Semanario Crítico Canario
canarias satelite 3 ProyecBioreg
Soy del mundo desde aquí

Este artículo lo publica

Tamaimos es un proyecto cultural independiente de opinión y debate sobre Canarias. Este proyecto cultural no tiene relación con partido político, ideología, confesión religiosa o institución alguna y se expresa principalmente a través de entradas en nuestra web.

La Gaveta

Soy del mundo desde aquí

Publicado originalmente el 29 de mayo de 2013

COLABORACIÓN

Puede usted aprovechar el día para descojonarse de la gente que se pone el cachorro como un disfraz, también puede usted reírse de los ombliguismos, incluso podría usted decir que no quiere renunciar a ver la vida desde unos peñazcos, que no quiere que le impongan la lectura de Pedro García Cabrera, Lezcano, Alonso Quesada, Isabel Medina, Víctor Ramírez o Pepa Aurora en la escuela a sus hijos. Lárguese usted un discurso sobre la universalidad y el cosmopolitismo que siempre queda más estupendo que la defensa de la belleza única del barranco de mi pueblo.

Ya sé que la música no se acaba en Taburiente, ni en las letras de Néstor. Por supuesto que los versos de Tomás Morales no tienen por qué esconder los de Darío, Neruda o Miguel Hernández. Tampoco sería bueno que los pibes que estudian Historia del Arte sólo vean los colores de Oramas, los delirios de Oscar Domínguez o la pinturas de Facundo Fierro o Juanjosé Gil .

Me dirá usted que más volcanes hay en Hawai, más playas en México o más montañas verdes en cientos de archipiélagos. Y ya puestos, puede usted soltar esa ocurrencia de Unamuno (desterrado a Fuerteventura) de que el nacionalismo se cura viajando, puede recordar que los nacionalismos generan monstruos como Hitler y puede rematar diciendo que fuerte bobería eso de pensar en patrias pequeñas o en la multiplicación de fronteras en plena era de la globalización (discurso muy recurrido por cierto por los nacionalistas españoles que han redactado racistas leyes de extranjería).
Y para que no se sienta solo, saltará alguien que lo ha escuchado atentamente y se pondrá a decir que con más de un 30% de desempleo, con nuestro liderazgo en pobreza y después de tantos años de olvidos no estamos para fiestas patrias y, por supuesto, que sería suicida pedir más autogobierno porque significaría dar más poder todavía a estos cáncamos que llevan más de 20 años en el machito de esta comunidad ultraperiférica.

Permítame ahora que hable yo. Mi infancia es un paisaje de barrancos y playas de la isla que me vio nacer. La adolescencia fue una fiesta de amistad bajo el cielo estrellado de la caldera de Taburiente, también fue acampada en el paraíso de Papagayo y parrandas en Fuerteventura y La Laguna. El Hierro fue año nuevo de pasión y la Gomera lindos pateos bajo un techo de laurisilva. En La Graciosa acabé de leer la universal “Cien años de soledad” y después de varias visitas todavía me quedan algunos senderos por descubrir.

No pretendo contarle mi vida. Sólo quería dejarle claro que despés de patear miles kilómetros, pasar muchas fronteras y escuchar un montón de lenguas, la conclusión es sencilla: País viene de paisaje y con estos paisajes de estas islas crecí. Tuve la suerte también de conocer ciudades grandes y pueblos pequeños de varios países de Europa. Fui vecino de Bilbao, vi Molmö desde el tren, me bañé en las playas de Öland en el báltico sueco, pasé frío en Copenague y me perdí en aldeas africanas sin luz, también en los laberintos urbanos de Dakar y Banjul. Crucé el océano para encontrarme con los mayas de Guatemala y los de Méjico, me quedé prendado de los descubridores auténticos de América (las decenas de etnias y culturas que llaman indias), aborrecí el repetido paisaje turístico de Cancún o la desigualdad violenta de ciudad de Guatemala, me perdí en las coloridas calles de Pelourinho entre personajes de Jorge Amado sin necesidad de saber hablar portugués y escuché recitar versos de Martí en Pinar del Río.

El mundo es muy grande. Pero qué quiere que le diga. A mí me tocó este país volcánico, no lo elegí. Pero es el mío. Tampoco elegí a mi madre ni a mi padre. Que no son los mejores del mundo, pero usted me los respeta. Dicen que hoy es el día de Canarias. Cuentan que eligieron la fecha para conmemorar un parlamento que nació casi sin piernas, con un estatuto de autonomía para menores de edad. He estado muchas veces en ese Parlamento que fue conservatorio de música. No sé si hay otro en algún país del mundo con pinturas que representan el momento de la conquista, la estampa de la dominación, como si fuera un momento del que presumir.

Pero sepa usted que más allá de esa estupidez histórica, más allá de la pena o la risa (en algunos casos el profundo respeto) que me inspiran los que se sientan en los sesenta escaños. Sepa usted que aunque también se puede recurrir al tópico : el día de Canarias es todos los días. Si hoy toca pensar en quiénes somos, dónde estamos, de dónde venimos y adónde vamos. Servidor declara solemnemente que como escribió Pedro Guerra y cantó Marisa en el Taller Canario de Canción. Soy de un país, soy de aquí, de donde el mar llega al final de cualquier casa. Soy del mundo desde aquí.

No celebre usted nada, está en su derecho. Sepa que yo tampoco me pondré un cachorro ni un chaleco hoy. Pero me parece positivo que celebremos que somos pueblo a pesar del trabajo en contra de este mismo pueblo realizado por esos que vemos estos días poniéndose de pie mientras suena un arrorró o soltando discursos para erigirse en defensores nuestros, esos mismos que cada vez que han podido elegir entre el paisaje (que viene de país) y el dinero para sus amigos, siempre han votado por lo segundo. Esos mismos que nos quieren salvar después de habernos dejado tirados en el barranco de la desigualdad social y la ignorancia colectiva.

Juan García Luján. Este texto apareció publicado aquí.

¡Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Este artículo lo publica

Tamaimos es un proyecto cultural independiente de opinión y debate sobre Canarias. Este proyecto cultural no tiene relación con partido político, ideología, confesión religiosa o institución alguna y se expresa principalmente a través de entradas en nuestra web.

Reacciones
  • “Ca’uno es ca’uno”, decía mi difunta abuela. Y creo -ya lo reconoce el propio Juan- que tanto derecho tiene quien siente que el 30 de mayo es un día tan bueno como cualquier otro para celebrar que se es de -o se vive en- Canarias, como quienes pensamos que no está la cosa para celebraciones hueras.

    Porque a mí me parece que ese es el meollo de la cuestión. Compartimos la alegría por sentir esta canariedad nuestra, pero rechazamos que se instituya un día más para vestirse el ropaje mago o maúro y para que los centros comerciales recomienden que se consuman productos isleños, como si no hubiera que hacer eso mismo el resto de los días.

    No. Yo sigo pensando que no seré menos canario por pensar que no hay nada que celebrar. Ningún día.

    Lo que sí celebro -y mucho- es segir siendo amigo -y mucho- de tipos como Juan García Luján, Josemi Martín, Enrique Bethencourt, Raúl Vega y tantos otros que piensan otra cosa. Y por muchos años, hasta que llegue el feliz en que, al fin, sí haya mucho de qué alegrarnos, el 30M y los restantes.

    http://www.lacasademitia.es/articulo/sociedad/soy-del-mundo-desde-aqui-juan-garcia-lujan/20130531054743018537.html

    • Yo creo que no se trata de que la gente tenga derecho a celebrar o no celebrar, ni de si somos mejores o peores personas, sino de si las organizaciones que convocaron bajo el “no hay nada que celebrar” se quieren relacionar con la inmensa mayoría de los canarios que sí decidieron celebrar y qué tipo de relación quieren tener o si prefieren seguir ignorando sus ansias de canariedad, tildándolas de impostadas o dirigidas o directamente de cómplices, etc.

  • Necesitamos saber que eres humano * Tiempo de espera agotado. Recarga el CAPTCHA con el icono de flechas.

    Subscríbete a Tamaimos

    Mantente al día de nuestras actualizaciones

    Por favor, espera un momentito...

    ¡Gracias por suscribirte!

      Colaboradores
    • Batata News
    • Fundación Tamaimos
    • Creando Canarias
    • Javier González Moreno
    • Entre chácaras y tambores
    • Edmundo Ventura
    • Jorge Stratós
    • Aníbal García Llarena
    • Rumen Sosa
    • Yaiza Afonso Higuera
    • Luis Miguel Azofra
    • José Farrujia de la Rosa
    • José Luis Angulo Santana
    • Rucaden Hernández
    • Antonio De la Cruz
    • Isabel Saavedra
    • Fernando Batista
    • Pleiomeris
    • Canarias Top Music
    • Antonio Cerpa
    • Lorenzo Méndez
    • Dani Curbelo
    • Manolo Ojeda
    • Ayoze Corujo Hernández
    • José Fidel Suárez Vega
    • Aniaga Afonso Marichal
    • Jose Ángel De León
    • Fernando Sabaté
    • CristianSF
    • Aridane Hernández
    • Pedro Delgado
    • Juanjo Triana
    • Cristian SB
    • Dácil Mujica
    • Miguel Páez
    • Avatar
    • Rubén Jiménez
    • Pablo Ródenas
    • Jorge Pulido
    • Echedey Sánchez Bonilla
    • Ciara Siverio
    • Pedro Hernández Guanir
    • Javier Guillén
    • Doramas Rodríguez
    • Avatar
    • Echedey Farraiz
    • David Martín
    • Armando Ravelo
    • Avatar
    • Arturo Caballero
    • Avatar
    • Manuel Hernández
    • Avatar
    • Agoney Baute
    • Juan García
    • Avatar
    • Avatar
    • Avatar
    • Nicolás Reyes González
    • Estrella Monterrey
    • Emma Rodríguez Acosta
    • Avatar
    • Álvaro Santana Acuña
    • CSO Taucho
    • Javier Castillo
    • El pollo de Andamana
    • Avatar
    • Gabriel Pasternak
    • Avatar

    Buscamos colaboradores.

    ¿Tienes inquietud por lo que pasa en Canarias y quieres expresarte a través de Tamaimos.com?

    Contáctanos. Más información aquí

    ¿Te gusta Tamaimos y quieres ayudarnos a mejorarlo?

    Puedes hacer una donación. Más información aquí
    ¿Qué es Tamaimos.com? ¿Qué es la Fundación Canaria Tamaimos?