Semanario Crítico Canario
Hay que hacer una junta"Magia de la naturaleza", Plácido Fleitas. Fuente: GEVIC.

Este artículo lo publica

Edmundo Ventura es, por ventura, muchos Mundos en uno solo. O, si se quiere, otro Mundo de los muchos mundos que somos las personas. Se dedica a escribir sin tapujos. Se le ha visto en compañía de su alter ego, Josemi Martín, frecuentando malas compañías, a altas horas y en lugares poco recomendables. Mientras éste guarda las apariencias y quiere pasar por formal y recto, aquél se muestra descarnado e imperfecto como es. Dicen que tanto viento lo desarbola pero sabe mantener la dirección. Tiene, como su tocayo el Conde, sed de justicia. Creyó en aquél que dijo que sería saciado.

Letime para dos

Hay que hacer una junta

La sociedad canaria ha cambiado muchísimo y en no pocos aspectos a mejor. Sin embargo, en demasiadas ocasiones se deja sentir esa tendencia a hacernos la guerra a nosotros mismos, olvidándonos de la necesidad de que un país pequeño no desperdicie ninguna oportunidad para la defensa de sus intereses allá donde sea necesario que se le escuche.

¡Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Una junta canaria, no ceder a la tentación de la división frente a la metrópoli. El Diccionario Básico de Canarios de la Academia Canaria de la Lengua define junta como “Reunión de vecinos o de amigos para realizar una tarea comunal o particular. Cada vez que había que techar una casa, hacíamos una junta.” Ahora que, conmovidos todavía por el desastroso incendio de Gran Canaria, echamos la vista atrás a nuestro inmediato pasado rural, conviene extraer alguna lección de nuestra historia compartida. Ha sido una historia de muchos sacrificios y trabajos, con alguna alegría entreverada. Sin embargo, no es un bagaje que podamos desechar despreciando la posibilidad de aprender y mejorar. 

Antiguamente, la gente se juntaba para hacer cosas que, sin ser extraordinarias, ayudaban a vivir mejor. Contribuían al bien común, aparcando las diferencias, pues se entendía que era más lo que se ganaba que lo que se perdía, que tenía recompensa no ceder al bajo instinto del enfrentamiento cainita y juntarse para techar una casa, sorribar las cadenas de un vecino, sacar las papas a tiempo, etc. Muchas veces se actuaba así por un instinto de solidaridad primaria, propia de las sociedades rurales, en las que no existían instancias superiores que pudieran organizar mecanismos protectores frente a la desgracia de cualquier tipo. Sólo quedaba arrimar el hombro en la junta. 

La sociedad canaria ha cambiado muchísimo y en no pocos aspectos a mejor. Sin embargo, en demasiadas ocasiones se deja sentir esa tendencia a hacernos la guerra a nosotros mismos, olvidándonos de la necesidad de que un país pequeño no desperdicie ninguna oportunidad para la defensa de sus intereses allá donde sea necesario que se le escuche. Permítaseme entonces la metáfora de la junta para defender una idea tan básica como apremiante: si hay nuevas elecciones en noviembre, los nacionalistas canarios deben arrimar el hombro, aparcar diferencias y hallar una fórmula satisfactoria para no competir en las urnas y tratar de lograr la máxima representación posible en las Cortes. Si se hizo en 2011, muy bien puede volver a hacerse ahora. 

 

P.S: El canarismo junta se usa en Gran Canaria, Fuerteventura y El Hierro. Pienso que estas tres islas tienen mucho que aportar en la construcción del nuevo nacionalismo que ya se anuncia.

¡Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Este artículo lo publica

Edmundo Ventura es, por ventura, muchos Mundos en uno solo. O, si se quiere, otro Mundo de los muchos mundos que somos las personas. Se dedica a escribir sin tapujos. Se le ha visto en compañía de su alter ego, Josemi Martín, frecuentando malas compañías, a altas horas y en lugares poco recomendables. Mientras éste guarda las apariencias y quiere pasar por formal y recto, aquél se muestra descarnado e imperfecto como es. Dicen que tanto viento lo desarbola pero sabe mantener la dirección. Tiene, como su tocayo el Conde, sed de justicia. Creyó en aquél que dijo que sería saciado.

Reacciones

Necesitamos saber que eres humano * Tiempo de espera agotado. Recarga el CAPTCHA con el icono de flechas.

Subscríbete a Tamaimos

Mantente al día de nuestras actualizaciones

Por favor, espera un momentito...

¡Gracias por suscribirte!

    Colaboradores
  • Batata News
  • Fundación Tamaimos
  • Creando Canarias
  • Javier González Moreno
  • Entre chácaras y tambores
  • Edmundo Ventura
  • Jorge Stratós
  • Aníbal García Llarena
  • Rumen Sosa
  • Yaiza Afonso Higuera
  • Luis Miguel Azofra
  • José Farrujia de la Rosa
  • José Luis Angulo Santana
  • Rucaden Hernández
  • Antonio De la Cruz
  • Isabel Saavedra
  • Fernando Batista
  • Pleiomeris
  • Canarias Top Music
  • Antonio Cerpa
  • Manolo Ojeda
  • Ayoze Corujo Hernández
  • José Fidel Suárez Vega
  • Lorenzo Méndez
  • Dani Curbelo
  • Aniaga Afonso Marichal
  • Jose Ángel De León
  • Fernando Sabaté
  • CristianSF
  • Aridane Hernández
  • Pedro Delgado
  • Juanjo Triana
  • Cristian SB
  • Miguel Páez
  • Dácil Mujica
  • Avatar
  • Rubén Jiménez
  • Pablo Ródenas
  • Jorge Pulido
  • Echedey Farraiz
  • Echedey Sánchez Bonilla
  • Ciara Siverio
  • Pedro Hernández Guanir
  • Javier Guillén
  • Doramas Rodríguez
  • Avatar
  • Gabriel Pasternak
  • Avatar
  • David Martín
  • Armando Ravelo
  • Avatar
  • Arturo Caballero
  • Manuel Hernández
  • Avatar
  • Avatar
  • Agoney Baute
  • Juan García
  • Avatar
  • Avatar
  • Avatar
  • Nicolás Reyes González
  • Estrella Monterrey
  • Emma Rodríguez Acosta
  • Avatar
  • Álvaro Santana Acuña
  • CSO Taucho
  • Javier Castillo
  • El pollo de Andamana
  • Avatar

Buscamos colaboradores.

¿Tienes inquietud por lo que pasa en Canarias y quieres expresarte a través de Tamaimos.com?

Contáctanos. Más información aquí

¿Te gusta Tamaimos y quieres ayudarnos a mejorarlo?

Puedes hacer una donación. Más información aquí
¿Qué es Tamaimos.com? ¿Qué es la Fundación Canaria Tamaimos?