Semanario Crítico Canario
No hay gel hidroalcohólico que desinfecte esta democracia

Este artículo lo publica

Periodista. Graduado en Periodismo por la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, también estudió Historia en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria. Actualmente Coordinador de la revista Tamaimos.com y Coordinador de Proyectos de la Fundación Canaria Tamaimos. Además trabaja en el Departamento de Comunicación de la empresa CREATÍVICA. Experiencias en Canarias Radio La Autonómica y otras emisoras de radio en Canarias. Aptitudes en el ámbito del periodismo digital y las labores propias de community manager. Curioso e inquieto, pregunta tras pregunta, indagación tras indagación, desea conocer lo mejor posible el árbol enigmático que es Canarias. Desde lo local hasta lo universal, concibe el periodismo como un servicio público para repensar el mundo en el que vivimos y sus complejidades. Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 3.0 Unported. En Twitter @RaulVega1984 y en Facebook .

Opinión
  • Publicado el 19 de febrero de 2021
  • por

No hay gel hidroalcohólico que desinfecte esta democracia

El lavado de manos cambió la historia. Las pandemias se sucedían en la historia de la humanidad una tras otra hasta que alguien pensó que el lavado de manos era una solución para evitar el contagio de enfermedades. La OMS lo recomienda como un hábito saludable y hasta tiene una guía de cómo hacerlo. Parece un acto interiorizado, pero es más importante de lo que creemos. Ahora con la COVID-19 nos hemos dado cuenta de que lavarse las manos y mantenernos lejos es la receta razonable para no contagiarse de coronavirus. Eso unido al uso de la mascarilla, evita que los servicios sanitarios se colapsen y mantienen la pandemia todo lo controlada que se puede.

Sin embargo, hay cuestiones que no se desinfectan por mucho gel hidroalcohólico que le pongas. En estos días ha entrado en prisión el rapero Pablo Hasél. Pese a las miles de interpretaciones y a las presuntas sentencias anteriores, lo cierto es que entra en prisión por presunto (en este caso esa parte se obvia) enaltecimiento del terrorismo. El contenido de sus letras se pueden someter a interpretaciones, algunas incluso pueden resultar, a juicio del que escucha, de mal gusto. Sin embargo, podría interpretarse que entra en el terreno de la libertad de expresión.

Si las letras de Hasél te parecen censurables y dignas de prisión, te voy a dar un dato más: España cuenta con el mayor número de artistas encarcelados de todo el mundo. Freemuse, una ONG consultora de la ONU, incluyó en su estudio a 93 países donde hubieron 711 penas privativas de libertad. En 2019, España encarceló a 14 artistas, Irán 13, Turquía 9 o Rusia 4. Como vemos, España está muy por encima de los países de su entorno. Sí, los 14 (entre ellos Valtònyc o el propio Hasél) pueden tener letras de mal gusto y sus odas pueden ser constitutivas de delito. Pero hiede mucho y habla muy mal de la presunta democracia que nos venden.

Más en los tiempos que corren, donde un partido de la oposición con gran representación parlamentaria, fomenta el odio hacia homosexuales, mujeres o inmigrantes. Todo ello lo amparan en la libertad de expresión sin acudir a la máxima de Karl Popper y su paradoja de la tolerancia. No solo eso, sino que en pleno siglo XXI, nada menos que en la tercera década, se permite libremente una manifestación neonazi de homenaje a la División Azul. Dicen que al menos los gritos antisemitas pueden ser tomados en cuenta por la Fiscalía, no sé si con la misma diligencia y contundencia que la investigación al rapero catalán.

En Canarias hay otro rapero con letras polémicas. Se hace llamar Frankie Gee y es un artista venido a menos. Para recuperar la popularidad firma una canción titulada “Salam Malecum” que contiene frases sobre la inmigración en Canarias. Dice la canción que “no se viene a trabajar, se viene a cobrar las ayudas”. Así, en la canción se mete con el gobierno, con los inmigrantes a quienes trata de aprovechados, pero eso sí, afirma que “no es racismo” en la letra. Cómo recuerda al racismo, sin embargo. Quizá eso sea un eximente. El lenguaje de la canción es soez y desagradable. Pese a todo ello, la canción sigue sonando y nadie ha hablado de procesar a este señor.

Igual no hay motivos para procesar a Frankie Gee, pero si hablamos de gustos, a alguien le podría parecer que su tema incita al odio y genera violencia. Igual que acusan a Hasél, fíjense. Hay canciones de primera y canciones de segunda en el semáforo de las incitaciones. El poder judicial actúa cuando le da la gana, básicamente, y siempre en la misma dirección. Y no hay gel hidroalcohólico que desinfecte ese hedor a podrido. Mientras tanto, Podemos sigue en el gobierno tras más de un año y la Ley Mordaza continúa en vigor. Casta decían…

¡Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Este artículo lo publica

Periodista. Graduado en Periodismo por la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, también estudió Historia en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria. Actualmente Coordinador de la revista Tamaimos.com y Coordinador de Proyectos de la Fundación Canaria Tamaimos. Además trabaja en el Departamento de Comunicación de la empresa CREATÍVICA. Experiencias en Canarias Radio La Autonómica y otras emisoras de radio en Canarias. Aptitudes en el ámbito del periodismo digital y las labores propias de community manager. Curioso e inquieto, pregunta tras pregunta, indagación tras indagación, desea conocer lo mejor posible el árbol enigmático que es Canarias. Desde lo local hasta lo universal, concibe el periodismo como un servicio público para repensar el mundo en el que vivimos y sus complejidades. Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 3.0 Unported. En Twitter @RaulVega1984 y en Facebook .

Reacciones

Necesitamos saber que eres humano * Tiempo de espera agotado. Recarga el CAPTCHA con el icono de flechas.

Subscríbete a Tamaimos

Mantente al día de nuestras actualizaciones

Por favor, espera un momentito...

¡Gracias por suscribirte!

    Colaboradores
  • Batata News
  • Fundación Tamaimos
  • Creando Canarias
  • Entre chácaras y tambores
  • Javier González Moreno
  • Edmundo Ventura
  • Jorge Stratós
  • Aníbal García Llarena
  • Rumen Sosa
  • Pleiomeris
  • Yaiza Afonso Higuera
  • Luis Miguel Azofra
  • Rucaden Hernández
  • José Farrujia de la Rosa
  • Antonio De la Cruz
  • Isabel Saavedra
  • Fernando Batista
  • Canarias Top Music
  • Antonio Cerpa
  • Ayoze Corujo Hernández
  • Pedro Delgado
  • Dani Curbelo
  • Lorenzo Méndez
  • Manolo Ojeda
  • Pedro Hernández Guanir
  • Avatar
  • Aniaga Afonso Marichal
  • José Fidel Suárez Vega
  • Fernando Sabaté
  • Aridane Hernández
  • CristianSF
  • Jose Ángel De León
  • Miguel Páez
  • Avatar
  • Jorge Pulido
  • Pablo Ródenas
  • Cristian SB
  • Rubén Jiménez
  • Juanjo Triana
  • Echedey Sánchez Bonilla
  • Dácil Mujica
  • Doramas Rodríguez
  • Álvaro Santana Acuña
  • Echedey Farraiz
  • Javier Guillén
  • Avatar
  • Ciara Siverio
  • Juan García
  • Nicolás Reyes González
  • Avatar
  • Arturo Caballero
  • Estrella Monterrey
  • Emma Rodríguez Acosta
  • Avatar
  • CSO Taucho
  • Avatar
  • El pollo de Andamana
  • Avatar
  • Avatar
  • Javier Castillo
  • Gabriel Pasternak
  • Armando Ravelo
  • Avatar
  • David Martín
  • Avatar
  • Avatar
  • Manuel Hernández
  • Agoney Baute

Buscamos colaboradores.

¿Tienes inquietud por lo que pasa en Canarias y quieres expresarte a través de Tamaimos.com?

Contáctanos. Más información aquí

¿Te gusta Tamaimos y quieres ayudarnos a mejorarlo?

Puedes hacer una donación. Más información aquí
¿Qué es Tamaimos.com? ¿Qué es la Fundación Canaria Tamaimos?