Semanario Crítico Canario
Drenar la herida

Este artículo lo publica

Periodista. Graduado en Periodismo por la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, también estudió Historia en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria. Actualmente Coordinador de la revista Tamaimos.com y Coordinador de Proyectos de la Fundación Canaria Tamaimos. Además trabaja en el Departamento de Comunicación de la empresa CREATÍVICA. Experiencias en Canarias Radio La Autonómica y otras emisoras de radio en Canarias. Aptitudes en el ámbito del periodismo digital y las labores propias de community manager. Curioso e inquieto, pregunta tras pregunta, indagación tras indagación, desea conocer lo mejor posible el árbol enigmático que es Canarias. Desde lo local hasta lo universal, concibe el periodismo como un servicio público para repensar el mundo en el que vivimos y sus complejidades. Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 3.0 Unported. En Twitter @RaulVega1984 y en Facebook .

Opinión
  • Publicado el 10 de diciembre de 2020
  • por

Drenar la herida

Las heridas no se buscan ni se persiguen. Pueden existir actitudes temerarias que pueden desembocar en heridas, pero, cuando existe cierta cordura nadie se autolesiona de manera intencionada. A los pueblos, a los países, a los Estados, les pasa lo mismo. Las heridas se producen y pueden ser profundas o superficiales.

Cuando se produce, no queda otra que curarla. Si es grave, supurará y soltará pus y sangre. Si es superficial no será así, solo hará falta un pequeño apósito o simplemente con agua oxigenada curará. En otras ocasiones la herida es superficial, pero se lastima muchas veces. El breve rasguño se hace una pequeña herida. La herida se hace cada vez más grande hasta que se convierte en un hematoma. Ese hematoma empezará a supurar, a soltar líquido y hay que sacarlo para que la herida se cure.

Si me permiten, con el racismo incipiente en Canarias pasa algo así. Unos simples comentarios, apenas una queja en voz alta, producen un ligero daño. Trabajador, golpeado por la crisis económica, llega algún bulo y, aunque ninguna nación africana está entre las más numerosas con presencia en Canarias, el que no busca y el que no se preocupa por saber, verá en el pobre a su enemigo. Una heridilla, a curar con agua oxigenada y un simple caso de no discernir.

Pero de esa herida empieza la ola, valga la cita como guiño a la película alemana que describe el estallido del fascismo en un centro educativo. Un titular tendencioso en prensa generalista canaria. Un comentario más subido de tono. El racismo popular, agazapado, que se muestra sin careta. Salen las presuntas pagas, que le dan un sueldo y una casa. Encima, coincide, con el malintencionado debate de la ocupación, que afecta a una grandísima minoría y que no representa ningún tipo de problema reseñable en Canarias. Los mismos están detrás.

La herida ya muestra un tamaño mayor. Luego llega la insensibilidad. Personas que duermen en el suelo y no te conmueven. Historias de personas que pusieron sus sueños en una barcaza donde muchos se dejan la vida. Si todo te da igual, si el racismo popular lo zanja con “yo no los llamé para que vinieran” o si abanderas el discurso de que no deben estar en hoteles porque eso es “mala imagen para el turismo”, la herida crece un pizco más.

Luego viene algún concejal con un nivel cultural por el suelo que afirma que, al igual que Alemania no acoge a inmigrantes en fábricas de coches, dado que es su principal industria, Canarias no los debe acoger en los hoteles. Recuerden que vivimos del turismo y los turistas deben creer en la primacía racial y son todos aporófobos.

Otros representantes públicos, alcaldesas para más señas, con curas fachas, con fuereños fascistas de la piel de toro y la caverna mediática y tecnológica, se unen para rechazar la inmigración. Aprovecha el drama la oposición fascista y el discurso populista y maloliente para hacer a aquellos seres humanos culpables de todos los males.

Se unen los ignorantes que te cuentan que vino un influencer marroquí, como si esa fuera la noticia y no las personas que mueren, las mujeres embarazadas, los niños huérfanos, el hambre y la salida que se convierte en la única. Luego viene una Asociación de Guardias Civiles y, con toda la malaleche del mundo, tiene en sus filas a un portavoz que cuenta que viene mucha droga y muchos delincuentes del continente vecino. Como el partido verde guardia civil, sin ninguna prueba, pero no le hace falta, ya sembró la duda.

La herida se convierte en hematoma. No cura la herida los ministros inútiles y la falta de soluciones cuando hace casi 30 años que arribó la primera patera a Canarias. Con este panorama, no queda otra que drenar la herida. Sacar la pus con paciencia, con curas periódicas y con paciencia. No es mejor tapar la herida, se cura al aire. Hay que reconocerla, no esconderla, aunque duela y sea poco estética. Aceptar que se puede reavivar, pero la cura debe ser más efectiva que los rebrotes. Dolerá y saldrá sangre, pero la única manera de curarla es drenarla. Drenar la herida para sanar.

¡Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Este artículo lo publica

Periodista. Graduado en Periodismo por la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, también estudió Historia en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria. Actualmente Coordinador de la revista Tamaimos.com y Coordinador de Proyectos de la Fundación Canaria Tamaimos. Además trabaja en el Departamento de Comunicación de la empresa CREATÍVICA. Experiencias en Canarias Radio La Autonómica y otras emisoras de radio en Canarias. Aptitudes en el ámbito del periodismo digital y las labores propias de community manager. Curioso e inquieto, pregunta tras pregunta, indagación tras indagación, desea conocer lo mejor posible el árbol enigmático que es Canarias. Desde lo local hasta lo universal, concibe el periodismo como un servicio público para repensar el mundo en el que vivimos y sus complejidades. Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 3.0 Unported. En Twitter @RaulVega1984 y en Facebook .

Reacciones

Necesitamos saber que eres humano * Tiempo de espera agotado. Recarga el CAPTCHA con el icono de flechas.

Subscríbete a Tamaimos

Mantente al día de nuestras actualizaciones

Por favor, espera un momentito...

¡Gracias por suscribirte!

    Colaboradores
  • Batata News
  • Fundación Tamaimos
  • Creando Canarias
  • Entre chácaras y tambores
  • Javier González Moreno
  • Edmundo Ventura
  • Jorge Stratós
  • Aníbal García Llarena
  • Rumen Sosa
  • Pleiomeris
  • Yaiza Afonso Higuera
  • Luis Miguel Azofra
  • Rucaden Hernández
  • José Farrujia de la Rosa
  • Antonio De la Cruz
  • Isabel Saavedra
  • Fernando Batista
  • Canarias Top Music
  • Antonio Cerpa
  • Ayoze Corujo Hernández
  • Pedro Delgado
  • Dani Curbelo
  • Lorenzo Méndez
  • Pedro Hernández Guanir
  • Manolo Ojeda
  • Avatar
  • Aniaga Afonso Marichal
  • José Fidel Suárez Vega
  • Fernando Sabaté
  • Aridane Hernández
  • CristianSF
  • Echedey Sánchez Bonilla
  • Jose Ángel De León
  • Miguel Páez
  • Jorge Pulido
  • Avatar
  • Pablo Ródenas
  • Cristian SB
  • Rubén Jiménez
  • Juanjo Triana
  • Dácil Mujica
  • Doramas Rodríguez
  • Álvaro Santana Acuña
  • Echedey Farraiz
  • Javier Guillén
  • Ciara Siverio
  • Avatar
  • Juan García
  • Nicolás Reyes González
  • Avatar
  • Estrella Monterrey
  • Emma Rodríguez Acosta
  • Arturo Caballero
  • CSO Taucho
  • Avatar
  • Avatar
  • El pollo de Andamana
  • Avatar
  • Javier Castillo
  • Avatar
  • Armando Ravelo
  • Avatar
  • Gabriel Pasternak
  • Avatar
  • Avatar
  • David Martín
  • Manuel Hernández
  • Agoney Baute

Buscamos colaboradores.

¿Tienes inquietud por lo que pasa en Canarias y quieres expresarte a través de Tamaimos.com?

Contáctanos. Más información aquí

¿Te gusta Tamaimos y quieres ayudarnos a mejorarlo?

Puedes hacer una donación. Más información aquí
¿Qué es Tamaimos.com? ¿Qué es la Fundación Canaria Tamaimos?