Semanario Crítico Canario
Imagen Macromuelle 2
Un Macromuelle inútil: Agaete como otro modelo turístico de fracaso (III)

Este artículo lo publica

Pleiomeris surge como un espacio necesario de pensamiento geográfico canario fundamentado. Un lugar abierto que pretende ser crítico en estos tiempos en los que la Geografía, como ciencia que estudia el territorio, el paisaje y los seres y sociedades que en él habitan, ha quedado obviada y relegada conscientemente a un segundo plano por unos, mientras es totalmente desconocida por otros. Pleiomeris no es más que el género del reino vegetal que acoge a una sola especie única en el mundo: Pleiomeris canariensis, comúnmente conocido como Delfino. Este árbol “raro” del Monteverde canario sólo crece en riscos, andenes y márgenes escarpados de laderas. De esta forma pretendemos alumbrar nosotros el pensamiento geográfico crítico: desde los márgenes impuestos y con Canarias como único centro desde el que irradiar conocimiento.

Opinión
  • Publicado el 10 de agosto de 2018
  • por

Un Macromuelle inútil: Agaete como otro modelo turístico de fracaso (III)

Tercera entrega de tres reportajes sobre el Macromuelle de Agaete, en esta ocasión con título distinto

Ustedes se preguntarán: ¿qué tiene que ver todo lo que hemos comentado en el artículo del lunes, sobre el modelo socioeconómico canario, con el Macromuelle de Agaete? Pues todo. Sin ese modelo especulativo que viene de muy atrás –recuerden, desde la misma Conquista con la obtención arbitraria de tierras y aguas, y profundizado con las desamortizaciones del S. XIX y el franquismo- sería impensable que la clase dominante actuara de forma tan desconsiderada con la gente de nuestro propio país. El Macromuelle no es más que otro capítulo dentro de su voraz política, pensada para forrarse con el menor esfuerzo y el mayor desdén por el territorio y por el futuro de la población que aquí vive. Sus voceros políticos no lo esconden. Fernando Clavijo ya dijo en su momento que quería convertir a Canarias en la próxima Dubai o Singapur1, es decir, más precariedad laboral y más locura destructiva del paisaje y de nuestra identidad. Y es que detrás del Macromuelle se esconden una serie de agravios que pueden dejar a Agaete irreconocible en pocas décadas –que se lo pregunten a los moganeros, que vieron cambiar por completo a su municipio en 30 años-. Estos agravios van desde lo económico, hasta lo ecológico, pasando obviamente por lo social y lo cultural.

En primer lugar, nos hacemos esta pregunta: ¿Es necesario un Macromuelle en Agaete? En absoluto. El Gobierno de Canarias, con su presidente y vicepresidente a la cabeza, argumentan cuestiones tan peregrinas como que “generará empleo para la zona Norte” o que es necesario para “acabar con el monopolio” de la compañía Fred Olsen. Esta última afirmación se desmonta fácilmente. En la Isla no existe un monopolio para el transporte marítimo de pasajeros y mercancías menores. En todo caso existe un oligopolio entre Naviera Armas y Fred Olsen, compañías suficientes para dotar del necesario servicio a la Isla de Gran Canaria. Es absurdo argumentar que existe “un monopolio en Agaete” por la sencilla razón de que Agaete como ente social, no es el destinatario último de un Puerto, sino toda la isla de Gran Canaria. Los puertos se construyen para dar servicio a una isla, no a un municipio, y en el Puerto de La Luz y de Las Palmas ya opera la citada Naviera Armas, la cual acaba de poner a disposición de los clientes un catamarán express, similar al que utiliza Fred Olsen, y que recorre prácticamente en el mismo tiempo la distancia que separa a Las Palmas de Gran Canaria de Santa Cruz de Tenerife, que la que separa a Agaete de la capital tinerfeña. Por lo tanto, ni hay monopolio, ni se necesita un servicio por parte de Naviera Armas en Agaete, toda vez que ya se cumple con el mismo desde Las Palmas y en el mismo tiempo.

Vayamos con el argumento económico. Aquí es donde los analfabetos funcionales que nos gobiernan se lucen al más alto nivel. ¿Su justificación? La de siempre. En palabras de Pablo Rodríguez se trataría de una “obra estratégica para el desarrollo económico del Norte de la Isla”. Absolutamente falso. Y no lo decimos nosotros, lo dicen voces autorizadas como el economista Aníbal Santana, el consultor en políticas públicas, Borja Monreal, o el también economista José Antonio García, donde en un estudio reciente, desmonta por completo esta argumentación del Gobierno de Coalición Canaria. Entre otras cosas, y siguiendo precisamente la información publicada por Infonortedigital.com, donde se hacen eco del propio estudio2, José Antonio García explica que:

– “Ni el actual muelle ni el futuro, ha supuesto o supondrá un incremento de la renta disponible, ni riqueza de la población de Agaete ni los municipios limítrofes con Agaete”.

– “La actividad comercial del muelle de Las Nieves reporta escasos recursos económicos a las arcas municipales vía impuestos”.

– “Si bien las infraestructuras, en primer lugar, y el transporte en segundo, influyen directamente en el crecimiento económico de un país, o una región, como han contrastado De RUS y NASH (1998), a la vista de los datos estadísticos recopilados del ISTAC dicha relación no es clara o es nula para el caso de Agaete y la zona Norte de la isla de Gran Canaria”.

– “Existen altas tasas de paro en la zona Norte por lo que  el muelle actual no ha mejorado ni ha ayudado a crear riqueza”.

En teoría un puerto o muelle deberían servir para aumentar el dinamismo económico y el tráfico de mercancías de un país, como dice el propio artículo de Infonorte. Sin embargo, ni siquiera el actual muelle es, según José Antonio García, una infraestructura que haya dinamizado la economía de ningún sitio. Ni de Agaete, ni del Norte, ni de Gran Canaria, ni mucho menos de Canarias. Es más, ni los citados Puertos de Arinaga, Granadilla de Abona o Tazacorte han servido para tal propósito. Es sencillo, si tenemos un modelo económico basado en el turismo y la especulación-construcción de nuevo suelo, ¿cómo pretenden que un puerto dinamice ninguna actividad, si sólo ponemos copas y bloques? Para que la economía crezca, se debe investigar, innovar, cultivar y fabricar productos. Lo sabe hasta un niño.

Entonces y con estos precedentes, ¿qué se esconde detrás del Macromuelle de Agaete? Es fácil de adivinar. Lo que se esconde detrás de esta obra no es más que el aumento de la misma política económica especulativa que los caciques lumpenburgueses quieren seguir agrandando, condenando eso sí a todo el país. La obra del Macromuelle, aparte de recoger también un puerto deportivo –deben tener algún tipo de trastorno obsesivo con los puertos deportivos que a nosotrxs se nos escapa- está simplemente pensada para acoger cruceros y no para acabar con ningún tipo de monopolio inexistente. Esta es la verdadera intención. Llenar de cruceristas europeos un municipio de poco más de 5.000 habitantes, y aprovechar con ello para aumentar la construcción de viviendas y camas turísticas, recogidas en el PGO –recuerden lo que les decíamos en anteriores entregas, vivienda para el canario ni una, para el de fuera las que hagan falta mientras el cacicato se forre-, donde se prevé aumentar considerablemente tanto el uso residencial del suelo como el uso turístico. Obviamente, ante la precariedad a que nos somete esta casta, las canarias y los canarios no vamos a poder acceder a la mayoría de esas nuevas viviendas, por lo que para que haya compradores, primero tiene que haber visitantes, y es en esa lógica donde el Macromuelle entra a jugar a la cancha de la especulación desatada. No nos lo inventamos. En Valle Gran Rey, en La Gomera, han hecho exactamente lo mismo. Construir un puerto con la excusa de que era para que operara Naviera Armas, y que ha acabado convirtiéndose en otro puerto de cruceros más, con la consiguiente propaganda3 –recuerden lo que les decíamos sobre el control de los medios de comunicación como política fundamental para continuar con la rueda especulativa y engañar a la población sobre las supuestas ventajas de tales actuaciones-. En la siguiente imagen sobre el planeamiento vigente de Agaete pueden ver la cantidad de parcelas declaradas como urbanizables en el entorno del Muelle, así como a la entrada del municipio, tras pasar del barranco del Juncal4. Hablamos de suelo para uso turístico y residencial, con lo que podemos decir que la tranquilidad para los culetos y culetas será cosa del pasado ante la previsible llegada masiva de residentes europeos. Si esto no es colonización, ¿entonces de qué se trata, querida lumpenburguesía?

Imagen del suelo declarado como urbanizable en el planeamiento vigente de Agaete

Este tipo de actuaciones mastodónticas casi siempre se engloban dentro de una política más ambiciosa, en lo territorial y en lo económico, como es el caso. No crean que esto de urbanizar va a quedarse sólo en Agaete. Se prepara una nueva burbuja inmobiliaria para todas las Islas, con especial incidencia en aquellas zonas poco explotadas turísticamente, como pueden ser el Norte de Tenerife y Gran Canaria, o las occidentales Gomera, Hierro y La Palma. De ahí que el Cabildo grancanario esté planteando construir una nueva autovía en el Norte de la Isla, sacando de la costa a la actual GC-2, así como previendo tirar viviendas de núcleos como San Andrés. Adivinen qué harán con el suelo que quede disponible tras dicha reordenación… Se trata del Plan Territorial Parcial-15 y pueden consultar el documento ustedes mismos, ya que se encuentra en exposición pública. Ahora entendemos la poca energía con que, tanto el Ayuntamiento de Agaete como el Cabildo Insular de Gran Canaria, argumentan que el Macromuelle no se debe construir. Pero ese Plan toca analizarlo en otro artículo.

En cuanto a las implicaciones ecológicas y paisajísticas que una infraestructura como esta puede tener, ya se pueden imaginar. Los cambios que el dique va a producir en las corrientes, así como las propias obras, van a afectar a todo el lecho marino e incluso a playas como la de Guayedra, que se verá afectada ante las modificaciones que se producirán en el frente del litoral, provocando probablemente una pérdida importante de la dinámica natural de la playa –entrada de arena en verano, y salida en invierno-. Por otro lado, el trasiego de buques y cruceros en dicho Puerto, que se verá aumentado significativamente, puede afectar también a diferentes especies que hoy en día se pescan en la zona, –pescadores y pescadoras de Agaete, despídanse de su sustento-, así como a los cetáceos que se suelen encontrar en aguas cercanas a las propias Islas. Si nos vamos al impacto visual de la obra en sí, podemos deducir que será bastante importante, sobre todo teniendo en cuenta que a escasos metros se encuentran los límites del Parque Natural de Tamadaba. ¿Se imaginan ver a cruceros y buques entrando y saliendo justo al lado del Parque Natural de Pinar canario mejor conservado de la Isla? Por no hablar de la cantidad de suelo que como decimos, está en previsión de urbanizarse, provocando con ello un aumento de la población residente así como turística, con lo que el aumento de las importaciones de energía y alimentos será también mayor. Negocio redondo para el cacicato importador, incapaz de producir absolutamente nada en uno de los Archipiélagos atlánticos con mejores condiciones para cultivar alimentos o desarrollar energías renovables.

Esta previsible llegada de turistas y nuevos compradores europeos, al estilo de otras zonas de Canarias que ya han atravesado el calvario de caer bajo el yugo del turismo de masas, provocará un cambio sustancial en la idiosincrasia cultural propia de Agaete, uno de los municipios con mayor identidad de las Islas, y que precisamente, estos días se encuentra celebrando su ancestral fiesta: La Rama. Está demostrado que el turismo masivo y depredador del territorio no sólo afecta en cuestiones ambientales al paisaje que transforma. También afecta psicológicamente al pueblo que en dicho paisaje lleva integrado durante miles de años, pues el Valle que da nombre al municipio está poblado por canarios desde antes de la Conquista española. Así, los habitantes del municipio verán transformada totalmente su identidad, teniendo que plegarse a los intereses económicos y culturales foráneos –dense una vuelta por cualquier zona turística y díganme si allí ven algo de identidad canaria- los cuáles dominarán la inversión de capital en el municipio, y por tanto, el negocio turístico, por lo que el Macromuelle de Agaete no generará más empleo que el de los peones de la construcción mientras duren las obras. Lo mismo para las urbanizaciones. El resto será capital foráneo que, como sucede con todo el negocio turístico, se llevará los beneficios a sus países de origen, si no a paraísos fiscales. Es decir, pan mientras haya obras, hambre cuando se acaben. ¿Les suena?.

El colmo de la cuestión de todo este disparate monumental se encuentra en la desvergüenza del Gobierno de Canarias con CC a la cabeza. Su vicepresidente, Pablo Rodríguez, no sólo miente descaradamente a los ciudadanos, como acabamos de demostrar, sino que encima es capaz de desoír el clamor popular que existe en el municipio y en toda la Isla en contra de la destrucción que supondrá tal obra para Agaete, su paisaje y su paisanaje. Pero eso no es todo, también su presidente, Fernando Clavijo, hace oídos sordos y es capaz de presentarse ante los agaetenses como el salvador que va a dar empleo al municipio y a la comarca Norte de Gran Canaria a sabiendas de que es falso, debido precisamente a este modelo económico absurdo y rentista que los caciques nos llevan imponiendo 500 años, y que es incapaz de generar empleo y bienestar sostenible para los canarios y las canarias  –recuerden, récord de turistas y de pobreza y parados al mismo tiempo-. Es este modelo especulativo ramplón, insostenible, sin innovación y sin ningún tipo de integración con la sociedad donde se implanta, el que nos ha llevado hasta aquí, y el que nos puede condenar a nosotrxs y a las generaciones futuras, dejando un Archipiélago en la ruina económica y paisajística, así como desposeyendo a sus habitantes de su territorio y de su identidad. Culpables los caciques, y culpables las marionetas políticas a su disposición. Sinvergüenzas sin escrúpulos y vendepatrias que deberían dimitir de inmediato ante su descarada actitud con un pueblo que no se merece tanta ruindad y tanta mentira. Sí, ustedes dos, Clavijo y Rodríguez, dimitan si se consideran personas con algo de altura política. De lo contrario, tengan por seguro que esta actitud no les va a salir gratis, y que esta obra no se va a construir mientras siga habiendo un país dispuesto a luchar por su futuro.

Enlaces en relación al texto:

1-Clavijo pretende convertir a Canarias en una nueva Dubai o Singapur: https://www.eldiario.es/canariasahora/politica/Clavijo-convertir-Canarias-Dubai-Singapur_0_652335724.html

2-Sobre el estudio económico de Jose Antonio García y el Macromuelle: https://www.infonortedigital.com/portada/actualidad/item/67634-el-economista-jose-antonio-garcia-desmonta-los-argumentos-economicos-que-sustentan-la-construccion-del-macromuelle-de-agaete

3-Sobre el Puerto de Vueltas en Valle Gran Rey, otro puerto crucerista más: http://gomeraverde.es/not/66728/el-puerto-de-vueltas-en-valle-gran-rey-recibira-cruceros-en-2018

4-Información sobre el planeamiento vigente de Agaete y el suelo urbanizable: http://www.territoriocanario.org/suelos-publico/plan/AGA/aprobado_suelos_urbanizables?cid=4440

Este artículo lo publica

Pleiomeris surge como un espacio necesario de pensamiento geográfico canario fundamentado. Un lugar abierto que pretende ser crítico en estos tiempos en los que la Geografía, como ciencia que estudia el territorio, el paisaje y los seres y sociedades que en él habitan, ha quedado obviada y relegada conscientemente a un segundo plano por unos, mientras es totalmente desconocida por otros. Pleiomeris no es más que el género del reino vegetal que acoge a una sola especie única en el mundo: Pleiomeris canariensis, comúnmente conocido como Delfino. Este árbol “raro” del Monteverde canario sólo crece en riscos, andenes y márgenes escarpados de laderas. De esta forma pretendemos alumbrar nosotros el pensamiento geográfico crítico: desde los márgenes impuestos y con Canarias como único centro desde el que irradiar conocimiento.

Reacciones

Necesitamos saber que eres humano * Tiempo de espera agotado. Recarga el CAPTCHA con el icono de flechas.

Subscríbete a Tamaimos

Mantente al día de nuestras actualizaciones

Por favor, espera un momentito...

¡Gracias por suscribirte!

    Colaboradores
  • Batata News
  • Fundación Tamaimos
  • Creando Canarias
  • Entre chácaras y tambores
  • Javier González Moreno
  • Jorge Stratós
  • Aníbal García Llarena
  • Yaiza Afonso Higuera
  • Rumen Sosa
  • Luis Miguel Azofra
  • Edmundo Ventura
  • José Luis Angulo Santana
  • Rucaden Hernández
  • Antonio De la Cruz
  • Isabel Saavedra
  • Fernando Batista
  • José Farrujia de la Rosa
  • Antonio Cerpa
  • Canarias Top Music
  • Pleiomeris
  • Manolo Ojeda
  • Aridane Hernández
  • CristianSF
  • Lorenzo Méndez
  • Pedro Delgado
  • José Fidel Suárez Vega
  • Jose Ángel De León
  • Fernando Sabaté
  • Rubén Jiménez
  • Juanjo Triana
  • Jorge Pulido
  • Miguel Páez
  • Dácil Mujica
  • Cristian SB
  • Javier Guillén
  • Echedey Farraiz
  • Ciara Siverio
  • Doramas Rodríguez
  • Álvaro Santana Acuña
  • El pollo de Andamana
  • David Martín
  • Estrella Monterrey
  • Nicolás Reyes González
  • CSO Taucho
  • Arturo Caballero
  • Pablo Ródenas
  • Pedro Hernández Guanir

Buscamos colaboradores.

¿Tienes inquietud por lo que pasa en Canarias y quieres expresarte a través de Tamaimos.com?

Contáctanos. Más información aquí

¿Te gusta Tamaimos y quieres ayudarnos a mejorarlo?

Puedes hacer una donación. Más información aquí
¿Qué es Tamaimos.com? ¿Qué es la Fundación Canaria Tamaimos?