Semanario Crítico Canario
Renacer, revivir

Este artículo lo publica

Edmundo Ventura es, por ventura, muchos Mundos en uno solo. O, si se quiere, otro Mundo de los muchos mundos que somos las personas. Se dedica a escribir sin tapujos. Se le ha visto en compañía de su alter ego, Josemi Martín, frecuentando malas compañías, a altas horas y en lugares poco recomendables. Mientras éste guarda las apariencias y quiere pasar por formal y recto, aquél se muestra descarnado e imperfecto como es. Dicen que tanto viento lo desarbola pero sabe mantener la dirección. Tiene, como su tocayo el Conde, sed de justicia. Creyó en aquél que dijo que sería saciado.

Letime para dos

Renacer, revivir

La división territorial y la invención de fronteras es un viejo mecanismo empleado por los nacionalismos estatales de todo tipo. El caso del Ulster es paradigmático.

¡Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Vi en la distancia un grupito que iba creciendo por momentos y en seguida fijé la mirada. Los turistas merodeábamos los alrededores del Parlamento y en Ottawa un delicioso sol de tarde veraniega se negaba a abandonarnos, dando tonos dorados al río donde los veleros competían. Ondeaba aquella gente banderas francesas con una estrella amarilla sobre el color azul. No era, claramente, la bandera quebequesa, con sus inequívocas flores de lis, por más que bastara cruzar el río para adentrarnos en la provincia francófona. Aquello tenía algo de celebración, más que de protesta y no pude evitar acercarme. Hombres, mujeres, niños, familias enteras,… hablaban un dialecto del francés, hacían sonar matracas y pitos, llevaban gorros y camisetas alusivas donde finalmente pude leer la información que tanto andaba buscando: eran acadianos. 

La Acadia es un territorio histórico que hoy es ocupado por varias provincias canadienses atlánticas, en un indisimulado intento de romper cualquier vestigio de continuidad con el pasado. La división territorial y la invención de fronteras es un viejo mecanismo empleado por los nacionalismos estatales de todo tipo. El caso del Ulster es paradigmático. Subsiste esta etnia francófona, casi como una reliquia, tras numerosas vicisitudes, siendo la más relevante la limpieza étnica llevada a cabo por los anglófonos en 1755, al negarse a someterse a la corona inglesa. Me acerqué discretamente al grupo y por fin me animé a preguntarles por el motivo de su reunión. Celebraban su día nacional. Finalmente, la alegre comitiva se puso en marcha y allí quedé yo, con la magua de no poder unirme a la fiesta. 

Tenía ganas de decirles que sabía de su desgracia. Que había leído hacía tiempo acerca de su exilio forzoso, de cómo muchas familias fueron expulsadas de su país y tuvieron que asentarse en tierra extraña, en la entonces Luisiana francesa, pero que conservaron hasta hoy su lengua en su variante cajun. Quise decirles que su historia me era familiar, que también familias enteras de mi país fueron obligadas a instalarse en aquella tierra inhóspita, contadas y recontadas como cabezas de ganado por cada cien toneladas y que compartieron avatares con los acadianos. Que hubo una época en que en la Luisiana, canarios y cajun eran vecinos. Quise decirles, en fin, que las Islas Canarias conocieron el tributo de sangre y que los pueblos que son trasplantados, renacen y reviven, pues nunca se arranca la raíz del todo, por más que quede la herida.

¡Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Este artículo lo publica

Edmundo Ventura es, por ventura, muchos Mundos en uno solo. O, si se quiere, otro Mundo de los muchos mundos que somos las personas. Se dedica a escribir sin tapujos. Se le ha visto en compañía de su alter ego, Josemi Martín, frecuentando malas compañías, a altas horas y en lugares poco recomendables. Mientras éste guarda las apariencias y quiere pasar por formal y recto, aquél se muestra descarnado e imperfecto como es. Dicen que tanto viento lo desarbola pero sabe mantener la dirección. Tiene, como su tocayo el Conde, sed de justicia. Creyó en aquél que dijo que sería saciado.

Reacciones

Necesitamos saber que eres humano * Tiempo de espera agotado. Recarga el CAPTCHA con el icono de flechas.

[mailerlite_form form_id=1]
    Colaboradores
  • Batata News
  • Fundación Tamaimos
  • Creando Canarias
  • Javier González Moreno
  • Entre chácaras y tambores
  • Jorge Stratós
  • Aníbal García Llarena
  • Edmundo Ventura
  • Rumen Sosa
  • Yaiza Afonso Higuera
  • Luis Miguel Azofra
  • José Luis Angulo Santana
  • Rucaden Hernández
  • José Farrujia de la Rosa
  • Antonio De la Cruz
  • Isabel Saavedra
  • Fernando Batista
  • Canarias Top Music
  • Antonio Cerpa
  • Pleiomeris
  • Manolo Ojeda
  • José Fidel Suárez Vega
  • Jose Ángel De León
  • CristianSF
  • Fernando Sabaté
  • Pedro Delgado
  • Lorenzo Méndez
  • Aridane Hernández
  • Rubén Jiménez
  • Miguel Páez
  • Dácil Mujica
  • Avatar
  • Jorge Pulido
  • Cristian SB
  • Juanjo Triana
  • Javier Guillén
  • Ciara Siverio
  • Avatar
  • Doramas Rodríguez
  • Dani Curbelo
  • Echedey Farraiz
  • Aniaga Afonso Marichal
  • Ayoze Corujo Hernández
  • Avatar
  • Gabriel Pasternak
  • Avatar
  • David Martín
  • Agoney Baute
  • Nicolás Reyes González
  • Álvaro Santana Acuña
  • Avatar
  • Avatar
  • Estrella Monterrey
  • Emma Rodríguez Acosta
  • El pollo de Andamana
  • Pablo Ródenas
  • Arturo Caballero
  • CSO Taucho
  • Avatar
  • Avatar
  • Pedro Hernández Guanir
  • Javier Castillo
  • Armando Ravelo
  • Avatar

Buscamos colaboradores.

¿Tienes inquietud por lo que pasa en Canarias y quieres expresarte a través de Tamaimos.com?

Contáctanos. Más información aquí

¿Te gusta Tamaimos y quieres ayudarnos a mejorarlo?

Puedes hacer una donación. Más información aquí
¿Qué es Tamaimos.com? ¿Qué es la Fundación Canaria Tamaimos?