Semanario Crítico Canario
¿Son las Islas que tenemos las Islas que queremos?De la muestra "Colón y los olvidados" de Jesús Arencibia.

Este artículo lo publica

Jorge Stratós. Analista poli(é)tico y miembro desde hace más de un cuarto de siglo del Clan del Don, un espacio de vida, pensamiento y diálogo compartido con otros heterónimos, entre los que se cuentan los filósofos J. Lapv y Pablo Utray, el activista político Jorge Guerra y el profesor Pablo Ródenas.

Acuse de recibo

¿Son las Islas que tenemos las Islas que queremos?

“Me han preguntado por qué afirmo con pluma ácida que Canarias es una tierra malograda. Mi repuesta (sin machangadas) consiste en repreguntar lo de antes: ¿coinciden acaso las Islas logradas con las Islas deseadas? A mi juicio, demasiado poco. Este diagnóstico crítico se puede explicar de una manera muy sencilla: Canarias es una tierra mal-lograda porque no avanza en la dirección necesaria para convertirse una tierra bien-deseada”

¡Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Esta entrada ha sido suprimida puesto que el texto original, con las adaptaciones y actualizaciones pertinentes, forma parte del volumen Libertad de actuar. Argumentos poli(é)ticos para el disenso, de Pablo Utray, publicado en noviembre de 2018 por las Ediciones Tamaimos.

¡Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Este artículo lo publica

Jorge Stratós. Analista poli(é)tico y miembro desde hace más de un cuarto de siglo del Clan del Don, un espacio de vida, pensamiento y diálogo compartido con otros heterónimos, entre los que se cuentan los filósofos J. Lapv y Pablo Utray, el activista político Jorge Guerra y el profesor Pablo Ródenas.

Reacciones
  • Un proceso constituyente en Canarias es legítimo, claro que sí. Necesario quizás también, pero se me antoja más cerca del idealismo sensato.

    La Canarias lograda hasta el momento, a mi modo de ver, es un mejunje de desigualdad, precariedad y deterioro medioambiental de magnitud creciente, sobre todo durante los últimos 12-15 años. Han sido años de corrupción desaforada y de construcción de infraestructuras de muy dudosa utilidad social. El poder político bipartidista se ha coaligado sin vergüenza al poder político y económico de Coalición Canaria, ambos caciquiles, autoritarios y profundamente acaparadores de riquezas para los suyos. Esta se ha concentrado en pocas manos y el empleo, lejos de ganar calidad, se ha deteriorado quedando Canarias como una región subalterna del resto de territorios nacionales e internacionales, con un modelo productivo de servicios de bajo valor añadido a pesar de la potencia de su territorio y de la ventaja comparativa de su clima.

  • Han sido años en que la pyme canaria ha sufrido mucho y que ha tenido que aguantar discursos prepotentes de los prebostes de sus patronales, más preocupadas de estar al lado del poder político y de proyectar un tipo de empresario que, creo, no les representaba.

    Durante estos años el modelo turístico no se ha cuestionado lo suficiente, lo que ha hecho que se consolide con evidente impacto ambiental y social. El sector agrícola ha sido olvidado. Hay una diáspora de canarios por todo el mundo, las universidades para qué hablar…

    La Canarias deseada, desde mi perspectiva, debería ser opuesta a todo esto, esto es, con mayor respeto hacia su territorio, con empleo y educación dignos para todos y con una democracia donde al menos todos estemos representados de forma equitativa. Todo deseos materiales puesto que hay que vivir.

  • En esta tesitura, cada vez que leo u oigo lo de que es necesario un proceso constituyente me recuerda a las políticas de cierta nueva izquierda desgraciadamente en declive porque no ha sabido medir sus fuerzas.

  • ¿Se ha medido la correlación de fuerzas sociales, ciudadanas y políticas necesarias para un proceso constituyente en Canarias? ¿A cuánto asciende el saldo? ¿Cuánta gente habría detrás? Suponiendo que se cuente con una fuerza política de magnitud igual a la que sustenta el vigente statu quo ¿Se ha valorado la intensidad de la ofensiva que el poder económico local iniciaría? ¿Se cuenta con los medios y la voluntad ciudadana para hacerle frente con garantías? ¿Es posible un proceso constituyente en Canarias teniendo en cuenta la actual coyuntura en el resto del Estado español y en Europa? ¿No resultaría más fácil, más aglutinador de mayorías sociales y más factible a corto plazo que se cumpla la Constitución actual en lo relativo a vivienda, empleo, justicia, fiscalidad, medio ambiente,…todo cuestiones materiales más cercanas al común de la ciudadanía?

  • ¿A partir de qué sujeto político se articularía este proceso constituyente? Porque los partidos políticos han demostrado sobradamente que ya no son actores, por sí solos, del cambio social y las instituciones contienen unas inercias y unas dinámicas profundamente conservadoras y neoliberales.

  • Recién llegado de un viaje: gracias por los comentarios. Los tendré en cuenta para el próximo artículo. Solo anticipo que he tratado de cuestionar las opciones del realismo claudicante (¿no resulta ingenuo y tópico eso de que se cumpla la Constitución?, ¿cómo?) y del irrealismo extraviado, para abrir un nuevo espacio mental y diseñar los parámetros fundamentales de un proceso constituyente canario, que ante todo habrá de ser praxis democrática antes que ideología también democrática.

  • Gracias por la respuesta. Bienvenida la apertura de nuevos espacios mentales dirigidos hacia la praxis democrática. Pero creo que movilizar apelando a un proceso constituyente (¿Cómo hacerlo?) es errar el tiro. Precisamente creo que lo que se está demostrando es la ingenuidad y el tópico de decirle a la gente que es necesario luchar por un proceso constituyente cuando la Constitución actual ya contempla derechos sociales y ha servido de poco. Por otro lado, anteponer constitucionalmente cuestiones relativas a mayor autonomía en la región, autodeterminación o independencia, aspectos todos ellos legítimos, supone anticipar cuestiones de identidad a los aspectos materiales que son los que realmente afectan a la gente. Me parece que eso genera desafección, sobre todo en las visiones de izquierdas.

  • Necesitamos saber que eres humano * Tiempo de espera agotado. Recarga el CAPTCHA con el icono de flechas.

    [mailerlite_form form_id=1]
      Colaboradores
    • Batata News
    • Fundación Tamaimos
    • Creando Canarias
    • Entre chácaras y tambores
    • Javier González Moreno
    • Edmundo Ventura
    • Jorge Stratós
    • Aníbal García Llarena
    • Rumen Sosa
    • Yaiza Afonso Higuera
    • Luis Miguel Azofra
    • José Luis Angulo Santana
    • Rucaden Hernández
    • José Farrujia de la Rosa
    • Antonio De la Cruz
    • Isabel Saavedra
    • Pleiomeris
    • Fernando Batista
    • Canarias Top Music
    • Antonio Cerpa
    • Manolo Ojeda
    • José Fidel Suárez Vega
    • Aridane Hernández
    • CristianSF
    • Ayoze Corujo Hernández
    • Pedro Delgado
    • Jose Ángel De León
    • Lorenzo Méndez
    • Fernando Sabaté
    • Pablo Ródenas
    • Rubén Jiménez
    • Aniaga Afonso Marichal
    • Juanjo Triana
    • Jorge Pulido
    • Miguel Páez
    • Dácil Mujica
    • Avatar
    • Cristian SB
    • Dani Curbelo
    • Avatar
    • Echedey Farraiz
    • Ciara Siverio
    • Javier Guillén
    • Doramas Rodríguez
    • Estrella Monterrey
    • Emma Rodríguez Acosta
    • Álvaro Santana Acuña
    • CSO Taucho
    • El pollo de Andamana
    • Avatar
    • Javier Castillo
    • Avatar
    • Gabriel Pasternak
    • Armando Ravelo
    • Avatar
    • David Martín
    • Avatar
    • Agoney Baute
    • Arturo Caballero
    • Nicolás Reyes González
    • Pedro Hernández Guanir
    • Avatar
    • Avatar
    • Avatar

    Buscamos colaboradores.

    ¿Tienes inquietud por lo que pasa en Canarias y quieres expresarte a través de Tamaimos.com?

    Contáctanos. Más información aquí

    ¿Te gusta Tamaimos y quieres ayudarnos a mejorarlo?

    Puedes hacer una donación. Más información aquí
    ¿Qué es Tamaimos.com? ¿Qué es la Fundación Canaria Tamaimos?