    • Juanjo Triana
    • Rubén Jiménez
    • Dácil Mujica
    • Miguel Páez
    • Avatar
    • Doramas Rodríguez
    • Ciara Siverio
    • Echedey Farraiz
    • Dani Curbelo
    • Javier Guillén
    • Aniaga Afonso Marichal
    • Javier Castillo
    • Nicolás Reyes González
    • Gabriel Pasternak
    • David Martín
    • Álvaro Santana Acuña
    • Arturo Caballero
    • Avatar
    • El pollo de Andamana
    • Avatar
    • Avatar
    • Pedro Hernández Guanir
    • Avatar
    • Armando Ravelo
    • Avatar
    • Avatar
    • Estrella Monterrey
    • Emma Rodríguez Acosta
    • Pablo Ródenas
    • Avatar
    • CSO Taucho
    • Agoney Baute

    Buscamos colaboradores.

    ¿Tienes inquietud por lo que pasa en Canarias y quieres expresarte a través de Tamaimos.com?

    Contáctanos. Más información aquí

    ¿Te gusta Tamaimos y quieres ayudarnos a mejorarlo?

    Puedes hacer una donación. Más información aquí
    ¿Qué es Tamaimos.com? ¿Qué es la Fundación Canaria Tamaimos?