Semanario Crítico Canario
Ex nihilo nihil fit*

Este artículo lo publica

Echedey Sánchez Bonilla (Haría, Lanzarote), es profesor e investigador en la especialidad de Economía, Empresa y Turismo. Graduado en Turismo y máster de Formación del Profesorado y Sostenibilidad y RSC. Ha trabajado en diferentes sectores turísticos, administrativos y educativos, principalmente, como docente en las enseñanzas de E.S.O, Bachillerato y F.P. Actualmente, compatibiliza la docencia con los estudios de Doctorado en la Universidad de La Laguna, realizando su tesis sobre la Economía Sostenible. En su corriente de pensamiento destaca un compromiso apasionado por la divulgación del patrimonio cultural canario, la sostenibilidad y una postura crítica hacia el consumismo y es, además, autor de varios artículos y proyectos de investigación académicos sobre diversos aspectos relacionados con su disciplina de estudio.

Opinión

Ex nihilo nihil fit*

En ocasiones escuchamos y relacionamos el término «minimalismo» a un movimiento artístico-cultural. En este campo es interesante destacar el trabajo del arquitecto y diseñador germano-estadounidense Ludwig M. Van der Rohe (1886-1969), creador de la renombrada frase: «menos es más». Entre sus obras destaca la corriente minimalista caracterizada por la ausencia de estilos valiosos o recargados sin la privación del diseño.

Conviene advertir que en el diccionario de la Real Academia Española (RAE), la palabra minimalismo presenta dos significados: como una corriente artística contemporánea que juega con elementos limitados, y la otra definición, establece que es una tendencia estética e intelectual que busca la expresión de lo esencial eliminando lo superfluo.

¿También el minimalismo es una corriente filosófica? Según la última definición de la RAE y la cita atribuida a Mies Van der Rohe (less is more) sobre este vocablo, hace referencia a una corriente filosófica que ha ido evolucionando recientemente y que consiste en identificar las cosas que son necesarias o esenciales para desprendernos de todo lo demás.

Evadir el interés del materialismo en una sociedad capitalista, hace de esta corriente de pensamiento un estilo de vida para tener una existencia simple y elemental en un mundo consumista. ¿Suena a algo tan hippie? No se refiere a un minimalismo extremo sino a un minimalismo existencial u homo minimus en el que solo se puede vivir con lo necesario.

Los autores del libro «Minimalismo», Joshua Fields y Ryan Nicodemus, desarrollan dicho concepto como un estilo de vida. Explican cómo se despojaron de la mayor parte de sus posesiones materiales y emprendieron el camino hacia lo que verdaderamente importa: la salud, las relaciones personales, las pasiones, el crecimiento personal y la mejora de la sociedad. ¿Cómo podría ser tu vida exenta de los excesos materiales sin perder su propósito esencial?

En su ámbito más general, un minimalista evita dar demasiada importancia al materialismo y carece de problemas para renunciar a lo que se convierte en inutilizable. Elige calidad en vez de cantidad, controlando sus compras con selectividad en las cosas que son imprescindibles para su estilo de vida y eliminando todo lo que ocupa espacio por medio de ventas o regalos a otras personas.

Al deshacerse del exceso de los materiales tangibles, una persona minimalista originará orden y simplicidad en el hogar. Aminorando la problemática del tiempo y la búsqueda de las cosas, por ejemplo: una persona con un reducido número de pantalones evitaría una incertidumbre sobre la dificultad en la selección de los mismos a la hora de salir.

Prefiere cuidar las relaciones familiares y amistades para pasar momentos únicos con sus seres queridos. Al tener menos cosas insignificantes, atribuye a su vida una calidad temporal exenta del ente materialista y libera las preocupaciones o pensamientos perniciosos que puede dar dolores de cabeza. De hecho, existe la preferencia de construir y no destruir las relaciones más deseadas.

Un minimalista efectúa sus obligaciones y deseos por medio del coste de oportunidad. En economía, el coste de oportunidad o alternativo es aquello a lo que renunciamos cuando tomamos una decisión económica-financiera con el objetivo de obtener la mayor rentabilidad esperada. En efecto, una persona minimalista tiene la capacidad de negar ciertas situaciones para afirmar otras relacionadas con sus prioridades decisivas. Entre la elección de quedar con un amigo o ir al museo con una invitación, se decantaría por la primera opción porque no acepta invitaciones. Invierte su tiempo en experiencias aferradas a su filosofía de vida.

También utiliza recursos digitales con el propósito de transformar los archivos y documentos físicos en virtuales. La clave está en reducir el espacio físico que ocupa todas las cosas que podemos digitalizar.

El minimalismo no pretende transmitir un mensaje de vida radical y olvidarnos de todo lo que tenemos. Es tautológico que el ser humano tiene necesidades, aunque, desde otra perspectiva, sería innecesario acumular más de lo que verdaderamente nos incorpora valor y efectúa un rendimiento vital en nuestras vidas.

Así pues, la práctica minimalista es un transcurso perseverante y por descubrir ¿qué es lo verdaderamente importante en mi vida?, ¿debería cambiar mi estilo de vida?, ¿qué cosas no necesito?, ¿cómo invierto mi tiempo y dinero? o ¿BUSCO UN SENTIDO A MI VIDA?

En la actualidad, el ser humano trata de llevar a cabo determinadas compras de bienes o servicios innecesarios y como resultado expone el depravado materialismo absoluto que se apodera de nuestras vidas. No obstante, existen personas de pensamientos totalmente opuestos, un estilo de vida basado en el desapego y en adquirir solo lo necesario. En este sentido aparece una filosofía de vida que propone dedicarse a lo importante, priorizando el ser antes que el tener, según la distinción de Erich Fromm.

* Locución latina con significado filosófico y metafísico. Indica que nada surge de la nada o nada proviene. Un razonamiento basado en el principio del origen universal en la creencia de que de la nada no puede surgir ninguna materia. Los filósofos clásicos emplearon a menudo esta expresión latina y que los escritores cristianos heredaron en sus teorías acerca de si Dios fue el creador del universo. Esta frase suele atribuirse al filósofo presocrático Parménides de Elea.

¡Compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Este artículo lo publica

Echedey Sánchez Bonilla (Haría, Lanzarote), es profesor e investigador en la especialidad de Economía, Empresa y Turismo. Graduado en Turismo y máster de Formación del Profesorado y Sostenibilidad y RSC. Ha trabajado en diferentes sectores turísticos, administrativos y educativos, principalmente, como docente en las enseñanzas de E.S.O, Bachillerato y F.P. Actualmente, compatibiliza la docencia con los estudios de Doctorado en la Universidad de La Laguna, realizando su tesis sobre la Economía Sostenible. En su corriente de pensamiento destaca un compromiso apasionado por la divulgación del patrimonio cultural canario, la sostenibilidad y una postura crítica hacia el consumismo y es, además, autor de varios artículos y proyectos de investigación académicos sobre diversos aspectos relacionados con su disciplina de estudio.

Reacciones

Necesitamos saber que eres humano * Tiempo de espera agotado. Recarga el CAPTCHA con el icono de flechas.

Subscríbete a Tamaimos

Mantente al día de nuestras actualizaciones

Por favor, espera un momentito...

¡Gracias por suscribirte!

    Colaboradores
  • Batata News
  • Fundación Tamaimos
  • Creando Canarias
  • Entre chácaras y tambores
  • Javier González Moreno
  • Edmundo Ventura
  • Jorge Stratós
  • Aníbal García Llarena
  • Rumen Sosa
  • Pleiomeris
  • Yaiza Afonso Higuera
  • Luis Miguel Azofra
  • Rucaden Hernández
  • José Farrujia de la Rosa
  • Antonio De la Cruz
  • Isabel Saavedra
  • Fernando Batista
  • Canarias Top Music
  • Antonio Cerpa
  • Ayoze Corujo Hernández
  • Pedro Delgado
  • Dani Curbelo
  • Lorenzo Méndez
  • Manolo Ojeda
  • Pedro Hernández Guanir
  • Avatar
  • Aniaga Afonso Marichal
  • José Fidel Suárez Vega
  • Fernando Sabaté
  • Aridane Hernández
  • CristianSF
  • Echedey Sánchez Bonilla
  • Jose Ángel De León
  • Miguel Páez
  • Avatar
  • Jorge Pulido
  • Pablo Ródenas
  • Cristian SB
  • Rubén Jiménez
  • Juanjo Triana
  • Dácil Mujica
  • Doramas Rodríguez
  • Álvaro Santana Acuña
  • Javier Guillén
  • Echedey Farraiz
  • Ciara Siverio
  • Avatar
  • Nicolás Reyes González
  • Juan García
  • Avatar
  • Estrella Monterrey
  • Emma Rodríguez Acosta
  • Arturo Caballero
  • Avatar
  • CSO Taucho
  • Avatar
  • El pollo de Andamana
  • Javier Castillo
  • Avatar
  • Avatar
  • Armando Ravelo
  • Avatar
  • Gabriel Pasternak
  • Avatar
  • Avatar
  • David Martín
  • Manuel Hernández
  • Agoney Baute

Buscamos colaboradores.

¿Tienes inquietud por lo que pasa en Canarias y quieres expresarte a través de Tamaimos.com?

Contáctanos. Más información aquí

¿Te gusta Tamaimos y quieres ayudarnos a mejorarlo?

Puedes hacer una donación. Más información aquí
¿Qué es Tamaimos.com? ¿Qué es la Fundación Canaria Tamaimos?