Semanario Crítico Canario
De la comunicación basura o de cómo las fake news invaden nuestro día a díadirty, trash, scrap, heap

Este artículo lo publica

Periodista. Graduado en Periodismo por la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, también estudió Historia en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria. Actualmente Coordinador de la revista Tamaimos.com y Coordinador de Proyectos de la Fundación Canaria Tamaimos. Además trabaja en el Departamento de Comunicación de la empresa CREATÍVICA. Experiencias en Canarias Radio La Autonómica y otras emisoras de radio en Canarias. Aptitudes en el ámbito del periodismo digital y las labores propias de community manager. Curioso e inquieto, pregunta tras pregunta, indagación tras indagación, desea conocer lo mejor posible el árbol enigmático que es Canarias. Desde lo local hasta lo universal, concibe el periodismo como un servicio público para repensar el mundo en el que vivimos y sus complejidades. Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 3.0 Unported. En Twitter @RaulVega1984 y en Facebook .

Opinión
  • Publicado el 4 de febrero de 2021
  • por

De la comunicación basura o de cómo las fake news invaden nuestro día a día

¿Qué tipo de información está consumiendo nuestra gente? ¿Por qué calan ciertos discursos que nadie hubiera esperado hace apenas unos meses? ¿Por qué motivo salen a la calle pibes millenials, pobres, de barrio, que nunca se habían manifestado por nada en su vida? ¿Quién está generando el odio en Canarias? Muchas preguntas y muy pocas respuestas certeras. En anteriores columnas ya he mostrado mi profunda preocupación por la situación en Canarias derivada de la crisis migratoria. Pero no solo. El negacionismo ante la evidencia de la pandemia por la COVID-19, la búsqueda de enemigos entre iguales, el machismo renacido o la falta de pensamiento crítico en general está calando con un impacto sin igual en la sociedad de la segunda década del siglo XXI. “Lo mismo un burro que un gran profesor”, dice el tango.

El primer punto que creo importante señalar es una obviedad, que la comunicación ha cambiado. Pocas son las personas que se sientan delante del televisor a ver el telediario, poca gente activa la radio para escuchar información y menos gente lee periódicos, al menos en papel. Vivimos la revolución de lo transmedia, del acceso a un mundo infinito de información en una pantalla de cinco pulgadas. ¿Por qué medios se informa la población en Canarias entre 20 y 40 años? Descartando la lectura del periódico en papel en la mayoría de los casos, podemos declarar también fuera de onda la televisión, una reliquia que sigue activa, al menos en la emisión diaria y reglada en horario, a la población de más 60 años me atrevería a decir.

Sin datos estadísticos (animo a que alguien inicie una investigación científica en ese sentido) la gente joven consume información a través de las redes sociales y la mensajería instantánea. Justamente el espacio de la posverdad, de los bots, de las medias verdades y de las manipulaciones veladas. Ante de leer a Maldita y las 33 manipulaciones en relación a la crisis migratoria, me había encontrado varios vídeos de la misma mujer denunciando diferentes agresiones de inmigrantes. Primero fue a su hermana, después a su hijo y después a su padre. Cambiaba de apariencia y siempre comparecía igual, compungida pero con lenguaje decidido, como son la mayoría de las basuras de vídeos que encontramos y que denuncian situaciones que, en muchos casos, ni siquiera son reales. Siempre tienen una estética similar, si no abran Tik Tok y observen las toneladas de basura que allí se encuentran (que me perdone Enrique Reina, de los pocos con afán constructivo).

Obviamente denuncié a la susodicha red social (no era Tik Tok en este caso) la treta de esta señora. Al igual que ya denuncié en la plataforma de vídeo, dicho sea de paso, la horrorosa canción de un raperillo de poca monta que se sumó a la cama racista… digo, al carro racista. Pero fíjense, hay que denunciar y estar prevenidos, pero pónganse en la piel de un pibe de esos deprimidos barrios palmenses. Jodido, sin trabajo, sin futuro, sin fiestas por la pandemia y buscando culpables. ¿Señalamos al de arriba? Batalla perdida. Es más cómodo señalar hacia abajo, al migrante pobre. Los especialistas en comunicación indican que una persona se va a creer, generalmente, lo que coincide con el fondo de su pensamiento o lo que confirma su opinión. La otra posibilidad es que esté desprevenido, pero son más los que se engloban el primer grupo.

Y en todo este conglomerado, ¿cuál es el papel de los medios de comunicación? Reconozco que rehúyo del papel paternalista de que los medios de comunicación deben ser el filtro único, más que nada porque las empresas periodísticas tienen muchos intereses inconfesables o no. Además, me niego a engrosar el grupo de bisoños periodistas que, con una presunta apariencia de neutralidad, guardan intereses ocultos o cambios de nido al que más calienta. Lo he dicho muchas veces aquí, la neutralidad no existe, como mucho la objetividad, pero siempre la información está mediada y tratada por un ser humano que habla de su propia sociedad y que expone desde sus propios preceptos.

Los medios de comunicación tienen problemas de fondo muy graves. La dificultad para hacer rentables sus modelos de negocio, el cambio de paradigma en la comunicación, ¿cómo se explica ahora que lo que era gratis en Internet ahora es de pago? o la propia falta de credibilidad porque, siendo sensatos, hemos visto y oído muchas manipulaciones veladas por intereses empresariales. En vez de cambiar el paradigma, ofrecer información de calidad y una diferencia en fondo y forma con la comunicación atropellada, viral y amateur de los nuevos medios sociales, me temo que en muchos casos se ha tomado lo malo: la búsqueda de la viralidad, el clickbait o la irresponsabilidad a la hora de comunicar. Solo un detalle de cómo han cambiado las cosas: antes los medios sociales se hacían eco de lo que informaban los medios de comunicación. Ahora son los medios de comunicación los que son altavoz de las tendencias en redes. Y esa es la cruda y dura realidad.

Con una profesión en ruinas, lastrada además por las dificultades que representan las restricciones de movilidad para su labor, ¿cómo se han comportado los medios de comunicación tradicionales con la crisis migratoria en Canarias? Solo dos ejemplos. Un pibe marroquí recibe una brutal paliza en Zárate (Las Palmas de Gran Canaria). En el vídeo solo se ve ese momento y no hay más datos de lo contrario. ¿Cuál es el titular? Brutal pelea en Zárate con un inmigrante implicado. El segundo caso. Una mujer denuncia una agresión de dos magrebíes. La foto del artículo son inmigrantes caminando cerca de la carretera, como si eso fuera constitutivo de delito. El texto solo recoge la versión de la denuncia de la señora. ¿Qué pasa días después? Pues que, presuntamente según la investigación de la Guardia Civil, las lesiones no casan con una agresión sino con una caída fortituita.

Ante esta situación, presumo que poca sensatez y poca brecha han abierto los medios de comunicación más seguidos en Canarias. Ergo están siendo corresponsables de un problema social grave, el del odio y la xenofobia. Es más difícil tomar el camino contrario, convencer desde abajo, con lenguaje crítico y usando datos. Primero que nada porque saben que la verdad no seduce. Esta semana Augusto Hidalgo denunciaba en una intervención que se insultara a menores de edad por su raza y afirmaba rotundamente que no ha aumentado la criminalidad en la ciudad. Los hooligans de las redes demostraron que no querían la verdad sino confirmar sus principios y se dedicaron a insultarlo. Si hubiera una brecha informativa clara de orillamiento de estas ideas, de fomentar el discurso crítico y usar los datos, los racistas serían cada vez menos. Esto está alimentado por corrientes y se quedaría solo el racista convencido predicando en el desierto su basura de argumentos o reventando conversaciones normales con su verborrea. Tengo la percepción de que a alguien le está interesando todo esto…

¡Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Este artículo lo publica

Periodista. Graduado en Periodismo por la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, también estudió Historia en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria. Actualmente Coordinador de la revista Tamaimos.com y Coordinador de Proyectos de la Fundación Canaria Tamaimos. Además trabaja en el Departamento de Comunicación de la empresa CREATÍVICA. Experiencias en Canarias Radio La Autonómica y otras emisoras de radio en Canarias. Aptitudes en el ámbito del periodismo digital y las labores propias de community manager. Curioso e inquieto, pregunta tras pregunta, indagación tras indagación, desea conocer lo mejor posible el árbol enigmático que es Canarias. Desde lo local hasta lo universal, concibe el periodismo como un servicio público para repensar el mundo en el que vivimos y sus complejidades. Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 3.0 Unported. En Twitter @RaulVega1984 y en Facebook .

Reacciones
  • Hola, Raúl. Disculpa que use este espacio para fin distinto del previsto. En realidad, el motivo del mensaje no está relacionado con el artículo, sino con la recogida de los dos lotes de libros de Edirca que solicité, y se concedieron, para mi centro, el CIFP La Laguna (antes IES La Laguna). He intentado ponerme en contacto varias veces al día, desde que anunciaron el lugar de entrega en Tenerife, con el número de teléfono ofrecido del Centro sociocultural La Casa, sin respuesta alguna. Primero pensé que era por las fechas navideñas, pero, hasta ayer, el resultado fue el mismo. Igualmente, he enviado correos-e a la dirección donde solicité la donación de los libros (Iván fue quien, en su momento, me contestó) y mensajes a Tamaimos y tampoco hay respuesta.
    Me gustaría saber qué debo hacer, si pueden suministrarme otro contacto para concretar hora y fecha de recogida en La Casa.
    Muchas Gracias.
    Un saludo,

    • Hola José Manuel. Disculpa, distintas circunstancias han evitado contestarle, pero habíamos visto sus mensajes. Seguramente tenga mucho que ver la cuestión de la pandemia y la fase 3, pero en cualquier caso lo hago saber a la gente de La Casa. Ya le digo que probablemente la cuestión de las restricciones tienen que ver en todo ese tránsito. No se preocupe que recibirá esos libros, si no podemos acordar un envío a ese centro a último remedio. Saludos.

  • Estimado Raúl Vega, cierto que existe una “profunda preocupación por la situación en Canarias derivada de la crisis migratoria”, pero no siempre se debe a una preocupación objetiva en relación con las miserias que deben estar pasando los inmigrantes que tienen que marcharse de su tierra. A veces se tergiversa y se le endosa al inmigrante acciones que no son reales. Eso se les ocurre a personas con tendencia racista o por algún otro motivo de carácter subjetivo. Bien es verdad que sí debe preocuparnos el gran número de magrebíes de origen marroquí que están llegando últimamente a Canarias. No sería extraño que, sin negar sus necesidades reales, están propiciados por la secular política de la monarquía alauí de crear más problemas al vecino con tal de conseguir sus objetivos. Únale a eso que los marroquíes han sido educados en la escuela en la creencia de que Canarias es un territorio robado a Marruecos por los conquistadores españoles, y ya tiene el caldo para una reivindicación justa.

    • Buenas tardes. Estoy de acuerdo en la primera parte, en la que los principales perjudicados y damnificados de esta situación son las personas en busca de una vida mejor. Para la segunda parte no tengo datos, referencias ni ninguna intuición. La mayoría de los marroquíes que conozco son hasta contrarios al régimen autoritario de Marruecos y no tienen esa conciencia. Lo dicho, no tengo datos. Gracias.

  • (Continuación) A ello se debe mi insistencia en los medios para que -respetando siempre al inmigrante- se lleve una política canaria de impedir que la mayor parte de inmigrantes marroquíes fijen su residencia en Canarias, porque podría llegar un día en que nos veamos ante un problema semejante al de la isla mediter´ránea de Chipre, y en vez de estar colonizados sólo por España lo estemos también por Marruecos, o bien tengamos que instaurar una nacionalidad canaria hispano-marroquí. Y si no querías arroz, Catalina, dos tacitas. Marruecos es un país con voluntad secular expansionista. Y eso hay que mantenerlo a raya en todas sus fronteras en los cuatro puntos cardinales. Otrosí; tengo la impresión de que usa usted el gentilicio “palmense” para referirse a los vecinos de Las Palmas de Gran Canaria, El origen de ese deseo es obra de una persona hija de un matrimonio tinerfeño-madrileño. Creo que los hijos del municipio capitalino deberían ser guiniguadenses. Un cordial saludo.

  • No me extraña que carezcamos de datos sobre la opinión que les merece a los marroquíes (no tienen por qué ser tod@s) el aprendizaje escolar sobre el robo de Canarias a sus propietarios, los marroquíes. Y no creo que en Canarias encuentre a muchos migrantes que estén dispuestos a hablar de este tema. Hace unos cuarenta años oí hablar de ello por primera vez. No hice caso. Pero hace veinte fui a Holanda y conecté con varios emigrantes afincados allí. Me llevé una sorpresa. Inténtelo y quizás empiece a pensar que hay algo de verdad. Un saludo.

  • Necesitamos saber que eres humano * Tiempo de espera agotado. Recarga el CAPTCHA con el icono de flechas.

    Subscríbete a Tamaimos

    Mantente al día de nuestras actualizaciones

    Por favor, espera un momentito...

    ¡Gracias por suscribirte!

      Colaboradores
    • Batata News
    • Fundación Tamaimos
    • Creando Canarias
    • Entre chácaras y tambores
    • Javier González Moreno
    • Edmundo Ventura
    • Jorge Stratós
    • Aníbal García Llarena
    • Rumen Sosa
    • Yaiza Afonso Higuera
    • Pleiomeris
    • Luis Miguel Azofra
    • José Farrujia de la Rosa
    • Rucaden Hernández
    • Antonio De la Cruz
    • Isabel Saavedra
    • Fernando Batista
    • Canarias Top Music
    • Antonio Cerpa
    • Ayoze Corujo Hernández
    • Pedro Delgado
    • Dani Curbelo
    • Lorenzo Méndez
    • Pedro Hernández Guanir
    • Manolo Ojeda
    • Avatar
    • Aniaga Afonso Marichal
    • José Fidel Suárez Vega
    • Fernando Sabaté
    • Aridane Hernández
    • CristianSF
    • Jose Ángel De León
    • Jorge Pulido
    • Avatar
    • Pablo Ródenas
    • Cristian SB
    • Rubén Jiménez
    • Juanjo Triana
    • Echedey Sánchez Bonilla
    • Dácil Mujica
    • Miguel Páez
    • Doramas Rodríguez
    • Álvaro Santana Acuña
    • Echedey Farraiz
    • Javier Guillén
    • Ciara Siverio
    • Avatar
    • Juan García
    • Nicolás Reyes González
    • Avatar
    • Emma Rodríguez Acosta
    • Arturo Caballero
    • Estrella Monterrey
    • Avatar
    • El pollo de Andamana
    • CSO Taucho
    • Avatar
    • Avatar
    • Javier Castillo
    • Avatar
    • Armando Ravelo
    • Avatar
    • Gabriel Pasternak
    • Avatar
    • Avatar
    • David Martín
    • Manuel Hernández
    • Agoney Baute

    Buscamos colaboradores.

    ¿Tienes inquietud por lo que pasa en Canarias y quieres expresarte a través de Tamaimos.com?

    Contáctanos. Más información aquí

    ¿Te gusta Tamaimos y quieres ayudarnos a mejorarlo?

    Puedes hacer una donación. Más información aquí
    ¿Qué es Tamaimos.com? ¿Qué es la Fundación Canaria Tamaimos?